Todo sobre el Bobtail: cría, cuidado y adiestramiento

Sobre Razas de Perros

También conocido como Antiguo Pastor Inglés, el Bobtail es un perro atlético, de raza grande y con un característico pelaje abundante, desgreñado y áspero. Antiguamente, se utilizaba para ayudar a los granjeros con el ganado y las ovejas.

Se trata de un perro de buen carácter, que si bien no es muy dado a obedecer órdenes, presenta una inteligencia elevada. Es muy leal a su familia y si le proporcionas suficiente ejercicio físico, se adaptará perfectamente a la vida en un piso.

El Bobtail es un perro adaptable e inteligente con un carácter fácil de llevar. Son cariñosos con todos los miembros de su familia y, a pesar de ser perros grandes, pueden adaptarse bien a la vida en un apartamento, siempre que hagan suficiente ejercicio con paseos y sesiones de juego. Además, aunque tiene una gran cantidad de pelo, no tiende a desprenderse tanto como podría pensarse. Si estás buscando un compañero de familia leal, protector y cariñoso, esta puede ser la raza ideal para ti.

La historia del Bobtail

Parece ser que esta raza nació en los condados del suroeste de Inglaterra, a principios del siglo XIX, aunque no se sabe a ciencia cierta cuál es su origen. El Bobtail podría proceder del Collie Barbudo Escocés, del Owtchar ruso o del Briard francés, entre otros.

Era utilizado por los granjeros los utilizaban como perro pastor, para llevar el ganado al mercado y tirar de carros y carretas. La raza se caracteriza por su fortaleza y tenacidad.

Los propietarios solían cortarles la cola para demostrar que eran perros de trabajo, lo que dio a los perros pastores ingleses el apodo de «bob» o «bobtail».

La raza ganó popularidad a finales de la década de 1880, cuando llegó a Estados Unidos. En la década de 1900, esta raza era exhibida y criada por tan solo cinco familias ricas de Estados Unidos.

En 1904, Henry Arthur Tilley fundó el Old English Sheepdog Club of America. Tilley y su hermano, William Steeds Tilley, fueron pioneros en la creación del estándar de la raza. Muchos de los perros que criaron se encuentran en el pedigrí de las líneas actuales del Bobtail o Antiguo Pastor Inglés.

El American Kennel Club reconoció al Bobtail en 1885. Hasta la década de 1950, seguía siendo un perro para ricos. Sin embargo, en la década de 1960, la raza comenzó a convertirse en una mascota familiar para cualquier persona. A mediados de la década de 1970, se registraban 15.000 perros al año. Actualmente, ese número ha disminuido, dado el coste y esfuerzo que requiere el mantenimiento de su hermoso pelaje.

Características principales del Bobtail

  • El Bobtail macho mide unos 56 centímetros (altura a la cruz) y pesa entre 36 y 45 kilos. La hembra tiene una altura a la cruz aproximada de 51 centímetros y pesa entre 27 y 38 centímetros.
  • Su esperanza de vida oscila entre 10 y 12 años.
  • Es afable, divertido e inteligente.
  • Cuenta con un abundante pelaje azul-gris y blanco. Necesitarás cepillarlo con regularidad para evitar enredos.
  • Se trata de un perro pastor muy fuerte y trabajador, con un temperamento equilibrado y sentido del humor.
  • Es muy activo y juguetón y se considera que termina de madurar hacia los tres años. No obstante, de adulto continúa siendo muy alegre.
  • Se lleva bien con todo el mundo y es un gran compañero de los niños.
  • Como guardián, puede ladrar cuando se acerca algún extraño, pero también puede no hacerlo. Algunos Bobtail son muy protectores, pero otros no.
  • Se adapta bien a la vida en un piso, siempre que le proporciones las horas de ejercicio y juego necesarias.
  • Le encanta estar con su familia y puede sufrir ansiedad por separación. Aunque es importante que salga a menudo a correr en el exterior, debe vivir en compañía de su familia, ya que no será feliz si está solo demasiado tiempo.
  • Es un perro alegre y revoltoso, que requiere un adiestramiento constante y una socialización temprana.
  • Tiende a babear y muda mucho. Además, su pesado pelaje atrapa el polvo y la suciedad.
  • Se trata de un perro pastor muy trabajador y lleno de energía.
  • Necesita estimulación mental y también mucho ejercicio físico. Si lo mantienes ocupado, será un perro feliz.

¿Cuál es el estándar de la raza?

El estándar de una raza es el conjunto de directrices que describe las características, temperamento y apariencia de una raza. Los criadores deben seguirlas en todo momento para evitar condiciones que perjudiquen la salud, bienestar o solidez de la raza. Según el AKC (American Kennel Club), las características principales del Bobtail son las siguientes:

  • Aspecto general. El Bobtail es un perro fuerte, compacto, cuadrado y equilibrado. Tomándolo en su totalidad, es profusamente, pero no excesivamente recubierto, grueso, musculoso y de buen cuerpo. Estas cualidades, combinadas con su agilidad, lo hacen apto para las exigentes tareas que requiere un perro pastor. Por lo tanto, la solidez es de suma importancia. Su ladrido es fuerte.
  • Tamaño. El tipo, el carácter y el equilibrio son de mayor importancia y en ningún caso deben sacrificarse por el tamaño. La altura a la cruz del macho es de al menos 55,8 centímetros y la de la hembra, 53,3 centímetros. La longitud es prácticamente igual a la altura. Bien musculado y con mucho hueso.
  • Temperamento. Perro adaptable, inteligente y de disposición uniforme, sin signos de agresividad, timidez o nerviosismo.
  • Cabeza y cráneo. Cráneo amplio y cuadrado. Bien cubierto de pelo. Crestas supraorbitales bien arqueadas. Stop bien definido.
  • Ojos. Marrones, azules o uno de cada uno. Si son marrones, se prefieren muy oscuros. Si son azules, se consideran típicos los ojos perlados, de porcelana o de pared. El color ámbar o amarillo no es deseable. Expresión muy inteligente.
  • Orejas. De tamaño medio, llevadas a un lado de la cabeza (mantén limpias las orejas de tu perro con esta guía)..
  • Boca. Mandíbula larga, fuerte, cuadrada y truncada. Dientes fuertes, grandes y uniformes. Mordida en tijera bien nivelada.
  • Nariz. Negra, grande y espaciosa (cuida la nariz de tu perro regularmente).
  • Cuello. Largo y bien arqueado. La línea superior es más baja en la cruz que en el lomo, sin indicación de suavidad o debilidad. Se debe prestar atención a esta línea superior ya que es distintiva de la raza.
  • Cuerpo. Más bien corto y muy compacto, más ancho en la grupa que en los hombros, costillas bien arqueadas y pecho profundo y espacioso. Lomo muy robusto y suavemente arqueado. La cola está pegada al cuerpo, cuando no es naturalmente de cola caída.
  • Miembros anteriores. Los hombros están bien colocados hacia atrás y son estrechos en las puntas. Los miembros anteriores son muy rectos y con mucho hueso. Las medidas de la cruz al codo y del codo al suelo son prácticamente las mismas. suelo son prácticamente iguales.
  • Miembros posteriores. Cuartos traseros redondos y musculosos. Corvejones bien descendidos. De pie, los metatarsos son perpendiculares al suelo.
  • Pies. Pequeños y redondos, dedos bien arqueados, almohadillas gruesas y duras, pies dirigidos hacia adelante (tienes una guía para el cuidado de las almohadillas de tu perro que te puede ayudar mucho).
  • Marcha o movimiento. Al trote, el movimiento es libre y poderoso, aparentemente sin esfuerzo, con buen alcance y buen alcance y empuje, y cubriendo el máximo de terreno con un mínimo de pasos. Muy elástico al galope. Puede ser amblador, es decir, mover al mismo tiempo el pie y la mano del mismo lado.
  • Pelaje. Profuso, pero no tan excesivo como para dar la impresión de que el perro está excesivamente gordo. Textura dura. No es liso ni rizoso, presenta un aspecto desgreñado. La calidad y la textura del pelaje deben considerarse más importantes que la cantidad. La suavidad del pelaje o el hecho de que sea demasiado liso deben considerarse una falta. El subpelo actúa como capa impermeable cuando no es eliminado por el acicalamiento o la temporada. Orejas moderadamente recubiertas. Todo el cráneo está bien cubierto de pelo. El cuello bien cubierto de pelo. Los miembros anteriores bien cubiertos de pelo en todo el cuerpo. Los jamones densamente cubiertos con una chaqueta gruesa y larga en exceso de cualquier otra parte. Ni el contorno natural ni la textura natural del pelaje pueden ser modificados por ningún medio artificial, excepto que los pies y el trasero pueden ser recortados para su limpieza.
  • Color. Cualquier tono de gris, grisáceo, azul o azul Merle, con o sin marcas blancas o al revés. Cualquier tonalidad de marrón o leonado se considerará claramente objetable y no se fomentará.

¿Mi Bobtail es un perro inteligente?

Inteligencia funcional (obediencia)

Según la clasificación del neuropsicólogo Stanley Coren, muy conocido por sus estudios sobre el comportamiento canino y su vínculo con el ser humano, el Bobtail es una raza con inteligencia funcional y de obediencia mínimos.

En el aprendizaje inicial, necesita entre 40 y 80 repeticiones para mostrar que ha comprendido la orden, y tendrás que repetir el ejercicio constantemente para que lo realice de manera fiable. Responde a la primera un 30% de las veces y su respuesta es lenta y desigual. Si se encuentra a distancia, es posible que no responda.

Esto no quiere decir que no se trate de un perro inteligente. En esta clasificación, se habla de inteligencia funcional, que se refiere al grado de obediencia de perro. En esta inteligencia influyen tanto la capacidad de aprendizaje como su disposición para acatar las órdenes.

Pero es posible que un perro con elevada inteligencia adaptativa (que es la capacidad del perro para aprender de las situaciones que se le presentan y resolver problemas) presente una inteligencia funcional baja. Esto es así en el caso del Bobtail, ya que se trata de una raza que tiende a tomar sus propias decisiones y no es amiga de obedecer órdenes.

La inteligencia es multifuncional y el Bobtail destaca ampliamente en otros campos.

Inteligencia adaptativa e instintiva

Es decir, es posible que un perro con elevada inteligencia adaptativa (que es la capacidad del perro para aprender de las situaciones que se le presentan y resolver problemas) presente una inteligencia funcional baja, porque se trata de una raza que tiende a tomar sus propias decisiones y no es amigo de obedecer órdenes.

De hecho, el Bobtail muestra una elevada inteligencia adaptativa, a través de su notable comprensión de tus emociones.

En cuanto a su inteligencia instintiva, el Bobtail muestra una alta habilidad para pastorear, siendo un perro muy ágil y tenaz, con capacidad para resolver problemas y tomar decisiones por sí mismo.

¿Cuáles son los problemas de salud más frecuentes en el Bobtail?

El Bobtail es un perro activo y lleno de salud, aunque puede presentar propensión a ciertas enfermedades. Esto no quiere decir que vaya a padecer alguna o varias de estas enfermedades, pero sí que debes conocerlas para poder proporcionar a tu perro los cuidados precisos en caso de que se manifiesten. Las más características son:

Displasia de cadera

Enfermedad de carácter hereditario que se produce cuando el fémur no encaja bien en la cavidad pélvica de la articulación de la cadera. No siempre se observan síntomas, aunque algunos perros muestran dolor y/o cojera en las patas traseras (en una o en las dos). La displasia de cadera puede provocar artritis cuando el perro envejece.

Displasia de codo

Afección hereditaria que se presenta con frecuencia en las razas grandes de perros. Se produce debido a los diferentes ritmos de crecimiento de los tres huesos que componen el codo del perro, provocando laxitud en la articulación. Puede ser dolorosa y provocar cojera al perro. En algunos casos requiere intervención quirúrgica.

Hipotiroidismo

Cuando hay una producción anormalmente baja de la hormona de la glándula tiroides, se produce hipotiroidismo. Entre los síntomas se encuentran la obesidad, torpeza mental, caída de los párpados, bajo nivel de energía y ciclos de celo irregulares. El pelo del perro se vuelve áspero y quebradizo y su piel dura y oscura. Se trata con medicación y aunque no tiene cura, el perro puede llevar una vida sana y feliz.

Sordera

La sordera es muy común en esta raza y generalmente no tiene cura, aunque algunas veces puede tratarse con medicación y cirugía. Si tu Aussie está sordo, tendrás que ser paciente y dedicar más tiempo a su adiestramiento. Un collar vibratorio puede facilitarle la vida, ya que de esa manera podrá atender a tu llamada.

Atrofia Retiniana Progresiva

Es un trastorno ocular degenerativo que acaba provocando ceguera, debido a la pérdida de fotorreceptores en la parte posterior del ojo.

Cataratas

Opacidad en el cristalino que dificulta la visión. No siempre es apreciable a primera vista, pero cuando lo es, el ojo parece tener una película de aspecto turbio. En algunos casos pueden eliminarse mediante una intervención quirúrgica.

¿Mi Bobtail necesita cuidados especiales?

  • Espacio. El Bobtail debería vivir dentro de la casa, con la familia, aunque es imprescindible que tenga acceso a un espacio exterior amplio donde pueda correr. Si no dispones de este espacio, asegúrate de que hace suficiente ejercicio físico, sacándolo a dar largos paseos, a hacer senderismo o footing y a correr y entrenar en el exterior.
  • Entrenamiento. El Bobtail es un perro muy inteligente que puede aprender muchas cosas. Su inteligencia hace también que requiera estimulación mental, porque los ejercicios repetitivos le aburrirán (tienes muchos libros de adiestramiento para perros a tu disposición).
  • No soporta bien el calor. Su denso pelaje hace que el Bobtail pueda recalentarse rápidamente, así que es mejor que tengas cuidado en los días calurosos (evita golpes de calor en tu perro) y le proporciones sombra fresca y agua abundante. Esos días, reduce el ejercicio al aire libre.
  • Alimentación. Alimenta a tu Bobtail con productos de alta calidad que sean adecuados para perros activos y llenos de energía. Consulta a tu veterinario para saber la cantidad de comida que necesita tu Bobtail, ya que depende de su tamaño, edad y nivel de actividad, entre otras cosas.
  • Cuidado del pelo. El Bobtail tiene doble manto y una gran cantidad de pelo. Es difícil de mantener y requiere un mínimo de tres a cuatro horas a la semana de acicalamiento. Tendrás que cepillárselo diariamente para evitar los enredos y los pelos muertos. Algunos Bobtail babean tanto que el pelaje alrededor de la boca se vuelve amarillo. Pide ayuda a algún experto para aprender a cepillar a tu Bobtail, ya que necesitas llegar hasta la piel. Los nudos pueden provocarle problemas dermatológicos que podrían llevar a la necesidad de afeitarlo. Un cepillado semanal con un cepillo de cerdas o un guante mantendrá su pelaje sano y libre de pelo muerto.
  • Higiene dental. Para prevenir las enfermedades periodontales, deberías cepillar los dientes de tu Bobtail dos o tres veces por semana (puedes ver nuestra guía de cepillos de dientes para perros y las pastas de dientes más recomendadas). De esta manera, podrás eliminar el sarro y evitar infecciones.
  • Uñas. Si tu Bobtail no desgasta las uñas de manera natural, recórtalas una o dos veces al mes. Si las oyes golpear contra el suelo, quiere decir que están demasiado largas. Acude a tu veterinario para que te enseñe a hacerlo o llévalo para que te lo haga él o un peluquero canino profesional ( puedes ver nuestra guía de los mejores cortauñas para perros).
  • Comprueba el estado de salud de tu Bobtail. Comprueba las patas de tu Bobtail con frecuencia y mira dentro de su boca y orejas. Si observas algún indicio de problema en general, como llagas, sarpullidos, enrojecimiento o sensibilidad de la piel, inflamaciones, secreciones en la nariz, boca y ojos, etc., acude a tu veterinario.

¿Cómo se lleva el Bobtail con los niños y con otros animales?

El Bobtail es un compañero excelente para los niños, pero es importante que tengas cuidado con los más pequeños, pues tiene tendencia a pastorearlos, agarrándolos por los tobillos.

Además, es importante que los niños aprendan a comunicarse con el perro (este y de otras razas), para interpretar correctamente sus señales y evitar problemas. Enseña a tus hijos y sus amigos cómo deben acercarse al perro y tocarlo, y a no molestarle si este envía una señal de advertencia. Generalmente, un perro bien adiestrado no muerde, a no ser que todos sus avisos previos hayan sido ignorados.

Asimismo, el Bobtail puede llevarse bien con otros perros y animales, aunque también puede intentar pastorearlos.

La cría de la raza Bobtail

Adoptar a un Bobtail

Si has decidido adoptar un Bobtail, estarás dando una nueva oportunidad a un perro que necesita un hogar y una familia, cuidados y cariño. La adopción siempre es una buena opción para proporcionar a un perro abandonado una nueva vida, feliz y con gente que le quiera.

¿Y si quiero comprar un Bobtail?

Si quieres comprar uno, te recomendamos no acudir a una tienda de mascotas y buscar un criador profesional y responsable. Estos criadores se preocupan por mantener el buen estado de la raza y te garantizan el perro ha pasado todas las revisiones necesarias, además de estar en perfectas condiciones sanitarias. También debe proporcionarte la documentación que muestra que sus padres han sido autorizados para la cría, con el fin de prevenir el desarrollo de problemas genéticos.

No dudes en informarte acerca del temperamento del perro, su estado de salud y los problemas que puede sufrir. Un criador profesional podrá orientarte y aconsejarte acerca de si se trata del perro adecuado para ti.

Investiga previamente sobre la raza, para tener información acerca de sus características, revisa las instalaciones del criador y verifica que los animales no se encuentran en condiciones insalubres y desconfía de quién no quiera responder a tus preguntas.

Tu veterinario también puede remitirte a un criador de confianza donde adquirir un cachorro sano.

Quiero criar Bobtails

Si deseas dedicarte a la cría del Bobtail, es recomendable que sigas unas pautas que son generales a la cría de cualquier perro. Lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con asociaciones dedicadas a esta raza y aprender a realizar una cría responsable.

Antes de comenzar, asegúrate de que tu perro tiene una buena salud y es adecuado para la cría. Si sufre alguna enfermedad hereditaria o sus crías la desarrollan, es mejor no utilizarlo para esta función, ya que el objetivo es mejorar la raza, no debilitarla. Ten en cuenta que se trata de una raza autóctona, que conviene preservar en excelentes condiciones.

El tamaño medio de una camada es de 5 a 6 cachorros. Ten en cuenta que la primera camada de un perro suele ser más pequeña que las siguientes. Las camadas de la madre y la abuela de tu Bobtail pueden ayudarte a realizar una estimación sobre el número de cachorros que puedes esperar.

Los Bobtail no tienen problemas específicos de parto, aunque siempre pueden presentarse complicaciones, por lo que es conveniente que estés en contacto con tu veterinario y que tengas uno de urgencia por si es necesario.

El precio de un Bobtail oscila entre 600 y 1000 €, dependiendo de su linaje.

Conclusiones

  • El Bobtail es un perro pastor alegre y divertido, que se llevará muy bien con toda la familia.
  • No destaca en obediencia, pero se trata de un perro muy inteligente que requiere un adiestrador experimentado.
  • Su línea genética con se conoce con exactitud.
  • Es un perro amable y se lleva muy bien con los niños y otros animales.
  • Su mantenimiento es caro, debido a los cuidados que requiere su pelaje.
  • Le gusta estar con su familia.
  • Si vas a dedicarte a la cría del Bobtail, ponte en contacto con las asociaciones pertinentes y comprométete a realizar una cría responsable.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Posts relacionados:

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo