Alimentacion del perro

Alimentación natural para perros con inflamación intestinal

Alimentación natural para perros con inflamación intestinal

La inflamación intestinal es una de las causas más frecuentes de problemas gastrointestinales en los perros.

También es conocida por las siglas EII (Enfermedad Inflamatoria Intestinal) o IBD (Inflammatory Bowel Disease). Realmente, con estas siglas nos referimos a diferentes enfermedades gastrointestinales que producen inflamación del sistema digestivo de tu perro.

Aunque no se conocen las causas, parece ser que las células del tracto gastrointestinal son muy sensibles a determinados alimentos, bacterias o parásitos, provocando diarreas y pérdida de peso.

Una dieta adecuada es muy importante para disminuir los síntomas de esta enfermedad y lograr que tu perro lleve una vida sana y feliz.

¿Qué pasa si mi perro tiene inflamación intestinal?

La EII o IBD es una enfermedad autoinmune, es decir, se trata de una enfermedad causada por el sistema inmunitario de tu perro. Por diversas razones, el cuerpo de tu perro puede confundir sus propias células con agentes invasores y generar anticuerpos contra ellas.

Algunos factores pueden ser determinantes en el desarrollo de una inflamación intestinal en tu perro:

  • La dieta. El consumo excesivo de grasas o de cereales, así como algún alimento hacia el cual tu perro muestre intolerancia, pueden causar una inflamación intestinal.
  • Uso excesivo de antibióticos. Tras un tratamiento con antibióticos, puede producirse un crecimiento excesivo de bacterias patógenas, al tiempo que se destruye la flora intestinal. Esta situación puede provocar una inflamación intestinal.
  • Infecciones bacterianas, víricas o fúngicas. Los perros con EII son propensos a sufrir este tipo de infecciones.
  • Sistema inmunológico débil.
  • Causas desconocidas. Esta enfermedad puede ser idiopática, es decir, no tener una causa conocida.

Aunque cualquier perro puede sufrir este problema, se presenta con más frecuencia en perros mayores (de 8 años en adelante).

Los síntomas más frecuentes son diarrea y vómitos, dependiendo de la zona afectada. Si son el estómago y el intestino delgado los órganos involucrados, el vómito es el síntoma más frecuente. Si se trata del colon, el perro sufrirá diarrea y deposiciones dolorosas, pudiendo tener heces con sangre y a veces con mucosidad. Además, el perro puede mostrarse irritado y confuso, tener fiebre, letargo o depresión.Las molestias de tu perro pueden disminuir su apetito. En esos casos te recomendamos echar un vistazo a nuestro artículo para saber qué hacer si tu perro no come.

Perro mirando para arriba

Mi perro tiene inflamación intestinal ¿Qué dieta debe seguir?

Si tu perro sufre una IBD o EII (inflamación intestinal), la dieta es un aspecto fundamental del tratamiento.

Una dieta adecuada para perros con inflamación intestinal será:

  • Hipoalergénica. Debes buscar alimentos que tu perro tolere bien. Consulta a tu veterinario para iniciar una dieta de eliminación que te permita identificar los alimentos a los que tu perro muestra intolerancia. Existen muchas fabricantes de pienso que elaboran comida de calidad para perros con problemas hipoalergénicos.
  • Sin gluten. A ningún perro le sientan bien los cereales con gluten, y en este caso es especialmente importante evitarlos, ya que causan inflamación del tracto gastrointestinal.
  • Baja en grasa. Un perro con inflamación intestinal no puede digerir bien la grasa.
  • De fácil digestión. Debes buscar alimentos que se digieran fácilmente, ya que el sistema digestivo de tu perro se encuentra dañado. Para ello, es importante seguir una dieta con proteína de origen animal y de alta calidad. La proteína vegetal, como la soja y el trigo, es más difícil de digerir para un perro.
  • Fibra. La fibra ayudará a tu perro a tratar la diarrea. Utiliza fibra soluble, que absorbe el agua durante la digestión y ralentiza el proceso digestivo. La fibra es un buen alimento para las bacterias que tiene tu perro en el intestino y que son esenciales para la salud de su sistema digestivo. No obstante, consulta a tu veterinario, ya que existen enfermedades digestivas para las cuales la fibra no es recomendable.

La comida prefabricada para perros también es buena si sabes escoger la más adecuada para las necesidades de tu perro. Por eso muy importante tener información adecuada sobre las croquetas para perros, además de saber interpretar correctamente las etiquetas de los piensos.

perro mirando de lado

¿Puedo dar a mi perro una alimentación natural si tiene inflamación intestinal?

La alimentación de tu perro con comida natural preparada en casa es una buena opción siempre que ajustes bien cada alimento para satisfacer las necesidades de tu perro. Para un perro con inflamación intestinal, la alimentación natural es también una buena alternativa, ya que además de controlar la calidad de los alimentos, podrás seleccionar aquellos que tu perro tolera bien. Consulta a tu veterinario para realizar una buena selección de los ingredientes y calcular las cantidades adecuadas.

Generalmente, la alimentación natural de un perro se basa en proteína animal, ácidos grasos omega 3 y 6, algún carbohidrato, preferentemente de asimilación lenta, y algunas frutas y vegetales que le aportarán vitaminas y minerales.

En caso de que tu perro tenga inflamación intestinal, es posible que tu veterinario te recomiende una dieta de eliminación para determinar si presenta hipersensibilidad a algún alimento. Es interesante que elimines los cereales y las grasas saturadas de su dieta. Tal vez sea mejor que coma varias raciones pequeñas a lo largo del día que en una sola toma.

La EII o IBD puede deberse a muchas causas diferentes y afectar a distintas partes del sistema digestivo. Si se debe a alguna intolerancia alimentaria, es importante determinar qué tipo de alimento resulta problemático para tu perro. Como norma general, si el problema afecta al estómago o al intestino delgado, es mejor una dieta baja en fibra. No dudes en consultar a tu veterinario, ya que será tu mejor consejero a la hora de determinar la dieta más adecuada para tu perro.

Es necesario que equilibres el contenido nutricional de los alimentos y estés siempre pendiente de elaborar menús completos y adecuados para tu perro. Has de tener cuidado y elegir las mejores marcas de piensos, ya que la comida para perros con inflamación intestinal no es igual una dieta para perros con problemas hepáticos o un régimen para perros diabéticos.

¿Qué alimentos debo dar a mi perro si tiene inflamación intestinal?

Si alimentas a tu perro con una dieta BARF estricta, con alimentos crudos, debes pensar en la posibilidad de que tu perro se infecte con alguna bacteria. En el caso de que tu perro tenga inflamación intestinal, debes ser muy cuidadoso con este aspecto. Los riesgos se reducen considerablemente si congelas primero la carne y el pescado, o si utilizas carne cruda liofilizada (proceso en el cual se deshidrata carne por medio de congelación a temperaturas extremas seguida de la eliminación de la humedad de la misma). También puedes optar por cocinar ligeramente la comida.

Asimismo, debes tener mucho cuidado con los quesos y lácteos, ya que estos perros presentan alteraciones debidas a un crecimiento excesivo de su flora de lactobacilos y estos alimentos tienen altas concentraciones de bacterias.

Las proteínas tienen que ser de origen animal y alta calidad, fácilmente digeribles, hipoalergénicas y de baja capacidad antigénica (es decir, que no desencadenen la formación de anticuerpos). Dos fuentes muy adecuadas de proteína son la carne de caballo y la de conejo.

En cambio, el pollo, el cordero o la ternera tienen demasiadas grasas y son más difíciles de digerir.

Busca alimentos bajos en grasas saturadas. Evita los carbohidratos de asimilación rápida.

Los ácidos grasos omega 3 y omega 6 son muy importantes para tu perro. Las proporciones adecuadas suelen ser omega 6: omega 3 entre 5:1 y 10:1

En algunos casos, puede ser necesario aportar cierta cantidad de fibra soluble, que podemos encontrar en manzanas, zanahorias, judías verdes, calabaza,… Pero en otros casos, puede ser perjudicial.

Puedes ver cómo elaborar una buena dieta BARF paso a paso si te ha convencido este tipo de alimentación para tu perro.

¿Qué suplementos debo aportar a mi perro si sufre inflamación intestinal?

Los siguientes suplementos naturales son efectivos para favorecer la digestión y mejorar su sistema inmunológico:

Enzimas digestivas

Si tu perro sufre inflamación intestinal, no digerirá bien los alimentos y la absorción de nutrientes se verá afectada. Las enzimas digestivas son un suplemento muy importante para los perros con EII o IBD y deben agregarse a su dieta para ayudar al sistema digestivo a funcionar de manera más adecuada.

Probióticos

El pH del tracto gastrointestinal de un perro con inflamación intestinal está alterado. A menudo, se produce un crecimiento excesivo de la población de bacterias patógenas. El uso de medicamentos convencionales como antibióticos para tratar la EII también afecta a la flora intestinal de tu perro, por lo que un suplemento de probióticos es muy beneficioso.

Ácidos grasos Omega-3

Los ácidos grasos Omega-3 tienen propiedades antiinflamatorias. Una buena fuente de ácidos grasos Omega-3 es el aceite de salmón.

Arginina, Ornitina y L-Glutamina

Estos aminoácidos son muy importantes en la dieta de tu perro. La EII causa daño celular intestinal y produce cicatrices. Se ha demostrado que la glutamina puede ayudar a reconstruir el revestimiento intestinal, favoreciendo la absorción de proteínas y reduciendo el sobrecrecimiento bacteriano.

Consulta a tu veterinario para saber cual es la dosis adecuada para tu perro.

Introduce siempre cada suplemento de uno en uno, cada 2 ó 3 días, para saber cuales funcionan y cuales no. Los cambios en la dieta de tu perro deben realizarse gradualmente, para que su sistema digestivo se adapte.

A continuación te mostramos los productos alimenticios más vendidos que existen actualmente. Se trata de suplementos pensados especialmente para perros con problemas digestivos y también para los dueños.

Los suplementos se encuentran en forma de pastillas, polvo o en estado líquido. Las puedes mezclar con la comida si ves que tu perro no las encuentra muy agradables. Aún así, hay muchos fabricantes que apuestan por incorporar un sabor más agradable a las pastillas, lo cual hará que tu perro las ame y te pida más.  

MaxxiDog
Probióticos, prebióticos y ezimas digestivas. Ayuda a la digestión de tu perro.
Ver en Amazon
BestPawNutrition
Probióticos y enzimas para perros con estómagos sensibles.
Ver en Amazon
Glandex
Suplemento digestivo de calidad para perros en forma de pastillas par masticar.
Ver en Amazon
Nusentia
Enzimas digestivas para perros que ayudan a mejorar su rutina intestinal.
Ver en Amazon
AavaLabs
120 cápsulas de Omega 3, extraídas de aceite de pescado.
Ver en Amazon
Pets Purest
Suplemento de Omega 3, 6 y 9. Aceite de salmón escocés para perros.
Ver en Amazon
Purina
Suplemento probiótico para perros. Potencia la inmunidad de tu perro.
Ver en Amazon

Conclusiones

  • La inflamación intestinal puede deberse a diferentes causas y afectar a partes distintas del sistema digestivo de tu perro.
  • La enfermedad inflamatoria intestinal es una enfermedad autoinmunitaria que puede deberse a muchas causas.
  • La dieta más adecuada para un perro con EII es hipoalergénica, baja en grasas, sin gluten y fácilmente digerible.
  • Según la parte del sistema digestivo a que afecte, puede ser beneficioso añadir cierta cantidad de fibra soluble o, por el contrario, ser perjudicial.
  • Una alimentación natural bien equilibrada puede ser una excelente opción para un perro con EII.
  • Si eres partidario de la dieta BARF, consulta a tu veterinario por si fuera recomendable cocinar los alimentos.
  • Cuidado con los lácteos.
  • Existen algunos suplementos que pueden favorecer la digestión y mejorar el sistema inmunitario de tu perro.
  • Añade suplementos como enzimas digestivos, probióticos, omega 3 y L-glutamina.
  • Los cambios en la dieta deben ser graduales y realizarse lentamente.
  • Es posible que tu perro responda mejor a una alimentación a base de pequeñas raciones varias veces al día.
  • Consulta a tu veterinario antes de realizar cualquier cambio en la dieta de tu perro.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

2 comentarios

  1. Anónimo 20 agosto, 2019 a las 15:46 Responder

    Mi perro tiene inflamación intestinal diagnostico cada pero con todo lo que le estamos dando no reacciona me podrías mandar recetas para hacerme una idea de comida hecha en casa qué es lo que le gusta porque el pienso no le ha gustado nunca y ahora que estás y menos

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo