Temblores en los perros. Principales causas por las que tiembla tu perro y qué puedes hacer

Cuidados del Perro
Temblores En Los Perros. Principales Causas Por Las Que Tiembla Tu Perro Y Qué Puedes Hacer

Los músculos de tu perro pueden sufrir contracciones rítmicas e involuntarias, que dan lugar a un movimiento de vaivén de una o más partes del cuerpo. Estas contracciones se denominan temblores y su velocidad puede variar. Además, pueden producirse tanto de manera constante como intermitente.

Existen múltiples razones por las cuales tu perro sufre temblores. Es posible que tu perro tiemble porque está excitado, tiene frío o experimenta algún tipo de dolor. Los temblores también pueden obedecer a alguna causa congénita o hereditaria. En algunos casos, puede tratarse de una señal de intoxicación, o tal vez tu perro sufre alguna enfermedad que incluye los temblores entre sus síntomas (puedes consultar nuestro artículo con las principales enfermedades de los perros)

Acude a tu veterinario si tu perro tiembla frecuentemente o presenta movimientos extraños e involuntarios, para que pueda determinar la causa de los temblores y, en caso necesario, prescribir un tratamiento.

¿Cómo sé si lo que sufre mi perro son temblores o convulsiones?

Un temblor consiste en una contracción y relajación muscular que se produce de manera involuntaria y rítmica en una o más partes del cuerpo (a veces, incluso, afectan a la totalidad del cuerpo).

Los temblores localizados afectan con mayor frecuencia a la cabeza o a las patas traseras. Generalmente, empeoran cuando el perro muestra excitación

Pueden ser leves o severos, y las vibraciones que se producen, lentas o rápidas. El perro suele estar despierto y consciente durante un episodio de temblores.

Los perros pueden temblar cuando experimentan sensaciones de frío, miedo, ansiedad en los perros, estrés o nervios.También cuando los perros están muy felices o muy excitados. 

Otras veces, el temblor se debe a que tu perro sufre fuertes dolores, o quizás se trate de un síntoma característico de alguna enfermedad.

Las convulsiones, en cambio, se deben a una descarga de actividad eléctrica en el cerebro. Duran menos de dos minutos y se caracterizan porque el perro sufre colapso con extensión rígida de las patas.

En caso de sufrir una convulsión, el perro queda inconsciente durante un tiempo que por lo general, dura entre 10 y 30 segundos, aunque podría ser más. Los ataques son recurrentes y muy similares. Las convulsiones pueden volverse más frecuentes con el paso del tiempo.

Un ejemplo de trastorno convulsivo de tipo neurológico es la epilepsia.

¿Todos los perros sufren temblores?

Todos los perros pueden sufrir temblores, aunque algunas razas están más predispuestas que otras. Entre las razas más susceptibles de tener temblores, se incluyen las siguientes:

  • Bulldog Inglés
  • Cavalier King Charles Spaniel
  • Chow Chow
  • Dálmata
  • Doberman Pinscher
  • Gran Danés
  • Golden Retriever
  • Samoyedo
  • Schnauzer Miniatura
  • Scottish Terrier
  • Springer Spaniel
  • Weimaraners

Principales causas por las que mi perro tiembla

Algunas de las causas más frecuentes que pueden provocar temblores a tu perro son las siguientes:

  • Temblores idiopáticos. No se conocen sus causas, lo que hace que el tratamiento sea complicado.
  • Traumatismos y lesiones. Pueden provocar debilidad muscular y dolores, produciendo los temblores.
  • Congénitas. Se manifiestan desde antes del nacimiento, debido a factores hereditarios o a algún trastorno que ha tenido lugar durante el desarrollo embrionario.
  • Efectos secundarios de algunos medicamentos. En este caso, los temblores suelen cesar tras la retirada del fármaco que los provoca.
  • Intoxicación o envenenamiento. Algunos productos tóxicos para tu perro podrían provocarle temblores o convulsiones.
  • Insuficiencia renal. Los riñones no eliminan bien las toxinas del cuerpo, lo que puede provocar temblores en el perro.
  • Enfermedad cardíaca. No llega suficiente oxígeno a los músculos, debido a que el corazón no bombea bien la sangre
  • Enfermedad inmunológica. Algunas implican debilidad muscular y temblores.
  • Dolores fuertes. Es frecuente que los perros con dolores abdominales, musculares o a nivel óseo presenten temblores.
  • Hipoglucemia: Bajo nivel de glucosa en la sangre
  • Enfermedad del sistema nervioso. Las enfermedades que afectan a los dos hemisferios cerebrales pueden provocar convulsiones y las que afectan al cerebelo, falta de coordinación y temblores musculares.
  • Lesiones de la médula espinal. Pueden provocar una pérdida progresiva de coordinación en las patas traseras, produciendo temblores que podrían derivar en parálisis.
  • Moquillo. Enfermedad contagiosa causada por un virus similar al que provoca el sarampión en los seres humanos.
  • Náuseas o vómitos. Si tu perro tiene náuseas o vómitos y van acompañados de temblores, podría deberse a un envenenamiento o a una inflamación intestinal.
  • Vejez. La vejez implica pérdida de tono y fuerza muscular, por lo que los músculos pueden sufrir temblores cuando el perro se agota físicamente.
  • Trastornos convulsivos. Sacudidas y tirones provocados por una descarga de actividad eléctrica en el cerebro.
  • Hipotermia. Descenso de la temperatura debido a una exposición prolongada al frío.
  • Fiebre. Cuando la temperatura del perro es demasiado alta, puede sufrir temblores o incluso convulsiones.

¿Los temblores de mi perro pueden deberse a fallos neurológicos?

En general, existen dos tipos de enfermedades que implican la aparición de temblores o convulsiones entre sus síntomas:

  • Enfermedades musculares o miopatías. En este caso, la membrana muscular no funciona correctamente, por lo que las fibras musculares no se contraen y relajan con normalidad. Estas enfermedades pueden ser hereditarias (el perro nace con predisposición a desarrollar esa enfermedad), adquiridas (causados por otro trastorno, como el hipotiroidismo o la enfermedad de Cushing) o causadas por deficiencias metabólicas.
  • Enfermedades del sistema nervioso: neuropatías y trastornos cerebrales. Los temblores causados por enfermedades neurológicas se deben a fallos en las señales nerviosas que van a los músculos. Estas enfermedades pueden ser hereditarias. En otros casos, están causadas por toxinas, el virus del moquillo o enfermedades cerebrales.

Cuando los temblores de tu perro se deben a una enfermedad, suelen ir acompañados de otros síntomas característicos de la misma.

Es importante que consultes a tu veterinario en caso de que tu perro sufra temblores, para que pueda determinar las causas y comenzar rápidamente el tratamiento en caso necesario.

¿A qué partes del cuerpo de mi perro pueden afectar los temblores?

Los temblores pueden afectar a todo el cuerpo del perro o solamente a algunas partes del mismo:

Solo tiemblan algunas partes del cuerpo de mi perro.

Si sólo tiemblan ciertas partes del cuerpo, podría deberse a alguna de las siguientes enfermedades neuromusculares:

  • Temblores de intención. Son temblores que se originan cuando el perro dirige su atención a una tarea. Se deben a enfermedades que afectan al cerebelo. Este tipo de temblores va más allá de lo que podría describirse como escalofríos o sacudidas. No siempre se trata de una enfermedad congénita, puesto que también podría estar causada por algún trauma, tumor o infección.
  • Temblores de cabeza idiopáticos. Algunos perros sufren temblores de los que se desconocen sus causas, en los que balancean la cabeza arriba y abajo (a veces, también de lado a lado). Este tipo de temblores se da con más frecuencia en algunas razas, como el Boxer, Bulldog Inglés, Beagle y Doberman Pinscher. Los medicamentos anticonvulsivos no son eficaces y por lo general, los temblores se reducen al fijar el perro su atención en un juguete o golosina. Los episodios se suavizan con la edad.
  • Mioclono del moquillo. Un mioclono es un movimiento muscular rápido e involuntario. Los perros que sobreviven a una infección de moquillo pueden sufrir convulsiones, parálisis o sacudidas musculares. El mioclono del moquillo consiste en una serie de contracciones involuntarias de grupos musculares de cualquier parte del cuerpo. No son convulsiones y, por tanto, no responden a los medicamentos anticonvulsivos.

A mi perro le tiembla todo el cuerpo.

Si a tu perro le tiembla todo el cuerpo, debemos considerar otro tipo de enfermedades. Para desarrollar sus funciones, los músculos dependen del oxígeno, los nutrientes y los electrolitos del torrente sanguíneo, así como de la estimulación eléctrica del sistema nervioso. Por tanto, debemos considerar qué problemas pueden asociarse a estos sistemas:

  • Hipocalcemia (bajo nivel de calcio en la sangre). Se da más frecuentemente en cachorros lactantes.
  • Hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre).
  • Intoxicación
  • Síndrome del temblor idiopático o del perro blanco.
  • Convulsiones / epilepsia

¿Qué es el síndrome de temblor idiopático o del perro blanco?

El síndrome del temblor idiopático se conoce también por otros nombres: síndrome de Shaker, síndrome del perro blanco o meningoencefalomielitis no curativa.

Se trata de una enfermedad que aparece principalmente en ejemplares adultos de razas de pequeño tamaño con el pelo blanco, como el Caniche Blanco, el Terrier Maltés o el West Highland White Terrier, aunque también pueden verse afectados perros con otros colores de pelo.

Se desconoce la causa de la enfermedad, aunque parece ser que podría tener una base autoinmune. Se caracteriza por la aparición de temblores que afectan a todo el cuerpo y a la cabeza, a menudo acompañados por movimientos desenfrenados y erráticos de los ojos. Estos temblores pueden causar discapacidad al perro.

El tratamiento consiste en la administración de corticoesteroides, que hacen que el temblor remita en pocos días.

Algunos perros requieren tratamientos prolongados y aproximadamente el 25% de los que lo sufren mantiene temblores toda la vida.

¿Qué puedo hacer si mi perro tiembla?

El primer paso será considerar el tipo de temblores que sufre tu perro.

Temblores leves

Los temblores leves rara vez revisten gravedad. Si se detienen por sí solos o tienen lugar de manera ocasional, no requieren tratamiento.

  • Si tu perro tiene frío, está asustado o está dormido y soñando, los temblores no tienen mayor importancia. Bastará con proporcionarle una manta, tranquilizarle y dejarle dormir.
  • Si tu perro es de edad avanzada y padece atrofia muscular, es fácil que sufra fatiga y sus músculos tiemblen cuando trabajan demasiado. Este tipo de temblores comienzan cuando el perro lleva de pie demasiado tiempo o cuando realiza demasiado ejercicio físico. Cuando el músculo se fatiga, el temblor ayuda a liberar la glucosa almacenada para permitir la contracción del músculo. El temblor desaparece cuando el músculo se relaja y el perro descansa.

Temblores intensos

Los temblores y sacudidas involuntarios que se producen de manera intensa o violenta pueden revestir gravedad.

Si tu perro tiene estos temblores, o albergas alguna duda acerca de su gravedad, acude rápidamente al veterinario. Aunque no sepas distinguir entre temblores, sacudidas o convulsiones, tu veterinario sí podrá determinar la gravedad y realizar un examen físico completo a tu perro, con el fin de establecer un diagnóstico correcto y, en caso necesario, someterle a tratamiento.

Los temblores pueden ser un síntoma de una enfermedad o trastorno importante, por lo tanto, es necesario determinar la causa de los mismos para poder aplicar un tratamiento adecuado al perro que los sufre.

Dependiendo de la causa que los provoque, los temblores podrían no tener tratamiento, como sucede en el caso de los que se deben a causas genéticas.

  • Es probable que tu veterinario le haga un análisis de sangre y orina a tu perro, y posiblemente pruebas de toxinas específicas, si hay sospechas de que pueda sufrir un envenenamiento.
  • Las pruebas más avanzadas podrían incluir biopsias de nervios y músculos, una resonancia magnética del cerebro, análisis del líquido cefalorraquídeo e incluso pruebas genéticas, si se sospecha que la causa sea una enfermedad hereditaria.
  • En algunos casos, el veterinario recetará analgésicos, relajantes musculares o sedantes para aliviar los síntomas.
  • El síndrome de temblor idiopático puede ser tratado con corticoesteroides, sedantes y analgésicos.
  • Si los temblores se deben a la exposición a toxinas o envenenamiento, la sustancia debe ser eliminada del entorno del perro para evitar una mayor exposición a la misma. En el caso de tratarse de efectos secundarios de un medicamento, tu veterinario te recomendará un medicamento alternativo.
  • Si los temblores están relacionados con una enfermedad o trastorno del sistema nervioso, puede estar indicada la cirugía para tratar la enfermedad primaria del sistema nervioso.
  • Los temblores severos pueden elevar la temperatura corporal peligrosamente y causar daño cerebral.
  • Las enfermedades cerebrales pueden manifestarse con temblores suaves y persistentes o mediante convulsiones más violentas.
  • Las enfermedades metabólicas, como el bajo nivel de azúcar en la sangre o el bajo nivel de calcio en la sangre, pueden producir temblores e incluso convulsiones.
  • Las enfermedades musculares como el tétanos pueden provocar una contracción muscular involuntaria. Las sacudidas y temblores pueden ser intermitentes y no siempre son de emergencia; sin embargo, puede ser necesario realizar análisis de sangre y posiblemente pruebas neurológicas avanzadas.

¿Qué medicamentos y toxinas pueden causar temblores a mi perro?

Existen muchas sustancias tóxicas que pueden provocar la aparición de temblores en los perros. Entre los medicamentos utilizados por los veterinarios que incluimos aquí, muchos son problemáticos únicamente en caso de sobredosis.

Por ejemplo, la permetrina puede ser la causa de temblores si se aplica a un perro pequeño sin diluir. Otras veces, es la interacción entre varios medicamentos la que los provoca, al aumentar la toxicidad.

Medicamentos que pueden causar temblores a tu perro: Ivermectin, 5-HTP, Moxidectina, Anfetaminas, Zolpidem, Pseudoefedrina, Vilazodone, Albuterol, Risperidona, Difenhidramina, Lamotrigina, 5-Fluoroacilo, Pramipexole, Sertralina, Baclofen, Ibuprofeno.

Alimentos que pueden causar temblores a tu perro: chocolate, cafeína, xilitol, nueces de macadamia, masas saladas.

Raticidas e insecticidas que pueden causar temblores a tu perro: Metomilo, Metaldehído, Permetrina, Disulfotón, Bifentrina, DEET

Drogas que pueden causar temblores a tu perro: Metanfetamina, Cannabis, Tabaco

Conclusiones

  • Los temblores son contracciones rítmicas de los músculos de tu perro, que se producen de manera involuntaria.
  • Los temblores no son lo mismo que las convulsiones.
  • En el caso de las convulsiones, tu perro perderá la consciencia durante 10-30 segundos, mientras dura el ataque.
  • Algunos perros tienen más predisposición que otros a los ataques.
  • Muchas de las causas de los temblores de tu perro son idiopáticas, por lo que será difícil hallar un tratamiento adecuado.
  • En otros casos, los temblores se deben a enfermedades neuromusculares.
  • Tu perro puede sufrir temblores debido a una intoxicación o envenenamiento.
  • Debes mantener los medicamentos, productos químicos y alimentos que sean tóxicos para tu perro, fuera de su alcance.
  • Según la causa que los provoque, tu perro podrá sufrir temblores en todo el cuerpo o tan solo en algunas partes.
  • Esta circunstancia puede ayudad a determinar la causa de los temblores del perro.
  •  Los temblores suaves y esporádicos no revisten importancia.
  • En cambio, los temblores violentos suelen deberse a alguna enfermedad neuromuscular.
  • Acude a tu veterinario para determinar la causa de los temblores de tu perro.
  • Es posible que tu veterinario te recete corticoesteroides, relajantes musculares, analgésicos o medicamentos anticonvulsivos a tu perro, dependiendo de la causa de los temblores.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo