Qué puedo hacer para que mi perro no ronque

Cuidados del Perro

Algunas veces, los perros roncan. Si se trata de algo puntual, probablemente no revista gravedad. Sin embargo, en caso de que los ronquidos sean crónicos, es importante acudir al veterinario, para descartar la existencia de otros problemas que podrían minar la salud de tu perro.

Los ronquidos son producidos por una obstrucción del paso del aire a través de los conductos nasales, la parte posterior de la boca o la laringe.

Aunque todos los perros pueden roncar, esta situación se presenta frecuentemente en el caso de perros braquicéfalos y también en aquellos con problemas de sobrepeso.

Si quieres saber las posibles causas por las que tu perro ronca y cómo actuar al respecto, este artículo tratará de resolver tus dudas.

¿Por qué los perros braquicéfalos roncan?

Los perros braquicéfalos presentan más riesgo que otras razas de sufrir problemas respiratorios, como resoplidos, bufidos y ronquidos. Por ello, estos perros no son capaces de regular bien la temperatura y son muy sensibles al calor y la humedad (pueden sufrir hipertermia y golpes de calor). Además, es frecuente que los perros braquicéfalos sufran problemas gastrointestinales, vómitos, regurgitaciones y salivación excesiva.

En estos perros, las dificultades respiratorias se deben a causas fisiológicas. Debido que su cráneo es ancho y corto y el hocico achatado, los perros braquicéfalos tienen una tráquea demasiado pequeña y unos orificios nasales demasiado estrechos. Sus ronquidos pueden deberse a tres causas, que a menudo se dan simultáneamente:

  • Estenosis nasal. Las fosas nasales de los perros braquicéfalos son “estenóticas” (es decir, estrechas). Además, el cartílago nasal es blando y flexible. Por ello, al inhalar el aire, se obstruyen sus fosas nasales. El problema se manifiesta con una serie de síntomas, como respiración bucal, ruidos al respirar y secreciones nasales. El tratamiento consiste en una cirugía que agranda las fosas nasales. No todos los perros con estenosis nasal requieren cirugía y, si bien ésta puede no resolver totalmente el problema, sí alivia la situación y mejora las condiciones de vida del perro.
  • Elongación del paladar blando. El paladar blando es una mucosa que cierra la nasofaringe durante la deglución. En los perros que presentan elongación del mismo, esta mucosa monta sobre la epiglotis y obstruye las vías respiratorias, provocando bufidos, ronquidos y otros sonidos, además de náuseas y arcadas. Estos perros se atragantan con frecuencia y la obstrucción empeora con el ejercicio. El tratamiento consiste en una cirugía para acortar el paladar.
  • Eversión de los ventrículos laríngeos. Los ventrículos laríngeos son unas bolsas de mucosa que se proyectan hacia el interior de la laringe. En caso de obstrucción prolongada del tracto aéreo superior, estos ventrículos se agrandan y se dan la vuelta, lo que se conoce como eversión. Cuando esto sucede, bloquean la tráquea del perro. Si se produce esta eversión, será necesario intervenir quirúrgicamente a tu perro para extirpar los ventrículos. Esta operación se realiza al mismo tiempo que el acortamiento del paladar.

La cría selectiva ha dado lugar a perros cada vez más chatos, primando su apariencia física sobre su salud. Afortunadamente, han saltado las alarmas y cada vez son más los profesionales que advierten sobre los trastornos y problemas que sufren estos perros. Actualmente, se trabaja para lograr una cría responsable que evite la aparición de ejemplares braquicéfalos con rasgos exagerados. Por ejemplo, en Holanda se ha prohibido la cría de perros braquicéfalos que presenten un hocico demasiado corto.

Mi perro no es braquicéfalo y ronca

Si tu perro solo ronca cuando duerme y no parece tener problemas respiratorios durante el día, es muy probable que los ronquidos sean normales e inofensivos. Pero en otras ocasiones, los ronquidos pueden ser síntoma de algo más grave. Acude a tu veterinario para descartar la existencia de problemas de salud que requieran tratamiento.

Algunas de las causas de que tu perro ronque son las siguientes:

  • Posición adoptada para dormir. La posición del cuello y la cabeza pueden obstruir las vías respiratorias, ocasionando los ronquidos. Cuando el perro duerme boca arriba, apoyado sobre su espalda, es más fácil que ronque que cuando duerme de lado. En estos casos, los ronquidos suelen desaparecer cuando el perro cambia de posición.
  • Obstrucción física. En algunas ocasiones, pequeñas partículas u objetos se alojan en la garganta de tu perro o en sus fosas nasales, inhibiendo la respiración. Acude a tu veterinario para extraer el objeto que dificulta la respiración de tu perro.
  • Edad. Los ronquidos son más frecuentes cuando el perro envejece, ya que su garganta se debilita.
  • Algunos medicamentos hacen que la garganta se relaje más de lo normal, por lo que tu perro roncará hasta que finalice el tratamiento.
  • Alergias. El perro podría ser alérgico a alguna sustancia, como el polvo, el polen, el humo, algún componente de los perfumes, o incluso a otros animales. Esto podría dificultar su respiración y ocasionar ronquidos.
  • Problemas dentales. Si tu perro tiene un absceso dental u otro problema dental que afecta a los senos paranasales, podría roncar. Los perros tienen dientes con raíces muy largas, que llegan a su zona nasal. Un diente infectado puede conducir a la inflamación de la nariz del perro y los ronquidos son un síntoma de este problema. Una infección dental también puede causar inflamaciones en la parte posterior de la garganta del perro, lo que también podría ser causa de ronquidos.
  • Obesidad. La grasa puede estrechar las vías respiratorias y bloquear la tráquea, con los consiguientes ronquidos y otros problemas de salud.
  • Hongos. Algunas enfermedades causadas por hongos, como la aspergilosis, pueden ocasionar este problema. El moho se introduce en la nariz del perro, provocando estornudos, secreciones nasales y ronquidos. Se resuelve con un tratamiento antimicótico que te recetará tu veterinario. Si no recibe tratamiento, puede derivar en problemas más graves.
  • Rinitis y resfriados. Si tu perro tiene la nariz congestionada, debido a una inflamación de las mucosas, puede comenzar a estornudar, respirar con dificultad o incluso roncar. El tratamiento consiste en la administración de antibióticos. El uso de un humidificador puede aliviar el problema.
  • Apnea del sueño. Si tu perro tiene las vías respiratorias inflamadas, podría sufrir alteraciones en su respiración. Entre los síntomas de esta afección, se encuentran los ronquidos. Si no se trata adecuadamente, puede conducir a una privación crónica del sueño y ocasionar otros problemas de salud a tu perro.
  • Parálisis laríngea. Los pliegues laríngeos se abren cuando el perro inhala y se cierran cuando traga. Si se debilitan y paralizan, ocasionarán una respiración ruidosa y ronquidos, así como cambios en sus ladridos. Esto se debe a la obstrucción causada por la retracción de las cuerdas vocales. Es importante que acudas al veterinario, ya que, al no cerrarse los pliegues laríngeos, la comida puede pasar a los pulmones, y tu perro podría desarrollar una neumonía por aspiración.
  • Megaesófago. El esófago se agranda, por lo que el perro tiende a regurgitar su comida. En este proceso, tu perro corre el riesgo de aspirarla a los pulmones, lo que puede conducir a una neumonía. Entre los síntomas, aparecen ronquidos acompañados de tos, cambios en la voz y estornudos.
  • Presencia de un tumor. Los tumores en las vías respiratorias causan problemas de respiración y ronquidos, debido al exceso de tejido que dificulta la entrada del aire. En algunas ocasiones son benignos, como los pólipos, pero otras veces son malignos.

Mi perro ronca porque sufre apnea del sueño

La apnea del sueño se produce cuando la respiración se interrumpe o se hace muy ligera durante el sueño. Estas interrupciones duran desde unos segundos a varios minutos y pueden obstruir las vías respiratorias, lo que ocasiona los ronquidos de tu perro. Como su sueño se ve interrumpido, durante el día podrá mostrarse más cansado e irritable de lo normal.

Si tu perro sufre apnea del sueño es importante que acudas a tu veterinario, ya que los riesgos van desde tener problemas para dormir hasta la muerte ocasionada por obstrucciones en las vías respiratorias.

¿Qué puedo hacer para que mi perro no ronque?

  • Consulta a tu veterinario para descartar la existencia de algún problema de salud que pueda revestir gravedad.
  • Si tienes un perro braquicéfalo que sufre problemas respiratorios, una corrección quirúrgica podría beneficiarle. Consulta a tu veterinario.
  • Higiene. Asegúrate de que la cama de tu perro está siempre limpia, para reducir el riesgo de alergias. Aspira tu casa regularmente para eliminar el polvo.
  • Asegúrate de que tu perro lleva una dieta adecuada y hace suficiente ejercicio, con el fin de evitar la obesidad.
  • Observa la forma en que duerme tu perro. Si los ronquidos se deben a su posición y desaparecen cuando se mueve, lo más probable es que no revistan gravedad.
  • Una cama redonda, que impida a tu perro dormir boca arriba, disminuirá la probabilidad de ronquidos.
  • Evita fumar en casa. Ser un fumador pasivo no beneficiará en nada a tu perro.
  • Utiliza un humidificador. El aire seco irrita la nariz y la garganta y puede ser el origen de los ronquidos o agravarlos. Tú también te verás beneficiado de respirar aire con humedad.

Conclusiones

  • Los perros pueden roncar.
  • Muchas veces, sus ronquidos no revisten gravedad.
  • Otras veces son causados por problemas de salud que deben ser tratados.
  • Los perros braquicéfalos muestran mayor predisposición a los ronquidos.
  • La apnea del sueño es un problema importante que ocasiona ronquidos y puede provocar la asfixia de tu perro.
  • Trata de seguir las pautas indicadas para disminuir la probabilidad de que tu perro ronque.
  • Acude a tu veterinario para descartar problemas de salud que requieran tratamiento.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Posts relacionados:

1 comentario

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo