Viajar con Perro

Consejos para viajar en coche con tu perro

Perro en un coche sacando la cabeza por la ventana

Probablemente se te presenten muchas ocasiones para viajar en coche con tu perro. Ya sean viajes cortos o largos, seguro que vais a desplazaros frecuentemente. Puede ser que necesites llevarlo al veterinario o quieras dar un paseo con él por algún espacio amplio fuera de la ciudad. También si os vais de vacaciones, el coche es un medio de transporte ideal para tu perro, ya que se desplazará seguro y feliz en tu compañía. Si tienes en cuenta los consejos que siguen, seguro que además el viaje será una experiencia muy agradable.

Para viajar en coche con tu perro, es necesario conocer la legislación vigente tanto en España como en los países por los que vayas a circular. Además, deberás pensar en un sistema de retención adecuado y planificar cuidadosamente el viaje teniendo en cuenta a tu gran compañero.

Normativa vigente para viajar en coche con tu perro

La Ley de tráfico establece en su artículo 18 lo siguiente:

“Otras obligaciones del conductor. El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos.”

Es decir, que tu perro debe ir atado, de manera que no pueda acceder a la parte delantera. El objetivo de esta norma es que no pueda interferir de ninguna manera en la conducción, provocando una distracción que conduzca a un accidente.

Preparativos antes del viaje en coche con tu perro

Si tu perro aún no está acostumbrado a viajar en coche, es conveniente que comiences realizando viajes cortos con el fin de que se adapte progresivamente a la nueva situación.

Si se marea, consulta con tu veterinario por si puedes proporcionarle algún tipo de medicación. En este caso, no le des de comer demasiado antes del viaje.

Si vas a desplazarte fuera de España, infórmate de los requisitos que debes cumplir para que te permitan entrar o salir con tu perro, así como las vacunas exigidas en los países por los que vas a circular.

Documentación necesaria para un viaje con tu perro

Asegúrate de llevar a mano la siguiente documentación:

  • Cartilla sanitaria con todas las vacunas de tu perro.
  • Placa censal del Ayuntamiento correspondiente.
  • Chip identificativo, obligatorio para todos los perros.
  • Si además tu perro es un PPP (catalogado como perro potencialmente peligroso), deberás llevar también el Seguro de Responsabilidad Civil y la Licencia Administrativa expedida por tu Ayuntamiento, que te reconoce habilitado para disponer de este tipo de perro.

Dispositivos de seguridad para viajar en coche con tu perro

  • Malla de separación. Se trata de una malla de red que separa la parte trasera del vehículo de la delantera. Este sistema no cumple la normativa, ya que no permite aislar correctamente al perro. De hecho, en caso de accidente, es fácil que tu perro se vea desplazado a la parte delantera. Es necesario complementarla con un cinturón de seguridad para perros o un arnés especial para el coche.
  • Reja divisoria. Existen rejas divisorias para separar la parte trasera y delantera del coche o el maletero de la parte de los asientos, que sí cumplen la normativa. Debes elegir una específica para tu modelo de coche, ya que las universales podrían no aguantar el impacto en caso de colisión. Sin embargo, no son muy seguras para tu perro, ya que él no está protegido del impacto. Como te preocupa la seguridad de tu amigo, la complementarás con un cinturón de seguridad o arnés para perros.
  • Cinturón de seguridad para perros. Este dispositivo sí cumple con la normativa. Se trata de un sistema de retención que se encaja en el enganche del cinturón y se sujeta al arnés del perro (nunca a un collar, ya que el perro podría ahogarse). Es difícil que se suelte, pero en caso de accidente grave, el perro podría sufrir impacto contra algunas zonas del vehículo. Esta circunstancia puede ser causa de lesiones.
  • Arnés de doble enganche. Se trata de un arnés que dispone de varios puntos de anclaje. Es más seguro que el anterior, aunque al limitar el movimiento del perro, podría provocarle estrés. También cumple con la normativa.
  • Transportín plegable. Se puede colocar en los asientos traseros o en el suelo de la parte de atrás del coche. Aunque cumple la normativa, solamente puede utilizarse con perros de determinado tamaño y en caso de impacto, el perro podría sufrir lesiones, sobre todo si no está bien sujeto.
  • Transportín rígido. Se trata del modo más seguro de llevar a tu perro. En caso de impacto, el perro recibiría el menor daño posible y no afectaría al resto de ocupantes del coche. Se puede colocar en la parte de atrás, tanto en los asientos como en el suelo, o en el maletero abierto por arriba (sin la bandeja). Cumple la normativa. Los de aluminio son los más seguros del mercado.

Consejos para viajar en coche con tu perro

  • Antes de comenzar el viaje, da un buen paseo con tu perro, por algún lugar dónde pueda correr, para que comience la aventura relajado y feliz.
  • Ten todo cargado antes de llevar a tu perro al coche. Es bueno dejarlo todo listo el día antes, así nos levantaremos y lo único que tendremos que hacer es subir al coche y arrancar. Será más agradable para todos, ya que evitaremos salir con tensiones, así como los olvidos de última hora.
  • Lleva alguno de sus juguetes preferidos.
  • Acostumbra a tu perro a viajar en el coche de forma gradual y con trayectos cortos que irán alargándose de forma progresiva.
  • Es mejor comenzar cuando es cachorro, pero un perro adulto también lo logrará.
  • Haz que tu perro asocie el coche con cosas positivas: llegar a lugares que le gustan, salidas a correr, caricias y golosinas que le gusten.
  • Si nunca viajó en transportín, acostúmbrale antes en casa.
  • No fuerces al perro a entrar en el coche. Es mejor que se suba solo. Si no lo hace a una orden, prueba a colocar golosinas y premios en el maletero o los asientos.
  • No le ofrezcas mucha comida antes de salir para prevenir el mareo y los vómitos.
  • Lleva agua y haz que beba con frecuencia para evitar la deshidratación.
  • Si los viajes son una experiencia positiva, a tu perro le encantará subirse al coche.
  • Intenta que tu perro viaje cómodo. Si va en transportín, déjale un colchón o una manta para que vaya tranquilo.
  • No permitas que saque la cabeza por la ventanilla, podría contraer una otitis o una conjuntivitis, o incluso caerse. Es peligroso para él.
  • No lleves a tu perro en los asientos delanteros, ya que está prohibido.
  • Realiza paradas frecuentemente, como mucho cada 2 ó 3 horas o cada 200km, para que tu perro pueda hacer sus necesidades, beber y quemar energía. En caso de que el perro se maree o la carretera sea complicada, es posible que veas necesario parar un poco cada hora. Todo depende de lo que tu perro tolere. Si es posible, busca un lugar donde pueda correr un rato sin peligro.
  • Intenta adaptar el viaje a tu perro en la medida de lo posible. Tómalo como parte de las vacaciones y haz que sea agradable para todos.
  • Si sufre estrés o vómitos, consulta a tu veterinario para que le proporcione la medicación adecuada.
  • En caso de parada, no dejes nunca a tu perro encerrado en el coche, ni siquiera en la sombra, ya que la temperatura se eleva rápidamente y en cuestión de minutos, tu perro podría sufrir un golpe de calor.
  • Al finalizar el viaje, saca a tu perro a dar un buen paseo y dale agua y comida.
  • Disfruta de las vacaciones.

Conclusiones

  • La normativa prohíbe que tu perro viaje en los asientos delanteros y obliga a llevarlos atados y sin posibilidad de acceso al conductor.
  • Asegúrate de llevar toda la documentación de tu perro y de cumplir con los requisitos exigidos en los países por los que vayas a circular.
  • Elige el dispositivo de seguridad más adecuado para tu perro. Es importante que, además de cumplir con la normativa, tu amigo viaje seguro y con el mínimo riesgo de lesiones en caso de impacto.
  • Lleva a tu perro a dar un paseo antes de salir de viaje.
  • Para cada dos horas o cada 200 km para que tu perro “estire las patas”.
  • Asegúrate de que beba lo suficiente para evitar la deshidratación.
  • Adapta el viaje a tu perro.
  • Si se marea o vomita, consulta a tu veterinario.
  • No dejes nunca a tu perro encerrado en el coche. Evita los golpes de calor.
  • Al finalizar el viaje, saca a tu perro a dar un buen paseo. Dale agua y comida y juega con él.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

1 comentario

  1. La Guia para Viajar con Perro 27 enero, 2019 a las 19:10 Responder

    […] Si viajas en coche, echa un vistazo al artículo ¿Cómo llevar un perro en coche? extraído de la DGT y donde indica las normas para llevar a tu perro en coche sin problemas o también a nuestro artículo para viajar en coche con tu perro que seguro te resulta interesante. […]

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo