¿Se puede denunciar a un vecino porque su perro no para de ladrar?

Adiestramiento del perroCuriosidades Sobre Perros
¿Se puede denunciar a un vecino porque su perro no para de ladrar?

Es posible que tengas un vecino cuyo perro ladra sin cesar. Sus ladridos no te dejan dormir, no puedes trabajar en casa y te molestan continuamente.

Afortunadamente, hay medidas que puedes tomar. La primera de ellas es hablar con tu vecino. Siempre es mejor solucionar las cosas de modo amistoso.

En caso de que esto no lleve a ningún lugar, podrás plantear una denuncia a la policía o, en caso extremo, una demanda judicial.

¿Por qué ladran los perros?

Ten siempre en cuenta que el perro no quiere molestarte. Simplemente, actúa como un perro. Y su comportamiento depende en gran medida de su educación, pero también de otros factores inherentes a su esencia perruna.

Todos los perros ladran. Es una manera de comunicarse. Sin embargo, es cierto que algunos ladran excesivamente. En ese caso, hay que localizar la causa y comenzar a tratar el problema. Algunas de las razones más frecuentes por las que los perros ladran son:

  • Territorialidad. Algunas razas son más territoriales que otras. Si el perro de tu vecino lo es, tratará de proteger su casa y a su familia. Cuando una persona o animal entra en su territorio o se acerca demasiado, el perro comienza a ladrar, para advertirle que está entrando en zona prohibida. Si la amenaza se acerca, el perro ladra con más fuerza. El perro permanece alerta e incluso se muestra agresivo. Un perro puede ladrar a los coches que pasan, a la gente que camina cerca de la propiedad, a otros vecinos que entran en su casa… Simplemente, les está advirtiendo para que no se acerquen a su zona.
  • Miedo o alarma. Si el perro descubre cualquier objeto, ser o ruido que le llame la atención o le asuste, ladrará. Esto puede ocurrir en cualquier lugar, no sólo en su territorio.
  • Aburrimiento o ansiedad por separación. Si el perro pasa muchas horas solo, puede desarrollar ansiedad por separación o aburrirse. Esto conduce al desarrollo de hábitos no deseados, como ladridos compulsivos. Estos ladridos suelen ir acompañados de otros comportamientos, como morder muebles, depresión, deposiciones, movimientos repetitivos (correr en círculos, etc.).
  • Saludo o juego. El perro ladra para saludar a las personas o a otros animales. Ladrará cuando oiga a alguien de su familia que regresa a casa. O cuando quiere jugar. Es un ladrido alegre, con movimiento de cola y saltos.
  • Para llamar la atención. Si el perro quiere salir a la calle, jugar, comida, o cualquier otra cosa que no pueda tomar por sí mismo, ladrará para pedirlo.

Los ladridos del perro de mi vecino me molestan. ¿Qué puedo hacer?

Aunque comprendes el comportamiento del perro de tu vecino, sus ladridos se han vuelto constantes y muy molestos. Tu rutina o tu sueño se ven afectados y no sabes qué hacer. ¿Cómo puedes obligar a tu vecino a que tome cartas en el asunto?

El primer paso debería ser, siempre, una conversación tranquila y amistosa. Acércate a hablar con tu vecino y coméntale la situación. Es posible que pase mucho tiempo fuera de casa y no sea consciente del problema. O tal vez no ha considerado que los ladridos pueden afectar a sus vecinos. Quizás está al corriente y ya está trabajando con el problema.

Lo mejor es que llames a su puerta y hables cara a cara con él. De manera amistosa se solucionan muchas cosas. Ten empatía y explícale el problema, sin acusarle ni asumir que no va a molestarse en buscar una solución. Dale la oportunidad de responder. Si tu vecino no sabe qué hacer al respecto, sugiere recursos que pueda utilizar para solucionar el problema, incluyendo la ayuda profesional.

Si el perro ladra cada vez que entras en tu casa o tu jardín, o cada vez que pasas cerca de su propiedad, puedes tratar de bloquear su visión plantando un seto o levantando una valla. Si los ladridos son territoriales, a veces es suficiente con bloquear su visión para eliminar la sensación de amenaza del perro y, por tanto, sus ladridos.

Pero los perros no sólo perciben tu presencia visualmente. También te oyen y te huelen. Si bloquear la vista no es suficiente, podrías intentar hacerte amigo del perro.

Una vez se acostumbre a ti, es posible que no te perciba como una amenaza y deje de ladrar.  La idea es que el perro se acostumbre a tu olor y a tu presencia, por lo que es importante que te vea a menudo. Si vives en una finca al lado de tu vecino, pasa más tiempo en el exterior. Si vives en un piso, trata de encontrarte con el perro todos los días o de pasar a ver a tu vecino hasta que el perro te conozca. Naturalmente, para esto último, debes contar con su permiso. Pídele que te presente al perro, hasta que logres una relación de confianza con él.

No des comida o golosinas al perro sin permiso de su dueño. El perro podría tener problemas de salud, o tal vez su dueño le esté educando para que no acepte alimentos de extraños.

Si tu vecino no toma ninguna medida y no logras que atienda a razones, puedes recurrir a las acciones legales. Existe una normativa de ruidos que hay que cumplir y tu vecino tiene la obligación de adaptarse a ella.

Qué puede hacer mi vecino para que su perro no ladre

Conseguir que un perro deje de ladrar es un proceso largo. Requiere tiempo, trabajo y mucha paciencia. Debes tener en cuenta que, cuando tu vecino comience a realizar el entrenamiento, aún pasará tiempo hasta que comiencen a verse los progresos.

Lo primero de todo, es tratar al perro con amabilidad. Tu vecino debe estar tranquilo y firme, pero no gritar al perro. El perro entiende los gritos como ladridos, por lo que lo único que conseguirá es que ladre aún más.

El perro debe ser entrenado para comprender la orden “Silencio”. Para ello, pueden seguirse estas pautas:

  • Cuando el perro ladre, tu vecino debe emplear la orden “Silencio” con voz firme y calmada. Llevar el dedo a los labios u otra señal visual hará que el perro asocie dicha señal con la orden (son muy receptivos a este tipo de señales). Cuando el perro deje de ladrar, aunque solo sea para tomar un respiro, es importante elogiar al perro y darle una recompensa. Y tener cuidado de no recompensarlo cuando esté ladrando.
  • Con tiempo, se dará cuenta de que cuando deja de ladrar, recibe un regalo.
  • Tu vecino no debe permitir que su perro ladre en algunas situaciones. Los ladridos llevan consigo una descarga de adrenalina que los hace agradables. Si, por ejemplo, tu vecino permite que el perro ladre al cartero, sin darse cuenta, está estimulando su agresividad para situaciones similares.

Además, es buena idea cansar al perro antes de irse de casa. Si tu vecino le lleva a dar un paseo, a correr, o juega un rato con él antes de irse, el perro estará más tranquilo hasta su regreso.

Los ladridos excesivos también pueden ser síntoma de algún problema médico, desde picaduras de abeja hasta dolores o enfermedades cerebrales. Es buena idea acudir al veterinario para descartar este tipo de causas.   

Para minimizar los ladridos, tu vecino puede también tomar una serie de medidas que contribuyan a eliminar la motivación:

Ladrido territorial, de alarma o por miedo.

Este ladrido está motivado por el miedo o como respuesta a una posible amenaza. El perro protege a su familia y su territorio. Para disminuir este comportamiento, si el perro está en un patio o jardín, tu vecino puede poner setos o vallas que dificulten su visión del exterior.

Aburrimiento o soledad.

Si el perro tiene actividades o compañía más a menudo, su sentimiento de soledad disminuirá. También es buena idea sacarlo a dar una vuelta antes de irse de casa. Dejar algún juguete dispensador de comida o algún entretenimiento seguro puede mantener al perro ocupado varias horas. Después, esperará tranquilo hasta el regreso de su familia.

El perro ladra cuando está solo en el exterior.

Llevarlo dentro de casa disminuirá los ladridos. Sin embargo, si se aburre, puede seguir ladrando dentro, por lo que debe tener estimulación mental y realizar ejercicio y actividades para estar tranquilo y feliz.

Ladridos para saludar o jugar.

Tu vecino debería entrenar a su perro para que no ladre cuando la puerta se abra. Si tu vecino acaricia a tu perro al llegar, está fomentando este comportamiento, ya que realmente le está recompensando por ladrar al recibirlo. Es buena idea impedir que pueda acercarse a ella y no hacerle demasiado caso hasta que pase un rato (unos minutos son suficientes). Cuando el perro comience a mostrarse tranquilo, puede empezar a dejar que se acerque a la puerta de entrada. Asimismo, el perro debe aprender a esperar dentro de casa cuando se abra la puerta.

Llamada de atención.

Si el perro ladra para reclamar atención, tu vecino debe trabajar para eliminar este comportamiento. Si le da lo que quiere, está recompensando los ladridos. Es buena idea enseñar al perro a avisar tocando a su dueño con el hocico, tocando la puerta o acercándose a ella, tocando el plato para pedir comida, es decir, buscar alternativas a los ladridos. El perro puede aprender a comunicarse sin ladrar.

Ansiedad por separación.

En este caso, tenemos un comportamiento que resulta difícil de tratar. Es posible que tu vecino necesite ayuda profesional. Existen adiestradores experimentados que podrán comenzar el entrenamiento del perro de manera adecuada. Asimismo, puede ser necesario que el veterinario le recete algún medicamento para tranquilizar al perro hasta que la nueva conducta comience a manifestarse. Mientras tanto, un chalecho antiansiedad para perros puede ayudar.

¿Son efectivos los dispositivos anti-ladridos?

Existen en el mercado dispositivos que aseguran que el perro dejará de ladrar. Sin embargo, no son muy recomendables. No siempre son efectivos y a veces, incluso empeoran el problema. Pueden hacer que el perro se vuelva más agresivo, especialmente si asocia a la persona o animal al que están ladrando con el efecto negativo ocasionado por el dispositivo. Además, estos dispositivos no actúan sobre la causa que ocasiona los ladridos.

Estos dispositivos pueden ser de diversos tipos:

  • Collares que utilizan ultrasonidos o vibraciones. Estos collares no son efectivos para todos los perros. A algunos les molestan hasta el punto de volverlos agresivos.
  • Collares con pulverizador de citronella. El perro puede aprender que al agotar el pulverizador, ya no actúa, ladrando entonces a voluntad.
  • Collares de choque. Estos collares dan una sacudida dolorosa al perro.
  • Rociadores de agua activados por ladridos o ruidos. Se encienden cuando captan los ladridos, disparando agua al perro o emitiendo un sonido irritante.

Cuando un perro ladra excesivamente, hay que encontrar la causa y actuar para modificar su conducta mediante un entrenamiento adecuado, recurriendo a un adiestrador profesional en caso necesario.

¿Puedo emprender actuaciones legales contra los ladridos del perro de mi vecino?

Si los ladridos del perro de tu vecino causan molestias y no has logrado solucionarlo de manera amistosa, puedes presentar una denuncia ante la policía, o incluso una demanda judicial. Esta debería ser la última opción, cuando nada más ha funcionado.

Los ladridos ocasionales no son denunciables, pero sí los continuos o los que interfieren significativamente en nuestro descanso, pudiendo ocasionarnos problemas de salud.

En este caso, se puede aplicar el Código Civil, además de la Normativa de Ruidos. Es importante señalar que en cada Ayuntamiento, existen unas ordenanzas que regulan los decibelios permitidos.  

La policía comprobará el nivel de ruido emitido por los ladridos del perro. El número de decibelios permitido depende, como decíamos, de cada Ayuntamiento, por lo que deberás buscar las ordenanzas correspondientes. Como referencia, la OMS (Organización Mundial de la Salud) establece un límite recomendado de 60 decibelios durante el día y 40 decibelios por la noche.

Si esta vía resulta improductiva, el siguiente paso es presentar una demanda judicial, amparándote en el Código Civil. En este caso, es importante poner el caso en manos de un abogado.

¿Qué consecuencias puede tener una denuncia por los ladridos del perro?

La Ley de Propiedad Horizontal, establece la prohibición de desarrollar actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas. Si el perro de tu vecino causa molestias excesivas y constantes, la Comunidad de Propietarios podría ampararse también en ella para que la Ley actúe.

Para ello, el Presidente de la Comunidad, a iniciativa propia o de cualquier vecino, debe requerir a tu vecino para que su perro deje de ladrar. Si éste no hace nada al respecto, se puede presentar la demanda judicial.

El Juez podría acordar la cesación inmediata de la actividad prohibida, además de una indemnización por daños y prejuicios. Tu vecino podría incluso verse privado del derecho al uso de la vivienda por un máximo de tres años, o definitivamente si no es el propietario.

Evidentemente, deberás presentar pruebas, tanto documentales (la denuncia policial es una de ellas) como las declaraciones de los vecinos en el juicio.

Conclusiones

  • Todos los perros ladran, ya que es una de sus formas de comunicación.
  • Cuando los ladridos se vuelven molestos, es necesario actuar.
  • Si el perro de tu vecino ladra excesivamente, puede deberse a distintas causas.
  • El primer paso es hablar con tu vecino y tratar de resolver el problema de forma amistosa.
  • Es posible que tu vecino no sea consciente del problema.
  • También puede ser que esté tomando medidas, pero aún no se vean los resultados, por lo que deberás tener paciencia.
  • Tu vecino puede adiestrar a su perro para que deje de ladrar.
  • Atendiendo a la causa del ladrido, tu vecino puede tomar distintas medidas.
  • Los dispositivos anti-ladridos no son recomendables, no funcionan con todos los perros y en algunos casos pueden fomentar la agresividad del perro.
  • Si tu vecino no atiende a razones, puedes emprender acciones legales, denunciándolo a la policía o presentando una demanda judicial.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

25 comentarios

  1. Raul 28 septiembre, 2020 a las 13:26 Responder

    Adrian, es muy fácil Criticar si no sabes que pasa… seras de los que pone la nota en la puerta y listo… hablando se entiende la gente. Un poco más de paciencia, y seguramente tu harás ruido y te aguanta el de al lado… es lo que tienen las comunidades , pero a veces por educación uno asume que en algún momento hace algo que moleste a otro y no se queja.

    Ps. Antes de resolver otros problemas , resuelva los suyos.

  2. Adrian 27 septiembre, 2020 a las 18:54 Responder

    En la terraza pegada a mi casa tengo un perro que ladra mientras sus dueños no están… Así 4 o 5 horas diarias… Además que son intratables, se creen que son dueños del mundo… (Sin desmerecer, además de alquiler)… Yo he alquilado en el pasado y nunca he molestado, por que todos los dueños de animales NO SABEN RESPETAR A LOS DEMÁS???? O bien ladrando sus mascotas o haciendo sus necesidades en cualquier sitio… La ley debería de ser más dura con estos elementos! No es solo por que hacen una medición acústica y basta… Es molesto!!! Además si el perro ladra será por algo… Deberían de quitarles sus mascotas y multa por irresponsabilidad!!!

  3. Anónimo 15 septiembre, 2020 a las 18:53 Responder

    Yo les digo que no hay pero vecino que los gotanos, no hay control de la municipalidad molesta setenta veces más que los perros a si que no me vengan con boludeces de los perros

  4. Anónimo 9 agosto, 2020 a las 20:30 Responder

    Buenas tardes quiero que se lleven a esos perros ya causan molestias todos los días ocasionan escándalos no dejan dormir a los niños los desconsentran de las clases virtuales. YA NO DEJAN VIVIR EN PAZ

  5. Jovana Del carmen 9 agosto, 2020 a las 07:15 Responder

    Villahermosa Tabasco centro calle Francisco j santa maria alado del kinder margarita maza de Juárez. Vecinos descuidan y tienen todo el dia a sus perros ladrando amarrados ni se toman la molestia de callarlos tal parece q a ellos no les afecta , cabe mencionar que a nosotros si nos afecta ya que trabajamos y hay niños pequeños. Ya se les hablo y pidió el favor pero nada q hacen caso tal parece q les vale, todo los vecinos nos afecta ya q no dejan de ladrar son dos perros y lo sacan afuera amarrados ladrando todo el dia . mientras que los dueños se ponen a beber y se van … No es la primera vez y si nos interesa que nos ayuden que se solucione esto ya que queremos descanso más por que se supone que estamos en cuarentena..

  6. Irina 7 agosto, 2020 a las 18:43 Responder

    Ayuda! Vivo en condominio, hay uno que ladra cada que salen los dueños, ellos son unas personas que no se prestan a dialogar y ahora ya lo hacen a propósito, yo trabajo en las veladas y llegó a descansar, pero el perro aulla y ladra y como lo dejan en el patio es insoportable, que puedo hacer? La administradora es una persona que ni está en la unidad y no hace nada…

  7. martin valencia 3 agosto, 2020 a las 21:09 Responder

    hola martin y a mi no me gusta un perro empieza ladra como loco y fuerte y haci no porque me entreso y pongo nervioso y me enojo y yo golpeo los paredes cuanto me da rabia el ladro asi

  8. Martin valencia 3 agosto, 2020 a las 02:12 Responder

    a mi igual tengo un vecino que tuvo el perro hace poco yo via la ventana que jugaba con el en el patio y atrapaba que cuando lo tomo y yo tuve casi todos los dias mi piesa y despues mas adelante me empezo al molestar su ladro de perro tuve que hacer algo mi piesa pone el colcho y la caja donde esta la ventana mi piesa y poner mas cosa y cuando puse y el ladro igual se escucha lo que puede y yo mi otro colcho que duermo yo lo tube que dejar el colcho al suelo para lo sentirlo mucho igual escuchar y mi familia no saben si me molesta el ladro y puse algo mi piesa y lo via se enojaria porque puse algo mi piesa y si lo saca y yo igual lo voy a poner y pero ladro igual molesta y mucho mita ahora y me siento nervioso y yo vivo una casa que es arrienda de limache viejo al lado de la feria de la verduras y que puedo para sentirlo y no poneme nervioso no entresame y de antes no me molestaba y ahora si porque muchas veces al dia y la noche

  9. May 2 agosto, 2020 a las 09:04 Responder

    Llevo casi tres años viviendo en la casa que compré. Mi vecina tiene dos perros y uno de ellos ladra. Todos los días, cuando quiere salir, el perro comienza a ladrar y no para hasta que la dueña lo saca. Puede ocurrir mientras estoy en el salón viendo la tv o cuando aún estoy durmiendo. Normalmente por mi trabajo me levanto temprano, pero los domingos, que no trabajo, el perro me despierta con sus ladridos. Ya no se que hacer. He intentado hablar con ella, pero hemos terminado discutiendo porque no quiere hacer nada para solucionar y se niega a admitir que su perro moleste, de hecho hasta me ha llegado a decir que lo que tengo que hacer es despertarme antes y así su perro no afectará a mi sueño. Es cierto que no es constante, pero me está ocasionando problemas de salud. Mi descanso se ve afectado el único día que no tengo que despertarme temprano para trabajar, hasta he terminado llorando por falta de sueño y rabia. No se que hacer, porque ella no pone solución y es cierto que no ladra durante todo el día, así que parece que no puedo hacer nada por actividades puntuales (aunque sean diarias). Es horrible!!!!!

    • Amerika 10 septiembre, 2020 a las 15:01 Responder

      Mi esposo y yo estamos esactamente en la misma situación y que triste que los vecinos no entiendan, yo amo a los animales pero es tanta mi desesperación que estoy pensando seriamente en envenenarlo…
      No quiero hacerlo
      Ayudaaaaa

  10. Anónimo 21 julio, 2020 a las 07:21 Responder

    Cuando un perro no te deja dormir, descansar o hacer tu vida normal, no es ninguna estupidez. Estoy seguro que no te a tocado ningún toca pelotas que ladra por todo a todas horas. Es normal que un perro ladre. Pero no que no deje de ladrar. Cuando no puedas dormir, descansar por los ladridos ya me dirás si es una estupidez o no….puedes caer enfermo como yo si no duermes durante mucho tiempo

  11. Mina 16 julio, 2020 a las 21:44 Responder

    Puedo demandar al casero porque hay un vecino que deja el perro encerrado en el patio que está justo debajo de mi y lo deja hasta 10 horas diarias sin dejar de ladrar? Se lo he dicho al casero y dice que el no puede hacer nada, he denunciado al vecino y con pruebas ya que la policía lo ha visto.
    La cosa sigue igual. Por eso mi pregunta es si se puede denunciar al casero.

  12. Anónimo 15 julio, 2020 a las 14:03 Responder

    QUE PUEDO HACER… EL PERRO DURANTE EL DIA… Y AL AMANECER 6.00AM SE PONE A LADRAR… NO DEJA DESCANSAR… ME LEVANTO ATOLONDRADA. POR ESTOY BIEN DORMIDA Y LOS LADRIDOS. ESTAN JUBTO A MI CASA PARTE TRASERA .. PARECIERA LO TENGO DENTRO DE LA RECAMARA…. QUE PUEDO HACER.??

  13. Miriam Cecilia Pinto Neyra 23 junio, 2020 a las 04:17 Responder

    Pueden quitarte los perros si un vecino hace una demanda civil por ladridos de perros?. Podría un juez ordenar sean quitados a su propietsrio los perros por ruidos mokestos en la propiedad horizontal?

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo