Todo sobre el Ratonero Bodeguero Andaluz: cría, cuidado y adiestramiento

Sobre Razas de Perros

El Ratonero Bodeguero Andaluz es un perro con un temperamento parecido al del Jack Russell Terrier. Es audaz y valiente, con un fuerte instinto de presa y fue criado originalmente para mantener las bodegas de los comerciantes de vino andaluces libres de ratones y otras alimañas.

Es de tamaño pequeño a mediano y resulta difícil de adiestrar, pues tiene mucha energía y tendencia a tomar sus propias decisiones. La raza ha evolucionado a través de una cría muy seleccionada, en busca de los perros que mostraban mayor habilidad y valor para enfrentarse a las alimañas. También se utiliza para cazar conejos y liebres, o para acompañar a los caballos.

Si nunca has tenido un perro o eres una persona sedentaria, es mejor que busques otra raza. Si, por el contrario, eres una persona activa y dispuesta a dedicar tiempo a tu perro, para hacer ejercicio y actividades con él, tendrás un compañero cariñoso y leal.

La historia del Ratonero Bodeguero Andaluz

El Ratonero Bodeguero Andaluz es un perro originario de Andalucía, donde se desarrolló para controlar las plagas de ratas y ratones en las bodegas de vino. Es probable que proceda del Fox Terrier de pelo liso y otras razas de Terrier que llegaron a España en el siglo XIX con los mercaderes de vino británicos, ya que se trataba de perros muy eficaces para luchar contra las ratas en los barcos mercantes.

Cuando los comerciantes se instalaron en Andalucía, sus perros vinieron con ellos. Estos perros, con un gran instinto de presa, recorrían las bodegas para mantener a raya a las alimañas entre los barriles de vino. Con el tiempo, se cruzaron con los perros locales, como el Raterillo Andaluz (un tipo de terrier).

El primer estándar de la raza fue presentado en 1983 y al mismo tiempo se crea el Club Nacional del Perro Ratonero Andaluz. En el año 2000 fue declarado raza autóctona española y ha sido reconocida por la Real Sociedad Canina de España, aunque aún no por la FCI (Federación Cinológica Internacional).

El Kennel Club de Finlandia ha aceptado en el 2012 su participación en los eventos que organiza.

Características principales del Ratonero Bodeguero Andaluz

  • El Ratonero Bodeguero Andaluz macho puede medir entre 37 y 43 centímetros a la cruz y la hembra entre 35 y 41 centímetros. Su peso varía entre 10 y 12 kilos en el caso del macho y entre 8 y 10 kilos en la hembra. Su esperanza de vida es alta, estimándose en unos 18 años.
  • El Ratonero Bodeguero Andaluz posee un fuerte instinto de presa, por lo que saldrá corriendo tras cualquier animal o pista que haya olfateado. Esto hace que sea recomendable sacarlo a pasear con una correa.
  • Es un perro fuerte y musculoso, de constitución compacta.
  • Su color permite que sea fácilmente localizable en la oscuridad.
  • Posee una divertida personalidad, que unida a su inagotable energía le convierte en un gran compañero para cualquiera que esté dispuesto a dedicarle tiempo y entretenimiento.
  • Será un perro ideal para ti si buscas un compañero de aventuras y juegos de pequeño tamaño y estás dispuesto a dedicar tiempo a su entrenamiento. Con mucha paciencia, lograrás tener un Ratonero civilizado y muy divertido.
  • Tiene el pelo corto y pegado al cuerpo, totalmente blanco, excepto la cabeza, que puede ser negra, marrón o fuego.
  • Muchos cachorros nacen anuros (con la cola muy corta)
  • Es un perro de trabajo que si se aburre, buscará descargar su energía de cualquier manera: cavará hoyos en el jardín, ladrará, mordisqueará los muebles, se escapará y perseguirá a otros animales.
  • Es un perro ideal para alguien que ya tenga experiencia con perros, ya que se trata de un perro de fuerte carácter. Necesita un entrenamiento firme y altas dosis de paciencia.
  • Bien adiestrado, se trata de un perro ideal para una familia activa. Le encanta estar en compañía de los suyos y es un excelente compañero de excursiones. Los niños tendrán un alegre compañero de juegos.
  • Ten en cuenta que se trata de un perro al que le encanta correr, saltar y olfatear en busca de un buen rastro. Si no estás dispuesto a tener un perro que muerde todo lo que ve, escarba y ladra, corre por la casa y persigue a los gatos y otros animales pequeños, con intención de cazarlos, entonces es mejor que busques otra raza más tranquila.
  • Puede sufrir ansiedad por separación.
  • Puede ser agresivo con otros perros si no se le socializa desde edad temprana.
  • Tampoco es un buen compañero de los gatos, ya que los considera una presa.
  • Necesita un dueño experimentado y que sepa mantener el liderazgo, ya que es un perro al que le gusta tomar sus propias decisiones y si no sabes ponerle límites, se aprovechará de ello.

¿Cuál es el estándar de la raza?

El estándar de una raza es el conjunto de directrices que describe las características, temperamento y apariencia de una raza. Los criadores deben seguirlas en todo momento para evitar condiciones que perjudiquen la salud, bienestar o solidez de la raza. Según la Real Sociedad Canina de España, las características principales del Ratonero Bodeguero Andaluz son las siguientes:

  • Aspecto general. El Ratonero Bodeguero Andaluz es un Terrier de trabajo fuerte, activo y ágil, de pelo predominantemente blanco.  Cuerpo de longitud moderada y perfil rectangular. Color blanco con manchas negras y fuego, generalmente en la cabeza, atlético y ligero. Es un perro inquieto y alegre, con giros y saltos ágiles y coordinados. Pelo muy corto.
  • Tamaño y proporciones. Altura a la cruz entre 37 y 43 centímetros en el caso de los machos, siendo la ideal 40 centímetros. En las hembras, entre 35 y 41, siendo la ideal 38 centímetros. En ambos casos se toleran 2 centímetros por exceso o defecto, siempre que el perro sea armónico y sin defectos añadidos. Cuerpo cuadrado, más elongado en el caso de las hembras. Longitud cabeza/longitud cráneo: 8/5, Alzada cruz/longitud cabeza: 5/2. Profundidad pecho/altura a la cruz: 1/2. Peso: Entre 8 y 10 kg para las hembras, y entre 10 y 12 kg para los machos.
  • Temperamento. Alerta e inquieto. Se trata de un perro alegre y cariñoso, con un fuerte carácter. Muy tenaz y con fuerte instinto de presa, aunque también es un excelente compañero, que se adapta a todo tipo de condiciones.
  • Cabeza. Bien equilibrada, de apariencia triangular, ligeramente plana. Líneas cráneo-faciales paralelas. Cráneo ligeramente subconvexo.
  • Ojos. Ojos oscuros y pequeños, algo oblicuos. Poco sobresalientes. Expresión aguda e inteligente. Párpados bien pigmentados..
  • Orejas. Cuando está alerta se pliegan hacia adelante y se dirigen hacia atrás (mantén limpias las orejas de tu perro con esta guía). En descanso, en rosa. Triangulares, con amplia base de implantación. Inserción media-alta.
  • Hocico. Trufa negra y redondeada, de mediano tamaño, con narinas bien definidas (cuida la nariz de tu perro regularmente). El hocico es recto y corto, con stop suave y poco pronunciado.
  • Boca. Labios fuertes y firmes, con mucosas bien pigmentadas. Dentadura completa, fuertes incisivos. Mordida en tijera. Mejillas con buen desarrollo muscular.
  • Cuello. Bien estructurado, largo, cilíndrico y musculoso. Potente y sin papada.
  • Cuerpo. Cruz poco pronunciada. La línea superior es recta y la espalda recta, ligeramente descendente hacia la grupa. Lomo corto y musculado. Grupa redondeada, ligeramente inclinada. Pecho ancho, tórax profundo y algo arqueado. Fuertemente musculado. Línea inferior a la altura del codo. Costillas ligeramente arqueadas y vientre ligeramente recogido.
  • Patas delanteras. Derechas y fuertes, grosor medio y bien musculadas. Escápula corta y oblicua. Codo perpendicular al suelo. Brazo corto y antebrazo largo. Metacarpos bien desarrollados. El antebrazo tiene hueso fino, pero fuerte.
  • Patas traseras. Derechas y fuertes, grosor medio y bien musculadas. Muslos largos y potentes. Patas verticales. Corvejón en el que se denota muy bien el tendón. Metatarsos bien desarrollados, alargados y fuertes.
  • Pies. Redondos, con dedos muy unidos, falanges medianamente extendidas. Preferiblemente pies de gato. Uñas anchas y redondas y almohadillas fuertes (tenemos una guía para el cuidado de las almohadillas de tu perro).
  • Cola. Implantación media-alta, perpendicular a la grupa, bien llevada erecta. Nacen anuros (sin cola) en una proporción bastante alta.
  • Marcha o movimiento. Movimiento ágil y coordinado, con capacidad de giro y salto. La marcha preferida es el trote.
  • Pelaje. Piel fina y muy adherida al cuerpo. Pelo muy corto y denso, uniforme por todo el cuerpo.
  • Movimiento. Muy ágiles, elegantes y coordinados, con capacidad de giro y salto. La marcha preferida es el trote.
  • Color. Predomina el blanco con marcas negras, principalmente en la cabeza y principio del cuello, que se complementan con marcas de fuego en la cara, mejillas y sobre los ojos. Se acepta el fuego o el negro alrededor de la cola, en la zona perineal y en las extremidades. El color de la trufa y pigmentación de párpados, comisuras labiales y almohadillas deben ser acordes a las propiedades genéticas del color del manto.
  • Penalizaciones. Cualquier desviación de los puntos anteriores se considera una falta y la gravedad se calcula teniendo en cuenta el grado de desviación al estándar y las consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro, así como sobre su capacidad para realizar su trabajo tradicional.

¿El Ratonero Bodeguero Andaluz es un perro inteligente?

Inteligencia funcional (obediencia)

El Ratonero Bodeguero Andaluz se considera una raza con inteligencia funcional y de obediencia media. La medida de inteligencia funcional de los perros se basa en la clasificación establecida por el neuropsicólogo Stanley Coren, muy conocido por sus estudios sobre el comportamiento canino y su vínculo con el ser humano.

Aunque el Ratonero Bodeguero no aparece en esta clasificación, se parece mucho al Jack Russell, por lo que podemos concluir que necesitará entre 25 y 40 repeticiones para realizar un ejercicio de manera aceptable y que responde a la primera orden un 50% de las veces. Para que obedezca es necesario practicar y repetir los ejercicios. Este perro requiere un adiestramiento firme y constante.

El Ratonero Bodeguero Andaluz tiene una rapidez de respuesta lenta, que será menos consistente si se encuentra a distancia. Requiere un entrenador experto y que sepa reafirmar su liderazgo.

Debes tener en cuenta que esto no quiere decir que el Ratonero Bodeguero Andaluz no sea un perro inteligente. Stanley Coren se refiere únicamente a la inteligencia funcional, es decir, al grado de obediencia de perro. En esta inteligencia influyen tanto la capacidad de aprendizaje como su disposición para acatar las órdenes.

Pero la inteligencia es multifuncional y el Ratonero Andaluz destaca ampliamente en otros campos.

Inteligencia adaptativa

Es decir, es posible que un perro con elevada inteligencia adaptativa (que es la capacidad del perro para aprender de las situaciones que se le presentan y resolver problemas) presente una inteligencia funcional baja, porque se trata de una raza que tiende a tomar sus propias decisiones y no es amigo de obedecer órdenes.

De hecho, el Ratonero muestra una elevada inteligencia adaptativa, a través de su notable comprensión de tus emociones. Entiende cuando te sientes mal y también es capaz de captar tus intenciones a través de tus gestos (coger unas llaves, cambiarte de ropa o ponerte protector solar bastan para que este perro sepa lo que vas a hacer a continuación).

Inteligencia instintiva

En cuanto a su inteligencia instintiva, el Ratonero Bodeguero Andaluz muestra una alta habilidad para cazar tanto por encima como por debajo del suelo, siendo un perro muy ágil y con una mordida tenaz. Es suficientemente rápido para perseguir a los animales y tiene resistencia para mantener el ritmo en tramos largos.

Su instinto de caza le proporciona una elevada inteligencia instintiva, ya que presenta una gran capacidad para acorralar, atrapar y predecir los movimientos de su presa.

¿Cuáles son los problemas de salud más frecuentes en el Ratonero Bodeguero Andaluz?

El Ratonero Bodeguero Andaluz es un perro sano, que no tiene tendencia a sufrir muchas enfermedades (puedes consultar las enfermedades más comunes en los perros en esta guía). Las más frecuentes son comunes a las razas de ratoneros y destacan las siguientes, aunque esto no quiere decir que tu Ratonero Bodeguero Andaluz vaya a tenerlas:

Enfermedad de Legg-Calve-Perthes

Deformación de la bola de la articulación de la cadera, muy común en los perros de raza pequeña. Puede confundirse con la displasia de cadera y provoca desgaste y artritis. Requiere intervención quirúrgica, con buen pronóstico.

Enfermedades dentales

Los perros pequeños tienen mayor propensión a las enfermedades dentales que los grandes, por lo que debes cepillar sus dientes regularmente, para evitar la acumulación de sarro y las infecciones.

Luxación rotuliana

Es una afección frecuente en los perros pequeños, que se produce cuando las tres partes de la rótula, que son el fémur (hueso del muslo), la rótula (tapa de la rodilla) y la tibia (pantorrilla) no están bien alineadas, provocando cojera al perro. A menudo, se observa que el surco en el que encaja la rótula no es suficientemente profundo, lo que provoca su desplazamiento. La luxación rotuliana se trata de una afección congénita frecuente en perros de raza pequeña, como el Ratonero Bodeguero Andaluz. El roce causado por la luxación puede degenerar en artritis. La luxación rotuliana se clasifica en cuatro grados, según su gravedad y puede requerir intervención quirúrgica, con buen pronóstico.

¿Mi Ratonero Bodeguero Andaluz necesita cuidados especiales?

  • Acceso al aire libre. El Ratonero Bodeguero Andaluz es un perro muy activo. Es importante que viva en casa con su familia, pero también que tenga acceso al aire libre en un espacio cercado y seguro, donde pueda quemar su energía. Si te gusta el senderismo, será un fiel compañero, que no desfallecerá en las largas caminatas.
  • Ejercicio físico. El Ratonero Bodeguero Andaluz necesita ejercicio físico y estimulación. Si no tienes un jardín, sácalo de paseo y proporciónale al menos entre 30 y 45 minutos de ejercicio intenso al día. Es buena idea salir a correr con él y, en todo caso, llévalo con correa, para evitar que salga corriendo tras una presa y corra el riesgo de perderse o ser atropellado.
  • Entrenamiento firme y paciente. El Ratonero Bodeguero Andaluz es un perro obstinado. Responde bien a la motivación positiva, pero no le gustan las correcciones duras. Con paciencia y motivación, lograrás establecer una serie de reglas y rutinas y te divertirás mucho con él. Al entrenar a un Ratonero Bodeguero Andaluz, tienes que ser firme y constante y recurrir siempre a la motivación positiva (tienes muchos libros de adiestramiento para perros a tu disposición).
  • Socialización temprana con otros perros. De lo contrario, puede ser agresivo con ellos.
  • Alimentación. Alimenta a tu Ratonero Bodeguero Andaluz con comida de alta calidad adecuada a sus características. En el mercado, existen piensos desarrollados para diferentes razas, tamaños, edades, constitución, metabolismo o nivel de actividad. Consulta a tu veterinario para seleccionar un buen pienso para tu perro.
  • Cuidado del pelo. Es importante cepillarlo entre dos y tres veces por semana. Bastará con bañarlo una vez al mes, a no ser que se ensucie demasiado. Un cepillado semanal con un cepillo de cerdas o un guante mantendrá su pelaje sano y libre de pelo muerto.
  • Uñas. Si no se desgastan por sí mismas, tendrás que cortárselas una o dos veces al mes. Pregunta a tu veterinario cómo hacerlo o pídele que se las corte él. También puedes llevarlo a una buena peluquería canina para que se las corten ( puedes ver nuestra guía de las mejores limas de uñas para perros y los mejores cortauñas para perros).
  • Heridas. Si trabaja como cazador, presta atención a las heridas que puedan hacerle los animales que persigue, para curarlas y tratarlas con antisépticos.
  • Higiene dental. Cepilla los dientes de tu Ratonero Bodeguero Andaluz al menos dos o tres veces a la semana, para prevenir la acumulación de sarro y otras enfermedades. Pon a su disposición mordedores adecuados para él, con el fin de que masajee sus encías y mantenga su dentadura siempre limpia, además de mantenerlo entretenido (puedes ver nuestra guía de cepillos de dientes para perros y las pastas de dientes más recomendadas).
  • Comprueba el estado de salud de tu Ratonero Bodeguero Andaluz. Comprueba las patas de tu Ratonero Bodeguero Andaluz con frecuencia y mira dentro de su boca y orejas. Si observas algún indicio de problema en general, como llagas, sarpullidos, enrojecimiento o sensibilidad de la piel, inflamaciones, problemas en la nariz, boca y ojos, etc., acude a tu veterinario. Los ojos del Ratonero Bodeguero Andaluz deben estar claros, sin enrojecimientos ni secreciones. Asimismo, los oídos deben oler bien y no presentar demasiada cera o suciedad.

¿Cómo se lleva el Ratonero Bodeguero Andaluz con los niños y con otros animales?

El Ratonero Bodeguero Andaluz se lleva muy bien con los niños y le encanta jugar con ellos. Sin embargo, puede hacer daño a los más pequeños, ya que a pesar de su tamaño, se trata de un perro fuerte que puede actuar con brusquedad. Por ello, es importante que supervises sus interacciones y que enseñes a los niños a comunicarse con el perro (este y de otras razas), para que sepan interpretar correctamente sus señales y evitar problemas.

Enseña a tus hijos y sus amigos cómo deben acercarse al perro y tocarlo, y a no molestarle si este envía una señal de advertencia. Generalmente, un perro bien adiestrado no muerde a no ser que todos sus avisos previos hayan sido ignorados.

Como todos los Terrier, puede ser agresivo con otros perros, especialmente con los de su mismo sexo. Si otro perro le ataca, responderá con contundencia.

Dado su naturaleza cazadora, no es un buen compañero de otros animales más pequeños, incluidos los gatos, ya que puede considerarlos una presa, llegando a matarlos si tiene oportunidad.

La cría de la raza Ratonero Bodeguero Andaluz

Si has decidido adoptar un Ratonero Bodeguero Andaluz, estarás dando una nueva oportunidad a un perro que necesita un hogar y una familia, cuidados y cariño. La adopción siempre es una buena opción para proporcionar a un perro abandonado una nueva vida, feliz y con gente que le quiera.

Si quieres comprar uno, te recomendamos no acudir a una tienda de mascotas y buscar un criador profesional y responsable. Estos criadores se preocupan por mantener el buen estado de la raza y te garantizan el perro ha pasado todas las revisiones necesarias, además de estar en perfectas condiciones sanitarias. También debe proporcionarte la documentación que muestra que sus padres han sido autorizados para la cría, con el fin de prevenir el desarrollo de problemas genéticos.

No dudes en informarte acerca del temperamento del perro, su estado de salud y los problemas que puede sufrir. Un criador profesional podrá orientarte y aconsejarte acerca de si se trata del perro adecuado para ti.

Investiga previamente sobre la raza, para tener información acerca de sus características, revisa las instalaciones del criador y verifica que los animales no se encuentran en condiciones insalubres y desconfía de quién no quiera responder a tus preguntas.

Tu veterinario también puede remitirte a un criador de confianza donde adquirir un cachorro sano.

Si deseas dedicarte a la cría del Ratonero Bodeguero Andaluz, es recomendable que sigas unas pautas que son generales a la cría de cualquier perro. Lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con asociaciones dedicadas a esta raza y aprender a realizar una cría responsable.

Antes de comenzar, asegúrate de que tu perro tiene una buena salud y es adecuado para la cría. Si sufre alguna enfermedad hereditaria o sus crías la desarrollan, es mejor no utilizarlo para esta función, ya que el objetivo es mejorar la raza, no debilitarla. Ten en cuenta que se trata de una raza autóctona, que conviene preservar en excelentes condiciones.

El tamaño medio de una camada es de 5 a 6 cachorros, aunque puede llegar a tener entre 8 y 10. Ten en cuenta que la primera camada de un perro suele ser más pequeña que las siguientes. Las camadas de la madre y la abuela de tu Ratonero Bodeguero Andaluz pueden ayudarte a realizar una estimación sobre el número de cachorros que puedes esperar.

Los Ratonero Bodeguero Andaluz no tienen problemas específicos de parto, aunque siempre pueden presentarse complicaciones, por lo que es conveniente que estés en contacto con tu veterinario y que tengas uno de urgencia por si es necesario.

El precio de un Ratonero Bodeguero Andaluz oscila entre 300 y 400 €, dependiendo de su linaje.

Conclusiones

  • El Ratonero Bodeguero Andaluz es un perro pequeño y de gran temperamento.
  • Es muy activo y tiende a tomar sus propias decisiones, por lo que no resulta recomendable para dueños primerizos ni personas sedentarias.
  • Es un perro alegre y divertido, pero también testarudo y con un fuerte instinto de presa.
  • Tiene gran habilidad para saltar y dar giros inesperados y saldrá corriendo tras cualquier animal pequeño que considere digno de ser cazado.
  • Es un buen compañero para los niños, pero los gatos y animales pequeños son una presa para él, y puede mostrarse agresivo con otros perros.
  • Tiene una inteligencia funcional media, ya que es un perro independiente y testarudo al que le gusta hacer las cosas a su manera.
  • Sin embargo, su inteligencia adaptativa e instintiva es muy elevada.
  • Si quieres dedicarte a la cría del Ratonero Bodeguero Andaluz, hazlo de manera responsable y trata de mantener el estándar de la raza.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Posts relacionados:

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo