Ideas Originales Para REGALAR UN PERRO

Antes que nada, medita muy bien tu decisión. Asegúrate de que la persona a la que le quieres regalar un perro es responsable y se compromete a hacerse cargo de él. Recuerda que los perros son seres vivos, y no un capricho que puedes usar y tirar cuando te hayas aburrido de él. 

Debes ser consciente de que tener un perro supone algunos gastos para el dueño, especialmente durante los primeros meses de vida del animal. También es importante que te informes sobre las principales necesidades de los perros, para saber qué cosas debes tener preparadas antes de llevar al perro a casa.

Por otra parte, te recomendamos adoptar antes que comprar un perro.

Una vez cumplidos todos estos requisitos, ya estás listo para preparar la sorpresa. A continuación te presentamos algunas ideas originales y divertidas que puedes utilizar a la hora de regalar un perro.

Regalar un perro en una caja

Uno de los métodos clásicos de hacer un regalo es metiéndolo en una caja. Así, la persona para la que es puede estar en presencia de la caja sin saber de qué se trata. Solo podrá averiguar qué hay dentro cuando la abre.

Algunas consideraciones a tener en cuenta son:

  • Escoger una caja lo suficientemente grande como para que el perro quepa sin problemas. Que pueda dar vueltas, estar estirado o de pie y que ninguno de los bordes lo molesten.
  • Procura hacerle unos cuantos agujeros por los que pueda entrar el aire libremente, pero lo suficientemente pequeños como para que no se vea lo que hay dentro.
  • Saca al perro a pasear antes de entregar el regalo. Una caja con orina seguramente reste encanto a la sorpresa.
  • Piensa con lógica y no dejes al perro metido largas horas esperando a que llegue la persona a la que se lo quieres regalar. Espera hasta el último momento y mételo justo antes de que sea regalado.
  • Para que el perro esté tranquilo, puede meter dentro alguna chuche o algo para comer
  • Para su seguridad, es mejor colocar la caja sobre una superficie plana, tan solo entonces meter al perro dentro, y llevar hasta ella a la persona que vaya a recibir el regalo. 
  • Añadir unos lazos con los que atar bien la tapa puede ahorrarte desvelar la sorpresa antes de tiempo. Si el perro es revoltoso y no hay nada que le impida abrir la tapa, puedes encontrarte con que ha salido de la caja antes de que puedas entregar el regalo.

Si se trata de un regalo de Navidad que ha de estar debajo del árbol con los demás regalos, será mejor que animes a la persona que a lo recibe a que empiece por esta caja. Si no, el perro puede comenzar a ponerse nervioso y estresarse. 

Esta forma de entregar regalos es buena para perros pequeños, medianos o cachorros. En el caso de perros grandes, si no cuentas con una caja lo suficientemente grande, es mejor que optes por otro método.

Regalar un perro con un lazo

El método del lazo es el más sencillo y es ideal para los perros grandes a los que no puedes meter en una caja. 

Haz que la persona cierre los ojos y cuando los abra, ante ella aparece el perro con un bonito lazo (bien rojo, bien del color favorito de esa persona).

En cuanto al material, busca un lazo confeccionado con un tela elástica, de calidad, con posibilidad de ajustarse, en caso de ser demasiado grande. Busca una tela resistente, que no se rompa ni se rasgue fácilmente, así tu perro no corre peligro de ingerir partes del lazo.

Recuerda que los perros no son muy amigos de llevar prendas o cualquier accesorio, por ello te recomendamos que solo coloques el lazo unos pocos minutos antes de regalarlo. 

Usar otros regalos como pistas

Si quieres salirte de los métodos clásicos, puedes optar por crear un juego divertido y excitante, que haga pensar a quien reciba el regalo, Así, podrá disfrutar más aún cuando adivine de qué se trata el regalo.

Puedes hablar con los familiares y amigos que participen para que compren accesorios relacionados con los perros: un kong, algún gadget interesante o una bolsa con deliciosos snacks. 

Ver todas estas cosas le dará a esa persona una idea de lo que está pasando, sin embargo, al no haber visto el perro, la excitación irá en aumento.

Finalmente traerás el perro, que será la guinda del pastel.

Encerrado en otra habitación o en el sótano

Si el perro es el regalo para un niño, o para una persona algo más miedosa, este método es realmente divertido, al menos para los que lo ven, y una vez que aparece el perro, para la persona que lo recibe también. 

Deja al perro encerrado en una habitación poco transitada o en el sótano si tu casa tiene uno. Este método es muy bueno para los perros revoltosos y ruidosos. De esta forma, cuando comiencen a oírse ruidos extraños del lugar en el que se supone que no debería haber nadie, anima a la persona que lo reciba a que investigue. Cuando abra la puerta y descubra y perro amoroso esperando al otro lado todos sus miedos desaparecerán y tan solo quedará espacio para el amor. 

Este método es ideal para traer un perro a casa incluso cuando no se celebra ninguna ocasión especial.

Hazles creer que ya no hay más regalos

Si el perro es para los pequeños de la casa, y llevan mucho tiempo pidiéndote un cachorro, seguro que están expectantes de recibirlo en cualquier momento. 

Para aumentar el impacto de la sorpresa y complicar un poco más las cosas, puedes entregar primero todos los demás regalos y hacer como que no hay nada más. 

El niño, seguramente aparente alegría por todos los obsequios recibidos, pero estará decepcionado. Ese es el momento de traer al cachorro tanto esperado, devolviendo la ilusión a la cara del pequeño.

Juego de adivinanzas

Esta opción es un juego misterioso, emocionante y divertido que encantará todos los presentes, no solo a quien recibe el regalo. 

Los pasos para llevarlo a cabo son muy sencillos: 

  1. Prepara en una caja varios objetos fáciles de adivinar a través del tacto
  2. Ten cerca también al cachorro, pero asegúrate de que la persona que tiene que adivinar el regalo no lo vea. Puedes pedirle a alguno de los presentes que lo traiga, en caso de encontrarse en otra habitación.
  3. Apaga la luz y comienza a entregarle a esa persona los objetos de la primera caja. 
  4. Al final entrégale el cachorro. 

Ya puedes encender la luz y alegrarte junto con el obsequiado del nuevo miembro de la familia.

Viaje sorpresa

Regalar un perro yendo a buscarlo. Tienes tres formas de hacerlo:

  • Puedes inventarte cualquier excusa, una salida familiar, ir a tomar algo con más personas, etc. Lo importante es convencer a esa persona de que tenéis que salir pero sin que pueda sospechar del lugar al que vais realmente.
  • Si se trata de niños, puedes hacerte el misterioso y decirles simplemente que se trata de una sorpresa para crear más tensión. 
  • Vendar los ojos puede ser otra opción muy estimulante, aunque si el camino hasta el lugar de recogida es muy largo, es mejor que esperes hasta la mitad del camino o casi hasta llegar para taparle los ojos a esa persona. 

Una vez en el camino, os vais al lugar en el que has acordado antes recoger al perro. Cuando el obsequiado pregunte de qué se trata todo eso, ¡boom, sorpresa!, desde ese momento tiene un nuevo animal de compañía.

Tanto si quieres comprarlo como si deseas adoptarlo, es recomendable que tengas elegido el perro y tramitados todos los papeles antes del día de regalarlo. En caso contrario, puede ser que tengáis que esperar unos días hasta que se arreglen todos los papeles, tiempo en el que el perro no podrá venir con vosotros a casa.

Sin embargo, la parte buena de no tener ningún perro elegido el día de entregar el regalo supone que la persona que lo vaya a cuidar puede elegir en el momento el perro que más le gusta. 

Otros consejos importantes

Hablar antes con la persona que lo recibe

Aunque tener un perros es bueno para prevenir ciertas enfermedades y es beneficioso para el crecimiento de los niños, antes de tomar la decisión de regalar uno, deberías, hablar de tus intenciones.

Aunque limite mucho la sorpresa, asegurarte de que la persona que lo cuidará de verdad lo quiere, supone optar por una apuesta segura. Insistimos en recordar que un perro es más que un regalo, se trata de un alma que nos da todo su amor y el abandono no debería ser nunca una posibilidad. Llegar a un acuerdo con anticipación podría evitar situaciones no deseadas. 

No todos los los perros son para todas las personas

Dependiendo de a quién le quieras regalar un perro, será mejor que busques diferentes razas. 

Por ejemplo, para las personas mayores, es mejor que optes por perros pequeños con un temperamento tranquilo, que no tiren demasiado de la correa y que no demanden una vida con alta actividad física. El Yorkshire es una magnífica elección.

En el caso de los niños, los perros enérgicos pero delicado. Las razas de perro que mejor conviven con niños son aquellas que acatan bien las órdenes y no recelan en compartir el amor recibido con los más pequeños de la casa. Un Pastor Alemán puede ser la elección acertada.

Chequeo veterinario

Antes de llevarte un perro en adopción o de comprar un cachorro, asegúrate de que se trata de un ejemplar sano y vacunado. Eso no significa que no está bien que adoptes un perro anciano o con alguna enfermedad, sin embargo deberías hablar con la persona que lo reciba, para asegurarte de que tiene los medios necesarios para hacerse cargo de él.

Canasta con los básicos

Puesto que se trata de una sorpresa, la otra persona no estará preparada para recibir el perro. Por ello debes ser previsor y preparar una cesta con los objetos básicos para unos cuantos días:

Adiestramiento básico

Aunque la persona que reciba el perro como regalo ame los animales, es posible que no sepa cómo enseñarle las ordenes básicos con chuches o cómo educarle para hacer sus necesidades fuera de casa. En este caso puedes prestarte a ayudarle con estos primeros entrenamientos. Si tú tampoco sabes por dónde empezar, puedes optar por inscribiros en un curso online de adiestramiento canino o comprar un libro especializado.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo