Todo sobre el Boston Terrier: cría, cuidado y adiestramiento

Sobre Razas de Perros
Todo sobre el Boston Terrier: cría, cuidado y adiestramiento

El Boston Terrier es una raza relativamente reciente, ya que tiene poco más de un siglo de vida.

Originalmente fue criado para peleas, pero su carácter cariñoso lo ha convertido en un perro muy familiar.

Se lleva bien con todo el mundo, incluidos niños y otros animales.

Al ser braquicéfalo, es un perro que necesita vivir en el interior. No suele mostrar agresividad y cuando lo hace, suele ser hacia otros perros, siendo muy raro que ataquen a un ser humano.

La historia del Boston Terrier

Apodado como “el Caballero Americano”, debido a su elegante aspecto, el origen del Boston Terrier se sitúa en Massachusetts, concretamente en Boston, a finales del siglo XIX.

Hay quien dice que la raza fue desarrollada por los cocheros de las familias adineradas, por medio del cruce del Bulldog con el English White Terrier (actualmente extinto), con el objetivo de crear una nueva raza de pelea. Otra versión acerca de su origen cuenta que fue Robert C. Hooper, originario de Boston, quien importó de Inglaterra un cruce de Bulldog y Terrier inglés llamado Judge, en 1865, porque le recordaba a un perro que había tenido en su infancia. Una tercera posibilidad indica que Robert C.Hooper compró a Judge a otro bostoniano, William O’Brian, hacia 1870.

El hecho es que sí hubo un perro llamado Judge, del que surgió el Boston Terrier que conocemos en la actualidad. Judge era un perro robusto, de unos 14-15 kilos de peso, de color atigrado y con una mancha blanca en la cara. Solo fue cruzado una vez, y de esa camada salió un cachorro macho con características interesantes, que hizo que se utilizara para la cría. Su descendencia fue cruzándose con uno o más Bulldogs franceses, hasta llegar a tener la base del Boston Terrier actual.

Antes de llamarse Boston Terrier, esta raza recibió otros nombres, como “bullet heads” (cabezas de bala), “Bull-and-terrier de cabeza redonda”, “Terrier americano” o “Bulldog de Boston”.

En 1889 se constituyó un club dedicado a esta raza, denominado American Bull Terrier Club, que denominó “Cabezas redondas” o “Bull Terriers” a estos perros. Pero los aficionados al Bull Terrier y al Bulldog se opusieron al nombre, por lo que el club cambió su nombre al de Boston Terrier Club y el perro comenzó a denominarse Boston Bull. La raza fue reconocida por el AKC (American Kennel Club) en 1893.

En sus orígenes, el color y las marcas de la raza no se consideraban muy importantes y, tras años de cuidadosa endogamia para establecer el tipo, se desarrolló el Boston Terrier tal y como lo conocemos en la actualidad, incluyéndose en el estándar las marcas y color distintivos de la raza.

Características principales del Boston Terrier

  • El Boston Terrier es un perro de 4,5 a 11 kilos, con una longitud entre 30,5 y 38 centímetros y una esperanza de vida de 13 a 15 años.
  • Aunque fue criado para pelea, se trata de un perro afectuoso y leal, aunque conserva el carácter terco, valiente y obstinado del Terrier.
  • Los rasgos indeseables del Boston Terrier han sido modificados a través de la cría, hasta convertir a este perro en un compañero cariñoso y equilibrado.
  • Aunque se trata de un perro pacífico y tranquilo, puede pelearse con otros perros que invadan su territorio.
  • Es un perro muy activo, presentando en ocasiones rachas de hiperactividad.
  • El Boston Terrier es robusto y musculoso, con un pelo liso y brillante, con manchas blancas.
  • Es un perro braquicéfalo, por lo que no soporta bien el calor y puede tener problemas respiratorios.
  • Su corto pelaje hace que tampoco soporte el frío extremo.

Le encantan los niños y es un perro travieso y juguetón, que también resulta un buen compañero para las personas mayores.

  • Es propenso a las flatulencias y los gases. Además, resopla, babea y ronca, debido a su naturaleza braquicéfala.
  • Es un perro glotón que puede sufrir sobrepeso. (Existen diferentes métodos y productos para prevenir el sobrepeso, además de una dieta baja en calorías, pero con todos los nutrientes de las gamas de pienso light).
  • Requiere un adiestrador experimentado, con altas dosis de paciencia. Se trata de un perro muy sensible que reacciona mal al tono de voz agresivo y al castigo. El adiestramiento en jaulas es adecuado para él. En nuestro artículo sobre obediencia podrás aprender a adiestrar a tu perro de manera fácil y gratificante para ambos.
  • No es un perro recomendable para dueños primerizos, ya que su entrenamiento puede ser complicado.
  • El Boston Terrier tiende a sufrir problemas de hongos, debido a una transpiración excesiva, por lo que puede presentar un olor intenso, como a maíz frito. Las infecciones por hongos son una señal de que su sistema inmunitario está debilitado, por lo que deberías consultar a tu veterinario, que posiblemente le recete algún probiótico.

¿Cuál es el estándar de la raza?

El estándar de una raza es el conjunto de directrices que describe las características, temperamento y apariencia de una raza. Los criadores deben seguirlas en todo momento para evitar condiciones que pongan en peligro la salud, bienestar o solidez de la raza. Según el American Kennel Club, entre las características principales establecidas en el estándar del Boston Terrier se encuentran las siguientes:

  • Aspecto general. El Boston Terrier es un perro vivaz, muy inteligente, de pelo liso, cabeza corta, cola corta y constitución compacta. Está bien equilibrado y transmite una impresión de determinación, fuerza y actividad. En cuanto al sexo, la única diferencia evidente en la apariencia es un ligero refinamiento en la conformación de la perra.
  • Tamaño y proporciones. El peso se divide por clases, estableciendo varios grupos: menos de 6,8 kilos, entre 5,8 y 9 kilos, 9 kilos y entre 9 y 11 kilos. La longitud de las patas debe estar en equilibrio con la longitud del cuerpo, aportando una apariencia cuadrada. Se trata de un perro robusto, que no debe parecer enjuto ni tosco. El hueso y el músculo están proporcionados. La apariencia de bloque o masa es un fallo.
  • Temperamento. Amistoso, dispuesto y vivaz, con un alto grado de inteligencia.
  • Cabeza y cráneo. La cabeza es proporcional al tamaño del cuerpo y la expresión indica un alto grado de inteligencia. El cráneo es cuadrado y plano en la parte superior, libre de arrugas. Mejillas planas, cejas abruptas y stop bien definido. Expresión alerta y amable.
  • Ojos. Muy separados, grandes, redondos y de color oscuro. Colocados de forma cuadrada en el cráneo, con las esquinas exteriores en línea con las mejillas cuando lo miras de frente. Los ojos azules o con rastro de azul son causa de descalificación.
  • Orejas. Pequeñas y erectas, naturales o recortadas para ajustarse a la forma de la cabeza, situadas lo más cerca posible de las comisuras del cráneo (aprende a lavar las orejas de tu perro de forma correcta).
  • Hocico. Hocico corto, cuadrado, ancho y profundo, en proporción con el cráneo. Libre de arrugas y más corto en longitud que en anchura o profundidad. No excede en longitud un tercio de la longitud del cráneo. Desde el stop hasta el final de la nariz es paralelo a la parte superior del cráneo. La nariz es negra y ancha, con una línea bien definida entre las fosas nasales.
  • Boca. Mandíbula ancha y cuadrada, con dientes cortos y regulares. Mordida uniforme y chuletas de buena profundidad, pero no colgantes, cubriendo completamente los dientes cuando la boca está cerrada.
  • Cuello. Longitud equilibrada con el conjunto del perro. Ligeramente arqueado. Lleva la cabeza con gracia y se ajusta perfectamente a los hombros. Línea superior nivelada y grupa curvada ligeramente hacia la cola. Espalda corta para cuadrar el cuerpo.
  • Cuerpo. Corto y bien tejido, con extremidades fuertes y bien torneadas. La cola es corta y ningún rasgo es tan prominente que el perro parezca mal proporcionado. Su movimiento es fácil y elegante. Pecho profundo y ancho, costillas bien arqueadas.
  • Patas. Los hombros están inclinados y colocados hacia atrás. Los miembros anteriores están moderadamente separados.
  • Pies. Pequeños, redondos y compactos, no girados hacia dentro ni hacia afuera, con dedos bien arqueados y uñas cortas.
  • Cola. Implantación baja, corta, fina y afilada, recta o enroscada. No debe ser llevada por encima de la horizontal.
  • Marcha o movimiento. Paso recto y buen ritmo. Sin movimientos cruzados.
  • Pelaje. Corto, suave, brillante y de textura fina. Color atigrado, foca o negro con marcas blancas. Se prefiere el atigrado si las demás cualidades son iguales. Banda blanca en el hocico, franja blanca entre los ojos y antepecho blanco.
  • Color. Atigrado, foca o negro, marcado uniformemente con blanco.
  • Faltas. Son faltas la boca seca, los ojos con demasiado blanco o halos, los orificios nasales estrechos o anchos, el tamaño desproporcionado de las orejas y que se vea la lengua o los dientes cuando la boca está cerrada. Cola llevada alegremente.
  • Descalificaciones.  Descalifica la cola escorada, así como el color negro sólido, atigrado sólido o sello sólido, sin las manchas blancas requeridas. Cualquier color no descrito en el estándar. También los ojos de color azul o con cualquier rastro de azul. Nariz de Dudley (decolorada). Cola amputada.

¿Cuál es la inteligencia del Boston Terrier?

Según la clasificación del neuropsicólogo Stanley Coren, muy conocido por sus estudios sobre el comportamiento canino y su vínculo con el ser humano, el Boston Terrier aparece como una raza de inteligencia funcional, que necesita entre 40 y 80 repeticiones para realizar un ejercicio de manera aceptable y que responde a la primera un 30% de las veces.

El Boston Terrier trabaja mejor cuando su dueño está cerca y se distrae con facilidad. Solo responde cuando le apetece y no hace caso si la distancia entre el dueño y el perro es grande.

No es una raza recomendable para dueños primerizos, ya que requieren un adiestrador experto que sepa actuar con paciencia, firmeza y cariño.

¿Cuál es la personalidad del Boston Terrier?

El Boston Terrier es un perro enérgico, vivaz, inteligente y cariñoso, con un temperamento suave y equilibrado. Sin embargo, conserva los rasgos tercos y testarudos del Terrier, por lo que es imprescindible adiestrarlo con constancia y firmeza, utilizando siempre refuerzos positivos y evitando los castigos.

Al igual que el resto de las razas, una socialización temprana favorecerá al Boston Terrier, haciendo que se adapte a la presencia de diferentes personas, animales, sonidos y experiencias y convirtiéndolo en un perro fiable, feliz y sano.

¿Cuáles son los problemas de salud más frecuentes en el Boston Terrier?

El Boston Terrier es un perro sano, pero al igual que otras razas, presenta propensión a sufrir ciertos problemas de salud, incluyendo los habituales en los perros braquicéfalos. Aunque no todos los Boston Terrier padecerán alguna o todas estas enfermedades, es importante conocerlas si estás considerando esta raza. Las más frecuentes son las siguientes:

Síndrome del perro braquicéfalo

Al igual que otros perros braquicéfalos, el Boston Terrier tiene problemas respiratorios y le resulta difícil regular el calor. El síndrome se manifiesta por una característica respiración dificultosa o ruidosa. Su anatomía presenta un paladar blando alargado y fosas nasales estrechas, además de una tráquea demasiado pequeña. Por ello, el perro resopla, tose y hace ruido al respirar, pudiendo sufrir arcadas, desmayos y colapsos. Además tiene poca tolerancia al calor, porque el jadeo provoca más hinchazón y estrechamiento de las vías respiratorias.

Cataratas

Es una pérdida de transparencia en el cristalino del ojo. Cuando se ven a simple vista, tienen el aspecto de una película de color gris lechoso. El perro tendrá visión borrosa o incluso pérdida de la vista.

Ojo de cereza

Se trata de un prolapso de la glándula del tercer párpado, de origen genético. Es frecuente en perros con menos de un año de edad y en algunos casos se soluciona mediante una recolocación quirúrgica de la glándula en su sitio original, aunque en otros casos es necesaria su extirpación.

Luxación rotuliana

Es una afección frecuente en los perros pequeños, que se produce cuando las tres partes de la rótula, que son el fémur (hueso del muslo), la rótula (tapa de la rodilla) y la tibia (pantorrilla) no están bien alineadas, provocando cojera al perro. El roce causado por la luxación puede degenerar en artritis. Si la luxación es grave, el perro presentará las patas arqueadas.

Soplos cardíacos

Se trata de un murmullo o sonido anormal causado por un flujo turbulento de la sangre desde la válvula mitral hacia la aurícula izquierda. Esto hace que el corazón sea menos eficiente en su distribución de la sangre por el cuerpo.

Sordera

El Boston Terrier presenta una elevada incidencia de sordera, en uno o ambos oídos. Los ejemplares que son blancos en más de un tercio de su cabeza y cuerpo tienen más propensión a producir cachorros sordos, por lo que no se recomienda utilizarlos para la cría.

Alergias

El Boston Terrier puede sufrir diferentes alergias, tanto alimentarias como de contacto. Si observas que tu perro se lame mucho las patas o se frota mucho la cara, acude al veterinario para determinar la causa de los picores.

Megaesófago

Cuando se encuentra parcialmente obstruido durante un tiempo, el esófago se agranda como un globo, conduciendo a episodios de regurgitación, pérdida de peso y episodios recurrentes de neumonía por aspiración.

Estornudo inverso

Suele producirse cuando el perro está demasiado excitado, engulle la comida con rapidez o hay polen en el aire. En estas situaciones, sus secreciones nasales caen sobre el paladar blando, haciendo que se cierre sobre la tráquea. Por ello, el perro emite un sonido sibiliante. Trata de tranquilizarlo para acortar el episodio.

¿Mi Boston Terrier necesita cuidados especiales?

  • Ejercicio físico. El Boston Terrier es un perro vivaz, pero no tiene excesivos requerimientos de ejercicio físico. Es un perro que debe vivir en el interior. En casa es relativamente inactivo y le gusta salir a pasear y jugar en el exterior.
  • Entrenamiento. El Boston Terrier requiere que se le entrene con paciencia. Es sensible al tono de voz y al castigo. Con él funcionan bien los refuerzos positivos y el adiestramiento en jaula.
  • Alimentación. Alimenta a tu Boston Terrier con piensos y productos de alta calidad. Es un perro glotón y presenta tendencia al sobrepeso y a sufrir flatulencias. (Los piensos con fibra suelen disminuir la incidencia de estos problemas).
  • Cuidado del pelo. Cepilla su pelo semanalmente, con un cepillo de cerdas firmes. No necesita bañarse con frecuencia, pero sí es importante que prestes atención a sus grandes y prominentes ojos. (Unas toallitas higiénicas son perfectas para un cuidado adecuado).
  • Higiene dental. Para prevenir las enfermedades periodontales, deberías cepillar los dientes de tu Boston Terrier dos o tres veces por semana. De esta manera, podrás eliminar el sarro y evitar infecciones. (Echa un ojo a nuestra guía sobre cepillos de dientes para perros y elige el que mejor se adapte a las necesidades de tu mascota. No te olvides de la pasta de dientes para perros, imprescindible para completar esta importante rutina).
  • Uñas. Si tu Boston Terrier no desgasta las uñas de manera natural, recórtalas una o dos veces al mes con un cortauñas adecuado para perros. Si las oyes golpear contra el suelo, quiere decir que están demasiado largas. Acude a tu veterinario para que te enseñe a hacerlo o llévalo para que lo haga él o un peluquero canino profesional.
  • Comprueba el estado de salud de tu Boston Terrier. Comprueba las patas de tu Boston Terrier con frecuencia y mira dentro de su boca y orejas. Si observas algún indicio de problema en general, como llagas, sarpullidos, enrojecimiento o sensibilidad de la piel, inflamaciones, problemas en la nariz, boca y ojos, etc., acude a tu veterinario. Los ojos del Boston Terrier deben estar claros, sin enrojecimientos ni secreciones. Asimismo, los oídos deben oler bien y no presentar demasiada cera o suciedad.

¿Cómo se lleva el Boston Terrier con los niños y con otros animales?

El Boston Terrier es un compañero excelente para los niños y le encantará jugar con ellos. Es importante que los niños aprendan a comunicarse con el perro (este y de otras razas), para interpretar correctamente sus señales y evitar problemas.

Enseña a tus hijos y sus amigos cómo deben acercarse al perro y tocarlo, y a no molestarle si este envía una señal de advertencia. Generalmente, un perro bien adiestrado no muerde a no ser que todos sus avisos previos hayan sido ignorados.

Asimismo, el Boston Terrier puede llevarse bien con otros perros y gatos, sobre todo si se ha criado con ellos.

La cría de la raza Boston Terrier

Si has decidido adoptar un Boston Terrier, estarás dando una nueva oportunidad a un adorable perrito que necesita un hogar y una familia que le proporciones cuidados y cariño. La adopción siempre es una buena opción para proporcionar a un perro abandonado una nueva vida, feliz y con gente que le quiera.

Si quieres comprar uno, te recomendamos no acudir a una tienda de mascotas y buscar un criador profesional y responsable. Estos criadores se preocupan por mantener el buen estado de la raza y te garantizan que el perro ha pasado todas las revisiones necesarias, además de estar en perfectas condiciones sanitarias. También debe proporcionarte la documentación que muestra que sus padres han sido autorizados para la cría, con el fin de prevenir los problemas genéticos asociados a esta raza.

El parto no resulta sencillo para la hembra del Boston Terrier, ya que tiene una pelvis pequeña. Los partos con cesárea son frecuentes en esta raza y las camadas no son muy grandes.

No dudes en informarte acerca del temperamento del perro, su estado de salud y los problemas que puede sufrir. Un criador profesional podrá orientarte y aconsejarte acerca de si se trata del perro adecuado para ti.

Investiga previamente sobre la raza, para tener información acerca de sus características, revisa las instalaciones del criador y verifica que los animales no se encuentran en condiciones insalubres. Desconfía de quién no quiera responder a tus preguntas.

Tu veterinario también puede remitirte a un criador de confianza donde poder adquirir un cachorro sano.

Conclusiones

  • El Boston Terrier fue criado originalmente como perro de pelea, pero se han potenciado los rasgos que lo convierten en un compañero afectuoso y cariñoso
  • Es un perro de inteligencia media, difícil de adiestrar, por lo que no se recomienda para dueños primerizos
  • Le encantan los niños y se lleva bien con otros animales, sobre todo si se crían juntos
  • Puede ser testarudo y le cuesta trabajo obedecer si el dueño no se encuentra cerca
  • Se trata de un perro pacífico y equilibrado
  • Al ser braquicéfalo, tiene problemas respiratorios y soporta mal el calor
  • Tampoco es adecuado someterlo a frío extremo
  • Es un perro que vive perfectamente en el interior
  • Aunque es muy activo, no requiere hacer ejercicio físico continuamente y se muestra tranquilo cuando se encuentra en el interior

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Posts relacionados:

1 comentario

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo