Mejores leches para alimentar a un cachorro recién nacido

Alimentacion del perro

El mejor alimento para un cachorro de perro recién nacido es la leche de su madre. Sin embargo, si tienes un cachorro recién nacido y su madre no está, debes ser tú quien le alimente de manera que tu pequeño amigo obtenga todos los nutrientes necesarios.

Acude a tu veterinario para seleccionar la mejor leche para tu cachorro. También puedes encontrarla en tiendas de animales, pero es importante que tu veterinario te aconseje acerca de la mejor alternativa para tu perro.

Si acabas de encontrar un cachorro recién nacido y necesita comida urgentemente, puedes preparar un sustituto de la leche casero y temporal, hasta poder disponer de una leche comercial.

Si tienes que alimentar a tu cachorro recién nacido de manera artificial, lo mejor es que utilices un preparado comercial desarrollado específicamente para cachorros lactantes. Podrás encontrar estas leches maternizadas en la consulta de tu veterinario o en tiendas para animales.

La adquisición de leche artificial para cachorros de perros es un gasto más que debes afrontar. Sin embargo, gracias a la amplia variedad de ofertas del mercado, existen opciones que se adaptan a todos los bolsillos, con precios que oscilan entre los 15 y los 90€.

La leche de perra tiene un alto contenido de proteínas y grasas, bajo contenido en lactosa y es muy calórica. La leche de vaca no es un buen sustituto porque tiene la mitad de calorías y mucha más lactosa. La leche de cabra es también demasiado rica en lactosa y pobre en proteínas y grasas. Los cachorros no pueden metabolizar la lactosa y la leche de vaca o de cabra puede provocarles diarrea.

En este artículo te proponemos algunas leches maternizadas que  se encuentran en el mercado. No obstante, resulta esencial que consultes a tu veterinario antes de decidirte por una de ellas.

Leche maternizada San Dimas para cachorros

Fórmula elaborada para perros recién nacidos que no pueden ser amamantados.

Es una leche rica en vitaminas y ácidos grasos, que fortalecerá las defensas de tu perro y favorecerá su crecimiento. 

Apta para cualquier raza y tamaño.

 

Lactadiet

Leche maternizada apta para la alimentación de los cachorros desde que nacen hasta la edad del destete.

Fortalece el sistema inmunológico y es fácil de digerir.

Elaborada a partir de leche
desnatada enriquecida con omega 3, calostro, vitaminas y
oligoelementos.

Royal Canin Baby Dog Milk

Leche enriquecida para cachorros recién nacidos.

La leche maternizada de Royal Canin busca aproximarse a la leche materna, para favorecer el
crecimiento del cachorro sin afectar a su sistema digestivo.

Esbilac Goat's Milk

A partir de leche de cabra deshidratada, esta fórmula es parecida a la leche materna del cachorro. Contiene proteína de calidad y ácidos grasos en la cantidad necesaria para que tu cachorro crezca fuerte y sano.

Esta leche proporciona todas las vitaminas que el pequeño necesita, incluídas las A, B12, D3 y E. Es una leche de fácil digestión y una de las mejores leches maternizadas existentes en el mercado.

Esbilac Puppy Milk Replacer de Pet Ag

Aunque no es tan buena como la leche de cabra deshidratada, se trata de una buena opción.

Recomendada hasta las 6 semanas de edad.

Contiene la cantidad de proteína y ácidos grasos que tu cachorro necesita, además de vitaminas y minerales.

Nutri Vet Milk Replacement for Puppies

Desarrollada por veterinarios para proporcionar a tu cachorro una buena alimentación.

Contiene proteína y ácidos grasos en la proporción justa,

Las vitaminas y los minerales completan la leche maternizada de Nutri-Vet.

Los beneficios de la leche materna para un cachorro recién nacido

Durante las 36 horas posteriores al parto, las madres producen un tipo especial de leche, denominada calostro, que contiene una alta proporción de vitaminas, minerales y proteínas. El calostro contiene también anticuerpos y otras sustancias inmunológicas.

Los cachorros recién nacidos maman con energía y compiten por los pezones de la madre. Suelen mamar entre 6 y 8 veces al día, y cada sesión puede durar hasta 30 minutos. 

El amamantamiento resulta esencial para su supervivencia, ya que los cachorros recién nacidos tienen poca grasa subcutánea y apenas disponen de reservas energéticas. Su bajo nivel de azúcar en sangre debe compensarse con frecuentes ingestas de comida.

Un cachorro que no mama frecuentemente, está condenado a tener problemas. Si tu mascota come poco y duerme mucho, debes acudir con él al veterinario lo antes posible.

Siempre que sea posible, los cachorros deben mamar al menos las primeras 24 a 36 horas de su vida, ya que los anticuerpos que reciben del calostro les proporcionan inmunidad frente a las enfermedades habituales. 

En caso de necesitar alimentar artificialmente a tu cachorro, consulta a tu veterinario para seleccionar la leche que mejor se adapte a él.

¿Qué nutrientes necesita un cachorro recién nacido?

perro en taza

Las primeras semanas de la vida de un cachorro son una etapa de rápido crecimiento., donde el cachorro está desarrollando su sistema inmunológico. Por ello la alimentación correcta de tu cachorro es una necesidad básica esencial.

El calostro de la madre es la mejor comida que tu cachorro puede tener, ya que le proporciona todos los nutrientes que necesita, adaptados exclusivamente a sus necesidades. Además, este tipo de alimento es el mejor para prevenir la obesidad.

Aunque las opciones que existen en el mercado no son igual de buenas, sí que hay productos que imitan bien la leche materna de los perros.

Durante estas semanas, la dieta del cachorro es alta en calorías y proteínas. La leche debe contener también ácidos grasos, carbohidratos, vitaminas, minerales y oligoelementos.

¿Cómo preparo un sustituto casero de la leche para mi cachorro recién nacido?

En el mercado existen diferentes leches comerciales de sustitución de la leche materna, que satisfacen las necesidades nutricionales de tu cachorro. Tambien puedes preparar un sustituto casero de la leche para un cachorro recién nacido. Este tipo de alimentación debe utilizarse únicamente como medida de urgencia hasta que puedas comprar un sustituto de leche comercial. En caso de utilizar una receta casera, prepara únicamente lo que necesites para la alimentación de un día y desecha lo que sobre.

  • Receta 1. Mezcla una taza de leche entera con 2 yemas de huevo, una cucharada de aceite de oliva y una gota de un multivitamínico líquido.
  • Receta 2. Puedes preparar también la receta 1, pero sin los huevos.
  • Receta 3. Media taza de leche entera, media taza de agua, 1 ó 2 yemas de huevo, 2 Tums (suplemento de calcio) y una cucharadita de aceite vegetal.
  • Receta 4. Una taza de leche entera, 1 cucharada de aceite vegetal, una pizca de sal, 3 yemas de huevo y una gota de vitaminas líquidas para bebés.

Consulta a tu veterinario para saber cuál de estas recetas se adapta mejor a tu cachorro, según edad y tamaño.

¿Cómo le doy la leche a mi cachorro recién nacido?

Una vez preparada la mezcla de emergencia, debes alimentar a tu cachorro de manera segura. Hasta las 2 semanas de edad, los cachorros comen cada 3 ó 4 horas. Un cachorro recién nacido no puede generar calor de manera eficiente, por lo que es importante calentar la leche. Mantén la comida a temperatura corporal (comprueba que no está demasiado caliente vertiendo un poco en tu muñeca).

Para darle la leche, puedes utilizar un biberón o un cuentagotas. Otra opción, si no tienes nada de esto, es utilizar una cuchara y verter cada cucharada lentamente en la garganta de cachorro, con mucha paciencia para no ahogarlo. Sostén al cachorro manteniéndolo caliente, coloca su cabeza erguida mientras yace boca abajo (como hace cuando amamanta de su madre). Si le sale leche por la nariz es que está chupando demasiado rápido.

Cuando termine, mantenlo en posición vertical y frota suavemente su espalda hasta que eructe (no siempre lo hacen).

¿Cómo puedo saber si mi cachorro recién nacido está bien alimentado?

Las tres primeras semanas son esenciales para la salud del cachorro. Si tu cachorro está bien alimentado, tendrá la panza redonda y estará feliz. Si llora a menudo e intenta succionar objetos, es señal de que tiene hambre.

Si tu cachorro no come lo suficiente, puede sufrir deshidratación e hipoglucemia. Si su piel o encías están secas, es señal de que tu cachorro está deshidratado y necesita más líquido. Los síntomas de la hipoglucemia incluyen depresión, espasmos y convulsiones. Si crees que tu cachorro puede sufrirla, acude a tu veterinario.

Si sus heces son líquidas, de color verde o amarillo, es posible que esté comiendo demasiado. Disminuye un poco sus raciones.

Si sus heces son muy duras y le cuesta defecar, es posible que la fórmula esté demasiado concentrada. Añade un poco de agua.

A partir de las tres o cuatro semanas, podrás ir realizando la transición a alimentos sólidos, humedeciendo las croquetas con la leche de reemplazo. 

Dependiendo del tiempo que tengas disponible y de las necesidades de tu perro, puedes optar por alimentar a tu perro con pienso y croquetas de calidad, o, si prefieres una comida más natural, te recomendamos probar con la dieta BARF.

Beneficios de la alimentación artificial en cachorros

Alimentar a un cachorro desde pequeño con tus propias manos tiene multitud de beneficios para vuestra relación.

En primer lugar, se fortalece el vínculo afectivo que existe entre el cachorro y tú. Al alimentarlo se crea una conexión muy estrecha en la que tú tomas el papel de su madre. 

El cachorro, al ver satisfechas sus necesidades básicas se sentirá protegido y seguro, lo cual garantizará un comportamiento tranquilo y libre de lloriqueos por las noches.

El lazo que se crea entre ambos en este momento, servirá también para otras etapas de la vida del perro. Una de las más importantes es el adiestramiento.

Si tu perro se siente cómodo en tu presencia, será más fácil educarle para no hacer sus necesidades en casa y permitir una convivencia tranquila. Además, es muy probable que de mayor no tenga problemas de comportamiento.

Conclusiones

  • La mejor leche para un cachorro recién nacido es la de su madre.
  • Es importante que el cachorro mame al menos las 24-36 primeras horas de su vida.
  • El calostro es la primera leche de la perra y contiene todos los nutrientes que el cachorro necesita, además de los anticuerpos necesarios para protegerlo de enfermedades.
  • La leche de perra tiene muchas proteínas y ácidos grasos y poca lactosa.
  • Si tu cachorro recién nacido no puede mamar, la mejor opción es una leche maternizada de las muchas existentes en el mercado.
  • En caso de urgencia, puedes preparar una leche de reemplazo casera para alimentar a tu cachorro hasta que puedas conseguir una leche comercial.
  • Consulta a tu veterinario para seleccionar la leche más adecuada para tu cachorro recién nacido.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

2 comentarios

  1. Benjamín 9 noviembre, 2019 a las 06:21 Responder

    Adopté un perro de 3 semanas de nacido y mi perra acaba de parir , le puedo dar leche de ella ?????
    Ya que me dicen que la leche con calostros le va hacer daño

    Esto es cierto ????

  2. Cómo alimentar a un cachorro entre uno y tres meses de edad - RedCanina.es 14 septiembre, 2019 a las 16:08 Responder

    […] Fórmula enriquecida con calostro, que es la primera leche materna, rica en anticuerpos naturales. Este ingrediente especial es el encargado de proporcionar defensas naturales a tu cachorro. Además, estás croquetas se han desarrollado para fortalecer los huesos y dientes de tu perro, así como sus articulaciones. Existen varias líneas, dependiendo del tamaño de la raza, actividad física y posibles problemas digestivos. […]

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo