Todo sobre el Pomerania: cría, cuidado y adiestramiento

Sobre Razas de Perros
Todo sobre el Pomerania: cría, cuidado y adiestramiento

El pequeño Pomerania, también denominado Pom, desciende de grandes razas de perros de trineo y de ellos ha heredado un carácter activo, gran agilidad y disposición para la obediencia. Son capaces de desafiar a perros mucho más grandes que ellos y tienen tendencia a ladrar mucho.

El Pomerania necesita realizar mucho ejercicio físico. Si le proporcionas horas de juego y atención, será un compañero perfecto para ti.

La historia del Pomerania

Este perro toma su nombre de la región polaca de Pomerania. Se han encontrado restos arqueológicos que datan del 400 a.C donde aparecen perros con el aspecto del Pom.

La raza fue desarrollada a partir de razas Spitz, como el Alkhound Noruego, el Alaskan Malamute, el Schipperke, el Spitz Alemán o el Samoyedo, entre otros, con los que comparte una cabeza en forma de cuña, orejas puntiagudas y un grueso pelaje de doble manto. Los primeros Pomerania llegaron a pesar hasta 9 kilos, pero actualmente no superan los 3 kilos.

En sus inicios, la raza se utilizaba para vigilar las casas, tirar de los trineos y proteger el ganado, mientras que los más pequeños vivían en las casas, como perros de compañía.

Esta raza es muy popular desde sus inicios. Algunos personajes famosos que tuvieron un Pomerania son Martín Lutero, Miguel Angel , Mozart e Isaac Newton.

En 1761 el Pomerania fue llevado a Inglaterra por la princesa Sophie Charlotte, cuando se casó con el que sería el rey Jorge III. Por entonces, los perros de esta raza pesaban más de 6 kilos. Más adelante, la reina Victoria, gran aficionada a los perros, se enamoró de un Pomerania de colores rojo y sable que pesaba solamente 5 kilos. Se cree que este perro, llamado Marco, fue el inspirador de la cría Pomeranias más pequeños. Poco a poco, estos perros se fueron haciendo visibles en las exposiciones caninas y la gama de colores se amplió a partir de la década de 1920.

En 1888 se inscribió por primera vez un Pom en el American Kennel Club (AKC), con el nombre de Dick. La raza fue reconocida por el AKC en 1900 y en la actualidad ocupa el puesto 14 entre las 155 razas y variedades registradas por este Club.

Características principales del Pomerania

  • El Pomerania es un perro de raza pequeña, que pesa entre 1,3 y 3 kilos, mide entre 18 y 30 centímetros a la cruz y tiene una esperanza de vida que oscila entre 12 y 16 años.
  • Se trata de un perro de gran personalidad, que pertenece a la familia de los Spitz, un grupo de razas caninas que poseen dos capas de pelo y tienen una cabeza que recuerda a la del zorro.
  • Son perros simpáticos, inteligentes y muy leales a su familia.
  • También son independientes, valientes y luchadores.
  • El Pomerania es un perro muy inteligente que siempre está alerta y siente curiosidad por todo.
  • Son capaces de pelearse con perros mucho más grandes, por lo que pueden meterse en problemas. (Averigua aquí cómo evitar que tu perro sea agresivo).
  • Su ladrido es fuerte y les convierte en buenos perros guardianes. Desconfía de los extraños y puede ladrar mucho, por lo que es posible que tengas que adiestrar a tu Pomerania para que deje de ladrar cuando se lo ordenes.
  • El Pomerania disputará tu liderazgo y si llega a tomar el control, puede volverse agresivo.
  • Se trata de un perro lleno de energía que disfrutará mucho de los paseos en los que pueda hacer ejercicio, jugar y explorar nuevos entornos.
  • Es posible adiestrarlo en obediencia, agilidad, rastreo y flyball.
  • El Pomerania es un gran perro de terapia y se utiliza a menudo como perro de asistencia auditiva.
  • Soporta bien cualquier clima, aunque el calor y la humedad elevados pueden hacer que tu Pomerania sufra un golpe de calor. Asegúrate de tener un lugar fresco y resguardado para él.
  • Cuando envejece, pueden aparecer calvas en su hermoso pelaje.

¿Cuál es el estándar de la raza?

El estándar de una raza es el conjunto de directrices que describe las características, temperamento y apariencia de una raza. Los criadores deben seguirlas en todo momento para evitar condiciones que perjudiquen la salud, bienestar o solidez de la raza. Según la FCI (Federación Cinecológica Internacional), las características principales del Pomerania son las siguientes:

  • Aspecto general. Como todos los Spitz, el Pomerania llama la atención por su abundante subpelo y su hermoso aspecto. Presenta una gran melena en el cuello y una cola tupida que lleva orgulloso sobre la espalda. Su cabeza le da aspecto de zorro, con expresión alerta y orejas pequeñas y puntiagudas, muy juntas.
  • Tamaño y proporciones. La relación entre la altura a la cruz y la longitud del cuerpo es de 1:1. La relación entre la longitud del hocico y la del cráneo es aproximadamente de 2:4. La altura a la cruz debe ser de 21 centímetros, con un margen de 3 centímetros arriba o abajo. El peso será adecuado a su tamaño.
  • Temperamento. Se trata de un perro que está continuamente alerta. Es muy activo y le gusta estar siempre con su dueño. El Pomerania es inteligente y fácil de adiestrar. Tiene un carácter sociable y alegre que lo convierte en un excelente perro de familia. Es ladrador, pero no es agresivo ni tímido.
  • Cabeza y cráneo. La cabeza del Pom tiene un tamaño mediano. Vista desde arriba, es más ancha en la parte posterior y se estrecha en forma de cuña hasta la punta de la nariz. El stop va de moderado a marcado, pero nunca es abrupto.
  • Ojos. Tamaño mediano y forma almendrada, ligeramente inclinados y oscuros. Los párpados son negros. Los perros de color marrón tienen los párpados de color marrón oscuro.
  • Orejas. Son pequeñas y de implantación alta, relativamente cercanas entre sí, de forma triangular y puntiagudas. Las lleva erguidas y son rígidas en las puntas.
  • Hocico. El hocico no es demasiado largo y guarda una proporción con el cráneo de 2:4 (aproximadamente). La nariz del Pomerania es redonda, pequeña y de color negro puro, o marrón oscuro en los perros de pelaje marrón.
  • Boca. Las mejillas del Pomerania son suavemente redondeadas y no sobresalen. Los labios no son exagerados, se ajustan a las mandíbulas y no forman pliegues en las comisuras. Son completamente negros, o marrones en los Pomerania de color marrón. Sus mandíbulas están normalmente desarrolladas y muestran una mordida en tijera completa, con 42 dientes. Los incisivos superiores se superponen estrechamente con los inferiores, ajustándose a las mandíbulas. En los Pom de raza toy se tolera la falta de algunos premolares.
  • Cuello. Longitud media. Colocado ampliamente sobre los hombros, ligeramente arqueado y sin papada. Está cubierto por un pelaje espeso y abundante, formando una gran melena.
  • Cuerpo. La línea superior del cuerpo del Pomerania se une a la espalda en una suave curva. Su espalda es corta y recta, y la cola tupida y ancha, cubriendo parcialmente la espalda. El lomo es corto, amplio y fuerte. Grupa amplia y corta, sin caer. Su pecho es profundo y está bien arqueado, con un antepecho bien desarrollado. El vientre solo tiene un ligero recogimiento.
  • Patas. Osamenta bien desarrollada. El hombro está bien musculado y firmemente unido al pecho. El omóplato es largo y está bien colocado hacia atrás. El brazo tiene aproximadamente la misma longitud que el omóplato y forma un ángulo de 90 grados con él. La articulación del codo es fuerte, bien ajustada al tórax, no gira hacia adentro ni hacia afuera. El antebrazo es de longitud mediana en relación con el cuerpo, robusto y completamente recto, con la parte superior bien emplumada. Los miembros traseros son rectos y paralelos. El muslo tiene aproximadamente la misma longitud que la pierna.
  • Pies. El metacarpo delantero es fuerte y de longitud media, formando un ángulo de 20 grados con la vertical. En los miembros traseros, el corvejón es de longitud media, fuerte y vertical al suelo. Los pies son pequeños, redondos y cerrados, con uñas bien arqueadas y apretadas, como los de los gatos. El color de las uñas y almohadillas es lo más oscuro posible.
  • Cola. De inserción alta y longitud media. Llega hacia arriba y se enrolla hacia adelante sobre la espalda. Recta desde la raíz. Está cubierta de pelo muy tupido y se tolera un doble rizo en la punta.
  • Marcha o movimiento. El Pomerania se mueve en línea recta, con buen empuje, de forma fluida y elástica.
  • Pelaje. La piel cubre el cuerpo de forma ajustada, sin arrugas o pliegues. El Pom presenta un pelaje doble, con una capa superior larga, lisa y firme y una inferior corta y gruesa. La cabeza, las orejas y la parte trasera de las patas están cubiertas de pelo corto y grueso, de aspecto aterciopelado. Las patas traseras están bien emplumadas, desde la grupa hasta los corvejones. La cola es tupida. El resto del cuerpo tiene un pelaje largo y abundante. No es ondulado, rizado ni desgreñado, ni tiene raya en la espalda. El cuello y los hombros están cubiertos por una melena espesa.
  • Color. Puede ser de varios colores, incluyendo el blanco, negro, marrón, naranja o grisáceo. Cuando es blanco, debe ser puro, aunque se tolera un pequeño rastro de amarillo en las orejas. Los negros deben tener el subpelo y la piel negros y el pelaje exterior ha de ser brillante y sin marcas. El marrón debe ser uniforme. El Pom naranja debe tener un color uniforme, en la gama de colores medios, pudiendo aclararse en pecho, cola y brazos. El color gris es plateado, con puntas de pelo negras. El hocico y las orejas son de color oscuro, el contorno de los ojos está bien definido, con una línea negra que va desde el ángulo externo del ojo hasta el inferior de la oreja. Las cejas son más claras, cortas y expresivas. El Pomerania también puede presentar otros colores, como crema, arena, negro y fuego y particolor, el cual debe tener siempre el blanco como color básico. Las manchas han de ser uniformes y de un solo color, distribuidas preferentemente por todo el cuerpo.
  • Penalizaciones. Cualquier desviación de los criterios mencionados será una falta y su gravedad depende del grado de desviación al estándar, así como de las consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro. Se penalizan las faltas de dentición, los ojos demasiado grandes y brillantes o los ojos saltones. También la falta de marcas distintivas en la cara. Serán motivo de descalificación la agresividad o la excesiva timidez, las anomalías físicas y de comportamiento. También el hueco en la fontanela, la sobremordida, submordida o mordida cruzada, el ectropión o entropión, las orejas mal erguidas o las marcas y colores no mencionados en el estándar. Los machos han de tener dos testículos aparentemente normales, completamente descendidos en el escroto.

¿El Pomerania es un perro inteligente?

Según la clasificación del neuropsicólogo Stanley Coren, muy conocido por sus estudios sobre el comportamiento canino y su vínculo con el ser humano, el Pomerania ocupa el puesto 23, lo que quiere decir que es un excelente perro de trabajo. Se necesitan entre 5 y 15 repeticiones del ejercicio para que aprendan órdenes sencillas y algo más de tiempo para órdenes complejas. Son capaces de recordarlas, aunque es conveniente practicar a menudo. El Pomerania responderá a la primera el 85% de las veces. Si se encuentra a distancia, es posible que tarde un poco en responder.

¿Cómo es la personalidad del Pomerania?

El Pomerania es un perro extrovertido, inteligente y activo. Le encanta conocer gente nueva y se lleva bien con otros animales. A veces desafía a perros mucho más grandes que él.

Su carácter alerta e inquisitivo le convierte en un buen perro guardián. Ladrará para avisarte de cualquier cosa fuera de lo común. El problema es que este perro tiene tendencia a ladrar excesivamente, por lo que es importante que le adiestres para que deje de hacerlo en cuanto se lo ordenes. Para estos casos existen muchos dispositivos antiladridos que pueden serte de ayuda, entre ellos se cuentan los collares sin descarga, los mandos con ultrasonidos o aparatos estáticos automáticos.

Como cualquier otro perro, el Pomerania se beneficiará de una socialización temprana que le permita exponerse a diferentes personas, ruidos y experiencias.

¿Cuáles son los problemas de salud más frecuentes en el Pomerania?

Los Pomerania son perros que gozan de buena salud, pero al igual que otras razas, presentan propensión a algunas enfermedades o afecciones. Aunque no todos los Pom sufrirán alguna o varias de estas enfermedades, es conveniente que aprendas a reconocerlas si tienes o vas a tener un Pomerania. Acude a tu veterinario si observas que tu Pomerania presenta síntomas que te lleven a pensar que puede padecer estas u otras enfermedades.

Alergias

Las alergias de diferentes tipos son afecciones cada vez más frecuentes en los perros y el Pomerania presenta propensión a sufrirlas. Si observas que tu Pomerania se lame continuamente las patas o se frota mucho la cara, consulta a tu veterinario.

Epilepsia

Esta enfermedad se manifiesta por medio de convulsiones. No tiene cura, pero con un tratamiento adecuado, tu Pomerania podrá llevar una vida feliz y tranquila al veterinario para que determine el tratamiento adecuado.

Problemas oculares

Los Pomerania tienen propensión a sufrir diversos problemas oculares, incluyendo cataratas, queratoconjuntivitis sicca o problemas en el conducto lagrimal. Acude a tu veterinario si observas enrojecimiento, inflamación, lagrimeo excesivo o algún otro síntoma que te haga sospechar de un problema en los ojos de tu perro, ya que algunos pueden provocar ceguera si no se tratan adecuadamente.

Ojo seco o queratoconjuntivitis seca

Entre los problemas oculares que puede sufrir tu Pomerania se encuentra este del ojo seco, que se debe a la baja producción natural de lágrimas, por lo que la córnea del ojo se seca, produciendo una secreción espesa que puede acompañarse de conjuntivitis. El ojo del perro tendrá un aspecto seco o presentará una neblina azulada. Actualmente, suele tratarse con una pomada de ciclosporina.

Displasia de cadera

Se produce cuando la cabeza del fémur no encaja adecuadamente en la articulación de la cadera. Puede provocar cojera al perro y con el tiempo, es frecuente que derive en artritis.

Enfermedad de Legg-Perthes

Se trata de otra enfermedad que afecta a la articulación de la cadera. Muchas razas toy son propensas a esta enfermedad. Se produce cuando el suministro de sangre a la cabeza del fémur disminuye, por lo que la cabeza del fémur que se conecta a la pelvis comienza a desintegrarse. Por lo general, los primeros signos de Legg-Perthes aparecen cuando los cachorros tienen entre 4 y 6 meses de edad y se manifiestan como una cojera y la atrofia del músculo de la pata. Se corrige mediante intervención quirúrgica.

Luxación rotuliana

Es una afección frecuente en los perros pequeños, que se produce cuando las tres partes de la rótula, que son el fémur (hueso del muslo), la rótula (tapa de la rodilla) y la tibia (pantorrilla) no están bien alineadas, provocando cojera al perro. El roce causado por la luxación puede degenerar en artritis. Si la luxación es grave, el perro presentará las patas arqueadas y puede ser necesaria una intervención quirúrgica para realinear la rótula y evitar que se salga de su sitio.

Colapso de la tráquea

Se trata de una afección en la que la tráquea, que lleva el aire a los pulmones, tiende a colapsarse con facilidad. El signo más común de una tráquea colapsada es una tos crónica, seca y áspera que se asemeja al graznido de un ganso. El colapso de la tráquea puede producirse al tirar con demasiada fuerza del collar al pasear, por lo que es mejor que utilices un arnés para tu Pomerania.

Problemas dentales

El Pomerania es propenso a sufrir problemas dentales y de encías y también a la pérdida temprana de los dientes.

¿Mi Pomerania necesita cuidados especiales?

  • Alimentación. Alimenta a tu Pomerania con productos de alta calidad. Consulta a tu veterinario para saber cuál es la ración adecuada para tu perro, así como para seleccionar el mejor pienso para él. Mientras tanto, aquí tienes una lista con las mejores marcas de pienso del mercado.
  • Cuidado del pelo. El Pomerania tiene una muda moderada. Los machos suelen mudar el subpelo una vez al año y las hembras cuando están en celo, después de dar a luz o cuando están estresadas. Para mantener su pelaje en perfecto estado y eliminar los pelos muertos, es conveniente que cepilles a tu Pom al menos dos veces por semana, con un cepillo de alambre y un peine metálico. También te puede interesar echar un vistazo a nuestra lista con las mejores aspiradoras para pelos de perro, que te ayudarán a mantener limpia tu casa. Los robots aspiradora son ideales para mantener tu hogar higienizado y libre de pelos revoloteando por las esquinas.
  • Higiene dental. Los perros de raza pequeña tienen más propensión a sufrir enfermedades dentales y el Pomerania no es una excepción. Para prevenir las enfermedades periodontales, deberías cepillar los dientes de tu Pomerania al menos una vez a la semana, aunque también puedes hacerlo a diario. No te olvides de adquirir una pasta de dientes para perros, mucho más amigable con los gustos perrunos. De esta manera, podrás eliminar el sarro y evitar infecciones. Si tu perro es reticente a esta rutina, te recomendamos adquirir diferentes juguetes mordedores que favorecen la higiene dental.
  • Uñas. Si tu Pomerania no desgasta las uñas de manera natural, recórtalas una o dos veces al mes. Si las oyes golpear contra el suelo, quiere decir que están demasiado largas. Acude a tu veterinario para que te enseñe a hacerlo o llévalo para que te lo haga él o un peluquero canino profesional.
  • Comprueba el estado de salud de tu Pomerania. Comprueba las patas de tu Pomerania con frecuencia y mira dentro de su boca y orejas. Si observas algún indicio de problema en general, como llagas, sarpullidos, enrojecimiento o sensibilidad de la piel, inflamaciones, problemas en la nariz, boca y ojos, etc., acude a tu veterinario. Los ojos del Pomerania deben estar claros, sin enrojecimientos ni secreciones. Asimismo, los oídos deben oler bien y no presentar demasiada cera o suciedad.

¿Cómo se lleva el Pomerania con los niños y con otros animales?

El Pomerania se lleva muy bien con los niños y será un gran compañero para ellos, lo cual también se traduce en importantes beneficios para la salud de lis pequeños. Sin embargo, debido a su tamaño, puede sufrir daños con los juegos bruscos de los más pequeños. Por ello, es importante que enseñes a tus hijos y sus amigos cómo deben acercarse al perro y tocarlo, y a no molestarle. Unas lecciones básicas de etología pueden enseñar a tus hijos a interpretar el lenguaje de los perros, con lo que reducirás el riesgo de que se metan en problemas

El Pomerania también se lleva bien con otros animales domésticos, sobre todo si se crían juntos. Sin embargo, debes tener cuidado con los perros más grandes, ya que los Pomerania no son conscientes de su tamaño y no tienen miedo a desafiarlos.

La cría de la raza Pomerania

Si has decidido adoptar un Pomerania, estarás dando una nueva oportunidad a un adorable perrito que necesita un hogar y una familia que le proporciones cuidados y cariño. La adopción siempre es una buena opción para proporcionar a un perro abandonado una nueva vida, feliz y con gente que le quiera.

Si quieres dedicarte a la cría de esta raza, ponte en contacto con asociaciones dedicadas a esta raza o con criadores que te orienten para realizar una cría responsable y ética. Tu veterinario también puede ayudarte a reunir la información que necesitas.

Al tratarse de una de las razas toy o de juguete más pequeñas que existen, la cría ética implica anteponer las necesidades y bienestar tanto de la madre como del padre y los futuros cachorros. Elige siempre una hembra de mayor tamaño que el macho (esto es muy importante en los perros de raza toy). Es muy posible que tengas que recurrir a la cesárea en el momento del parto. Además, los cachorros necesitan vigilancia las 24 horas del día y son propensos a sufrir hipoglucemia.

Si deseas criar perros de diseño, infórmate bien para no debilitar su línea de sangre y no crear perros con problemas físicos o de salud. No te dejes llevar por las tendencias y opta por una cría seria y de calidad, atenta al estándar de la raza. Ten en cuenta que los costes serán elevados.

Los ejemplares que vas a dedicar a la cría deben pasar una serie de pruebas destinadas a descartar enfermedades y patologías hereditarias frecuentes en la raza.

Ponte en contacto con el AKC, la FCI, asociaciones especializadas en razas toy o en el Pomerania en concreto y pídeles información. Sigue sus directrices y habla con tu veterinario, ya que este profesional será de gran ayuda para llevar a cabo una cría en buenas condiciones para todos los perros.

Si quieres comprar uno, te recomendamos no acudir a una tienda de mascotas y buscar un criador profesional y responsable. Estos criadores se preocupan por mantener el buen estado de la raza y te garantizan el perro ha pasado todas las revisiones necesarias, además de estar en perfectas condiciones sanitarias. También debe proporcionarte la documentación que muestra que sus padres han sido autorizados para la cría, con el fin de prevenir los problemas genéticos asociados a esta raza.

No dudes en informarte acerca del temperamento del perro, su estado de salud y los problemas que puede sufrir. Un criador profesional podrá orientarte y aconsejarte acerca de si se trata del perro adecuado para ti.

Investiga previamente sobre la raza, para tener información acerca de sus características, revisa las instalaciones del criador y verifica que los animales no se encuentran en condiciones insalubres y desconfía de quién no quiera responder a tus preguntas.

Tu veterinario también puede remitirte a un criador de confianza donde adquirir un cachorro sano.

Conclusiones

  • El Pomerania desciende de varias razas de perros de trineo.
  • Actualmente, se trata de una de las razas toy más pequeñas que existen.
  • Toma su nombre de la región polaca de Pomerania, donde se sitúa su origen.
  • Inicialmente, el Pomerania era más grande que el que conocemos en la actualidad.
  • Se utilizaba para vigilar las casas, tirar de los trineos y controlar el ganado.
  • La raza fue reconocida por el American Kennel Club en la década de 1900.
  • El Pomerania es inteligente y tiene una gran personalidad.
  • Puede ladrar excesivamente y tiene tendencia a desafiar a perros más grandes que él.
  • Es un perro lleno de energía, que se lleva bien con los niños y otros animales.
  • Puede disputar tu liderazgo.
  • Es un perro inteligente y muy utilizado como perro de terapia.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Posts relacionados:

1 comentario

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo