¿Se puede adiestrar a un perro adulto?

Adiestramiento del perro
Foto de un perro adulto dando la pata a su dueño

Mucha gente cree que un perro adulto resulta difícil de adiestrar y tiene dudas acerca de si logrará hacerlo. El caso es que tener un perro educado, es fundamental para la convivencia y, aunque te parezca complicado, un perro adulto no tiene porqué ser más difícil de educar que un cachorro.

Si ya tienes un perro adulto y necesitas adiestrarlo, o estás pensando adoptar uno que ya no es un cachorro, es fundamental que te informes acerca de la raza del perro para conocerle mejor y así lograr interactuar con él de una manera más efectiva. En realidad, esto es válido también para un cachorro. Pero nos vamos a centrar en nuestro perro adulto.

¿Son todos los perros iguales?

La respuesta es no. Existen muchas razas de perros. A lo largo del tiempo, el ser humano fue seleccionando individuos con unas características específicas para realizar diferentes trabajos. Unos tienen más oído que otros. Otros fueron seleccionados para la caza, el pastoreo, tirar de trineos o defendernos.

Cada raza tiene diferente comportamiento, diferente capacidad de aprendizaje. No todos sienten la misma necesidad de contacto ni observan los mismos comportamientos básicos. Es imprescindible informarse acerca de la raza de perro que vamos a llevar a casa, para darle la mejor vida posible y no tener problemas en el futuro.

Algunas personas piensan que ciertas razas no pueden aprender determinadas habilidades. Esto no es totalmente cierto. Si bien no todas las razas tendrán la misma motivación para desarrollar determinadas habilidades específicas, en principio, cualquier perro puede aprender las técnicas básicas que harán de él un perro estable, educado y feliz.

 Pero mi perro es problemático, es imposible educarlo.

Un perro problemático es aquel cuyo comportamiento no alcanza nuestras expectativas. Las razones más frecuentes para que se produzca esta situación son la falta de estimulación, la falta de habilidad del dueño para ganarse el liderazgo de la manada y el respeto de su perro y la ausencia de adiestramiento. No te rindas, dale una oportunidad. Busca información y acude a un centro de adiestramiento si crees que necesitas ayuda.

Tu perro es un animal social, al igual que tú, y ha desarrollado patrones de comunicación que debes aprender para entenderte con él. Aprende a identificar y usar sus signos de calma y estrés. Con práctica y observación, pronto sabrás que señales utiliza cuando está nervioso, alerta, a punto de salir corriendo, o cualquier otra situación que se te ocurra.

Cuando dos perros están frente a frente, se comunican mediante señales. Se miden e indican su fuerza si lo ven necesario. Dos perros que saben comunicarse, raramente tendrán problemas entre ellos. Muchos de los ataques son realmente pseudoataques, para amenazar a su oponente sin tocarle. Utilizan mecanismos de agresividad, inhibición y apaciguamiento con señales muy definidas. Obsérvalos, porque conocer tales señales te ayudará en el adiestramiento y moldeado de conductas conflictivas.

 ¿Debo castigarle cuando no haga lo que quiero?

El castigo es un reforzador negativo o la retirada de un refuerzo positivo par lograr lo que queremos que haga nuestro perro. Pero los estudios realizados al respecto señalan que conduce al enfrentamiento y provoca miedo, indefensión, evitación de la situación o fuga.

El efecto del castigo no es permanente, aunque sea muy fuerte y efectivo a corto plazo, esto es, en el momento que se aplica. No cambia la motivación para actuar de un modo determinado y por tanto, no influye en el aprendizaje. Al estar basado en el miedo, es contraproducente utilizarlo para modificar una conducta.

Los métodos de adiestramiento actuales se basan en modelos cognitivos que implican un aprendizaje y cambios en las estructuras mentales. El perro comprende las nuevas situaciones y modifica las estructuras de su conocimiento, las interpreta y actúa.

Tener algún conocimiento de etología canina, o ciencia que estudia el pensamiento del perro, resulta fundamental para poder entender los procesos internos de la mente de nuestro amigo y poder trabajar con él.

 Cómo puedo utilizar la etología canina para tratar la conducta de mi perro

El perro como especie, posee unas pautas de conducta propias y características. El perro vive de forma colaborativa con otros miembros de su especie, lo que le hace muy apto para trabajar en equipo. Esto resulta fundamental para un adiestramiento cognitivo y emocional, ya que no sólo va a plantearse realizar acciones para su propio beneficio, sino también para su manada (que en este caso, somos nosotros).

 Si es un animal social, ¿por qué el mío es agresivo con otros perros?

Existe un espacio alrededor del perro en que mantiene su atención al grupo y puede variar su conducta por influencia de éste. Es la mayor distancia a la que puede influir en él otro miembro de la manada. A partir de ahí, percibirá menos nuestras señales y no será posible establecer un diálogo con él. Normalmente, dentro de esta distancia, reforzamos las acciones adquiridas y moldeamos las instintivas.

Otra distancia importante, es la cercanía necesaria para las interacciones sociales. Permite intercambio de información de una manera precisa. La utilizaremos para enseñarle nuevas actitudes o acciones, ya que será muy receptivo.

También hay una distancia crítica a partir de la cual el perro se sentirá agredido ante situaciones que puedan comprometer su seguridad. Por ejemplo, cuando un perro desconocido se acerca demasiado a su manada. El perro es territorial y defiende a su grupo de intrusiones.

Debido a la selección efectuada, esta defensa territorial ha disminuido en unas razas y se ha potenciado en otras. Debemos tener en cuenta que la agresividad aumenta de nivel y es más seguro que se produzca cuanto menor es el territorio a guardar.

También es importante saber que diferentes individuos necesitan diferentes tiempos de permanencia en un lugar para iniciar una conducta territorial.

 ¿Por qué mi perro no me obedece?

La sociedad canina se basa en relaciones de dominancia-sumisión. Si tu perro no te hace caso, es que no eres el miembro dominante de la manada. Y debes serlo, porque la jerarquía que establezcas será la que marque la convivencia con tu perro.

Tienes que tener en cuenta que tu dominancia respecto al acceso a un recurso sólo funcionará cuando tú estés cerca del recurso. Por ejemplo, si le prohíbes subirse a la cama, entenderá que no puede hacerlo cuando tú estás, pero sí en tu ausencia. Si no quieres que suba nunca, deberás entrenarlo de otra manera, no sólo con la dominación.

La jerarquía puede ser aprovechada en el adiestramiento del perro. Aplicarás tu autoridad para lograr que realice una conducta determinada y es muy importante que aprendas a exigir a tu perro que lleve a cabo lo que le solicitas.

 Cómo puedo desarrollar un adiestramiento cognitivo

Existen tres etapas diferenciadas en un proceso de adiestramiento cognitivo:

 Etapa I. Aprendizaje

Lo primero que haremos será enseñarle la acción con una meta (por ejemplo, una golosina) para estimularle. Por ejemplo, si queremos que se siente, llevamos una golosina por encima de su cabeza.

Cuando el perro ya conoce la acción, ofreceremos la meta en dirección diferente. En el ejemplo, podemos poner la comida con la mano en el suelo. El perro intentará echarse para conseguirla, pero no se la daremos, repitiendo el comando SIENTA hasta que se siente. Entonces, le premiamos.

Debemos ajustar el nivel de motivación para evitar desinterés (motivación insuficiente) o exceso de entusiasmo (motivación excesiva). Se busca que el perro sea capaz de alejarse de la meta para obtenerla.

Una vez comprendido el ejercicio, hay que pasar a la siguiente etapa, no ir aumentando la dificultad, porque podemos generar dependencia en el perro.

 Etapa II. Obediencia

Hasta ahora, hemos logrado que el perro aprenda a realizar la conducta. Sin embargo, depende de la aparición de estímulos para llevarla a cabo. A menudo nos quedamos aquí, pero podemos lograr que el perro siga realizando la acción deseada sin más estímulo que la aprobación o rechazo del guía.

Todo adiestramiento que no tenga en cuenta las características específicas del perro serán menos eficaces que el que sí lo haga, ya que el perro está actuando por su propio interés. Es necesario trabajar la conducta social y lograr que perro y guía se integren .

 Etapa III. Ajuste

El perro ya ha entendido lo que le pedimos. A continuación, le hemos exigido que obedezca. A partir de aquí, trabajaremos la precisión y velocidad de obediencia. Para que actúe con precisión, buscaremos que el perro cometa leves incorrecciones hasta lograr la acción exacta. Le corregiremos con un NO y le premiaremos cuando acierte (muchas veces valdrá un gesto alegre de aprobación). Una vez lograda la precisión, buscaremos velocidad en la ejecución, buscando altos niveles de motivación.

 Conclusiones

  •  Se puede adiestrar a un perro adulto con eficacia.
  • Es importante saber que no todas las razas son iguales.
  • Te ayudará tener conocimientos sobre etología canina.
  • Trabaja la jerarquía. Tú debes ser el líder de la manada.
  • Realiza un adiestramiento cognitivo dónde el perro interiorice las acciones.
  • Sigue las etapas de aprendizaje-obediencia-ajuste.
  • Si es necesario, acude a un adiestrador profesional para que te ayude.

 

 

 

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

2 comentarios

  1. Anónimo 15 noviembre, 2019 a las 23:50 Responder

    Hola… Adopte a una labradora cruce con podenco.. Tiene 2 años ahora la traje a casa con 4 meses.. Mi hija es discapacitada y Dana que es mi perrita en casa es una perra escepcional tranquila y obediente… Pero cuando sale a la calle es otra.. Tira mucho.. Solo quiere jugar y sobre todo que la persigan y se pone a correr sin atender a mis órdenes… Que puedo hacer…

  2. AMY 18 julio, 2019 a las 17:10 Responder

    TENGO DOS PERRITAS YA EN CASA french poodle Y UN Schnauzer VOY ADOPTAR UNA CHIHUAHUA DE SIETE AÑOS QUE PUEDO HACER PARA QUE SE ADAPTEN LAS PERRIAS QUE TENGO NO SON NADA AGRESIVAS

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo