Guía completa sobre el Kong: el mejor juguete para perros solos o acompañados

Juguetes para perros
Guía Completa Sobre El Kong: El Mejor Juguete Para Perros Solos O Acompañados

La palabra “Kong” es el nombre de una de las marcas de juguetes para perros más conocidas en el mundo. Gracias a su éxito, el fabricante ha creado multitud de variantes del producto, atendiendo las necesidades de cada perro en particular, respetando las características de su edad o tamaño. 

La resistencia a los mordiscos de los perros y la durabilidad prolongada en el tiempo hacen del Kong el juguete ideal para cualquier situación. Además, gracias a los beneficios que aporta a la salud física y mental del perro, no es de extrañar que tanto veterinarios como otros profesionales del sector lo recomienden.

Sigue leyendo este artículo para descubrir por qué este producto se ha convertido en el juguete imprescindible para todos los perros.

El Kong es un juguete con forma de muñeco de nieve, un hueco en su interior y con orificios en ambos extremos. El material utilizado para su fabricación es goma natural, no tóxica y súper resistente

El hueco interior tiene la función de albergar todo tipo de comida para perros, que se introducen por la abertura más grande que hay en la base del juguete.

El objetivo del Kong es que el perro busque una manera de sacar las chuches fuera. Cada perro debe buscar la forma de sacar la comida utilizando sus propios recursos y habilidades físicas. Las principales herramientas que suelen emplear los perros son el mordisco y las garras. 

El Kong es el juguete preferido de los perros cuando se quedan solos en casa. Su sistema de almacenamiento y dispensación gradual de comida es ideal para premiar los perros y prevenir catástrofes caseras hasta que regreses a casa. El Kong también es perfecto para mantener entretenido a tu perro incluso cuando estás con él, pero no tienes el tiempo necesario para jugar.

En tus ratos libres, puedes utilizar el Kong como una pelota normal y jugar con tu perro a juegos de búsqueda. La forma irregular del Kong, unido al hecho de que está compuesto por un material denso y ligeramente elástico, hace que este juguete bote aleatoriamente, sorprendiendo a tu perro y aumentando la diversión al máximo.

Revisa la integridad del Kong con regularidad, y asegúrate de que no presente daños ni esté deteriorado. Si es así, desecha el juguete inmediatamente y sustitúyelo por otro. Aunque es poco probable que algo así ocurra, puede darse el caso de que la elección del Kong sea errónea y tu perro tenga la mordida demasiado potente para él. Por lo que “es mejor prevenir que curar” y asegurarse de que este juguete no podrá dañar a tu perro.

Un Kong para cada etapa de la vida del perro

La gran popularidad que ha experimentado el Kong a lo largo de su trayectoria ha sido motivo de inspiración para los fabricantes de este producto. ¿Por qué no crear un Kong específico para las condiciones particulares de cada perro?

Por ello, la marca Kong ha decidido basarse en las necesidades de las principales etapas de la vida de un perro para crear juguetes de diferente dureza, capaces de satisfacer a todos los perros, partiendo de los cachorros con dientes de leche, hasta los perros más destructivos y enérgicos.

Kong Puppy: jóvenes masticadores

El Kong Puppy fue diseñado pensando en la necesidad constante de los cachorros por morderlo todo. 

Debido a la reciente salida de los 28 dientes de leche, y el consiguiente comezón de encías, los cachorros buscan mordisquear cualquier objeto con tal de aliviar su dolor.

Ya que el Kong rojo clásico tiene más dureza de la que podría tolerar la mandíbula de un cachorro, los fabricantes de esta marca han pensado en crear una variante del Kong con caucho más suave que presenta menor resistencia y más elasticidad a la hora de ser masticado.

Kong Puppy es el juguete perfecto para enseñar a los cachorros a controlar su mordida y controlar su destructividad, que, aunque justificada, resulta muy molesta. 

Los colores principales de este producto son rosa y azul, representativos de la infancia. Sin embargo, su compra a través de Amazon no permite escoger el color, sino que los artículos son enviados de forma aleatoria.

Si quieres mantener a tu cachorro entretenido y tranquilo mientras te vas a trabajar, la compra del Kong es un requisito.

Kong Classic; masticadores promedio

El Kong rojo es el juguete de masticación clásico, de toda la vida. Está destinado a los perros con una rutina normal de masticación, es decir, les gusta morder, pero no lo hacen con la intención de romper el juguete. 

Otras maneras que los perros suelen emplear para jugar con el Kong son arañándolo o golpeándolo con las patas.

El Kong Classic es el modelo de referencia de la marca Kong. Gracias a su resistencia y elasticidad, suele servir para el resto de la vida del perro. Es el regalo perfecto para cualquier perro.

Kong Extreme: masticadores tenaces

El Kong Extreme es una variante del Kong clásico diseñado para los masticadores más empedernidos, que tienen un mordida poderosa y no dejan ningún juguete con vida.

Este juguete es adecuado para los perros con mayor potencia en la mordida, como es el caso de Rottweilers, Pitbull, etc.

Para diferenciarlo del resto de los productos con forma de Kong, el Kong Extreme es negro, como representación de su máxima dureza.

Kong Senior: masticador maduro

Cuando los perros comienzan a envejecer, también lo hacen sus dientes y encías. La salud bucodental de tu perro se vuelve mucho más frágil. Por ello es mejor proporcionarles juguetes adecuados, más suaves, ideales para masticar sin dañar su boca.

El Kong Senior, de color morado, permite a los perros mayores, cada vez más sedentarios, recuperar el interés y el deseo por jugar. Gracias a este tipo de juguetes tu perro mantendrá su mente activa.

Truco: Si no encuentras la talla extra pequeña de Kong Senior para tu perro, puedes utilizar un ejemplar de Kong Puppy. Las características estructurales de ambas variantes (Senior y Puppy) son muy similares.

Teniendo en cuenta la variedad de tamaños de perros que hay, los fabricantes del Kong han desarrollado diversas medidas de Kong, atendiendo al peso de las diversas razas. 

Las dimensiones que puedes encontrar son: 

  • XS (extra pequeño)………………………………………hasta 2 kg…………………………………… 5,7 x 3,6 x 3,6 cm
  • S (pequeño)…………………………………………………… hasta 9 kg……………………………………7,6 x 4,4 x 4,4 cm
  • M (mediano)…………………………………………………de 7 a 16 kg…………………………………….8,6 x 5,7 x 5,7 cm
  • L (grande)……………………………………………………de 13 a 30 kg…………………………………………10,4 x 7 x 7 cm
  • XL (extra grande)……………………………………..de 27 a 41 kg………………………………….12,7 x 8,9 x 8,9 cm
  • XXL (extra extra grande)……………………..más de 38 kg…………………………………..15,2 x 9,9 x 9,9 cm

Una puntualización importante es que el Kong Senior XL, y el XXL no están disponibles. Consecuentemente, para razas grandes o  gigantes, que necesitarían un juguete adaptado al tamaño de su boca, es mejor prescindir del Kong durante su vejez…

Cómo atraer la atención de tu perro y mantener su interés por el Kong

Hay varios métodos para hacer que tu perro aprenda a jugar con el Kong y sepa usarlo sin aburrirse ni frustrarse, como suele pasar en más de un caso.

El truco principal es saber rellenarlo. El olor de la comida es tan atractivo para los perros que les hará sentir curiosidad nada más ver el Kong. Además, su instinto de supervivencia (que consiste en comer todo, ya que no saben cuándo será la próxima vez que coman), les lleva a sacudirlo, morderlo y arañarlo hasta conseguir sacar todos los fragmentos que haya.

Para avivar el interés del perro en cada ocasión, tan solo tienes que variar el relleno periódicamente. Existen multitud de opciones, puedes optar por recetas caseras, galletas comerciales, o preparar tú mismo helado para el Kong tu perro.

El primer paso para garantizar un uso adecuado del Kong consiste en saber enseñar a tu perro a utilizarlo. 

  1. Debes tener una buena actitud cuando le presentes el Kong a tu perro por primera vez. De esta forma tu perro asociará el juguete con la idea de que tú estás feliz, por lo que sabrá que puede usarlo sin que le regañes.
  2. Para despertar su interés, deja que tu can se acerque, pero no le permitas cogerlo rápidamente. Deja que se esfuerce un poco por conseguirlo.
  3. Enséñale lo que hay en el interior del Kong y luego entrégaselo. A partir de aquí, tu perro hará el resto del trabajo.

Las primeras veces que tu mascota juegue con el Kong, es mejor que estés presente para vigilar que todo va según lo previsto. Tras asegurarte de que tu perro sabe cómo funciona el Kong, puedes dejarlo solo para que se entretenga mientras vuelves a casa.

Para evitar que tu perro se frustre por no poder sacar la comida del interior del Kong, introduce piezas que se puedan sacar fácilmente por las aberturas externas del juguete y no satures el hueco interno con demasiada comida. Por otro lado, intenta prevenir también el aburrimiento de tu perro. No introduzcas solo piezas pequeñas. Así tu perro las sacará rápidamente y la función del Kong será un fracaso. Evitar estas situaciones es muy fácil si sabes cómo rellenar correctamente un Kong.

Elegir el tamaño adecuado para tu perro es esencial. Para que los canes puedan morder y sacar la comida cómodamente del Kong, este ha de ser ligeramente más grande que su boca. Por eso es muy importante que, además de atender al peso de tu perro, también consultes las dimensiones de las diferentes tallas de juguetes Kong.

La dureza del Kong es otro factor importante para que tu perro no pierda el deseo de jugar. El juguete ideal debe ser resistente a los mordiscos del perro, pero sin ser exageradamente difícil de morder

Cuando los mordiscos se convierten en una actividad molesta para tu perro es muy probable que el Kong sea demasiado duro y deje de usarlo. Por otro lado, un Kong demasiado blando puede romperse con facilidad en la boca de un perro con mordida potente. 

Tu perro debe ser capaz de deformar el Kong cuando lo tiene en la boca, pero sin empezar a romperlo. Si observas que tu perro está empezando a romper el Kong en varios trozos, es hora de que los deseches y adquieras un modelo diferente para tu mascota.

Cómo rellenar un Kong

Contrariamente a lo que muchos propietarios piensan, el relleno que debe llevar el Kong es un tema complejo, si pretendes hacerlo bien. Aunque, si te esfuerzas un poco, pronto pillarás el truco, y podrás proporcionarle a tu perro horas enteras de comida y diversión.

Primeros pasos para rellenar un Kong correctamente

A la hora de rellenar el Kong hay una serie de pasos que seguir para enseñar a tu perro la manera acertada de vaciarlo. Los niveles de dificultad se corresponden con la cantidad de comida que hay en el Kong.

Poner un grado de dificultad que no se corresponde con las habilidades del perro podría acarrear graves consecuencias, que acaban, generalmente, con la no utilización del Kong. 

No intentes acelerar el proceso. Asegúrate primero de que tu perro vacía de manera relativamente rápida el Kong en un determinado nivel, antes de pasar al siguiente punto. Cuando tu perro no tarde más de unos minutos en sacar toda la comida, ese es el momento.

Si, por ejemplo, concentras demasiada comida en una sola toma, un perro sin experiencia no será capaz de sacarla, por lo que se frustrará y buscará otra cosa que morder. 

Para que tu perro aprenda de forma gradual cuál es la mejor manera de sacar la comida del Kong, debes seguir los siguientes pasos:

Paso 1: 

Rellenar el Kong con unas cuantas bolitas de pienso que atraen la atención de tu perro. En caso de que no le interese, puedes poner snacks o cualquier otra chuche que guste a tu perro.

Los trozos de comida han de ser pequeños, así tu perro los sacará con facilidad y aprenderá cómo funciona el Kong. Tapa las aberturas externas con alguna crema que guste a tu perro (paté, pasta específica para el Kong, etc.) para sellar la comida en el interior del juguete.

Paso 2:

Este paso consiste en introducir comida que sea algo más pegajosa y no se desprenda fácilmente de los bordes del Kong. Por ejemplo, puedes mojar el pienso que le pones, o incluir trozos de comida que no resbalen bien sobre la superficie del caucho, como el queso.

Paso 3:

Ahora puedes empezar a aumentar el tamaño de los trozos de comida que introduces en el Kong. Pueden ser galletas, snacks alargados o cualquier otra chuche que sea ligeramente más grande que la abertura del juguete.

Es preferible que al principio introduzcas solo una pieza y aumentes gradualmente la cantidad. El perro deberá aprender a morder el Kong de una determinada manera para hacer que las chuches salgan.

Para introducir fácilmente los trozos de comida, debes aplastar ligeramente el Kong, para que el orificio grande cambie su forma de redondo a ovalado. Esto mismo deberá hacer tu perro para sacarlo.

Paso 4:

Ha llegado el momento de que introduzcas una mayor cantidad de alimento. Poco a poco puedes mezclar todos los pasos que te hemos explicado anteriormente. 

Te recomendamos que mojes algunas bolitas de pienso para que unan bien toda la composición del Kong. Para motivarlo a interesarse por el juguete, puedes dejar un pequeño trozo de comida que tu perro pueda sacar fácilmente.

Cuando tu perro haya desarrollado la estrategia necesaria, puedes mojar todo el pienso del Kong. Para hacerlo, debes situar el Kong en un vaso, con la abertura grande hacia arriba. Así, te será más fácil poner la mezcla, que no debe sobrepasar la mitad del Kong. Es ahora cuando le puedes echar agua caliente por encima para que el pienso se hidrate, hinchándose y aumentando considerablemente la dificultad del vaciado.

Para el verano, puedes hacer lo mismo que en el párrafo anterior, pero congelando ligeramente la mezcla final. Sin embargo, es mejor seguir otras recetas de helado para Kong, que hagan más fácil sacar el contenido del interior. 

Otros consejos importantes sobre el relleno del Kong

En todos los pasos puedes utilizar más de un ingrediente, todo depende de tu imaginación y de lo que tengas más a mano en el momento. En caso de que pongas dos o más tipos de componentes, te recomendamos que los pongas en un bol y los mezcles bien antes de meterlos en el Kong.

El relleno del Kong puede ser tanto casero, si tu perro sigue una dieta natural con ingredientes frescos, como con comida prefabricada. Los piensos y los snacks para perros son las opciones más utilizadas. 

Aunque puedes jugar e imaginar nuevas recetas cada vez que prepares el Kong: una variante podría ser variar ingredientes frescos, con pienso específico para tu perro, o, si es tu estilo, puedes combinar ambos tipos de dieta en la misma toma.

Toma todas las precauciones necesarias a la hora de preparar la comida de tu perro en casa. Ten en cuenta que no todo lo que es bueno para nosotros lo es para los perros. Existen alimentos muy comunes que pueden ser fatales para la salud de los perros.

Un truco para hacer que tu perro se las ingenie para sacar antes la comida, es meter en el fondo la comida que más le guste. Intenta siempre taponar la salida con algún tipo de alimento o crema que sea más pegajoso, y por lo tanto, prolongue el tiempo de juego.

Si aún así ves que tu perro no hace mucho caso al Kong, puedes estimularlo untando la parte exterior con un poco de miel.

Intenta no ayudarle a sacar la comida. Si tu perro se acostumbra así, se volverá dependiente y no será capaz de vaciar el Kong por su cuenta. La mejor manera de ayudarlo a aprender es dejar que explore por su cuenta y comprenda mediante ensayo y error la manera adecuada de conseguir lo que desea, en este caso, la comida.

En caso de que deje comida en el juguete, y no pueda sacarla por su cuenta, intenta rebajar el nivel de dificultad. Deja que juegue así durante unos días. Después puedes aumentar el grado de dificultad de manera más lenta y progresiva.

Cuando des el Kong a tu perro, si no quieres encontrar migajas de pienso y de otros ingredientes por todas partes, es mejor que ates el Kong en algún lugar, como a las patas de la mesa o a las del sofá. 

Top 5 productos específicos para rellenar el Kong

Pasta para sellar el Kong - sabor de pollo

El Kong Easy Treat es una pasta con sabor a pollo cuya principal función es sellar los orificios exteriores del Kong para que los trozos de comida no salgan rápidamente.

La fórmula de esta crema, con base de hígado de pollo fue creada principalmente para cachorros, pero también es útil para perros de otras edades. Debido a que se trata de una receta pensada para la fácil digestión de tu cachorro, este alimento es ideal para perros con alergias o con problemas digestivos, como la gastritis.

El hecho de que el hígado esté presentado en forma de crema es una idea inteligente, ya que de esta manera el contenido estará pegado al Kong, y no saldrá por sí solo, a menos que el perro empiece a mordisquearlo y a lamerlo, aprendiendo así a jugar con él.

El potente olor de la mezcla abrirá el apetito de tu perro, incitándole a mordisquear el Kong hasta que saque toda la comida de su interior.

Gracias a la boquilla alargada, podrás controlar fácilmente la cantidad de producto que pones en el Kong, sin necesidad de ensuciar otros utensilios.

Una compra garantizada. A tu perro le encantará.

Kong Snack - sabor de hígado

Las chuches especiales para Kong son un buen complemento alimenticio para rellenar este tipo de juguete. Además, su delicioso olor y sabor harán que tu perro no pare hasta sacar todas las piezas. Perfecto para prolongar el tiempo de juego con el Kong.

Por otra parte, es muy importante destacar que los Snacks de Kong son de primera calidad, completamente naturales y están libres de trigo, maíz y soja.

Además, el fabricante ofrece dos variantes de este producto:

  • Kong Snack S: ideal para rellenar los Kongs de tamaño pequeño.
  • Kong Snack M/L: creados especialmente para Kongs grandes.

Kong Snack - sabor de arroz y pollo

Snacks elaborados a base de hígado de pollo como fuente de proteína y arroz como principal carbohidrato. Son perfectos para perros con alergias, sin embargo, el target principal son los cachorros con problemas digestivos.

Las medidas disponibles en el mercado son iguales que las tallas mencionadas en el apartado anterior.

No dejes sin premiar a tu cachorro por no encontrar premios especiales para su condición. Los Kong Snacks son perfectos para que tu pequeño perro jugue y reciba su recompensa incluso cuando está solo en casa.

Kong Snack - sabor de beicon y queso

Galletas para premiar a los perros, 100% naturales. Irresistibles gracias a su composición con deliciosos ingredientes como tocino y queso cheddar. 

Idealmente puedes adquirir varios productos de la línea Kong Snack e ir variando el contenido del juguete, así en cada ocasión sorprenderás a tu perro con nuevos olores y sabores, que atraerán su atención y hará que ame la hora del juego en solitario. 

Combinar los diferentes Snacks es otra excelente opción. Así, cada vez que tu perro pruebe una galleta de diferente sabor se sorprenderá, al mismo tiempo que despertará su curiosidad por saber cuál es el sabor de la siguiente.

Kong Ziggies

Los Ziggies son palitos de comida para perros moldeados de forma alargada

Este tipo de premios son ideales para cachorros, gracias a su atractiva composición, que equilibra olor y sabor, haciendo que los perros no quieran otra cosa. Aunque también es bueno para perros de otras edades, siempre y cuando no sobrepasen los 7 kg.

Debido a su forma alargada, los perros deberán encontrar la forma adecuada para sacarlo fuera del Kong, por lo que es ideal para prolongar el tiempo de juego y mantener entretenido a tu perro.

Los Ziggies tienen otra característica muy importante, y es su capacidad de limpiar los dientes de los perros. Sus componentes son otro plus, ya que actúan sobre el mal aliento y refrescan la respiración.

Ventajas del Kong

Los juguetes Kong tienen muchos beneficios tanto para la salud del perro, como para el propietario. A continuación te presentamos algunas de las ventajas más importantes del Kong.

Ventajas del Kong para el propietario

El Kong es fácil de limpiar, tanto a mano, como en el lavavajillas. Eso sí, si optas por la primera opción, te recomendamos que lo dejes en remojo con agua tibia y detergente durante unos minutos antes de lavarlo. Para quitar todos los restos, puedes utilizar un cepillo para botellas o un viejo cepillo de dientes. Por último, enjuaga bien el juguete. 

Es bueno tener más de un juguete de este tipo, así siempre habrá uno disponible cuando el resto estén lavándose. También pueden ser muy buenos para cuando dejas a tu perro solo por un tiempo más prolongado, ya que así tendrá más juguetes con los que pasar las horas, sin que sea necesario que haya alguien para rellenarlos de nuevo.

Te permite estar tranquilo, sabiendo que puedes salir de casa, mientras tu perro está entretenido unas cuantas horas, y no destrozará la casa.

Los juguetes de la marca Kong están fabricados con caucho natural, no tóxico, de alta calidad. Gracias a esta propiedad, estos juguetes son totalmente seguros, con una resistencia y una duración prolongadas en el tiempo. Pocos perros son capaces de romperlos. 

Ventajas del Kong para el perro

El Kong es el juguete perfecto para entretener a los perros que pasan mucho tiempo solos en casa. Generalmente, jugar con este tipo de accesorios ayuda a los perros con problemas de ansiedad por separación, aburrimiento o estrés, gracias a que liberan gran cantidad de energía.

Este juguete interactivo calma a los perros y asegura una conducta más tranquila, sin problemas de comportamiento mientras estás fuera de casa. Encontrar los zapatos mordidos, las puertas arañadas o quejas debido a que tu perro tiene una vocalización excesiva, ya no serán una preocupación para ti.

Gracias al Kong, los perros tanto si están solos, como si están acompañados, reciben estimulación física y mental, todo al mismo tiempo. El hecho de tener que encontrar diferentes maneras de vaciar el Kong, los perros tienen que renovar sus estrategias, y desarrollando así, su intelecto.

El Kong es perfecto para enseñar a los perros de todas las edades (en especial para los cachorros), a morder correctamente. La resistencia y durabilidad de este producto garantizan un juego sin incidentes, lleno de diversión y continuo desarrollo. 

Si tu perro es muy glotón, el Kong es la herramienta ideal para satisfacer su apetito, al mismo tiempo que ayuda a reducir su porción de comida. Comer lentamente, y no todo de una vez, ayuda también a mejorar la digestión de tu perro. Por lo tanto, el Kong es perfecto para los perros muy ansiosos por la comida o para aquellos con problemas de sobrepeso.

En el lado opuesto, están los perros con falta de apetito. En este caso, el Kong también es una solución plausible. El hecho de que la comida forme parte del juego, lleva a pensar al perro de que se trata de recompensas. Esto lo anima. Por lo tanto, tu perro comerá todo, mientras que tú tendrás un perro sano y feliz.

El Kong es una gran herramienta de adiestramiento. Gracias a este juguete interactivo, extensamente recomendado entre los profesionales veterinarios, podrás enseñar a tu perro a superar su miedo a la soledad, o, por ejemplo, puedes hacer que sea más entretenido para él estar en un transportín. 

El Kong estimula el instinto de caza de tu perro, gracias a las situación que podrá simular mientras juega. De esta forma, tu perro podrá tener comportamientos que de otra forma permanecerían escondidos. 

Para estimular el desarrollo de otros de sus instintos, puedes esconder el Kong. En este caso, procura que la comida sea lo más olorosa posible. Mediante el sembrado, tanto del Kong, como de otros juguetes y chuches por la casa, tu perro agudizará su sentido del olfato, además de potenciar su capacidad de rastreo. Esta práctica es perfecta para mantener a tu perro ocupado tanto si te vas a trabajar como si te ausentas unas cuantas horas de casa.

Historia del Kong

El invento, o descubrimiento del Kong se debe a un pastor alemán llamado Fritz, a su propietario, Joe Markham y a una furgoneta Volkswagen. Fritz era un fanático de las rocas, piedras y palos, y amante de cualquier mordisquear objetos, sin importar que su dentadura se estuviera desgastando.

Hubo muchos intentos por encontrar algún juguete más atractivo para el perro, pero que no dañara sus dientes. Fue en la década de los años 70, cuando, arreglando su furgoneta, Joe tiró una pieza de suspensión, que fue a atraer la atención del perro. Ese fue el comienzo de lo que sería una empresa líder en el sector de juguetes para perros.

Conclusiones

El Kong es un juguete interactivo para perros, ideado para que estos puedan morderlo y arañarlo sin que se rompa, gracias a su increíble resistencia y durabilidad.

La forma adecuada de utilizar el Kong es rellenándolo de comida y dejar que el perro lo vacíe para entretenerse mientras está solo en casa. 

Cuando estás con él, puedes estimular su instinto de rastreo y caza, jugando a juegos de búsqueda.

Existen 4 tipos de Kong en función de la edad: Kong Puppy, Kong Classic, Kong Extreme y Kong Senior. Cada uno de ellos presenta características que satisfacen las necesidades específicas de la edad a la que representan.

Para mantener el interés de tu perro por el Kong, debes saber unos cuantos trucos importantes. Los componentes del relleno y su cantidad es esencial. Enseñar al perro a utilizarlo también es muy importante.

La manera adecuada de rellenar el Kong depende de la dificultad que tu perro sea capaz de superar. Empieza con los niveles más fáciles y avanza progresivamente. Puedes jugar y variar de mil maneras diferentes los ingredientes que agregues al Kong.

Aquí te presentamos una pequeña lista con premios específicos para Kong. Escoge el que te parezca más adecuado, o combínalos. 

El Kong tiene muchas ventajas, tanto para el propietario como para el perro, la más importante de ellas es ayudar a los perros a superar su ansiedad por separación y a mantenerlos ocupados mientras estás fuera de casa.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

2 comentarios

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo