Cuidados del Perro

Cuáles son los síntomas de un perro viejo y cómo prepararte para su muerte

Foto de un perro viejo tumbado en el suelo y con pocas ganas de moverse

Cuando tu perro se hace anciano, su comportamiento y necesidades varían. Es importante cubrir sus necesidades especiales y hacer que sus últimos años de vida sean igual de felices que los de su juventud.

Asimismo, el perro se está acercando a la última fase de su vida donde puede sufrir muchas de las enfermedades más comunes que sufren los perros. La muerte es un momento doloroso para el que debemos estar preparados. Acompañar a tu perro con cariño y los cuidados necesarios en sus últimos momentos es muy importante. ¿Sabes cómo hacerlo?

La importancia de atender bien a tu perro

No todos los perros envejecen al mismo ritmo. Su edad biológica depende de su herencia genética, pero también de su estado de salud y nutrición, así como de las tensiones que haya sufrido en su vida, y sobre todo cada raza de perros envejece y suele vivir de media distintos años. Los perros que han sido bien atendidos sufren muchas menos dolencias al envejecer.

Cuando tu perro alcanza una edad avanzada, es importante prevenir el envejecimiento prematuro, minimizar las tensiones emocionales y cubrir sus necesidades. Es importante someterlo a un examen veterinario anual y prestar atención a cambios de comportamiento y posibles problemas, como:

  • Pérdida de peso o apetito.
  • Tos y fatiga.
  • Debilidad.
  • Aumento de la sed o micción frecuente.
  • Estreñimiento o diarrea.
  • Secreciones extrañas.
  • Bultos en su cuerpo.

Cambios en el comportamiento cuando un perro se hace viejo

Los perros ancianos se vuelven más sedentarios. Su energía disminuye y son menos curiosos. También se adaptan más lentamente a cambios en la dieta y de rutinas. La tolerancia a temperaturas extremas es peor, duermen mucho y pueden sufrir pérdidas de memoria. De la misma manera, pueden volverse más irritables.

La mayor parte de los cambios en el comportamiento de un perro viejo se deben a los achaques físicos que comienzan a sufrir: pérdida de audición u olfato, artritis, debilidad muscular…

Tu perro buscará estar cerca de tí pero tranquilo. Sácalo de paseo al menos dos veces al día, aunque sea de modo más tranquilo que cuando era joven. Sentirse valorado y querido le hará muy feliz.

Un perro viejo puede sufrir disfunción cognitiva

Esta afección es similar al Alzheimer de los humanos. Se trata de un deterioro de las facultades mentales asociadas con el pensamiento, la memoria y la conducta aprendida. La disfunción cognitiva es una afección progresiva.

Uno de los síntomas principales de la disfunción cognitiva es la desorientación del perro, que parece perdido en sus lugares habituales, se equivoca al dirigirse a otros espacios o no reconoce a familiares. También puede ser que no responda a estimulaciones verbales o a su nombre.

Asimismo, sufre trastornos de sueño y actividad. Duerme más durante el día pero menos durante la noche, disminuye su actividad y vagabundea por la casa. También puede suceder que comience a realizar sus necesidades en casa y busque menos atención por parte de los miembros de la familia.

Consulta a tu veterinario acerca de los cambios de conducta que sufra tu perro anciano.

Cambios físicos en un perro viejo

Foto de un perro viejo en brazos de su dueño con aspecto de estar cansado

Entre los signos de envejecimiento se incluyen la pérdida de tono y fuerza muscular, especialmente en las patas. El perro se agota físicamente y puede sufrir enfermedad articular degenerativa. Es importante que los perros ancianos realicen ejercicio físico regular suave para minimizar estos problemas. Existen medicamentos que pueden aliviar los síntomas de los procesos degenerativos, como los condroprotectores o los analgésicos. Tu veterinario sabrá que necesita tu perro.

Los tumores cutáneos y trastornos capilares son frecuentes en los perros ancianos. Cepilla bien su pelo y protégele del frío.

Es posible que tu perro sufra pérdidas de los sentidos del olfato, gusto y visión cuando se hace viejo.

Los dientes y las encías pueden sufrir infecciones.

Cambios funcionales en un perro viejo

  • Si tu perro sufre insuficiencia renal, observarás que orina con mayor frecuencia y bebe mayores cantidades de agua. Consulta a tu veterinario, ya que estos síntomas también pueden pertenecer a algunas enfermedades importantes de diagnosticar.
  • Los perros ancianos pueden mostrar incontinencia en casa. Esto puede deberse a trastornos músculo-esqueléticos o a un déficit hormonal, así como a la pérdida de control del esfínter. También puede deberse a fallos de la memoria y a un deterioro de la conducta aprendida.
  • El estreñimiento es frecuente en los perros ancianos, debido a que beben menos agua, lo que provoca endurecimiento de las heces. Otras causas son la falta de ejercicio, la reducción de la actividad intestinal u otros trastornos. Una dieta rica en fibra y el pienso mezclado con agua pueden resultar de ayuda.
  • Si tu perro anciano presenta diarrea crónica, consulta a tu veterinario, ya que puede ser síntoma de alguna enfermedad.
  • Si observas secreciones anormales con pus o sangre, a veces de mal olor, acude a tu veterinario.
  • Las alteraciones del peso también pueden ser graves en un perro anciano, así como la fiebre, taquicardia o aceleración del ritmo respiratorio. Acude a tu veterinario.

La dieta de un perro viejo

Los perros ancianos tienen menos actividad y requieren menos calorías que los jóvenes. Los piensos adaptados para ellos están pensados para cubrir sus necesidades calóricas. Si a tu perro le va bien con su dieta habitual, probablemente baste con disminuir algo su cantidad, pero recuerda utilizar un buen pienso para tu perro con la mejor calidad posible.

Sin embargo, si presenta insuficiencia renal o hepática, su capacidad de metabolizar las proteínas disminuye y requerirá una dieta especial. Consulta a tu veterinario para saber cuál es el pienso más adecuado para tu perro.

Asimismo, un perro anciano puede requerir mayor cantidad de minerales y vitaminas.

Cuando la muerte de tu perro se acerca. ¿Es necesaria la eutanasia?

Es posible que llegue el momento de tener que afrontar la necesidad de sacrificar a tu perro. Se trata de una decisión difícil y dolorosa, pero existen casos de perros ancianos que están sufriendo alguna enfermedad dolorosa y progresiva para la que no existe remedio y la eutanasia se presenta como la única alternativa para acabar con su sufrimiento. Es importante que sepas que en este caso, morirá con facilidad y sin dolor. Permanece a su lado para que sus últimos momentos sean en tu compañía.

En otros casos, tu perro no sufre dolores y lo único que necesita es que le administres más cuidados y atenciones, pudiendo disfrutar de más meses o años de felicidad en tu compañía.

Existen signos de que la muerte de tu perro se acerca: generalmente pierde el apetito y se muestra más apático, perdiendo interés por las cosas. Tiene dificultades para andar, jadea y sus encías se vuelven oscuras.

Sin duda, sentirás una gran tristeza, pero es muy importante que acompañes a tu amigo en sus últimos momentos. Procura que se encuentre cómodo y con sus juguetes favoritos a mano. Mantén cerca la comida y agua fresca y proporciónale caricias y atenciones. Esto te ayudará a prepararte para su muerte y tras ella, pasar el proceso de duelo recordando los buenos momentos y que tu perro se ha ido rodeado de cariño y buenas sensaciones.

Conclusiones

  • El comportamiento y necesidades de los perros ancianos varían respecto a los perros jóvenes.
  • La muerte es un proceso doloroso para el que debemos estar preparados.
  • Un perro bien cuidado sufre menos dolencias al envejecer.
  • Los perros viejos son más sedentarios y comienzan a sufrir achaques físicos.
  • Un perro viejo puede sufrir disfunción cognitiva.
  • Los perros ancianos sufren una serie de cambios físicos y funcionales que debes conocer.
  • Consulta a tu veterinario para proporcionar a tu perro las mejores atenciones.
  • La dieta de un perro anciano es diferente de la de uno joven.
  • Atiende a las señales que indican que se acerca la muerte y prepárate para ella.
  • Proporciona a tu perro comodidades, caricias y atenciones.
  • En caso de sufrir una enfermedad progresiva y dolorosa, tal vez la mejor opción sea la eutanasia.
  • Trata de superar el proceso de duelo recordando que tu perro se ha ido rodeado de cariño y tras una vida de felicidad a tu lado.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Posts relacionados:

2 comentarios

  1. La Demencia Senil en los Perros 12 marzo, 2019 a las 17:40 Responder

    […] Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que las razas grandes envejecen más rápido que las pequeñas, por lo que es más probable que la demencia senil aparezca antes en las razas grandes. La edad de siete años es algo aproximado, porque existen casos que aparecen antes. Es uno de los síntomas que se presentan cuando los perros son ya muy viejos y nos indican que debemos prepararnos para la muerte de nuestro …. […]

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo