Cómo evitar que mi perro pierda mucho pelo

Cuidados del Perro
Cómo Evitar Que Mi Perro Pierda Mucho Pelo

Los perros mudan el pelo de manera natural. La cantidad de pelo y su frecuencia de muda depende de la raza, las temperaturas que deben soportar y la estación.

Durante el invierno, los perros mantienen una gruesa capa de pelo, que suele desprenderse durante la primavera. También depende de si el perro vive en el exterior o en el interior. Los perros que pasan grandes cantidades de tiempo en el interior de una casa tienen pequeñas fluctuaciones en el grosor del pelaje y mudan de manera bastante uniforme durante todo el año.

Además, la pérdida de pelo puede deberse a algún problema de salud. La alopecia, o pérdida del pelo, puede aparecer en un solo lugar, en distintas zonas o por todo el cuerpo.

Causas que provocan la alopecia canina

La calidad del pelo de los perros está controlada por diversos factores, como las hormonas, la nutrición, su estado general de salud, la genética y la frecuencia de cepillado y lavado.

Las causas más frecuentes de caída del pelo en un perro son las siguientes:

Caída estacional

Los perros mudan la capa de pelo de forma regular a lo largo del año. El pelo se cae cuando se deteriora y cuando el clima se vuelve cálido.

Los perros que viven al aire libre desarrollan un manto grueso que les sirve de aislante y les protege del frío durante el invierno, mientras que cuando viven en el interior, la muda estacional se reduce y se produce de manera uniforme durante todo el año.

Un cepillado regular ayuda a eliminar los pelos muertos y controlar el exceso de pelo.

Infecciones bacterianas y fúngicas

Las bacterias y los hongos habitan en la piel de tu perro de forma totalmente natural, pero a veces crecen sin control y generan problemas. Las infecciones debidas a hongos y bacterias pueden ocasionar la pérdida del pelo de tu perro, así como enrojecimiento, picores y malos olores. También pueden provocar la generación de pústulas.

Si observas manchas rojas, piel escamada o picazón persistente en tu perro, acude al veterinario para que determine la causa. Tal vez deba recetarte algún antibiótico o antifúngico para detener la infección.

Parásitos

Los ácaros y otros parásitos externos pueden ocasionar diversas infecciones cutáneas, provocando tanto la pérdida de pelo como picazón a tu perro. Algunos ácaros, como el de la sarna, son muy contagiosos, tanto para los humanos como para los perros.

Otros no son contagiosos, pero pueden causar problemas a tu perro y requerir tratamiento. Los parásitos causan una deficiencia proteínica que provoca que el pelo aparezca sin brillo, seco, quebradizo y escaso.

Las pulgas también ocasionan la caída del pelo de los perros. Si crees que tu perro puede tener algún parásito externo, acude a tu veterinario para aplicarle un medicamento antiparasitario y actúa para eliminarlos de tu casa. Es buena idea poner un collar antiparasitario a tu perro para protegerle de diferentes tipos de ectoparásitos (parásitos externos).

Alergias

Los perros pueden desarrollar alergias y algunos de los síntomas más comunes son picazón y pérdida de pelo. Acude a tu veterinario para que te recomiende el tratamiento más adecuado y localice los elementos alérgenos (medicamentos, alimentos, polen…) que debes evitar.

Problemas hormonales

Las enfermedades hormonales, como el hipotiroidismo, el síndrome de Cushing, el hiperestrogenismo, los trastornos de las glándulas suprarrenales o los trastornos de la hormona
del crecimiento, ralentizan o eliminan el crecimiento del pelo, haciendo que el manto tenga poca densidad.

Otras causas para la caída del pelo del perro

Algunos perros pueden perder el pelo después de ser castrados, debido a la disminución de la testosterona.

Las enfermedades inmunológicas, renales, hepáticas, tiroideas o el cáncer también pueden ocasionar la caída del pelo del perro.

Otros problemas, como la mala nutrición, el embarazo o la lactancia, el estrés o incluso quemaduras causadas por el sol, pueden implicar una pérdida excesiva de pelo.

Es importante que acudas al veterinario para poder encontrar la causa de la caída del pelo de tu perro, realizar los análisis pertinentes y que te prescriba un tratamiento adecuado.

Cómo es el pelo de mi perro

El pelo del perro está compuesto por una sustancia química denominada queratina, que también está presente en la piel y las uñas.

Cada hebra de pelo crece a partir de los folículos pilosos, que se encuentran en la capa interna de la piel. Los folículos de los humanos tienen un pelo cada uno, pero los perros pueden tener varios pelos en un solo folículo.

Los folículos pilosos tienen una glándula sebácea asociada que ayuda a lubricar y proteger la piel del perro. También juegan un papel importante en la impermeabilización de la piel.

Los perros tienen tres tipos de pelo: una capa interna o manto interno, una capa externa de pelo y los bigotes.

La capa interna se encuentra cerca de la piel del perro y crece en grupos a partir de un solo folículo. Tiene un aspecto suave y liso y protege al perro del frío.

La capa externa presenta una textura más dura, y constituye una capa adicional de aislamiento que protege al perro del frío y la piel de lesiones superficiales.

Los bigotes son pelos que crecen a partir de folículos que se encuentran en el hocico y los párpados. Son gruesos y funcionan como estructuras sensoriales.

El pelo del perro crece en ciclos estacionales. Cada ciclo pasa por cuatro etapas:

  • Anágena. Es la fase de crecimiento activo
  • Catágena. Es la fase de transición en la que el pelo deja de crecer.
  • Telógena. Fase de descanso.
  • Exógena. El pelo deja de crecer y comienza a caerse para dar lugar a una nueva hebra en fase anágena.

Para los perros, y todos los demás mamíferos, los diferentes folículos pilosos se encuentran en diferentes etapas. Algunos folículos pilosos están en anágeno mientras que otros están en catágeno, telógeno o exógeno. Es por eso que algunos perros están perdiendo el pelo constantemente. Cada folículo tiene un período de crecimiento rápido (fase anágena), seguido de un crecimiento más lento y a continuación, una fase de descanso (fase catágena). Durante la fase de descanso, el pelo maduro permanece en los folículos y, con el tiempo, en la fase exógena, se desprende por la base.

Dependiendo de factores genéticos, un perro puede estar predispuesto a presentar una fase anágena de unas pocas semanas o de años. Lo más habitual es que los perros presenten genéticamente un ciclo breve de crecimiento. Los ciclos de crecimiento más largos implican menores pérdidas de pelo.

Los factores ambientales también pueden afectar el ciclo de crecimiento. Los perros con doble capa tendrán fases exógenas más largas durante el verano para prepararlos para el aislamiento durante el frío invierno.

Cuando el perro muda el pelo, el pelo joven expulsa al antiguo y el ciclo vuelve a comenzar. Los perros tardan una media de 4 meses en desarrollar el manto, aunque se producen variaciones según las razas.

Los perros mudan el pelo al menos una vez al año y la duración del ciclo es diferente para cada animal. Lo que estimula o inhibe el crecimiento del pelo es una alteración del folículo piloso, que se encuentra bajo la piel.

Algunas razas, como el Galgo, mudan cada 18 meses, mientras que otras, como los Caniches, no tienen manto interno y parecen mudar menos. Las hembras que han sido madres mudan entre 6 y 8 semanas después del parto.

Posiblemente creas que los cambios de temperatura regulan el momento de la muda. Pero, en realidad, la mayor influencia la ejerce la duración de la luz diurna. En la primavera, los períodos de luz diurna se alargan y se activa un proceso de muda que dura entre 4 y 6 semanas. Durante el otoño, los días se acortan y muchos perros vuelven a mudar de manto.

La sensibilidad a la luz diurna es mayor en los perros que viven al aire libre, mientras que los que viven en interior están expuestos a luz artificial y a una fotoperiodicidad más fija y constante. Estos perros suelen mudar y desarrollar pelaje nuevo a lo largo de todo el año.

Algunos perros, como el Border Collie, tienen una doble capa que consta de un pelo primario externo, largo y basto, y un subpelo lanoso, fino y suave. Cuando estos perros mudan, el aspecto del manto puede resultar alarmante, porque el subpelo muda en forma irregular o de mosaico, provocando un aspecto que hace que parezca que el perro tiene alguna enfermedad cutánea.

Como puede resultar irritante para la piel, es muy importante cepillar el pelo cuando comienza la muda. En perros de doble capa gruesa, un baño ayudará a soltar el pelo muerto y facilitará su eliminación.

¿Qué utensilios utilizo para cepillar a mi perro?

Un cepillado regular ayuda a mantener la piel y el pelo de tu perro en buen estado de salud. La frecuencia de cepillado depende de la raza del perro. Dependiendo del tipo de pelo que tenga, deberás utilizar un cepillo u otro.

Los utensilios imprescindibles para cepillar a tu perro son:

  • Cepillo de cerdas. Adecuado para todas las razas, para eliminar el pelo muerto y la suciedad superficial. Las cerdas suelen estar en ángulo para evitar dañar la piel. No realices un cepillado vigoroso para no lesionar la piel de tu perro. Te ayudará a mantener el manto externo en excelente estado.
  • Cepillo de púas metálicas. Es muy eficaz para razas de pelo largo. Consta de largas púas que salen de una almohadilla de goma.
  • Cepillo de goma. Es adecuado para todo tipo de perros. La goma ayuda a eliminar el pelo suelto y sus suaves púas de goma masajean la piel, estimulando el flujo sanguíneo y la lubricación. Algunos tienen mango. Se pueden utilizar como cepillos de champú para la hora del baño.
  • Cepillo de doble cara. Por un lado, es un cepillo de púas metálicas que desenredarán el pelo de tu perro. La otra cara es un cepillo de cerdas, adecuado para suavizar y dar brillo al pelaje. Es más útil para perros de pelo medio a largo, ya que los cepillos de púas metálicas no son adecuados para perros de pelo corto y liso.
  • Cardador. Es un utensilio de madera con púas metálicas finas y dobladas, provisto de mango. Adecuado para eliminar el pelo suelto. Debes cepillar con pasadas profundas y cortas.
  • Guante de crin o de goma. Pensado para razas de pelo corto. Elimina el pelo muerto y ayuda a mantener el manto lustroso.
  • Peine. Para zonas de pelo corto y para levantar el pelo para cortarlo, se utilizan peines de dientes anchos. Para desenredar el pelo fino, de dientes finos. Existen peines especiales para determinadas acciones. Por ejemplo, los peines para Galgos tienen dientes separados en su parte ancha y más juntos en la estrecha. Los peines para pulgas tienen 12 ó 14 dientes muy finos por centímetro.
  • Mat Breakers (rompenudos). Son adecuados para eliminar los nudos del pelo de tu perro. Tienen cuchillas afiladas que cortan el pelo eliminando los enredos. Es una alternativa mejor que cortar el pelo, ya que preserva su largo pelaje. Debes tener mucho cuidado para no dañar la piel de tu perro. No se recomienda para perros de pelo liso.
  • Rastrillo. De dientes cortos y largos, se emplea para retirar el pelo muerto durante la muda. Si se emplea muy enérgicamente, daña el pelo. El cepillado debe realizarse con presión uniforme y no demasiado fuerte. Los dientes anchos pasan a través de la capa superior de pelo y sacan el pelo muerto de la capa interna.

Es importante que utilices los cepillos y peines adecuados.

Si el pelo de tu perro es grueso y las cerdas, púas y dientes demasiado cortos, mantendrás suave la parte superficial del manto durante un tiempo, pero el subpelo se enredará y formará nudos. Con el tiempo, la parte superficial se verá afectada y te verás obligado a rapar al perro.

Si tu perro tiene un manto interno fino, las cerdas, púas o dientes largos pueden arañar y lesionar la piel.

¿Cómo debo cepillar a mi perro?

El pelo del perro se daña con facilidad si se maneja con brusquedad y con técnicas o utensilios inadecuados.

El pelo presenta escamas diminutas que se disponen planas contra el tallo del pelo. Al tirar y estirar el pelo (lo que no es deseable), las escamas se proyectan hacia fuera, como lengüetas. Los pelos adyacentes se enredan y con el tiempo se rompen durante el proceso de desenredado.

Los utensilios utilizados durante el cepillado deben atravesar el pelo con suavidad. Para evitar los estiramientos, no utilices el rastrillo, el cardador o el peine tirando enérgicamente, excepto cuando estés eliminando el pelo muerto durante la época de muda. Si tienes que tirar demasiado fuerte, quiere decir que estás profundizando demasiado o empleando utensilios con los dientes, púas o cerdas demasiado rígidas o excesivamente juntas.

Por lo general, los cepillos de púas metálicas pueden utilizarse con seguridad sin estirar el pelo.

El pelo seco atrae la electricidad estática, lo que hace que los pelos se adhieran entre ellos. Utiliza un acondicionador antiestático para el pelo antes del cepillado.

Si tu perro tiene el pelo largo, inserta bien el cepillo de cerdas o púas metálicas en todo el grosor del pelo y gíralo ligeramente. Emplea pasadas cortas y cepilla a contrapelo. Evita las pasadas largas por que rompen el pelo.

Si tu perro tiene el pelo corto, cepilla a favor del pelo, empezando en la cabeza y trabajando hacia la cola.

En todas las razas, presta atención a los cuartos traseros y parte trasera de los muslos, donde el pelo tiende a formar nudos.

Elimina el pelo suelto con el rastrillo. Comienza por el vientre de tu perro y vete progresando capa a capa hasta el lomo.

Mi perro tiene muchos nudos. ¿Cómo los elimino?

Los nudos son matas de pelo apelmazado que pueden aparecer por todo el cuerpo del perro, pero son más frecuentes detrás de las orejas, en los pliegues de las axilas, alrededor del ano, en la parte posterior de los muslos y entre los dedos. Los nudos son causa de un mal cepillado o de la utilización de cepillos inadecuados.

Para eliminar los nudos de tu perro, empápalos con acondicionador de pelo y déjalo actuar varios minutos. Con esta acción, rehidratarás el pelo y lograrás que las escamas se peguen al tallo del pelo. A continuación, emplea un rastrillo de buena calidad diseñado para eliminarlos.

Algunos nudos pueden eliminarse con la punta del peine, pero la mayoría requiere el empleo de tijeras o quitanudos. El corte de nudos debe realizarse con mucho cuidado para no cortar la piel. No deslices las tijeras por debajo del nudo ni intentes cortarlo a ras de piel. Si es posible, desliza un peine por debajo del nudo para que sirva de barrera entre las tijeras y la piel. A continuación, sujeta las tijeras perpendiculares al peine y corta la mata de pelo con tijeretadas cortas. Tira del nudo con suavidad. Una vez eliminado el nudo, peina los pelos que queden.

Si tienes miedo de dañar a tu perro, puedes acudir a tu veterinario o a un profesional que corte los nudos con seguridad.

Los mejores cepillos para tu perro

Artero Peine Cortanudos

Última actualización el 2020-10-22 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Peine diseñado para cortar y abrir los nudos difíciles sin riesgo de cortar la piel. Existen dos modelos: uno de 9 hojas y otro de 12. No se trata de un peine para utilizar a diario, se recomienda su uso únicamente cuando necesites cortar nudos que no logras eliminar de otra manera. Pásalo suavemente por la zona en que se encuentra el nudo, evitando dar tirones. El mango es de plástico y antideslizante y las hojas acaban en punta roma para evitar lesionar a tu perro.

DakPets FURblaster

Última actualización el 2020-10-22 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Cepillo de aseo para perros de todos los tamaños. Es apropiado para todo tipo de pelo. No daña la piel de tu perro y permite realizar el cepillado diario de manera eficiente. Se trata de un cepillo que goza de buenas valoraciones por parte de los usuarios. La marca asegura una reducción del 95% en la caída del pelo.

FURminator Cepillo para muda

Última actualización el 2020-10-22 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Es uno de los cepillos más conocidos y mejor valorados del mercado. Se trata de un peine muy efectivo en la eliminación del pelo muerto de la subcapa. No sirve para desenredar, cortar el pelo o deshacer nudos. Para pasar el FURminator, es necesario que desenredes primero el pelo de tu perro, para no dañarle.

El cepillo FURminator consta de una hilera de púas de acero inoxidable bastante juntas y largas. Existen modelos para pelo largo o corto. Las púas alcanzan el submanto y arrastran el pelo suelto. A los lados de la hilera de púas, hay dos bordes protectores que sobresalen ligeramente para evitar que lesiones a tu perro. El mango es ergonómico y antideslizante.

El FURminator debe pasarse con suavidad para no arañar la piel del perro. Está disponible en varias tallas, dependiendo del peso de tu perro y de si su pelo es largo o corto

Iokheira Peine tipo rastrillo con dientes de doble cara + peine para pulgas + peine de doble ancho

Última actualización el 2020-10-22 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

El peine rastrillo de doble cara es adecuado para desenredar el pelo de tu perro. Debes peinar suavemente la zona enredada en la dirección de crecimiento del pelo. No realices nunca un peinado excesivamente vigoroso. 

Comienza con el lado de 9 dientes para enredos rebeldes y continúa con el fino de 17 dientes para completar el peinado. El rastrillo es seguro para tu perro, está diseñado para evitar lesionar su piel. La marca ofrece un lote que incluye otros dos productos: un peine de doble ancho de acero inoxidable, para deshacer nudos y eliminar pelo muerto, y un peine para extraer liendres y pulgas. Este peine es adecuado para perros con pelo de longitud media o larga.

Conclusiones

  • Los perros mudan su pelo regularmente.
  • La pérdida de pelo también puede deberse a problemas de salud.
  • Además de la caída estacional, el pelo de tu perro puede caer debido a infecciones, parásitos, problemas hormonales u otras causas.
  • El pelo del perro crece en ciclos estacionales que pasan por 4 fases.
  • Es en la fase exógena cuando el pelo cae de forma natural.
  • Haz acopio de utensilios adecuados y de calidad para cepillar a tu perro, desenredar su pelo, eliminar el pelo muerto y eliminar los nudos.
  • Cepilla a tu perro regularmente, evitando dar tirones.
  • Emplea los utensilios adecuados para el tipo de pelo de tu perro.
  • Utiliza un acondicionador si es necesario.
  • Acude a tu veterinario si crees que la caída del pelo de tu perro puede deberse a un problema de salud.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Última actualización el 2020-10-22 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo