Cuáles son las mejores razas de perros para personas mayores

Sobre Razas de Perros
Cuáles Son Las Mejores Razas De Perros Para Personas Mayores

Un perro es la mejor mascota que puede tener una persona mayor. Los perros son animales sociales y cariñosos que adoran la compañía humana tanto como comer y dormir.

Que una persona mayor tenga un perro como mascota, supone un beneficio para ambas partes: para la persona el animal ofrece todo su amor además de prevenir ciertas enfermedades físicas y mentales; para el perro, tener como propietario a una persona jubilada, se traduce en más tiempo para estar juntos.

Si has pensado alguna vez en regalarle un perro a alguien mayor de la familia, o, si eres tú el veterano que quiere adoptar una mascota, te hemos preparado un artículo con las principales razones para tener un perro, además de crear una lista con las mejores razas de perros para personas de edad avanzada. 

¿Por qué una persona de tercera edad debe tener un perro?

La convivencia con un perro tiene múltiples beneficios para los seres humanos. Pero si éstos son ancianos, y más aún, si viven solos, tener un perro supone tener un mejor amigo con el que contar siempre, así como erradicar la molesta sensación de soledad que persigue a tantas personas en el mundo. 

La presencia de un perro en la vida de una persona mayor supone un incremento de su salud. La explicación es muy sencilla. Algunas personas mayores, ya sea por timidez, por falta de círculos sociales o por cualquier otra razón, deciden dejar de salir y recluirse en sus casas, lo cual es muy malo para su salud. Sin embargo, si éstas mismas personas adoptan un perro, de repente van a necesitar salir a la calle para pasear al perro al menos tres veces al día.

Los paseos al aire libre suponen hacer ejercicio y ventilar los pulmones. Si más encima también van al parque a jugar a la pelota por ejemplo, el hecho de tener que tirarla para que el perro vaya a por ella, supone realizar ejercicios para las articulaciones y prevenir enfermedades como la artrosis. 

Es más, según un estudio reciente realizado hace pocos años, se ha revelado que tener un perro ayuda a las personas mayores a acercarse a las metas de actividad física diaria recomendada por la Organización Mundial de la Salud. 

Por otra parte, al realizar cualquier actividad física, el cerebro libera endorfinas, hormonas que dan una sensación de felicidad y bienestar. Al estar feliz, cualquier persona se olvida de los sentimientos de apatía, soledad o angustia.

Salir por la calle con un perro, especialmente si se trata de cachorros, las personas que lo ven no pueden abstenerse de parar un momento para acariciarlo e intercambiar unas cuantas palabras con el dueño. Por lo tanto, otro beneficio que supone la convivencia con un perro es la socialización casi inmediata, tanto dentro como fuera de casa y el aumento de la autoestima.

Tener una mascota, es como tener un hijo, supone una responsabilidad para su dueño, de quien depende para sobrevivir. Así pues, las personas mayores que ya no tienen una ocupación laboral, tienen el tiempo necesario para dedicarlo 100% a la mascota. De esta forma nuestros ancianos se sienten útiles y dejan atrás sentimientos como la tristeza o la depresión.

Ya se conoce por el dicho popular que “el perro es el mejor amigo del hombre”. Y razón no le falta a la frase, pues los perros son animales fieles, leales y protectores. Para muchas personas más que animales, son, como hemos dicho antes, un hijo o un fiel amigo. 

Que una persona mayor tenga un perro como mascota, es un beneficio también para el animal. Por norma general, aunque no siempre, las personas jóvenes o adultas apenas tienen tiempo suficiente para sacar a los perros 3 veces al día, menos aún para jugar con ellos o mimarles todo lo que deberían. Sin embargo, una persona de tercera edad tiene mucho tiempo disponible, así como la paciencia necesaria para mimar al perro siempre que éste lo demande.

¿Qué cosas tener en cuenta antes de adoptar un perro para una persona mayor?

Los perros además de ser devotos compañeros de vida y ofrecer multitud de beneficios a nivel emocional y físico, son dependientes y necesitan estar con una persona responsable que sepa atender sus necesidades básicas y cuidar bien de ellos.

Antes de regalarle un perro a la persona más veterana de la familia, asegúrate de que el animal no será una carga para ella. Comprueba que cuenta con los recursos necesarios y las fuerzas suficientes para atender correctamente al perro. 

Ten en cuenta que la aparición de un perro supone la necesidad de cambios en la vida de cualquier persona. El can puede llegar a adaptarse e incluso compartir algunas aficiones del dueño, como estar tendido en el sofá viendo la tele. Pero no olvides que también se deben respetar una serie de requisitos como sacarlo a pasear y a jugar con otros perros al parque, o jugar con él a la pelota. 

Otros aspectos que debes sopesar son que la persona que vaya a cuidar el perro:

  • Disponga de suficientes recursos económicos como para permitirse un pienso de calidad.
  • Vivir en un lugar con parques cercanos, donde poder salir a pasear. Así como tener la capacidad de moverse para desplazarse hasta el parque. 
  • Responsabilizarse de la salud del perro y llevarlo al veterinario periódicamente para realizar las vacunas y chequeos rutinarios.

¿Cómo deben ser los perros que conviven con una persona de tercera edad?

Aunque todos los perros son igual de buenos como animales de compañía, en el caso de la convivencia con una persona mayor es mejor escoger un determinado tipo de can que cumpla con una serie de requisitos.

Antes de llevar al perro a casa, asegúrate de evaluar si las características del perro son compatibles con la salud y el estilo de vida de su futuro dueño. Algunas consideraciones que debes tener en cuenta son:

Perros sin mucha demanda de limpieza

Las personas mayores por mucho que lo intenten, ya no tienen la vitalidad y la fortaleza como para estar bañando diariamente al perro. Además, no todos los perros adoran el agua, y en cuanto saben que se acerca la hora del baño se vuelven locos y pueden ser difíciles de controlar por una persona de edad avanzada. 

Por ello, aunque a casi todos los perros les gusta pringarse cuando salen a la calle, especialmente si hay barro, existen algunas razas que son más púdicas y prefieren mantener su pelaje limpio, ahorrándole al dueño horas y horas de baños.

El tipo de pelo es otro factor que hay que evaluar:

  • Perros con una sola capa de pelo largo: su principal ventaja es que no sueltan mucho pelo por la casa, sin embargo requieren cepillados regulares, para evitar la formación de enredos. Aunque no todos, la mayoría necesitan hacer alguna que otra visita a la peluquería canina.
  • Perros con dos capas de pelo largo: aunque no hay que llevarlos a la peluquería, sí es necesario cepillarlos al menos una vez cada dos días para evitar el exceso de pelo muerto, que se dispersa rápidamente por la casa.

Perros sin problemas de salud 

A pesar de que suene cruel y discriminatorio, una persona anciana ya tiene bastante para cuidarse a sí misma, como para tener que estar pendiente de otro ser vivo enfermo. 

Antes de adoptar un perro, asegúrate de que no tiene enfermedades crónicas que necesiten cuidados especiales y visitas continuadas al veterinario. Para ello recomendamos, a ser posible, interesarse también sobre las enfermedades de los progenitores del perro en cuestión, y destacar que no haya ninguna enfermedad crónica que pueda desarrollar en el futuro.

El perro ideal es un perro vivaz y enérgico, pero con un temperamento relajado. 

Perros adultos y adiestrados

Los cachorros son muy tierno y entrañables, y verlos crecer es todo un placer. Sin embargo, si el responsable de su crianza es una persona de tercera edad, no son la opción más recomendable por varios motivos:

  • Los perros sin educar desconocen que solamente deben hacer sus necesidades fuera de casa. Por lo que es muy posible encontrarse con heces y orines en los lugares menos sospechados. Tener que agacharse para limpiar el suelo, o peor aún, la alfombra cada dos por tres, puede ser tedioso, molesto e incluso doloroso para el nuevo propietario.
  • Los cachorros están en una etapa exploratoria de la vida. Juntando esto al hecho de que les encanta conocer las cosas a través del mordisco, ya está creada la mezcla perfecto para un experto en la destrucción masiva de mobiliario casero. Generalmente las personas mayores tienen mucho aprecio por las cosas de casa. Si un perro llega a destrozar algo muy apreciado y con valor sentimental, puede que la persona quiera devolverlo inmediatamente sin ningún miramiento.

Por todo esto, para acertar al escoger un buen perro para una persona mayor, es más que aconsejable decantarse por un perro mayor de tres años.

Los perros adultos tienen un carácter más sereno y tranquilo, ahorrándole al cuidador esfuerzos extra para su crianza y educación.

Antes de entregarle un perro a un anciano, será mejor llevar al can a realizar algunas clases con un adiestrador canino que le enseñe a obedecer las órdenes básicas como son:

  • Ven
  • Quieto
  • Sienta
  • Espera

No tirar de la correa también es de vital importancia, pues un tirón brusco puede ocasionar la caída del dueño o provocar daños en las articulaciones. 

Por lo tanto, la mejor opción para una persona mayor será buscar un perro adulto y adiestrado por un profesional.

Perros tranquilos y sociables

Las razas de perros que mejor se adaptan al estilo de vida de una persona mayor disponen de un carácter templado y tranquilo. Los perros mestizos son una opción excelente y gracias a su ADN son equilibrados, tanto desde el punto de vista mental como físico. Aunque no pertenezcan a una raza en concreto, son igual de cariñosos y amigables que el resto de perros. 

Para que un perro sea sociable y reaccione de manera adecuada a los estímulos de su entorno, es imprescindible que durante su infancia haya tenido una buena socialización. Los canes que no han pasado con éxito de esta etapa tienen un comportamiento cohibido, que tiende a ser incluso agresivo. Sin embargo, los perros socializados correctamente se caracterizan por:

Nota importante: al escoger un perro de un refugio de animales, estarás apoyando a la adopción canina y ayudando a desmantelar los grandes negocios de compra-venta de animales. Sin embargo, antes de llevarte un perro para una persona mayor, es aconsejable que te asegures que se trata de un ejemplar sin traumas o experiencias negativas que hayan afectado a su carácter. 

Perros con una actividad física moderada

Es necesario saber que los perros necesitan moverse y hacer ejercicio diariamente, incluso aquellos que no tienen una gran demanda de actividad física. Sin embargo hay algunas razas con menos demanda de ejercicio, siendo estos los perros ideales para personas mayores. 

Perros de tamaño medio o pequeño 

Las razas medianas y pequeñas son perfectas para las personas mayores por muchos motivos:

  • No exigen una intensa actividad física.
  • Las personas mayores pueden controlar mejor a los perros pequeños. Si llegan a tirar con fuerza de la correa o saltan sobre el dueño en una efusiva muestra de cariño, hay menos posibilidades de que éste se caiga al suelo.
  • Con animales de menor envergadura, será más fácil y habrá menos problemas a la hora de acceder con ellos a lugares públicos, tales como transporte o algunas tiendas. 

Los Golden Terrier o los Labradores, a pesar de ser perros de mayor tamaño, también son buenos para las personas mayores, pues son animales muy tranquilos e inteligentes. Otros perros más activos como el Pastor Alemán o el Border Collie no son aconsejables ya que rebosan energía y necesitan estar casi continuamente en movimiento. 

¿Cuáles son las mejores razas de perros para un propietario senior?

Teniendo en cuenta las características detalladas anteriormente, vamos a hacer un repaso por las razas de perros más comunes y ver cuáles se adaptan mejor a la convivencia con una persona mayor.

Bichón Frisé

El bichón frisé es un perro pequeño, conocido por su pelo cardado  esponjoso. Los perros de esta raza son muy buenos como animales de compañía gracias a que tienen un temperamento estable y cariñoso. Frecuentemente son utilizados en centros de terapia y en centros de ancianos.

Su pelo blanco, sedoso y rizado necesita cepillados diarios y  alguna que otra visita al peluquero. También debes prestar atención a sus ojos, limpiar las legañas diariamente y cortar cada poco tiempo el exceso de pelo de la zona de los ojos.

Debido a la falta de pigmentación de su pelo, este tipo de perros están predispuestos a sufrir alergias y otros problemas de piel.

Es un perro cuyo peso suele oscilar entre los 3 y los 6 kilos, por lo que es muy fácil controlarlo y transportarlo de un lugar a otro. Las personas más aventureras lo podrán llevar de viaje a casi cualquier lado.

Bichón Maltés

El bichón maltés, descrito por algunos como el perro con eterna apariencia de cachorro, es sociable y obediente si ha tenido una buena educación desde pequeño. También es muy inteligente, vivaz y cariñoso

Su principal característica, y que lo hace ideal para las personas mayores es su instinto protector del hogar, el cual lo lleva a dar la alarma cada vez que siente la aproximación de una persona extraña.

Puesto que los malteses son muy activos, adoran tener siempre algún hueso que roer o un juguete para morder para perros pequeños. Si tiene a su disposición alguno de estos elementos, podrá enfrentar el exceso de energía y comportarse adecuadamente, sin destrozar nada en casa. 

Su tamaño pequeño les permite ejercitarse en cualquier lugar, de tal manera que pueden corretear por la casa y cansarse sin necesidad de hacer grandes actividades fuera. Sin embargo, es igual de importante salir a pasear al menos 3 veces al día para que pueda hacer sus necesidades y socializar con otros perros. 

Al ser de pelo largo, esta raza necesita cepillados diarias y visitas relativamente frecuentes a la peluquería. Muchos perros de esta raza destacan por su color blanco. Para mantenerlo limpio y brillante entre baños, es necesario mantener una rutina de limpieza, especialmente en la zona de los ojos y del hocico, así se previene la aparición de manchas pardas en el pelaje de estas zonas.

Si se respeta una rutina de limpieza regular, el bichón maltés puede ser considerado una raza hipoalergénica, puesto que al tener solo una capa de pelaje, no sueltan mucho pelo. Un perro ideal para personas con alergias a los perros.

Boston Terrier

Los perros de esta raza son conocidos por su carácter amable y su amor hacia los humanos. Son animales muy amigables, de un tamaño pequeño, ideales para vivir en espacios reducidos y para adaptarse rápidamente a la vida en apartamento.

Estos animales adoran la actividad física y exigirán a sus dueños salir frecuentemente a jugar al parque o a dar paseos. Lo cual es bueno también para el propietario, ya que tiene una razón para salir a la calle a tomar aire libre y hacer a su vez algo de ejercicio.

Su apariencia, en especial su cara achatada lo exponen a diferentes afecciones, como ronquidos, golpes de calor o hipotermias. 

Mantener a un boston Ttrrier no requiere mucho casi nada de tiempo ni esfuerzo. Por lo que son perros fáciles de mantener. Con unos cepillados frecuentes no hace falta bañarles más de una vez al mes.

Bulldog Francés

El bulldog francés es un perro entrañable, cuya carita recuerda al dragón protagonista de la película de Disney, “Cómo entrenar a tu dragón”. Son perros de raza pequeña, cuyo peso oscila entre los 8 y los 14 kilos. 

Son perros fieles y mimosos, que adoran estar junto con sus propietarios. También son amigables, dulces y afectuosos. Pero por otro lado, también son un poco testarudos, por lo que es importante que tengan una buena educación, y a poder ser, que el adiestramiento no pare a lo largo de toda su vida. 

El bulldog francés es un perro que ladra raramente, solo cuando necesita llamar la atención porque necesita algo, o cuando nota algo extraño, y deja actuar al guardián que lleva dentro.

El bulldog, al igual que el carlino, es una raza braquicefálica, lo cual les crea bastantes problemas respiratorios, que provocan ronquidos molestos, muchas veces sin estar dormido. Sin embargo, un ejemplar sano es ideal para acompañar a una persona mayor, especialmente a la hora de pasear, ya que si está bien educado, será tranquilo y sabrá caminar sin tirar de la correa. 

En el área de la higiene, se trata de un perro muy fácil de mantener. El cepillado es necesario para retirar los pelos sueltos, pero con unas pasadas una vez a la semana es más que suficiente. Especial atención hay que poner a los pliegues de la cara. Cada pocos días, se deben limpiar con un paño húmedo, para evitar que se acumule mucha suciedad. 

Por lo que ves, el bulldog francés es perfecto para las personas mayores que tienen una vida relajada y toleran bien los ruidos externos.

Caniche

El caniche es una raza de perros, cuyo pelaje rizado los convierte en adorables bolitas de amor. Este tipo de perros son bastante comunes en la actualidad, pero antes del siglo XV eran perros que sólo podían permitirse los nobles y los aristócratas. Curiosamente, su función era recuperar presas caídas durante las cacerías.

Actualmente, los caniches son todo un clásico en el mundo de la moda canina. Su gracia, elegancia, facilidad por aprender y su inteligencia los convierte en la raza preferida de muchos diseñadores. 

Gracias a su comportamiento tranquilo y calmado, sociable y amigable, el caniche es el perro perfecto para personas mayores. Los niños también adoran esta raza. 

Al hablar de aseo, el caniche es una raza relativamente limpia, pues apenas sueltan pelo. Por lo que, manteniendo una rutina de aseo regular, una persona mayor no tendrá problemas para mantenerlos limpios. 

La raza caniche tiene representantes de varios tamaños, el toy caniche es el más demandado entre las personas mayores que viven en pisos o tienen poco espacio en casa.

El problema de algunos ejemplares aparece cuando son demasiado mimados. Si se les humaniza, es decir, si se les trata como a personas, los caniches pierden su perspectiva y se vuelven posesivos y exigentes.

Carlino

El carlino, también conocido como pug, es una raza muy estimada en todo el mundo. En 2012 estaba en la lista de los 30 perros más populares a nivel global. 

Estos perros destacan por su simpatía y por su comportamiento juguetón. Les gusta interaccionar con las personas, pero en ocasiones recelan de los extraños, a los que avisan mediante ladridos. Esta misma característica los convierte en buenos “perros de alerta”, ideales para avisar a los dueños mayores si oyen algún ruido extraño o notan la aproximación de gente extraña.

Los carlinos suelen tener problemas de obediencia, pero aunque en ocasiones se muestren tozudos y no acudan a la llamada, no son perros que tienden a escaparse cuando van sin correa. Además, suelen preferir la compañía humana antes que estar mucho rato con otros perros. 

Los representante adultos de esta raza, especialmente si son mayores de 5 años, suelen tener una carácter sosegado y menos activo. Sumando esto al hecho de que tienen dificultades de respiración (debido al síndrome braquicefálico), suelen preferir las tardes de sofá y tele a las largas caminatas por la calle.

En cuanto a la higiene, se trata de perros bastante limpios. Sin embargo, es recomendable limpiar los pliegues de su cara con un algodón humedecido una vez a la semana. Especial atención hay que poner al oído también, que al tener orejas caídas, se crea el ambiente ideal para la proliferación de hongos y bacterias. Mantener esta zona limpia y seca es esencial para evitar infecciones y enfermedades.

Chihuahua

El chihuahua es el perro más pequeño del mundo. Gracias a su tamaño, este peludo en miniatura podrá acompañarte a todos lados, sin que su presencia signifique también la necesidad de más espacio en la maleta. No encontrarás muchas restricciones para viajar con este tipo de perro. Además, existen muchos accesorios que te permiten acceder con él a lugares público donde otros perros más grandes no pueden entrar, tales como transporte público o restaurantes. Los transportines o mochilas para perros pequeños son una solución ideal.

Tener un chihuahua como mascota anima mucho el ambiente y las personas que están con él no se sentirán solas. Con decir que se le conoce como “perro juguete”, lo decimos todo.

Es importante que estos perros tengan una buena socialización, ya que sino pueden desarrollar fácilmente forbias hacia otros seres y objetos de su entorno. 

Los chihuahua, principales representantes de las razas pequeñas, son animales muy temperamentales que no son conscientes de su tamaño, y todo lo que tienen de pequeño, también lo tienen de autoritarios. Son perros muy ruidosos y cabezotas, que ante el menor ruido se hacen notar, protegiendo su territorio y alertando al dueño de que ocurre algo. Esta característica los hace buenos para las personas mayores, ya que podrían ayudar a ahuyentar posibles ladrones o alertar a personas con problemas de audición sobre alguna alteración.

Los chihuahua son una de las razas de perros más antiguas del mundo. Gracias a la evolución, los representantes actuales de esta raza son muy inteligentes y atentos. Sin embargo, esto los lleva a ser caprichosos y siempre buscan insistentemente a alguien que les preste atención y les mime. Para una persona ocupada, este comportamiento podría ser tierno al principio, pero acabar molestando. Sin embargo, para una persona mayor, tener a alguien dependiente supone un aumento de la autoestima, haciéndolos sentirse útiles y necesarios.

Cocker

El cocker es un perro muy codiciado para las prácticas de caza, donde cumple múltiples funciones: recuperador de presas caídas, levantador de presas, o incluso cazador de animales terrestres pequeños. Por lo tanto necesita ejercicio constante, pero no muy intenso. Ideal para personas mayores sin problemas de movilidad y con un estilo de vida activo. 

No suelen tener más de 15 kilos de peso, en consecuencia, se adaptan muy bien a apartamentos pequeños.

En cuanto a comportamiento, se trata de perros muy alegres y cariñosos. Son muy inteligentes, y si están bien adiestrados saben hacer multitud de trucos que entretengan a los espectadores. Son ideales para vivir con personas mayores, ya que necesitan atención constante y los pensionistas se la pueden ofrecer.

El cocker es un perro muy sociable, que no soporta estar solo. Además, siempre necesita tener alguna actividad, ya sea jugar con sus juguetes, con personas o con otros perros. Si se le ignora, este perro se aburre fácilmente y tiene tendencias destructivas a pesar del adiestramiento. 

La higiene del cocker es un punto que se debe tratar con mucho cuidado. Puesto que es de pelo largo, necesita cepillados frecuentes para evitar enrredos en su pelo. No es una tarea especialmente complicada, pero necesita cierta atención por parte del dueño. Además, cada cierto tiempo es necesario llevarlo a la peluquería canina para esquilarlo.

Golden retriever

El golden retriever es un perro de raza grande, pero no por ello menos juguetón y afectuoso que el resto de los integrantes de esta lista. En general son tranquilos y obedientes, aunque dependiendo del temperamento de cada individuo, puede aparecer alguno que sea un poco más revoltoso.

Son perros que se adaptan rápidamente al estilo de vida de los humanos con los que viven. Gracias a su actitud amigable, el golden es una de las razas más populares como animal de compañía. 

Por su complexión y tamaño, estos perros no pueden corretear por la casa ni jugar tan activamente como perros de razas más pequeñas, por lo que para quemar el exceso de energía, necesitan salir a la calle al menos tres veces al día.

Por otra parte, se trata de perros fuertes, que aunque pueden ser adiestrados para no tirar de la correa, es posible que en ocasiones se vean atraídos por algún estímulo de la calle y perder el control. Si la persona que lo lleva tiene problemas articulares o dolores de espalda, le será muy difícil mantener a raya al perro. Así que es un buen perro para personas mayores, pero solamente si están en buena condición física.

En cuanto a su comportamiento, se trata de perros muy confiados, que tratan igual de bien tanto a conocidos como a los extraños que se acercan a ellos. Esta característica los convierte en muy malos perros guardianes.

Un golden retriever no requiere grandes cuidados en cuanto a higiene. Con un par de cepillados a la semana, el aseo regular de las orejas y un baño al mes es suficiente. Lo que sí hay que cuidar es la limpieza de la casa ya que aunque no sea época de muda, el Golden pierde mucho pelo. 

Labrador

El labrador es una raza muy extendida en el mundo, gracias a su versatilidad y capacidad de resolución en múltiples campos. Los labradores pueden ser adiestrados para trabajar como parte del cuerpo de policía, generalmente en las ramas de antidrogas, antiexplosivos o como perros de búsqueda y recate. Gracias a su gentileza e inteligencia, los labradores sirven muy bien como perros guía para personas invidentes. 

Con un buen adiestramiento, basado en la paciencia y el refuerzo positivo, estos perros pueden llegar a ser muy mansos y obedientes, ideales para personas de todas las edades, pero en especial para personas de tercera edad. 

Debido a su carácter noble y amigable, los labradores no son buenos perros guardianes. Aparte de ladrar, estos perros no suelen mostrar mayores signos de agresividad hacia los intrusos. 

El labrador es de naturaleza un ser muy enérgico y activo, que se aburre fácilmente si no es estimulado con juegos mentales y actividades físicas frecuentes. La falta de actividad puede llevar al labrador a desarrollar problemas de ansiedad y comportamientos obsesivos como ladrar descontroladamente o destruir cosas de la casa. Por lo tanto, se trata de un buen perro para personas mayores, siempre y cuando estén en buena condición física para sacarlos a pasear con frecuencia.

Los labradores, a diferencia de otros perros, tienen un apetito insaciable, y en ocasiones pueden llegar a comer restos del cubo de la basura, que les pueden causar una intoxicación o problemas intestinales. Hay que tomar medidas preventivas antes de traer al perro a casa, tales como comprar un cubo de basura hermético o guardar en algún lugar no accesible aquellos objetos pequeños y llamativos. 

En cuanto a higiene, con una ducha al mes y un cepillado a la semana es más que suficiente para mantenerlo limpio y aseado. 

Por lo tanto, un perro labrador, si está bien adiestrado, es más que perfecto para una persona de tercera edad, siempre y cuando ésta tenga una buena condición física.

Pomerania

El pomerania es un perro pequeño, tanto que ni siquiera llega a los 4 kilos de peso. Esta misma característica lo convierte en el perro de nieve más pequeño y por la que se le incluye en la categoría de perro toy.

Por su temperamento, es un perro alegre, vivaz y amistoso. Su carácter fuerte y territorial y su forma de ser siempre alerta, le convierte en un buen perro alarma, por lo que es ideal para convivir con personas mayores que tienen problemas auditivos, ya que las avisa siempre que haya algún ruido extraño en casa.

Los pomerania tienen dos capas de pelo, y aunque solo muden una vez al año, sí es cierto que suelen soltar pelo con bastante frecuencia. La parte buena es que no hace falta llevarlo a la peluquería, ya que su pelo no crece más de una determinada medida. Respetando una rutina regular de higiene, será muy fácil mantener aseado a un pomerania.

Yorkshire Terrier

Los perros de la raza yorkshire terrier son pequeños y fáciles de transportar, por lo que son perfectos para llevar de viaje, en cualquier medio de transporte, desde coche, hasta avión, pasando por barcos.

Los Yorkshire son perros leales y cariñosos, que siempre están pendientes de sus amos y buscan su atención y mimos, por ello mismo entran en la categoría de “perros falderos”Su carácter protector, los convierte en perros perfectos para alertar mediante sus ladridos de que algo no está en regla. 

Dado a su reducido tamaño, no necesitan gran cantidad de actividad diaria. Sin embargo, aunque sea muy recomendable sacarlo a pasear al menos 3 veces al día, con una vez puede ser suficiente siempre y cuando tenga en casa un lugar específico donde pueda hacer sus necesidades siempre que lo desee, como empapadores o un inodoro para perros. Juguetes mordedores, dispensadores de comida o juegos de inteligencia son ideales para estimular al perro tanto física como psíquicamente. 

Dado que solo tienen una capa de pelo, con un cepillado regular puedes olvidarte de los pelos sueltos por la casa. Mantener una rutina constante de limpieza también es importante para evitar que se formen enredos en el pelo de la mascota, que además de anti estéticos, son muy difíciles de quitar, tanto que en ocasiones la única solución es cortar el pelo a cero.

Yorkshire Terrier de tamaño mini, una tendencia que ha hecho que estos perros tengan en algunos casos pesos de menos de 1 Kg

Schnauzer

La raza Schnauzer son unos perros conocidos por sus extravagantes barbas, bigotes y cejas, muy bien delineadas, pero totalmente naturales. 

Se trata de perros con un carácter amigable y cariñoso y un comportamiento sosegado si han tenido buena educación. Son buenos perros guardianes, que guardan recelosamente su territorio de cualquier extraño que se acerque. En cuanto sienten algo fuera de lo común, dan la voz de alarma sin dudarlo. El problema suele aparecer cuando algunos de estos perros se dejan llevar por la excitación y ladran más de lo que deberían. 

El Schnauzer es una raza de perros con una inteligencia mayor a la media, lo cual los hace ser algo independientes y cabezotas. Esto dificulta la tarea del adiestramiento para las personas que no saben cómo deben actuar. Esto unido a su necesidad constante de ejercicio físico, puede convertirlos en un remolino incontrolable.

En cuanto a aseo, aunque no es obligatorio llevarlos a la peluquería, ya que mucha gente los prefiere con el pelo largo, en verano sí es recomendable recortarles un poco el pelo, para mantenerlos más refrescados. 

Un Schnauzer bueno para una persona mayor debe ser educado y obediente, así como tener un temperamento calmado.

Conclusiones

Los perros y las personas mayores se complementan perfectamente. Los jubilados tienen mucho tiempo libre para atender a las mascotas, mientras que los perros adoran estar con los humanos y recibir mimos constantemente.

La presencia de un perro en la vida de una persona de tercera edad tiene múltiples beneficios para su salud mental y física. De hecho, algunos perros son utilizados como método terapeútico en muchos centros de ancianos. 

Pero antes de abalanzarse a adoptar un perro, hay que ser consciente de que se trata de un ser vivo que no se puede dejar tirado a la primera de cambio. Por ello se deben evaluar las capacidades de la persona que lo cuidará, así como las características que debe tener el perro para adaptarse a la convivencia con una persona mayor. 

Los principales requisitos que debe cumplir todo perro que vaya a compartir casa con un anciano son: tener más de 3 años, estar adiestrado y tener un comportamiento tranquilo.

En nuestra lista con las mejores razas de perros para personas mayores hemos analizado las principales características de los perros que mejor podrían convivir con alguien de tercera edad. 

Nosotros hemos cumplido, ¡ahora es tu turno valorar y decidir qué es lo mejor para ti!

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

8 comentarios

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo