Todo sobre el Sealyham Terrier: cría, cuidado y adiestramiento

Sobre Razas de Perros
Todo sobre el Sealyham Terrier: cría, cuidado y adiestramiento

Criado originalmente para cazar zorros, tejones y nutrias, el Sealyham Terrier se ha convertido en un apreciado perro de familia, ya que es amable y cariñoso.

También hace honor a su condición de Terrier, mostrando un carácter testarudo, predisposición a cavar agujeros y un fuerte instinto de presa, que necesita un adiestramiento firme y constante.

Es conveniente que sea socializado desde que es un cachorro, para que se convierta en un perro equilibrado y tolerante ante otras personas y animales.

El Sealyham procede de Gales y aunque presenta el carácter terco y el instinto de caza típicos de estas razas, es menos nervioso que otros Terrier. Actualmente, se trata de una raza rara y catalogada como vulnerable.

La historia del Sealyham Terrier

La raza fue desarrollada por John Tucker Edwards a mediados del siglo XIX, en Haverfordwest, la capital de Pembrokeshire, en Gales. John T. Edwards tenía una finca llamada Sealyham, de ahí el nombre de este hermoso Terrier.

El Sealy fue desarrollado para cazar animales pequeños, como tejones, zorros y nutrias, y se cree que procede del cruce de varios Terrier: el Terrier de Cheshire (actualmente extinto), el Corgis, el Dandie Dinmont Terrier, el West Highland White Terrier , el Wirehaired Fox Terrier y el Bull Terrier.

La raza se hizo muy popular y en 1903 comenzó a aparecer en las exposiciones. El primer club de Sealyham Terrier se fundó en 1908 y la raza fue reconocida por el Kennel Club Británico en 1910 y por el American Kennel Club en 1911, fundándose el primer club americano de Sealyham Terrier en 1913.

Aunque era muy apreciado en las exposiciones y se trata de un excelente perro de compañía, actualmente ha perdido popularidad entre el público general y en se encuentra catalogado como especie vulnerable, siendo una de las razas autóctonas británicas más amenazadas.

Características principales del Sealyham Terrier

  • El Sealyham Terrier es un perro de raza pequeña, que no sobrepasa los 30 centímetros. Pesa entre 9 y 11 kilos y tiene una esperanza de vida de 12 a 14 años.
  • Los Sealyham, o Sealies, son cariñosos con las personas y seguros de sí mismos. Siempre están de buen humor y son muy curiosos.
  • Aunque fueron bastante populares, actualmente están catalogados por el AKC (American Kennel Club) como Raza Nativa Vulnerable.
  • Se caracteriza por tener una cabeza larga y ancha y un cuerpo bien musculado.
  • Se desarrolló para ser de color blanco, con el fin de que los sabuesos lo distinguieran de los animales que perseguía.
  • Es menos nervioso que otros terrier, aunque siempre está dispuesto a jugar. Le gusta cavar y ladrar y perseguirá a cualquier presa potencial que se encuentre en su camino.
  • Como la raza fue desarrollada para cazar en manada, suele llevarse bien con otros perros de la casa.
  • Se lleva bien con toda la familia y suele mostrarse reservado con los extraños. Esto lo convierte en un buen perro guardián, que te avisará cuando alguien se acerque con un ladrido fuerte y profundo.
  • Como buen Terrier, es muy independiente y puede ser terco y obstinado.
  • Puede ser agresivo con perros que no conoce.
  • Si no estableces tu liderazgo, su carácter dominante puede hacer que te lo dispute.

¿Cuál es el estándar de la raza?

El estándar de una raza es el conjunto de directrices que describe las características, temperamento y apariencia de una raza. Los criadores deben seguirlas en todo momento para evitar condiciones que perjudiquen la salud, bienestar o solidez de la raza. Según el American Kennel Club y la FCI (Federation Cynologique Internationale), Las características principales del Sealyham Terrier son las siguientes:

  • Aspecto general. El Sealyham Terrier es un perro de trabajo de cuerpo alargado y con doble manto de pelo. Se trata de un perro de movimientos libres, activo y balanceado, de fuerte sustancia en un pequeño cuerpo.
  • Tamaño y proporciones. La altura máxima a la cruz no debe exceder los 31 centímetros. El peso del macho ronda los 9 kilos y el de la hembra los 8,2 kilos. La conformación general, el balance de las formas, el tipo y la sustancia son criterios esenciales.
  • Temperamento. Juguetón y enérgico, con gran coraje cuando se le exige. Por lo demás, es apacible y dócil. Se excita menos que otros Terrier, pero es vigoroso y activo, apto para el trabajo. Se mantiene siempre alerta y es valiente.
  • Cabeza y cráneo. La longitud de la cabeza es de aproximadamente tres cuartos de la altura de las orejas. Cabeza Larga, ancha y poderosa, sin asperezas, pero perfectamente equilibrada con el cuerpo, uniéndose a los cuellos suavemente. El cráneo es ligeramente abombado y ancho entre las orejas, con una hendidura poco pronunciada que desciende por el entrecejo y se une al hocico con la parte superior de las mandíbulas.
  • Ojos. Ojos oscuros, bien colocados, redondos y de tamaño mediano. Se prefieren los bordes de los ojos bien pigmentados, pero se toleran los que no lo están.
  • Orejas. Dobladas en ángulo con la parte superior de la cabeza, colgando hacia adelante, bien redondeadas en la punta y con una longitud que llega a la parte superior del ojo. Finas, no muy duras y con un grosor suficiente.
  • Hocico. Nariz negra, con orificios nasales grandes
  • Boca. Mandíbula fuerte, con maxilares cuadrados y largos. Dientes sanos, fuertes y blancos, con los caninos muy juntos. Mordida en tijera regular, donde la cara interna de los incisivos superiores está en contacto con la externa de los inferiores. Los dientes se sitúan en ángulo recto en las mandíbulas. Los huesos de las mejillas no son prominentes.
  • Cuello. Bastante largo, grueso, musculoso y bien colocado en los hombros.
  • Cuerpo. Cuerpo largo y flexible, con la espalda bien nivelada. Pecho amplio y profundo, bien descendido entre los miembros anteriores. Las costillas están bien arqueadas.

Perro diseñado para cazar animales pequeños, como tejones, zorros y nutrias

  • Patas. Miembros anteriores cortos, fuertes y tan rectos como sea posible, compatibles con un pecho bien descendido. La punta de los hombros está en línea con la de los codos. Los miembros posteriores son especialmente potentes para su talla. Muslos amplios y musculosos. Articulación de la rodilla bien angulada. Corvejón fuerte y bien angulado. Los corvejones son paralelos entre sí.
  • Pies. Los pies son redondos, de forma parecida a los de los gatos, con almohadillas plantares gruesas. Dirigidos del todo hacia adelante.
  • Cola. Largo medio, gruesa y con punta redondeada, insertada en la misma línea del dorso y portada erecta, sin caer excesivamente sobre el dorso y sin estar enroscada. Es gruesa en la raíz y se afila en la punta. Los cuartos posteriores deben sobrepasar la inserción de la cola.
  • Marcha o movimiento. Movimiento rápido y vigoroso, con mucho impulso.
  • Pelaje. Capa externa larga y dura, de textura como de alambre. Capa interna resistente a la intemperie.
  • Color. Blanco total o blanco con manchas limón, de color castaño, azul o tejón en la cabeza y las orejas. Las manchas negras en exceso son indeseables.
  • Penalizaciones. Cualquier desviación de los puntos anteriores se considera una falta y la gravedad se calcula teniendo en cuenta el grado de desviación al estándar y las consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro, así como sobre su capacidad para realizar su trabajo tradicional.
  • Descalificaciones. Agresividad o extrema timidez. Cualquier perro que muestre claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento será descalificado.

¿El Sealyham Terrier es un perro inteligente?

Según la clasificación del neuropsicólogo Stanley Coren, muy conocido por sus estudios sobre el comportamiento canino y su vínculo con el ser humano, el Sealyham Terrier aparece como una raza de inteligencia funcional media, que necesita entre 25 y 40 repeticiones para realizar un ejercicio de manera aceptable y que responde a la primera orden un 50% de las veces. La rapidez con la que obedece depende de las horas de práctica y repetición de los ejercicios, por lo que requiere un adiestramiento firme y constante.

El Sealyham Terrier tiene una rapidez de respuesta lenta, que será menos consistente y predecible si se encuentra a distancia. Su adiestramiento requiere paciencia y un entrenador experto.

Debes tener en cuenta que esto no quiere decir que el Sealyham Terrier no sea un perro inteligente. En esta clasificación, se habla de inteligencia funcional, que se refiere al grado de obediencia de perro. En esta inteligencia influyen tanto la capacidad de aprendizaje como su disposición para acatar las órdenes.

Es decir, es posible que un perro con elevada inteligencia adaptativa (que es la capacidad del perro para aprender de las situaciones que se le presentan y resolver problemas) presente una inteligencia funcional baja, porque se trata de una raza que tiende a tomar sus propias decisiones y no es amigo de obedecer órdenes.

Aún así, una guía sobre adiestramiento en forma de libro u online, puede ayudarte en esta apasionante tarea.

¿Cuál es la personalidad del Sealyham Terrier?

El Sealyham Terrier es un perro que muestra una gran curiosidad y está muy seguro de sí mismo, aunque es menos nervioso que otras razas de Terrier, por lo que la convivencia con ellos es más sencilla. Extrovertido y amistoso, el Sealy permanece constantemente alerta y te advertirá de la presencia de extraños con un ladrido fuerte y contundente.

Responde bien al adiestramiento positivo, aunque se trata de un perro independiente que no te obedecerá si no lo considera necesario. Es leal a su familia y le encanta estar en su compañía, como uno más.

La socialización temprana es importante, ya que de lo contrario podría desconfiar excesivamente de los extraños y mostrarse agresivo con ellos y con otros animales.

¿Cuáles son los problemas de salud más frecuentes en el Sealyham Terrier?

El Sealyham Terrier es un perro sano, pero al igual que otras razas, presenta propensión a sufrir ciertos problemas de salud, algunos de ellos muy característicos de la raza. Aunque no todos los Sealyham Terrier padecerán alguna o todas estas enfermedades, es importante conocerlas si estás considerando esta raza. Además de las infecciones y enfermedades habituales en todos los perros, el Sealyham Terrier tiene más riesgo que otras razas de sufrir las siguientes enfermedades:

Luxación primaria del cristalino

Cuando los ligamentos que mantienen el cristalino en su sitio se deterioran y se rompen, el cristalino puede desplazarse y salirse de su sitio. Si cae hacia delante, puede bloquear la circulación normal del ojo y producir un glaucoma secundario. Es doloroso y suele tratarse con medicación o cirugía. En casos graves, puede ser necesario extraer el cristalino suelto.

Displasia de retina

Mal desarrollo de la retina. En la mayor parte de los casos se trata de un problema leve y no se detecta pérdida de visión.

Glaucoma

Se trata de una enfermedad ocular grave, muy dolorosa y con alta incidencia de ceguera. Se produce cuando el humor acuoso se genera a mayor velocidad que su eliminación, produciendo un incremento constante de la presión intraocular. Entre los síntomas, se encuentra la bizquera, los ojos llorosos y la coloración azulada de la córnea.

Cataratas

Opacidad del cristalino. Es una causa frecuente de ceguera y pueden eliminarse mediante cirugía. Los ojos presentan una película de aspecto nebuloso y el perro es muy sensible a la luz.

Ojo seco o Queratoconjuntivitis sicca

Trastorno de las glándulas lacrimales que hace que se produzcan pocas lágrimas, por lo que el ojo no se humedece convenientemente. Puede provocar picor y dolor en los ojos e ir acompañado de conjuntivitis. (Averigua aquí cómo tratar la conjuntivitis). Entre los síntomas se incluyen una secreción espesa, apariencia opaca y seca del ojo o el perro entrecierra los ojos.

Distiquiasis

Se produce cuando crece una segunda línea de pestañas, denominada distiquia, dentro del párpado, rozando la superficie del ojo. Es dolorosa y puede causar úlceras en la córnea y dolor ocular crónico.

Existen varias opciones de tratamiento, que incluyen eliminar estos pelos de forma permanente, con buen pronóstico.

Atrofia Retiniana Progresiva

Es una enfermedad hereditaria consistente en la pérdida de fotorreceptores. No tiene cura y termina en ceguera. Comienza con ceguera nocturna y suele comenzar a los tres o cinco años de edad.

Membrana Pupilar Persistente

A veces, pequeños hilos de tejido, que por lo general desaparecen poco después del nacimiento, permanecen adheridos al iris. No suelen ser dolorosos ni impedir la visión, pero en algunas ocasiones causan problemas.

Enfermedades dentales

Los perros pequeños tienen mayor propensión a las enfermedades dentales que los grandes, por lo que debes cepillar sus dientes regularmente, para evitar la acumulación de sarro y las infecciones. Es importante que cuides la boca de tu perro, ya que es una vía de entrada para las infecciones, que pueden progresar y afectar a órganos internos, como los riñones, el hígado o el corazón, e incluso a sus articulaciones. (Utiliza un buen cepillo de dientes para perros así como una pasta de dientes adecuada para perros, ya que facilitará mucho esta tarea).

El Sealyham Terrier también puede presentar problemas de maloclusión o mala mordida y oligodoncia, que es una condición en la que el perro solo tiene unos pocos dientes. (En estos casos existen alimentos húmedos para perros sin dientes, ideales para facilitar la masticación de la comida).

Los dientes del Sealy también pueden estar mal alineados. Acude a un veterinario especialista en ortodoncia canina para tratar los problemas dentales de tu perro.

Obesidad

El Sealy tiene tendencia a sufrir sobrepeso, lo que puede ser el origen de trastornos metabólicos y digestivos, además de dolor de espalda, enfermedades cardíacas o problemas articulares.

Es conveniente que alimentes a tu Sealyham con comida de calidad y que le ofrezcas las raciones que necesita. Consulta a tu veterinario para establecer una correcta alimentación para tu perro y evita abusar de las golosinas.

Enfermedad del disco invertebral

Entre las vértebras hay una almohadilla gelatinosa que puede deslizarse o romperse, haciendo que el disco presione la médula espinal.

Entre los síntomas, observarás que el perro no puede o no quiere saltar o subir escaleras, le cuesta trabajo moverse, tiene la espalda encorvada, se niega a comer o hacer sus necesidades o grita, ya que puede causar dolores intensos. También puede arrastrar las patas traseras o quedarse paralizado. Es importante que acudas inmediatamente al veterinario.

Reacciones alérgicas

El Sealyham Terrier es propenso a sufrir alergias cutáneas, siendo las patas, el vientre, los pliegues de la piel y las orejas las zonas más afectadas. Si observas que tu perro se lame excesivamente, se frota la cara o se rasca, es posible que tenga dermatitis causada por una reacción alérgica. (Prueba el pienso hipoalergénico, ya que puede ayudarte a combatir esta afección)

Sarna

La sarna es una enfermedad provocada por un ácaro denominado Demodex, que vive en los folículos pilosos de los perros. Todos los perros tienen estos ácaros y su sistema inmunitario los mantiene bajo control, pero algunas razas, como el Sealyham, pueden desarrollar una abundancia excesiva de estos parásitos.

Mielopatía degenerativa

Afección neurológica que provoca debilidad y mal funcionamiento de las patas traseras, pudiendo llegar a sufrir parálisis e incontinencia. No tiene cura.

Epilepsia

Convulsiones que pueden obedecer a una condición hereditaria. Suelen comenzar entre los seis meses y los tres años de edad. Para mantener las convulsiones bajo control, tu perro necesitará medicación de por vida.

Sordera

En algunas líneas de sangre de Sealyham Terrier se ha observado sordera hereditaria, por lo que es importante que haga un examen auditivo a tu perro.

¿Mi Sealyham Terrier necesita cuidados especiales?

  • Ejercicio físico. El Sealyham Terrier necesita hacer ejercicio, pero no ha de ser muy intenso. Sus pequeñas patas no le hacen un buen compañero para correr, pero disfrutará de los paseos contigo. Dentro de casa suele ser un perro tranquilo, siempre que se le pasee a diario.
  • Entrenamiento. El entrenamiento del Sealyham Terrier requiere grandes dosis de paciencia. Es inteligente y aprende con rapidez, pero como buen Terrier, no es muy amigo de recibir órdenes y tiende a tomar sus propias decisiones. Responde bien al adiestramiento positivo y en jaulas.
  • Alimentación. Alimenta a tu Sealyham Terrier con productos de alta calidad. Consulta a tu veterinario para saber cuál es la ración adecuada para tu perro, así como para seleccionar el mejor pienso para él. Puede presentar tendencia al sobrepeso y esto puede afectar a sus articulaciones, su metabolismo y su corazón, además de aumentar la propensión a sufrir diversas enfermedades. Ten cuidado con las golosinas.
  • Cuidado del pelo. El Sealyham Terrier tiene doble manto y su pelo tiene que ser cepillado entre dos y tres veces por semana, para evitar que se enrede, sobre todo alrededor de las orejas, el cuello, las patas y el vientre. También es importante retirar el pelo muerto, al menos dos o tres veces al año. Pon a tu perro en una mesa de aseo y utiliza una máquina cortapelos profesional y la peluquería canina se convertirá en una nueva pasión. (No olvides mantener limpia la casa con una aspiradora robot a prueba de pelo)
  • Higiene dental. Para prevenir las enfermedades periodontales, deberías cepillar los dientes de tu Sealyham Terrier dos o tres veces por semana. Utilizando una pasta de dientes formulada para perros, podrás eliminar el sarro y evitar infecciones.
  • Uñas. Si tu Sealyham Terrier no desgasta las uñas de manera natural, recórtalas una o dos veces al mes. Si las oyes golpear contra el suelo, quiere decir que están demasiado largas. (En nuestro artículo sobre cortauñas para perros te presentamos los mejores modelos y explicamos todos los pasos para cortar las uñas del perro con seguridad) Acude a tu veterinario para que te enseñe a hacerlo o llévalo para que te lo haga él o un peluquero canino profesional.
  • Comprueba el estado de salud de tu Sealyham Terrier. Comprueba las patas de tu Sealyham Terrier con frecuencia y mira dentro de su boca y orejas. Si observas algún indicio de problema en general, como llagas, sarpullidos, enrojecimiento o sensibilidad de la piel, inflamaciones, problemas en la nariz, boca y ojos, etc., acude a tu veterinario. Los ojos del Sealyham Terrier deben estar claros, sin enrojecimientos ni secreciones. Asimismo, los oídos deben oler bien y no presentar demasiada cera o suciedad.

¿Cómo se lleva el Sealyham Terrier con los niños y con otros animales?

El Sealyham Terrier se lleva muy bien con los niños y le encanta jugar con ellos. Sin embargo, puede hacer daño a los más pequeños, ya que a pesar de su tamaño, se trata de un perro fuerte que puede actuar con brusquedad. Por ello, es importante que supervises sus interacciones y que enseñes a los niños a comunicarse con el perro (este y de otras razas), para interpretar correctamente sus señales y evitar problemas.

Enseña a tus hijos y sus amigos cómo deben acercarse al perro y tocarlo, y a no molestarle si este envía una señal de advertencia. Generalmente, un perro bien adiestrado no muerde a no ser que todos sus avisos previos hayan sido ignorados.

Suele convivir sin problemas con otros animales de la familia, pero como todos los Terrier, puede ser agresivo con otros perros, especialmente con los de su mismo sexo. Si otro perro le ataca, responderá con contundencia.

Dado su naturaleza cazadora, no es un buen compañero de otros animales más pequeños, ya que puede considerarlos una presa. Con un gato puede llegar a convivir, pero los hamsters o roedores son vistos como un bocado apetitoso para él. Por ello, es conveniente que los mantengas separados cuando te vayas.

La cría de la raza Sealyham Terrier

Si has decidido adoptar un Sealyham Terrier, estarás dando una nueva oportunidad a un adorable perrito que necesita un hogar y una familia que le proporciones cuidados y cariño. La adopción siempre es una buena opción para proporcionar a un perro abandonado una nueva vida, feliz y con gente que le quiera.

Sin embargo, se trata de una raza rara, catalogada como vulnerable (menos de 300 registros de cachorros por año) y es poco frecuente encontrarlo en adopción. El precio de un cachorro suele estar entre $1000 y $3000 en los Estados Unidos y entre £600 y £1000 en el Reino Unido. En España es difícil encontrar ejemplares, por lo que no podemos establecer una relación de precios que resulte fiable.

Si quieres comprar uno, te recomendamos no acudir a una tienda de mascotas y buscar un criador profesional y responsable. Estos criadores se preocupan por mantener el buen estado de la raza y te garantizan el perro ha pasado todas las revisiones necesarias, además de estar en perfectas condiciones sanitarias. También debe proporcionarte la documentación que muestra que sus padres han sido autorizados para la cría, con el fin de prevenir los problemas genéticos asociados a esta raza.

Al tratarse de una raza con cabeza grande y pelvis pequeña, las hembras de Sealy pueden tener dificultades durante el parto, por lo que es frecuente que tenga que realizarse una cesárea.

Si vas a criar Sealyham Terrier, es recomendable que te pongas en contacto con algún club dedicado a esta raza para que te orienten sobre las precauciones que debes tener y la manera correcta de criar a tus perros.

Debido a que se trata de una raza vulnerable y existen pocos ejemplares, la raza corre riesgo de perder diversidad en su reserva genética y muchos ejemplares son portadores de enfermedades hereditarias.

Por ello, es importante que realices las pruebas pertinentes y desarrolles programas de cría adecuados que permitan minimizar la producción de estas enfermedades, maximizando la diversidad del fondo genético y fomentando el flujo de buenos rasgos a través de la raza.

No dudes en informarte acerca del temperamento del perro, su estado de salud y los problemas que puede sufrir. Un criador profesional podrá orientarte y aconsejarte acerca de si se trata del perro adecuado para ti.

Investiga previamente sobre la raza, para tener información acerca de sus características, revisa las instalaciones del criador y verifica que los animales no se encuentran en condiciones insalubres y desconfía de quién no quiera responder a tus preguntas.

Tu veterinario también puede remitirte a un criador de confianza donde adquirir un cachorro sano.

Conclusiones

  • El Sealyham Terrier es una raza rara y catalogada como vulnerable.
  • Es un perro amable y cariñoso, pero también testarudo.
  • El Sealy es originario de Gales y procede del cruce de varios perros Terrier.
  • Se trata de un perro valiente y seguro de sí mismo.
  • Es de color blanco y fue desarrollado para cazar en manada, por lo que suele convivir bien con otros animales en la familia.
  • Puede disputar tu liderazgo y ser agresivo con perros que no conoce.
  • Presenta una inteligencia funcional media (disposición para acatar órdenes).
  • Se lleva bien con los niños, aunque puede ser brusco, por lo que es imprescindible la supervisión.
  • Se lleva bien con otros animales, pero puede considerar a los pequeños como una presa.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Posts relacionados:

1 comentario

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo