La sarna en los perros. Contagio, detección, síntomas, tratamiento y prevención

Cuidados del Perro

Si tu perro se lame y rasca continuamente y comienza a perder pelo, es posible que tenga sarna.

La sarna es una enfermedad de la piel causada por una infestación de ácaros y constituye una de las principales causas de prurito intenso en los perros. Existen varios tipos de sarna canina: la sarna demodéctica (no contagiosa), la sarcóptica (muy contagiosa), la sarna otodéctica (ácaros del oído, muy contagiosa) y la sarna por Cheyletiella (quelitielosis o caspa al caminar, muy contagiosa).

Esta enfermedad produce lesiones en el perro, como costras, eritema (enrojecimiento), inflamaciones, heridas semejantes a picaduras y caída del pelo, que se van extendiendo por el cuerpo del perro al progresar la enfermedad.

Para diagnosticar la sarna, el veterinario tiene que realizar varias pruebas, como análisis de sangre, de orina, raspados para obtener muestras de piel y examen de los folículos pilosos. Su objetivo es identificar la presencia de la sarna y el tipo de ácaro que la causa.

¿Qué es la sarna sarcóptica o escabiosis y cómo afecta a mi perro?

La sarna sarcóptica, también denominada escabiosis, está causada por un ácaro denominado Sarcoptes Scabiei, o “arador de la sarna”.

Este ácaro es un histófago, es decir, se alimenta de los tejidos. Todo el ciclo vital se produce en el cuerpo del perro. La hembra es apareada por el macho en la superficie de la piel. A continuación, el macho se muere y la hembra “ara” o cava túneles o galerías en la capa superficial de la piel para poner los huevos, moviéndose aproximadamente 2 milímetros por día. Una hembra pone entre 2 y 3 huevos por día, durante 2 a 4 semanas. Los huevos eclosionan al cabo de 3-10 días. Cuando la larva emerge del huevo, pasa por los estadios de protoninfa y tritoninfa, antes de convertirse en adulta y comenzar a poner sus propios huevos. El ciclo completo dura entre 17 y 21 días.  

El picor es causado por las hembras al excavar las galerías, probablemente debido a irritaciones o reacciones de hipersensibilidad.

La enfermedad es muy contagiosa y se transmite principalmente por contacto directo, así como a través de utensilios y superficies contaminadas.

Un síntoma característico es la picazón tan intensa que sufre tu perro, además de las lesiones causadas al rascarse, caída del pelo, hiperpigmentación o aparición de infecciones secundarias.

Detección y diagnóstico de la sarna sarcóptica en los perros: sus síntomas principales

  • La escabiosis o sarna sarcóptica ataca principalmente la piel de las orejas, codos, corvejones, cara y parte inferior del pecho.
  • Su aparición es repentina.
  • El perro se rasca fuertemente en las áreas mencionadas, lo que hace que se inflame la piel y pierda pelo. Acude inmediatamente a tu veterinario, porque es una enfermedad muy contagiosa.
  • Son muy características las costras en las puntas de las orejas.
  • Una comprobación fácil de realizar en casa consiste en buscar el reflejo del pabellón auricular: al frotar una de sus orejas con los dedos, aunque no tenga lesiones visibles, se desencadena un intento de rascar con la pata trasera. Esta zona puede dar una sensación “arenosa” al tocarla. Que el perro trate de rascarse no lleva a un diagnóstico definitivo, ya que esta reacción se produce también con otras dermatosis pruriginosas.
  • En las últimas etapas, la piel se endurece y se forman costras, presentando un aspecto en escamas y de pigmentación oscura.
  • La confirmación del diagnóstico se establece en el hallazgo de ácaros o huevos en los raspados de la piel que se examinan al microscopio.
  • Actualmente, se pueden realizar pruebas de serología que proporcionan buenos resultados, pero no pueden realizarse en etapas tempranas de la enfermedad.
  • En algunas ocasiones, aunque no se logre establecer un diagnóstico, si hay sospecha de que el perro sufre sarna, se comienza el tratamiento.

¿La sarna sarcóptica es contagiosa para el ser humano?

La escabiosis puede contagiarse a las personas, produciendo un sarpullido hormigueante. Sin embargo, estos ácaros no sobreviven en la piel humana más allá de tres semanas. Es poco probable que una persona desarrolle la enfermedad por el ácaro canino. Normalmente, los síntomas remiten cuando el perro comienza a curarse, ya que al ir eliminándose los ácaros, no se producen reinfestaciones.

Tratamiento de la sarna sarcóptica

Si sospechas que tu perro tiene sarna, es importante que acudas inmediatamente al veterinario, para que pueda realizar las pruebas pertinentes y establecer un diagnóstico. Para ello, el veterinario examinará muestras de piel de tu perro en el microscopio, con el fin de localizar e identificar el tipo de ácaros que la ocasiona.

En el caso de que tu perro sufra escabiosis, propondrá un tratamiento, que debe realizarse siempre bajo su supervisión veterinaria. Probablemente te recete un champú escabicida, que ablandará las escamas para permitir que la loción insecticida penetre por los poros del pelo de tu perro.

Hay que tener en cuenta que estos ácaros han desarrollado resistencia a diversas lociones insecticidas, por lo que es probable que tu veterinario cambie de producto en caso de que el recetado no funcione.

Aplica la loción durante el tiempo que te indique tu veterinario (generalmente una vez a la semana durante seis semanas consecutivas o hasta que desaparezcan los síntomas, y dos semanas más cuando el perro parezca estar curado).

Para aliviar el prurito, tu veterinario te recomendará algún corticoesteroide, que generalmente hace efecto en los dos o tres primeros días del tratamiento.

Las úlceras infectadas requieren la administración de antibióticos por vía oral y tópica.

¿Debo tomar alguna precaución si mi perro tiene sarna sarcóptica?

Los ácaros adultos de la sarna sarcóptica pueden vivir hasta 21 días fuera del huésped. Por ello, para prevenir la recurrencia, es recomendable que limpies y desinfectes toda la casa, ropa de cama, tela o superficie con la que tu perro haya entrado en contacto, incluyendo muebles, cortinas y alfombras.

Durante el tratamiento, al tratarse de una enfermedad muy contagiosa, también para los humanos, cuando manipules al perro, es recomendable que utilices guantes y te laves bien las manos con agua y jabón al terminar.

Procura que tu perro esté cómodo en todo momento, para disminuir su carga de estrés y ansiedad, ya que esto contribuiría a debilitar su sistema inmunológico, reduciendo la eficacia del tratamiento.

¿Cómo elimino los ácaros de la sarna de mi casa?

Para eliminar los ácaros de la sarna de tu casa, debes realizar una limpieza y desinfección a fondo, aplicando productos insecticidas específicos sobre alfombras, moquetas y superficies.

En el caso de que haya gatos o niños en casa, los insecticidas más seguros son las piretrinas (incluyen piretroides y permetrina), así como los reguladores del crecimiento de los insectos metopreno y fenoxicarb. Estos reguladores impiden que los huevos y larvas alcancen el estadio adulto.

Para que sea totalmente eficaz, el metopreno debe entrar en contacto con el huevo antes de 12 horas desde el momento de la puesta, mientras que el fenoxicarb puede entrar en contacto con el huevo en cualquier momento de su desarrollo.

Los insecticidas deben aplicarse al suelo mensualmente. Si se emplean las piretrinas solas, es necesario pulverizar con el aerosol durante las primeras tres semanas.

En alfombras y moquetas, es importante utilizar un champú escabicida, ya que las larvas excavan en profundidad dentro de la lanilla. También buscan grietas y hendiduras.

Ten cuidado con los sprays si tienes niños, ya que, aunque el producto indique que no puede entrarse en las habitaciones entre una y tres horas, los estudios muestran que el producto puede mantenerse a niveles residuales durante una semana o más. Además, se ha demostrado que los juguetes de plástico y los peluches se impregnan del pesticida.

La limpieza y desinfección deben repetirse cada tres semanas. Puede tardarse hasta nueve semanas en eliminar todos los ácaros.

Si la infestación es intensa, puede ser recomendable contratar a un exterminador profesional.

Si tu perro se mueve por el exterior, también deberás desinfectar su caseta y lugares favoritos de descanso, así como realizar un tratamiento adecuado en el jardín.

¿Qué es la sarna demodéctica y cómo afecta a mi perro?

La sarna demodéctica no es contagiosa. Es producida por un ácaro denominado Demodex Canis, que habita en la piel de casi todos los perros, ya que lo reciben de su madre durante los primeros días de vida. Estos ácaros se consideran fauna habitual de la piel. Sólo se convierten en un problema si su población se descontrola. Esto ocurre generalmente en cachorros o perros adultos con el sistema inmunológico débil.

Para diagnosticarla, al igual que en otros tipos de sarna, el veterinario tomará muestras de piel de tu perro y tratará de identificar los ácaros.

El tratamiento consiste en bañar al perro con champús medicados con un producto insecticida que elimina los ácaros, siempre bajo supervisión veterinaria. Actualmente, se ha descubierto que los comprimidos orales para pulgas y garrapatas son muy efectivos para tratar este tipo de sarna y tiene menos efectos secundarios.

La sarna demodéctica puede ser de dos tipos localizada (limitada a un área pequeña) y generalizada (por todo el cuerpo):

Sarna demodéctica localizada

Se produce generalmente en cachorros menores de un año. El síntoma principal es la escasez de pelo alrededor de los párpados, labios y comisuras de la boca, y ocasionalmente en patas y pies. La caída del pelo progresa hasta formar grandes calvas, como si estuviera apolillado. Se observan entre 1 y 5 áreas pequeñas y aisladas que no tienen pelo. En algunos casos, la piel enrojece, se escama y se infecta. La picazón es leve o no existe.

Se cura espontáneamente en seis u ocho semanas, pero puede aparecer y desaparecer durante varios meses.

Si se encuentran más de cinco áreas con calvas, podría progresar a la forma generalizada. Esto sucede, aproximadamente, en el 10% de los casos. La mayoría de los casos se resuelven sin tratamiento.

El veterinario podría recomendar la aplicación de una pomada de uso tópico, o una preparación tópica para tratar los ácaros. Para reducir la caída del pelo, la medicación debe aplicarse a favor de este, y no a contrapelo. Este tratamiento puede provocar que la zona tenga peor aspecto durante las primeras dos o tres semanas y no hay pruebas de que detenga su evolución a la forma generalizada. A las cuatro semanas, el cachorro deberá hacerse un chequeo.

Sarna demodéctica generalizada

En este caso, la caída del pelo se produce fundamentalmente en la cabeza, patas y tronco. La piel se desescama, formándose llagas y fístulas drenantes.

La sarna demodéctica generalizada se puede producir por evolución de la localizada o espontáneamente.

Si el perro que la sufre es un cachorro menor de un año, es probable que se cure espontáneamente y puede deberse a un defecto hereditario del sistema inmunológico.

Si el perro es adulto, la curación espontánea es poco probable. En este caso, suele ir asociada a alguna otra enfermedad que ha debilitado el sistema inmunológico.

En ambos casos, los síntomas son caída del pelo, enrojecimiento e inflamación de la piel, aumento de la pigmentación (oscurecimiento de la piel), bultos que parecen acné y costras. Pueden producirse infecciones bacterianas secundarias.

En algunos casos, los perros tienen las almohadillas de los pies inflamadas. Otros síntomas son la inflamación de los ganglios linfáticos, letargo, fiebre e inflamaciones con pus en las capas profundas de la piel.

Para diagnosticarla, el veterinario realizará un raspado de la piel y examinará las muestras, en busca del ácaro que la produce. Es posible que realice otras pruebas al perro para detectar posibles enfermedades que hayan originado la sarna.

Para tratarla, se utilizan champús y lociones contra los ácaros. El veterinario podría recetar algún medicamento adicional para matar los ácaros. Si hay infección bacteriana, también tendrás que administrarle antibióticos.

En todos los casos de sarna, el veterinario realizará muestreos a intervalos mensuales, para controlar el número de ácaros.

¿Qué es la sarna por Cheyletiella?

Este tipo de sarna, muy contagiosa, está causada por un ácaro de color rojo denominado Cheyletiella, que vive en la superficie de la piel y sobrevive 10 días en ausencia de huésped. Es cada vez menos frecuente, ya que los productos antipulgas eliminan este tipo de ácaro.

La sarna por Cheyletiella, también es denominada Quelitielosis o Caspa Caminante. El nombre se debe a que puedes observar cómo se mueve la piel muerta y desescamada entre el pelo del perro.

Se localiza principalmente a lo largo del lomo, aunque también puede aparecer en otras partes del cuerpo. Su síntoma principal es una erupción de color rojo acompañada de gran cantidad de piel escamosa (como caspa). Si observas mucha caspa en el cuello y lomo de tu perro, sospecha de esta enfermedad y acude al veterinario. El prurito puede ser intenso o no aparecer en absoluto, así que no la descartes si tu perro no se rasca.

Si pasas un peine para pulgas por el pelo de tu perro, puedes encontrar ácaros o huevos, aunque no siempre son visibles.

Puede contagiarse a los humanos, pero suele desaparecer cuando se trata con éxito al perro. Los champús de piretrina son eficaces contra este ácaro. Si son resistentes, tu veterinario optará por otro tipo de tratamiento.

Debes limpiar y desinfectar todas las telas y superficies que hayan estado en contacto con el perro. Los animales que hayan estado con él también deben ser tratados.       

¿Qué es la sarna otodéctica?

Se debe a un ácaro que vive en el conducto auditivo del perro y se alimenta perforando la piel. Es muy contagiosa para gatos y perros, pero no para humanos.

Suele afectar a las dos orejas. Produce un prurito intenso. Si tu perro se rasca y sacude violentamente la cabeza, tiene los pabellones enrojecidos y llenos de costras y pústulas, sospecha de esta enfermedad.

Además, en los conductos auditivos aparece una secreción de cera seca, de color marrón oscuro y maloliente, debido a infección secundaria. Si recoges un poco de este cerumen con un bastoncillo y lo observas con una lupa contra un fondo negro, los ácaros son como motas blancas, de tamaño aproximado a la cabeza de un alfiler, y se mueven.

Todos los perros y gatos de la casa o que hayan estado en contacto con tu perro deben ser tratados. Los oídos deben limpiarse bien para evitar la formación de cerumen y restos epiteliales que favorecen la proliferación de estos ácaros.

Acude a tu veterinario, que te recetará un acaricida ótico. Por lo general, estos productos contienen piretrinas y tiabendazol. Es importante que sigas las instrucciones de tu veterinario y completes el tratamiento para evitar la reinfestación.

Durante el tratamiento, los ácaros pueden escapar de las orejas del perro y refugiarse en otras zonas, provocando picazón. Por ello, debes bañar a tu perro con un champú con piretrinas durante un mes. Los productos antipulgas son eficaces.

Conclusiones

  • La sarna es una enfermedad cutánea producida por diversos ácaros.
  • Salvo la demodéctica, es muy contagiosa.
  • Los síntomas más frecuentes son prurito intenso, caída del pelo y lesiones por rascado.
  • Pueden aparecer infecciones secundarias por bacterias y levaduras.
  • La sarna sarcóptica, y por Cheyletiella son contagiosas para el ser humano, pero estos ácaros no sobreviven en nuestra piel, por lo que los síntomas remiten al curarse el perro.
  • La sarna otodéctica es contagiosa para perros y gatos, pero no para humanos.
  • Si sospechas que tu perro tiene sarna, acude inmediatamente al veterinario.
  • El diagnóstico incluye toma de muestras de la piel para identificar el ácaro que la ocasiona.
  • El tratamiento se basa en la utilización de champús y lociones acaricidas, siempre bajo supervisión veterinario.
  • El veterinario podría recetar también otros medicamentos, incluyendo antibióticos y antifungicidas para las infecciones secundarias.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Posts relacionados:

1 comentario

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo