Causas y soluciones de la OBESIDAD CANINA

Cuidados del Perro

La obesidad es un estado patológico caracterizado por la acumulación exagerada de grasa. Se trata de un problema grave que pocas personas reconocen y que perjudica enormemente la salud de las mascotas. 

Afortunadamente, esta enfermedad tiene fácil solución, aunque requiere de muchas constancia y rutina. Para tratar la obesidad, es esencial que identifiques las causas que la provocaron. 

En este artículo te vamos a mostrar los principales motivos por los que los perros llegan a tener obesidad. Si no te identificas en ninguno de los casos, no dudes en consultar con tu veterinario para diagnosticar este problema lo antes posible. 

Todos hemos alimentado alguna vez a nuestro perro con comida que no es de la mejor calidad. En ocasiones, por ahorrar en la compra del mes, hemos adquirido un pienso algo más barato, de un supermercado cualquiera y sin leer detalladamente los componentes que contiene.

En otras ocasiones, compramos el primer saco de pienso que se nos presente en nuestro camino hacia la caja registradora, y no hemos parado a pensar en la calidad de los ingredientes que tiene ese pienso o si es realmente adecuado para las necesidades concretas de nuestro perro.

Sea como sea, las comidas comerciales de baja calidad contienen granos de maíz, trigo y otros cereales. Los perros no digieren bien estos tipos de alimentos, lo cual deriva en problemas digestivos o inflamación intestinal.

Otros tipos de carbohidratos, como el arroz o las legumbre, también son ingredientes muy utilizados en los piensos para perros. En ocasiones, en mayor proporción de la deseada.

Para que te hagas una idea de lo mal diseñada que está la dieta de tu perro, tan solo ten en cuenta que los ancestros de los perros consumían 14% de carbohidratos en su dieta, mientras que en la actualidad, el porcentaje de estas sustancias asciende a 46-74%. Estos datos son válidos para la mayor parte de piensos del mercado, independientemente de su calidad. Incluso las croquetas sin cereales necesitan incorporar al menos 30% de carbohidratos, que permitan aglutinar los granos de pienso.

La proteína proviene de subproductos alimenticios, como la harina (de pollo, cordero, conejo, etc.). Es decir, no se trata de la carne propiamente dicha, sino que la carne es procesada para obtener mayor cantidad de producto, lo cual se traduce en menos valor nutricional y energético para tu perro.

Solución: compra pienso de calidad

Evita la comida barata y busca piensos de calidad cuya fuente de proteína sea carne, preferiblemente pollo o conejo, que son bajos en grasa. Si no sabes por dónde tirar, consulta a tu veterinario, que te ayudará a crear un plan nutricional y te dirá cuáles son los mejores piensos para perros con sobrepeso.

Otra opción es cambiar la dieta de tu perro por una con comida natural, basada en ingredientes frescos de temporada. De esta forma podrás controlar de primera mano todo lo que ingiere tu perro. Reducir los alimentos con gran aporte de energía y los carbohidratos debe ser la primera medida que tomes.

En caso de que no tengas tiempo para preparar una comida 100% casera para tu perro, puedes intentar alternar los piensos con comida natural. Es mejor que nada, y verás que tanto la salud como el peso de tu perro cambian a mejor rápidamente.

Eukanuba

Croquetas Eukanuba para perros esterilizados para evitar el sobrepeso

Croquetas de uso diario, bajas en calorías para ayudar en la pérdida de peso.

Acana

ACANA LIGHT & FIT, un pienso especialmente pensado para perros con sobrepeso y también para perros esterilizados

Pienso de alta calidad que incluye avena, que disminuye el almacenamiento de grasa y reduce la resistencia a la insulina.

Purina

Pienso para el control de sobrepeso en los perros Purina Dog Chow Light

Pienso con fibra y proteínas de alta calidad que ayudan a mantener a tu perro sano sin pérdida de masa muscular.

Obesidad canina por comer comida humana

¿Quién no se habrá dejado engañar alguna vez por esos ojitos brillantes e inocentes, que nos miran implorándonos que les dejemos probar a ellos también un poco del delicioso manjar que tenemos en el plato?

Si tú también has dado de comer a tu mascota parte de tu comida, o, incluso sobras, debes prestar atención.

Según un estudio sobre hábitos y prácticas de 2002, más de 1200 propietarios de perros fueron preguntados por la forma en la que mostraban su amor hacia sus mascotas. El 42% de ellos afirmó que demostraba su afecto compartiendo comida humana con sus mascotas.

Los alimentos humanos suelen estar aderezados con condimentos que no son convenientes para la salud de un perro. Si tu perro llega a ingerir algún alimento que no sea bueno, aunque en pequeñas proporciones no suele pasar nada, sí que puede darte un susto al sufrir alguna intoxicación alimenticia.

Alimentar a tu perro, con otra cosa que no sea su comida, puede desequilibrar su dieta y derivar en problemas de sobrepeso, que, en muchos casos, no es reconocido como tal por los propietarios.

Solución: se acabó compartir la comida para humanos

Para la salud de tu perro, será mejor que respetes su dieta y resistas a sus miradas de perro bueno. Una posible solución podría ser darle algún juguete con el que pueda entretenerse mientras estás comiendo, o sincronizar su hora de la comida con la tuya

Educarle para que deje de pedir tu comida es otra opción. Si pasan unos días y resistes la tentación, tu perro comprenderá que por mucho que te esté mirando, no recibirá nada. Así, cuando comas, de vez en cuando hará amagos de acercarse a ti, pero debes decirle que se vaya a comer su comida, o a estar tranquilo en otro lugar. Nunca es tarde para enseñarle a tu perro nuevos hábitos de comportamiento.

Pelota

Pelota mordedora que puedes rellenar de comida para entretener a tu perro mientras estás comiedo.

Juguete de inteligencia

Juguete de inteligencia para activar y estimular la inteligencia de tu perro. 

Perfecto para proporcionar un momento divertido y entretenido a tu perro.

Manta olfativa

Las matas olfativas son una alternativa excelente a los juegos de sembrado. 

Mantienen a tu perro en activo incluso estando en casa.

Obesidad canina por exceso de comida

Muchos propietarios de perros pecamos de sobrealimentar a nuestras mascotas. Los dos casos más comunes son:

  • Por exceso de chuches. Para algunos dueños, la única forma de mostrar su amor hacia sus perros es premiándoles con golosinas. Tras analizar los datos de un estudio relacionado, se descubrió que el 71% de los participantes demostraba su afecto por las mascotas premiándolas con snacks y otras golosinas para perros. 
  • Por exceso de comida. Gran parte de los propietarios consideran que su mascota no estará contenta si no tiene a su disposición continuamente el bol lleno de comida.

Ambas opciones se dan con más frecuencia de la que debería y son sumamente peligrosas.

En primer lugar, entregar chuches continuamente a tu perro supone un problema si no cuentas las calorías que estos refrigerios proporcionan a tu perro. Por lo tanto, no se tienen en cuenta a la hora de calcular la ingesta de calorías diarias del perro. Consiguientemente, el exceso de energía que tu perro recibe y no gasta, se acumula en forma de grasa en su cuerpo.

El bol lleno de comida tampoco es un favor para tu perro. Es más, los perros no pueden controlar completamente sus impulsos, por lo que tener toda la comida a su disposición los lleva a comer hasta que ya no pueden más. Al menos, la gran mayoría de perros. Este hábito es totalmente desaconsejable ya que podría causar importantes daños digestivos a tu perro. Por otra parte, si la comida está expuesta al aire durante bastante tiempo, para cuando tu perro decida comerla, ésta ya habrá perdido gran parte de su textura y frescor.

La ansiedad es otro factor que hay que mirar con lupa. Los perros ansiosos comen demasiado rápido. Al ver esto, sus dueños piensan que los perros se quedan con hambre, y les ponen otro poquito más. Y he aquí como un perro come una ración doble, sin hacer nada de esfuerzo.

Solución: no más comida de la necesaria

Para evitar que tu perro sufra obesidad a causa del exceso de comida, es recomendable que calcules la cantidad necesaria de comida que necesita tu perro para estar en su peso ideal. Reparte su comida en varias raciones diarias y no le proporciones ninguna otra cosa.

En caso de que utilices chuches para compensar a tu can, ten en cuenta que estas también son un importante aporte calórico. Para ayudar a tu perro a adelgazar, es mejor que compres solo chuches bajas en calorías. No te olvides de incluirlas en la tabla de calorías diarias que puede consumir tu perro.

Establecer un horario para las comidas ayudará a tu perro a controlar mejor la ansiedad, dado que comprenderá que cuando sean las 12 del mediodía, por ejemplo, su comida estará a punto y sin demora.

En el mercado existen comederos especiales para perros ansiosos que comen a toda prisa. Están diseñados con obstáculos en su interior, cuyo objetivo es retrasar al perro en su tarea de comer. 

Decyam

comedero decyam

Comedero con obstáculos para una ingesta lenta, libre de atragantamientos y lesiones intestinales.

The Perseids

Comedero con dobles sistema de obstáculos, creado para hacer trabajar al perro por su comida.

El ejercicio físico a la hora de la comida ayudará a tu perro a bajar rápidamente los kilos sobrantes

Freesoo

Comedero que promueve la actividad física y estimula la inteligencia del perro.

La hora de la comida será un momento divertido y seguro.

Obesidad canina por falta de ejercicio

Las mascotas de hoy en día viven encerradas en pisos la mayor parte de su vida. No es de extrañar que no tengan el espacio suficiente como para quemar toda la energía que adquieren comiendo y descansando. El tiempo que los propietarios debería dedicar para fortalecer los hábitos más deportivos de sus mascotas es más bien poco.

Debes aprender a dar paseos de calidad y no salir solamente para que tu perro haga sus necesidades. Con que simplemente olisquée los rincones de la misma calle que recorréis unas cuantas veces al día, no puedes esperar que tu perro tenga una buena condición física.

También debes vigilar tu actitud en el parque. Evita dejar que tu perro se aburra. Si pasas mucho tiempo hablando con otros propietarios de perros o mirando el móvil y tu can empieza a dejar de estar entretenido, su instinto le llevará a buscar comida y a comer cualquier porquería que encuentre por el suelo. Aparte de que se trata de una actividad insalubre, esta puede ser otra de las razones por las que tu perro no es capaz de perder esos kilos de más.

No confundas un concepto esencial: “no importa cuánto tiempo estéis fuera de casa, sino en el tiempo que tu perro ha estado en movimiento”. Si, por ejemplo, vas al bar un par de horas a tomarte unas cañas, y tu perro tiene que estar sentado, esperando, eso no cuenta como paseo de calidad.

Solución: promueve salidas más activas

Debes dedicarle el tiempo suficiente como para jugar con él, dejar que juegue con otros perros o incluso, que explore por su cuenta (sin correa). Eso sí, observa todos sus movimientos e impide que se aburra y comience a comer lo que no debe. Aunque no vayas al parque, el tiempo de paseo también puede prolongarse, ya que, cuanto más movimiento, más calorías quemadas.

En caso de que tengas que irte a trabajar y no dispongas del tiempo suficiente para dar buenos paseos con tu perro, puedes optar por contratar a algún paseador de confianza. Así, tu perro andará un buen rato durante todos los días, aunque tú no puedas estar con él. Un familiar o amigo cercano también son buenas opciones.

Para que te hagas una idea de lo importante que es el movimiento:

  • Caminar, quema dos veces más calorías que solo estando en reposo.
  • Correr, jugar persiguiendo discos voladores o pelotas, o, incluso hacer senderismo, quema el triple de calorías que solo estando sentado.
  • Nadar o hacer ejercicios de agilidad gasta 6 veces más calorías que estando tumbado.

También es importante que mantengas el comportamiento juguetón y activo de tu mascota, ya que la falta de ejercicio continuado tiene una consecuencia nefasta, y es que ese perro se acostumbrará y cada vez tendrá menos ganas de moverse y jugar, ya que habrá perdido mucha masa muscular y se cansará rápidamente.

Promueve hábitos activos, con conductas sanas, que puedan ayudar a tu perro a mantenerse en forma y poder así prevenir o tratar el sobrepeso. Sin embargo, no olvides respetar las limitaciones físicas  y tener en cuenta las necesidades específicas de tu perro. 

Ten paciencia para que se adapte progresivamente a los cambios de la nueva rutina y pronto comenzarás a ver los resultados. Los juguetes dispensadores de comida son perfectos para poner a tu perro en movimiento.

Dadypet

Pelota dispensadora de comida que atrae y motiva a tu perro para jugar para conseguir comida.

Kong

Juguetes-perros-ultra-resistente-kong

El Kong es el juguete ideal para mantener a tu perro entretenido y activo tanto si estáis juntos como si tu perro se queda solo en casa durante varias horas.

Dadypet

Dispensador de comida que estimula la inteligencia del perro al mismo tiempo que ejercita su cuerpo.

Obesidad canina dependiendo de la raza

Algunas razas de perros están más predispuestas que otras a llegar a sufrir por obesidad. Sin embargo, dependiendo del estudio y del autor, no hay una coincidencia exacta entre las razas que presentan una mayor predisposición a tener sobrepeso. 

Las razas afectadas también pueden variar dependiendo del país en el que se haga el estudio. Por ejemplo, en la Inglaterra de los años 80, los perros que más riesgo tenían eran el el Labrador Retriever, el Cairn Terrier o el Collie; por otro lado, en la Suecia de los 60, los perros con mayor predisposición eran el Rottweiler, el San Bernardo o el Terranova. 

Actualmente, la lista incluye a las siguientes razas:

  • Razas pequeñas: Cairn Terrier, Teckel, Cavalier King Charles, Scottish Terrier
  • Razas medianas: Beagle, Cocker Spaniel, Basset Hound
  • Razas grandes: Labrador Retriever, Collie, Golden Retriever, Rottweiler
  • Razas grandes: Boyero de Berna, Terranova, San Bernardo

Para determinar las predisposiciones genéticas de las diferentes razas se calcula la relación que hay entre masa magra/masa grasa, en función de la que se pueden calcular también las necesidades energéticas de mantenimiento. A mayor proporción de tejidos grasos respecto a la masa muscular, más probabilidades habrá de que el perro sufra sobrepeso y obesidad.

Solución: instaura una rutina para prevenir la obesidad

Si tú también eres una de las personas que tiene en su casa un peludo perteneciente a estas razas, es mejor que que comiences a tomar medidas para prevenir el sobrepeso de tu perro. Reduce su porción de comida diaria, si es que está alimentado de más. Será mejor que comience a quemar las calorías sobrantes. 

Obesidad canina en función de la edad

Los casos de obesidad aumentan a medida que un perro avanza de edad. Los estudios de 2003 relacionados con el tema confirman que durante la etapa infantil, tan solo un 6% de los cachorros se ven afectados por la obesidad, para subir a un escalofriante 40% en los perros adultos. Esto se debe a que los cachorros tienen una alta tasa de actividad física que les permite quemar gran parte de las calorías que ingieren.

En el caso de los perros mayores de 9 años, la cifra de canes obesos supera el 70%. Que es cuando más disminuye su nivel de actividad y su gasto energético. Si se mantienen las mismas raciones de comida, inevitablemente los perros comenzarán a ganar peso.

La edad media a la que se suelen diagnosticar más casos de sobrepeso canino es entre los 5 y los 8 años.

Generalmente, se cumple una regla que consiste en que los cachorros, sobre todo las hembras, que padecen obesidad entre los 9 y 12 meses de edad, que es la etapa de crecimiento, tienen 1,5 veces más posibilidades de ser obesos en la etapa adulta.

La edad del dueño también influye sumamente en la aparición de la obesidad de los perros. Los propietarios más ancianos cambian su estilo de vida a uno más sedentario, con actividades más relajadas, que también son las que compartirá con su mascota. Los paseos no exigirán tanto esfuerzo físico y los juegos ya no serán tan intensos.

Solución: identifica las necesidades de tu mascota

Cada etapa de la vida tiene unas necesidades específicas que hay que atender.

Durante el desarrollo del perro es muy importante prestar atención a la socilización y al ejercicio físico que hace tu perro. La comida de los cachorros varía según va entrando en edad. Es recomendable que al menos hasta las 6 semanas de vida tu cachorro tome leche materna. De forma gradual debes incorporar alimento seco, pero asegurándote de que las croquetas que adquieres son una alimentación adecuada para el correcto crecimiento de tu perro.

En la edad adulta es bueno mantener la rutina de actividades. Si aparece alguna enfermedad por el camino, es mejor que tomes las medidas necesarias con respecto a la alimentación, con tal de que no aparezcan sorpresas de sobrepeso.

Cuando tu perro entra en la última etapa de la vida, es recomendable que reduzcas la intensidad del ejercicio, de la misma manera que también has de recalcular la cantidad de calorías diarias que toma tu perro. 

Obesidad canina dependiendo del sexo

El género de los perros también influye en la acumulación de grasa.

Según varios estudios se ha descubierto que las hembras están más predispuestas que los machos a sufrir obesidad. La explicación de ellos es muy sencilla. La naturaleza busca preparar el cuerpo de cara a los posibles embarazos que tendrán las hembras. La grasa es una importante forma para almacenar energía, que será necesaria para llevar el embarazo y hacer frente a la rutina cargada de cansancio cuando el nuevo cachorro llegue al mundo.

Solución: medidas preventivas

Aunque tu perro sea una hembra, no tienes porqué alarmarte. Si mantienes unos buenos hábitos alimenticios y una rutina de ejercicios saludable, tu perra se mantendrá en su peso ideal. 

Obesidad canina por factores genéticos

La genética es un complejo sistema de conexiones internas del cuerpo, responsable de determinar las reacciones físicas del perro frente al entorno y de equilibrar los desajustes entre los aportes alimenticios y los gastos energéticosGracias a este complejo mecanismo, los representantes salvajes de los perros pueden vivir incluso en épocas en las que el alimento escasea.

El problema aparece cuando el alimento no es un motivo de preocupación, como en el caso de los perros que viven en los apartamentos. Unido esto al poco espacio del que disponen para moverse, es cuando suelen aparecer importantes desajustes entre las calorías ingeridas y aquellas gastadas.

Hay algunos casos en los que dos perros de la misma raza, del mismo sexo y de la misma edad, que viven en condiciones muy similares, no son afectados de la misma manera por la obesidad. Mientras uno de ellos sufre sobrepeso, el otro está en su peso ideal. 

Solución: no dejar que se acumulen los kilos de más

El ADN es impredecible e incontrolable. Actualmente no podemos descifrar los códigos que están inscritos en la información genética de nuestras mascotas. Por lo tanto, la única manera que tenemos de evitar que nuestros perros lleguen a padecer a causa de la obesidad, es ser precavidos y tomar las medidas necesarias a tiempo.

Obesidad por problemas de salud

El estrés, además de muchos otros problemas derivados, puede llegar a ser un importante detonante de la obesidad. Los perros ansiosos, suelen comer muy rápido. Para muchos propietarios, ver el plato vacío en menos de un minuto, es síntoma de que el perro sigue teniendo hambre, por lo tanto, deciden volver a llenar el cuenco de comida. Así, los perros ansiosos comen más de lo que necesitan para vivir.

La diabetes es otra enfermedad que puede causar un exceso de peso. El cuerpo del perro es incapaz de producir la suficiente cantidad de insulina. De esta forma, el azúcar en vez convertirse en energía, se acumula en el tejido adiposo en forma de grasa.

El hipotiroidismo es otro enemigo importante del peso ideal y de la salud del perro. El cuerpo de los perros que sufren esta afección es incapaz de fabricar las suficientes hormonas tiroides. Esta escasez deriva en un desequilibrio de las funciones del metabolismo. Los lípidos, por lo tanto, no son aprovechados eficazmente y se acumulan en forma de grasa.

Según varios estudios, el 40% de los perros que sufren enfermedades endocrinas, como la diabetes y el hipotiroidismo, presentan acumulaciones de grasa típicos de la obesidad.

Solución: alimentos específicos

Los perros con problemas endocrinos necesitan seguir una dieta de calidad, rica en proteínas provenientes de carnes magras, es decir, bajas en grasa y sin gran cantidad de carbohidratos.

En nuestro artículo sobre los mejores piensos y croquetas para perros con hipotiroidismo encontrarás más información al respecto. También te recomendamos echar un ojo a nuestra comparativa de piensos para perros con diabetes si tu perro sufre esta enfermedad.

Eukanuba

Croquetas y pienso para perros con problemas de diabetes de la marca Eukanuba

Pienso diseñado para perros con sobrepeso que necesitan un control diabético.

Hill's

Pienso bajo en grasas de Hill's ideal para tu perro con diabetes por su bajo contenido en grasas

Pienso rico en fibra y proteínas. Con muy poca grasa. Especialmente diseñado para perros con sobrepeso, diabetes o problemas digestivos.

Royal Canin

Piensos y croquetas para perros con diabetes de la marca Royal Canin

Pienso formulado con vitaminas, ácidos grasos, fibra y proteínas, destinadas a controlar la diabetes de cualquier perro adulto.

Obesidad debido a la esterilización

La extirpación de las gónadas reproductivas de los perros incrementa significativamente la frecuencia de la obesidad canina, sobre todo en hembras. Concretamente, el riesgo de desarrollar obesidad en perros esterilizados es doble que en aquellos que siguen fértiles.

La forma en la que influye la esterilización en la ganancia de peso se da por vía hormonal, al igual que con las enfermedades endocrinas. De tal forma que si se extirpan los órganos que producen las hormonas sexuales, el metabolismo de los perros se verá afectado.

Aunque no se ha estudiado a fondo, sí que hay datos de un estudio realizado sobre una menor población de perros que demuestra que los perros que han pasado por una esterilización precoz, es decir, antes de los 5 meses y medio, tienen menos posibilidades de ser obesos que aquellos esterilizados después. 

Dejar claros los puntos de unión que hay entre la obesidad y la esterilización es complicado, aunque sí hay algunas explicaciones científicas que intentan esclarecer un poco este asunto.

  • El estrógeno liberado durante el ciclo de las perras tiene un efecto inhibidor sobre la ingesta de alimentos. Tal como se ha demostrado con 4 hembras de Beagle, una vez que desaparecen esas hormonas, el apetito se mantiene constante incluso durante los meses de ciclo, lo cual deriva en un consumo superior de alimentos.
  • La esterilización implica una disminución espontánea de la actividad, especialmente en machos, lo cual podría ser una explicación del aumento de peso después de la cirugía.

Solución: intensificar la rutina de ejercicio

La reducción de las raciones de comida parece una solución plausible, ya que la disminución de actividad supone una reducción de las necesidades energéticas. Aunque para poder mantener el peso ideal en un perro esterilizado habría que disminuir la porción diaria en un 30%, lo cual es bastante exagerado. No te olvides de que la alimentación es una de las necesidades básicas de todo perro.

Cambia la marca de pienso por unas croquetas específicas para perros esterilizados. Estas serán bajas en grasa y carbohidratos, pero con gran efecto saciante gracias a la alta calidad de proteínas.

Según se puede observar en los perros policía, las hembras esterilizadas tienen la misma ración que comida que aquellas que no lo están, y aún así se mantienen en su peso ideal. La justificación de estos hecho reside en el ejercicio diario que tienen que hacer estos perros. Realizar actividades físicas con regularidad parece ser la solución para prevenir la obesidad en perros esterilizados.

Purina

Purina Pro Plan Optiweight croquetas para perros esterilizados

Pienso especialmente diseñado para perros con obesidad o que han sido sometidos a una esterilización.

Royal Canin

Royal Canin croquetas para perros esterilizados

Pienso diseñado por veterinarios para satisfacer las necesidades específicas de perros Mini, Mediun y Maxi.

Hill's Mature

Pienso para perros Hills ideal para animales esterilizados

Pienso rico en fibra, proteínas y L-carnitina, que ayuda a transformar la grasa en energía. Además de calmar el apetito y saciar a tu perro.

Conclusiones

La obesidad canina es un estado patológico muy frecuente. Esta enfermedad es difícil de reconocer por sus dueños debido a que se ha normalizado demasiado.

Es importante tratarla ya que podría tener graves consecuencias para la salud de tu perro. El primer paso hacia el éxito es conocer las posibles causas de la obesidad y sus soluciones.

Entre las principales causas de la obesidad está el exceso de comida, así como la mala calidad de esta, y la falta de actividad física.

La buena noticia es que hay muchas soluciones relativamente fáciles para ayudar a tu perro a recuperar su peso ideal. Tan solo debes armarte de paciencia y tener constancia.

Si no sabes por donde empezar, no dudes en acudir a tu veterinario de confianza. Sabrá aconsejarte desde un punto de vista profesional, otorgándote todas las pautas necesarias para que puedas lograr tu objetivo. Tu perro estará sano y feliz de nuevo.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Nadie ha votado! Se el primero en valorarlo

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo