Guía sobre el Samoyedo. Características y consejos

Sobre Razas de Perros
Guía sobre el Samoyedo. Características y consejos

El Samoyedo es un perro de trabajo con una fuerte personalidad.

Al haber sido criado para realizar grandes rutas en manada, rastrear y pastorear renos y calentar a sus dueños, durmiendo sobre ellos por la noche, se ha convertido en un perro que combina un carácter independiente con una gran disposición por su familia. Se muestra amistoso con casi todo el mundo, pero necesita un dueño que sepa trabajar con él y mantener el liderazgo.

Si te gusta el Samoyedo y quieres saber si es el perro adecuado para tu familia y para ti, aquí tienes algo de información sobre la raza.

Los orígenes del Samoyedo

El Samoyedo es un perro que se lleva bien con todo el mundo, probablemente debido a sus orígenes, que obligaban a una estrecha interacción entre perro y hombre.

Procede del noroeste de Siberia, donde fue criado por el pueblo Nenetsky (antes conocido como Samoyedo) para arrastrar los trineos, pastorear los renos, cazar y proteger a su manada de los depredadores. En las frías noches siberianas, el Samoyedo calentaba a su dueño durmiendo sobre él.

Los miembros del pueblo Nenetsky o Samoyedo eran nómadas pacíficos, que trataban a sus perros con gran amabilidad, permitiéndoles unirse a las actividades familiares y jugar con los niños al final del día. Por ello, el perro Samoyedo desarrolló un amor y un vínculo muy estrecho con los seres humanos, que hace que este perro sea un excelente compañero de juego de los niños, al tiempo que los protege fielmente de cualquier peligro.

A finales del siglo XIX y principios del XX, los Samoyedo salieron de Siberia para tirar de los trineos en las expediciones polares, incluyendo el viaje de Shackleton a la Antártida. En estas expediciones, se vieron obligados a soportar grandes dificultades y solo los perros más fuertes lograron sobrevivir.

Se dice que un Samoyedo procedente de estas expediciones, llamado Buck Antártico, fue el primero en llegar a Inglaterra. La reina Alexandra era una entusiasta de la raza y muchos de los Samoyedo ingleses y americanos descienden de sus perreras.

Características generales del samoyedo

  • El Samoyedo tiene un hemoso pelaje que puede ser blanco puro, blanco y galleta, crema o galleta puro. Presenta una doble capa de pelo. La capa interna, o subpelo, es de lana suave, corta, gruesa y apretada. La capa externa está formada por un pelo más largo y liso.
  • Cuando se produce la caída del subpelo, se puede cardar e hilar para tejer cálidas prendas de vestir.
  • El Samoyedo es famoso por su sonrisa y, de hecho, este es un factor a considerar en el estándar de la raza. La expresión se debe a una combinación de ojos, oídos y boca. Las orejas deben estar erguidas cuando está alerta y la boca tiene que estar ligeramente curvada en los extremos para formar la denominada sonrisa de Samoyedo.
  • Los machos adultos miden entre 51 y 56 centímetros y las hembras entre 46 y 51 centímetros. Su peso varía entre 23 y 30 kilos.
  • Aunque es un perro muy amistoso, su entrenamiento puede constituir un reto. Necesita un dueño que sepa mantener el liderazgo y adiestrarlo correctamente.
  • El Samoyedo necesita realizar ejercicio físico y mental. Es un perro ideal para una familia a la que le guste pasear, jugar con él y realizar grandes caminatas. Disfruta y destaca en los deportes caninos.
  • Si se aburre, puede desarrollar comportamiento destructivo, como cavar, saltar vallas, morder cosas
  • Tiene un fuerte instinto que le lleva a perseguir ardillas, conejos, gatos o cualquier animal que parezca una presa.
  • Le gustan mucho los niños y será un excelente compañero para ellos, protegiéndolos de cualquier peligro.

La personalidad del Samoyedo

El Samoyedo es un perro inteligente, amable y leal con su familia.

Su inteligencia puede constituir un desafío. En sus orígenes, el Samoyedo tenía que pastorear a los renos, encontrarlos si se alejaban del grupo y protegerlos de los depredadores. A menudo, realizaba esta tarea en soledad, por eso la raza mantiene un carácter independiente y toma sus propias decisiones.

No se trata de un perro agresivo, pero su carácter independiente, unido a su gran inteligencia, hace que el Samoyedo sea un perro algo terco, con su propia manera de ver las cosas. Esto implica que su dueño debe comportarse como un líder y hacerse respetar, además de ser capaz de adiestrar y controlar al perro. El adiestramiento debe ser firme, pero amable. La comprensión y el respeto mutuos son imprescindibles para que el Samoyedo obedezca.

Que sea un perro independiente no quiere decir que al Samoyedo le guste la soledad. Por el contrario, este perro crea un estrecho vínculo con su familia y le gusta compartir las actividades con ella.

Su lealtad y espíritu protector le convierten en un excelente perro guardián, pero no es un perro para vivir solo en una perrera o en el exterior del hogar, sin interacción con los suyos (realmente, ningún perro debería vivir así).

Su instinto de pastoreo es muy fuerte. Además, si ve un animal que pueda considerar una presa, saldrá corriendo tras él sin escuchar tus órdenes. Por ello, es importante que se encuentre en un patio o finca cercado si está suelto, y que vaya siempre atado cuando salga a dar un paseo por la ciudad o por lugares que no estén vallados.

Los cachorros con buen temperamento son curiosos y juguetones. Les gusta acercarse a la gente y ser acariciados. Es importante que selecciones un perro con buen temperamento si vas a llevar un Samoyedo a tu casa. Busca un criador responsable, que tenga a sus perros en buen estado y cuide la raza sin explotar a sus perros.

También debes tener en cuenta que se trata de un perro muy comunicativo y “hablador”, que te hará saber lo que desea sin dudarlo. Tu Samoyedo es capaz de ladrar y aullar sin cesar, y también hará uso de sus patas y su hocico para llamar tu atención, de manera impulsiva y algo bruta. También aprenden rápidamente a abrir puertas con las patas.

¿Qué problemas de salud puede tener un Samoyedo?

El Samoyedo es un perro sano y equilibrado, pero existen algunas enfermedades hacia las cuales la raza presenta cierta propensión. Entre las más típicas se encuentran las siguientes:

Glaucoma.

El glaucoma es una condición que puede afectar a uno o a ambos ojos, en la que se produce un aumento de la presión ocular, dañando el nervio óptico y la retina. El glaucoma puede ser primario (hereditario) o secundario (debido a alguna enfermedad ocular). Puede provocar ceguera, aunque el pronóstico puede mejorar con un diagnóstico y tratamiento tempranos. Los síntomas incluyen lagrimeo, enrojecimiento y sensibilidad a la luz. El tratamiento depende de la gravedad y puede ir desde la aplicación de gotas para los ojos hasta una intervención quirúrgica.

Displasia de cadera.

La displasia de cadera es una condición hereditaria en la que el hueso del muslo no encaja bien en la articulación de la cadera. Algunos perros muestran cojera o incluso dolor en una o ambas patas, pero otros no muestran signos de incomodidad. A medida que el perro envejece, puede desarrollar artritis. Los perros con displasia de cadera no deben utilizarse nunca para la cría.

Glomerulopatía hereditaria del Samoyedo.

Es una enfermedad genética del riñón. Es más grave en los machos que parecen sanos durante los tres primeros meses de vida. La muerte por insuficiencia renal suele ocurrir a los 15 meses de edad. Las hembras desarrollan síntomas leves a los 2-3 meses de edad, pero no suelen sufrir insuficiencia renal.

Luxación rotuliana.

La luxación de rodilla se produce cuando la articulación de la rodilla se desliza dentro y fuera de su lugar, causando gran dolor. Es más frecuente en las patas traseras. El dolor puede llegar a ser paralizante, aunque muchos perros llevan una vida relativamente normal con esta afección.

Hipotiroidismo.

El hipotiroidismo es un trastorno de la glándula tiroides. Se cree que es responsable de afecciones como la epilepsia, la alopecia, la obesidad, la hiperpigmentación, el pioderma y otras condiciones de la piel. Se trata con medicación y dieta.

Diabetes Mellitus.

La Diabetes Mellitus es un desorden en el que el cuerpo del perro no es capaz de regular los niveles de azúcar en la sangre. Aunque el perro muestra apetito, pierde peso debido a que la comida no se asimila eficientemente. Los síntomas más frecuentes son una gran sed y correspondiente micción frecuente, aumento del apetito y pérdida de peso. Se controla mediante una dieta adecuada y la administración de insulina.

Atrofia progresiva de la retina.

Es un deterioro gradual de la retina. El perro comienza sufriendo ceguera nocturna y va perdiendo la vista durante el día a medida que la enfermedad avanza, pudiendo quedar ciego definitivamente.

Estenosis de la Aorta Subvalvular.

Se trata de una enfermedad cardíaca congénita (presente al nacer el perro), provocada por una estrecha conexión entre el ventrículo izquierdo y la aorta. Esto provoca que el corazón tenga que trabajar más de lo normal para hacer circular la sangre por el cuerpo. El perro puede tener un soplo cardíaco, intolerancia al ejercicio, colapso cardiovascular repentino e incluso podría morir. El tratamiento depende de la gravedad y va desde la administración de medicamentos hasta la cirugía.

¿Cómo es la convivencia con un Samoyedo?

El Samoyedo es un perro muy activo que necesita realizar mucho ejercicio físico. La mejor opción para él es una casa que disponga de una finca cercada donde pueda jugar y correr.

Se trata de un perro de trabajo que necesita mucha estimulación física y mental. Si vives en un piso, asegúrate de sacarlo con frecuencia, planear largas caminatas con él y proporcionarle juegos y entrenamientos interesantes física y cognitivamente.

Si el Samoyedo no tiene una correcta estimulación, se aburre y puede desarrollar comportamientos destructivos o inadecuados, como morder cosas, excavar y saltar vallas o escaparse.

Si sales con tu Samoyedo por la ciudad o por lugares no cercados, es importante que le lleves atado, pues tiene un fuerte instinto de presa que le hará perseguir a cualquier animal pequeño que se cruce con él.

El Samoyedo es un perro de origen siberiano y está adaptado a los climas fríos. Le encanta jugar en la nieve, por lo que si puedes llevarle, lo pasará muy bien.

En climas calurosos, presenta alta sensibilidad al calor. En este caso, mantén a tu Samoyedo en un lugar ventilado o con aire acondicionado durante el día y sal de paseo cuando baje la actividad solar.

Tu Samoyedo no debería tirar de cargas pesadas hasta cumplir al menos dos años, debido a que sus articulaciones no están completamente formadas. Asimismo, debes tener cuidado con los saltos a demasiada altura y con los giros .

La socialización temprana es importante, para que tu Samoyedo no se vuelva un perro demasiado tímido o agresivo.

¿Qué dificultades puedo tener con un Samoyedo?

El Samoyedo es un perro muy amable, pero requiere mucha atención de tu parte. Sus características hacen que deba ser convenientemente adiestrado si no quieres que su instinto se convierta en un conjunto de conductas inadecuadas:

  • El Samoyedo es un perro de trabajo. Disfruta siendo útil y tiene un fuerte instinto de pastoreo. Si no tiene nada interesante que hacer, se aburrirá. Y esto significa que cavará en tu jardín, saltará tu valla, perseguirá animales o morderá muebles y objetos. También puede desarrollar ansiedad.
  • El Samoyedo es también un perro guardián. Ladrará cuando llegue alguien a tu casa. Si te acercas y reconoces su labor, se sentirá escuchado y cesará de ladrar. Pero si se aburre, está atado o es ignorado, es posible que continúe ladrando.
  • Es un perro muy inteligente y aprenderá rápidamente cómo llamar tu atención, por las buenas o por las malas. Tú tendrás que ser más inteligente que él para responder adecuadamente a sus llamadas de atención.
  • Si no eres un buen líder, disputará tu liderazgo, y es importante que tu perro no se convierta en el líder de la manada, mucho más cuando tiene la fuerza, el peso y la inteligencia de un Samoyedo.
  • Es importante que tu Samoyedo tenga una socialización temprana y sea entrenado en obediencia desde que es un cachorro. Deberás aprender a establecer una relación de trabajo con tu perro y estimularle para que se convierta en un Samoyedo feliz y equilibrado.
  • El Samoyedo es un perro que desea complacer a su dueño y es fácil de entrenar, siempre que su dueño sepa ser justo y firme.
  • Si nunca has tenido un perro o temes ser contundente con él, tal vez el Samoyedo no sea el más adecuado para ti.
  • Puedes recurrir a un adiestrador profesional que te ayude a entrenar a tu perro y te enseñe como hacer para convertirte en el compañero perfecto para tu Samoyedo.

Cómo cuidar el pelo de tu Samoyedo

El pelo del Samoyedo necesita cepillados y cuidados regulares para mantenerse en buen estado. Su doble capa muda estacionalmente de manera abundante, por lo que es importante utilizar un rastrillo adecuado para retirar el pelo muerto durante dicha muda.

El cepillado del Samoyedo es muy importante para mantener su pelo sano y brillante. Durante la época de muda, deberás hacerlo diariamente. Cuando no muda, una o dos veces por semana es suficiente.

No necesita bañarse regularmente. Es suficiente con una vez cada dos meses, a no ser que se revuelque en el barro o en cosas malolientes, lo que resulta bastante probable. Al bañar a tu Samoyedo, debes asegurarte de remojar a fondo todo su pelo, aclarar bien el champú y dejar que se seque completamente.

Otros cuidados para un Samoyedo

  • Dientes. Cepilla sus dientes diariamente o, al menos, dos o tres veces a la semana, para eliminar la acumulación de sarro y las bacterias. Utiliza un cepillo específico para ellos o uno pediátrico suave, y pasta de dientes para perros (nunca la tuya).
  • Uñas. Si tu Samoyedo no desgasta sus uñas de manera natural, tendrás que cortárselas una o dos veces al mes. Ten cuidado, pues las uñas de los perros tienen vasos sanguíneos y si las cortas demasiado, puede causar hemorragias. Si no tienes experiencia, acude a un peluquero canino profesional o a tu veterinario.
  • Oídos. Revisa sus oídos semanalmente. Si presentan enrojecimiento o mal olor, puede indicar una infección. Límpialos con un algodón humedecido en un limpiador de oídos para perros, sin entrar nunca en el canal auditivo (limpia únicamente el oído externo).
  • Boca. Mira su boca con frecuencia. Si presenta mal aliento o sus encías están enrojecidas, acude a tu veterinario.
  • Cualquier síntoma de infección, llagas, sarpullidos, secreciones oculares, enrojecimiento, etc., deben ser analizados. Acude a tu veterinario ante cualquier duda acerca de la salud de tu Samoyedo.

El Samoyedo y los niños

El Samoyedo es un perro muy familiar que disfruta mucho jugando con los niños. Por ello, si tienes niños, observarás que se convertirá en un gran compañero para ellos, participando en sus juegos y protegiéndolos a la vez. El Samoyedo tiene un instinto que le convierte en un magnífico perro guardián, que jamás abandonará sus “cargas” cuando exista algún tipo de peligro.

No obstante, se trata de un perro muy fuerte, que podría derribar a un niño pequeño sin ser consciente de ello. Por ello, siempre debe haber un adulto responsable supervisando las interacciones entre los niños y los perros.

Además, es importante enseñar a los niños a interactuar con los perros (con cualquier perro). Unos conocimientos de etología canina para aprender a interpretar los mensajes del perro son imprescindibles para todos los miembros de la familia.

Es importante que tus hijos sepan interpretar estos signos y que aprendan a jugar con el perro sin molestarle. De esta manera, se logrará una relación equilibrada y muy productiva para ambos.

¿Cómo se comporta el Samoyedo con otros animales?

El Samoyedo disfruta de la compañía de otros perros, especialmente si ha sido criado con ellos desde una edad temprana.

También puede llevarse bien con los gatos, conejos y otros animales de la casa, pero no olvides que se trata de un perro con un fuerte instinto de presa, por lo que la socialización y una introducción adecuada son imprescindibles, además de supervisar sus interacciones y separarlos en caso de que tengas que salir y dejarlos a ambos en casa.

Conclusiones

  • El Samoyedo es un perro de trabajo con una fuerte personalidad.
  • Es un perro amistoso y leal, que participa de las actividades familiares.
  • Aunque posee un carácter independiente, le gusta estar con su familia.
  • Su hermoso pelo requiere cuidados regulares.
  • El Samoyedo tiene un fuerte instinto de pastoreo y de presa.
  • No es agresivo, pero debe ser bien adiestrado para convertirse en un perro equilibrado.
  • Es muy amable con los niños.
  • El Samoyedo es un excelente perro guardián.
  • El Samoyedo es un perro que tolera muy bien el frío y es sensible al calor.
  • Aunque se trata de un perro muy sano, existen algunas enfermedades hacia las que el Samoyedo presenta cierta propensión.
  • Requiere de un dueño que sepa mantener el liderazgo.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Posts relacionados:

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo