Cuál es la mejor alimentación para perros con anemia

Alimentacion del perro
Cuál es la mejor alimentación para perros con anemia

La anemia está causada por una baja concentración de glóbulos rojos en la sangre. Los motivos pueden ser variados, y es necesario acudir al veterinario para establecer un diagnóstico correcto y tratar adecuadamente la anemia de tu perro.

Además, una dieta correcta puede ayudar a tu perro con anemia. Sin embargo, no es posible establecer una dieta general para todos los perros con anemia, ya que esta afección puede deberse a causas muy diferentes.

Tienes algunos artículos de marcas de alimentación natural para tu perro y también un ranking con los mejores piensos para perros para que tu perro esté bien alimentado.

No olvides consultar a tu veterinario antes de establecer una nueva alimentación para tu perro.

¿Qué es la anemia y por qué la sufre mi perro?

La anemia se produce cuando hay un déficit de glóbulos rojos en el flujo sanguíneo, por debajo del 39% en volumen (los valores normales se sitúan entre el 39 y el 60%). Esta situación puede ocasionar diversos problemas a tu perro, ya que los glóbulos rojos son los encargados de suministrar oxígeno al organismo, así como de eliminar el dióxido de carbono.

Las causas de la anemia son variadas, ya que puede deberse a alguna enfermedad, lesión o incluso, a una mala alimentación. Entre las razones más frecuentes, se encuentran:

Existen vitaminas y suplementos específicas para perros que pueden ayudar a sobrellevar el problema de la anemia, e incluso algunas vitaminas para engordar perros (consulta con tu veterinario cualquier suplemento que le des a tu perro)

Además, algunos perros o razas presentan predisposición genética a sufrir anemia. Presta atención a los síntomas y acude a tu veterinario, ya que es importante tratar tanto la anemia como la causa subyacente.

Síntomas de la anemia en los perros

Los síntomas más frecuentes de la anemia en los perros son:

  • Fatiga
  • Letargo
  • Pérdida de apetito
  • Heces oscuras o alquitranadas
  • Presencia de sangre oscura en las heces o el vómito
  • Encías blanquecinas o de color rosa pálido
  • Moretones en la piel (debido a la pérdida de plaquetas)
  • Aceleración del pulso y el ritmo respiratorio. El perro puede entrar en colapso.

Además, pueden aparecer señales de alguna enfermedad subyacente, para la cual la anemia es uno de los síntomas.

Una dieta adecuada puede ayudar a tu perro a combatir la anemia, pero para establecerla, es preciso saber el tipo de anemia que sufre tu perro y, en su caso, tratar tanto dicha anemia como sus causas.

Mejores piensos para perros con anemia

Realmente, no existe una dieta específica para un perro con anemia, ya que esta puede obedecer a muchas causas diferentes. La dieta recomendada para perros con anemia es rica en hierro, proteínas y vitamina B12. No son recomendables los cereales ni los subproductos.

Tienes una buena comparativa de piensos para perros sin cereales y una ranking de piensos con proteínas que ayudan mucho a tu perro en estos casos.

Sin embargo, no puede establecerse una dieta adecuada para cualquier perro que tenga anemia, ya que esta puede ser de diferentes tipos y obedecer a distintas causas. Por eso, es muy importante determinar el problema que produce la anemia y actuar en consecuencia. Es tu veterinario quien debe establecer un diagnóstico y recomendarte la dieta más aconsejable para tu perro.

También debes tener en cuenta que no todas las anemias están relacionadas con una deficiencia en hierro, por lo que no deberías darle suplementos si no se confirma su falta en un análisis de sangre.

Causas principales de la anemia

Realmente, la anemia no es una enfermedad, sino un descenso en el número de eritrocitos o glóbulos rojos, y suele ser debida a un problema de base. Sus causas son múltiples: parásitos, determinados medicamentos, hemorragias, problemas inmunológicos, infecciones, enfermedades que cursan con anemia, etc. Tu veterinario someterá al perro a una serie de pruebas encaminadas a determinar la causa de la anemia, para poder seguir el tratamiento más adecuado.

Dependiendo de dichas causas, la anemia puede clasificarse en tres tipos básicos:

Hemorragia

La hemorragia puede ser externa, es decir, salir al exterior, interna, que se produce en el interior del organismo sin salir al exterior, o exteriorizada, que siendo interna, sale al exterior a través de un orificio natural del cuerpo, como el ano o los genitales. Generalmente, son las hemorragias internas las que pueden provocar anemia.

Las hemorragias externas, por ejemplo las debidas a un corte profundo, aunque parezcan importantes, no suelen provocar anemia, a no ser que impliquen la ruptura de un vaso muy grande.

Sin embargo, las hemorragias que se producen en el interior, como el tórax o el abdomen, pueden ser muy graves para tu perro, y la anemia es solo una de las consecuencias.

Si por ejemplo, tu perro sufre un atropello y se rompe la pata, se producirá una pérdida de sangre importante en el abdomen. También pueden producirse este tipo de hemorragias por la ingestión de venenos que impidan la coagulación, o por la presencia de tumores.

Otra causa frecuente de anemia es la hemorragia interna que se produce lentamente, como en el caso de las úlceras gástricas o duodenales, lombrices y gusanos parásitos (sobre los que puedes averriguar más en nuestra guía de antiparasitarios internos) o tumores del tracto gastrointestinal.

La pérdida crónica de sangre puede producirse también a través de la orina o las heces (hemorragia exteriorizada).

Anemia aplástica: Producción inadecuada de glóbulos rojos

Algunas enfermedades de la médula ósea hacen que la producción de nuevos glóbulos rojos se produzca a un ritmo más lento que la destrucción de los viejos, lo que provoca una anemia en el perro.

Esto puede deberse a enfermedades crónicas, especialmente, las relacionadas con trastornos renales o hepáticos.

Los glóbulos rojos contienen hierro, oligoelementos, vitaminas y ácidos grasos, por lo que un déficit de alguno de estos nutrientes podría ralentizar o detener la producción de estas células. No obstante, esta anemia es poco frecuente, ya que los alimentos comerciales contienen cantidades adecuadas de todos estos nutrientes.

El déficit de hierro es una excepción, ya que en algunas ocasiones, el organismo pierde hierro a mayor ritmo del que se reemplaza a través de la dieta. Esta situación suele producirse cuando hay una hemorragia gastrointestinal crónica, o cuando se produce una infestación intensa de pulgas, garrapatas o piojos.

Algunos fármacos también son responsables de la producción inadecuada de glóbulos rojos. Los estrógenos son una de las causas principales, pero también pueden provocar este problema los agentes quimioterápicos y otros medicamentos.

Anemia hemolítica: Destrucción de los glóbulos rojos

Hay muchas enfermedades que provocan la destrucción de los glóbulos rojos, provocando lo que se denomina anemia hemolítica. Este tipo de anemia puede ser de dos tipos:

  • Anemia hemolítica inmunomediada. Debido a problemas del sistema inmunológico, algunos anticuerpos atacan a los antígenos existentes en los glóbulos rojos, destruyéndolos. Cualquier raza de perro puede verse afectada por este tipo de anemia, pero el Caniche, el Bobtail, el Setter Irlandés y el Cocker Spaniel tienen predisposición a sufrirla. Generalmente, se trata de una anemia idiopática, es decir, se desconoce su causa. Algunos medicamentos pueden provocar este tipo de anemia, que también puede darse con el lupus eritematoso sistémico. El pronóstico de esta anemia es reservado.
  • Anemia hemolítica congénita. Se trata de una anemia hereditaria, causada por una deficiencia enzimática. Puede tratarse de la enzima fosfofructoquinasa, que provoca la destrucción de los glóbulos rojos. Algunas razas, como el Springer Spaniel Inglés y en el Cocker Spaniel, presentan predisposición a este tipo de anemia. Otra posibilidad para que se produzca esta anemia es la deficiencia de otra enzima, la quinasa. Se da en razas como el Basenji, el Beagle y el West Highland White Terrier. En este caso, el pronóstico habitual es la muerte del perro antes de los tres años.

¿Por qué es importante el hierro para un perro con anemia?

El hierro está presente en la hemoglobina de los glóbulos rojos, y participa en el transporte de oxígeno. Además, es necesario para el correcto funcionamiento de algunas enzimas del cuerpo.

La anemia de tu perro puede deberse a un déficit de hierro, aunque no es la única causa de esta situación. El perro comenzará a mostrarse letárgico y fatigado, débil y con propensión a sufrir enfermedades.

Existen varios alimentos que puedes dar a tu perro si sufre una anemia debida al déficit de hierro:

  • Sardinas. Cocínalas bien y asegúrate de quitarles todas las espinas. También puedes darle sardinas en lata. En este caso, las espinas no supondrán un problema, ya que las pocas que hay, son muy blandas y no pueden provocarle ahogamiento ni perforaciones.
  • Huevos. La yema de huevo es una fuente importante de hierro. Puedes dar un huevo cocido a tu perro, o al menos su yema. Le encantará y es muy sano para él.
  • Carne de órganos. La carne de órganos, como el hígado o los riñones, es muy nutritiva. El hígado es rico en proteínas, hierro, selenio, vitamina A, varias vitaminas del grupo B, Omega 3, Omega 6 y colina (nutriente esencial que suele combinarse con vitaminas del grupo B). El riñón también proporciona proteínas de elevado valor biológico, selenio, hierro, vitamina B12, riboflavina y vitamina A. Cocínalos al vapor o cocidos, sin sal.
  • Otras carnes ricas en hierro son la de buey, el salmón, y los berberechos.
  • Otros alimentos ricos en proteínas: pollo, dorada y caballa.
  • Verduras verdes, que contienen hierro y otros minerales. Por ejemplo, espinacas, brócoli o coles de Bruselas.
  • La manzana, las patatas, las judías, la sandía y el plátano son alimentos ricos en vitamina B.
  • Alimentos ricos en vitamina C, que ayuda a la absorción del hierro, disponible en pimientos, fresas, kiwi o naranja.
  • Algas en polvo. Contienen yodo y oligoelementos adecuados para los perros con anemia.
  • Las almejas y berberechos contienen una gran cantidad de hierro.
  • Levadura de cerveza, que es rica en vitaminas del grupo B y antioxidantes.

Actualmente, es muy poco probable que la anemia de tu perro se deba a la alimentación, ya que los alimentos comerciales de buena calidad suelen estar muy equilibrados.

Una dieta adecuada puede ayudar a tu perro a combatir la anemia, favoreciendo el crecimiento de nuevos glóbulos rojos.

Conclusiones

  • La anemia es debida a una baja concentración de glóbulos rojos en la sangre de tu perro
  • Las causas de la anemia son variadas y deben ser determinadas por un veterinario
  • Es posible que exista una enfermedad subyacente que provoque la anemia
  • La anemia puede deberse a hemorragias internas, a la producción inadecuada de glóbulos rojos o a la destrucción de los mismos
  • Algunas razas de perro presentan predisposición genética a sufrir determinados tipos de anemia
  • No todas las anemias se deben a un déficit de hierro
  • Existen varios alimentos adecuados para un perro con anemia, pero es necesario consultar previamente al veterinario
  • No es posible establecer un pienso adecuado para cualquier perro con anemia, ya que las causas son muy variadas
  • La anemia puede ser grave para tu perro, por lo que es importante que tu veterinario establezca un diagnóstico y un tratamiento adecuados

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Posts relacionados:

2 comentarios

  1. Anónimo 7 mayo, 2021 a las 08:21 Responder

    mi perro tiene anemia tiene 9años y es perro mixto dijo la dra que la anemia es por erlichia pero hace como tres años que el tubo garrapatas y hasta hace seis meses comenzon con sintomas y porvla pandemiavyo no tenia dinero para llevarlo a pasar consulta hasta hace quince dias me dejaron dociciclina de 200mg 1/4 cada dia y vitaminas lastimosamente mi perro no es facil darle la medicina y a veces la desperdicia no se que hacer estoy triste y preocupada

  2. Formación online 8 marzo, 2021 a las 10:47 Responder

    Me ha encantado este artículo, mi perrita tiene anemia y estaba buscando la manera de que su recuperación sea más rápida. Después de leer este gran texto, no tendré dudas a la hora de darla de comer lo que más necesita, sin miedo a pensar que la puede hacer daño. Muchas gracias por este gran trabajo.

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo