Foto de un Chow Chow donde se aprecio lo bonito que queda su pelo si se le aplican los cuidados que requiere

Has decidido compartir tu vida con un Chow Chow. Esta suave bola de pelo, de lengua azul y porte aristocrático, te ha enamorado. Enhorabuena, te llevas un magnífico compañero. Has estudiado las características de la raza y sabes que será tu perro ideal.

El Chow Chow es un perro originario de Norte de China y se trata de una de las razas más antiguas existentes en la actualidad. Seguro que quieres darle lo mejor a tu futuro compañero, por lo que en este artículo vamos a analizar los cuidados especiales que requiere un perro de esta raza mediana ideal como compañía, ya que tu elegante amigo requiere una serie de atenciones especiales que deberás suministrarle.

Cuidados de un cachorro Chow Chow

Foto de un cachorro de Chow Chow de color blanco

Este pequeño, orgulloso e independiente, tiene un carácter difícil. Aunque tendrá una sólida relación con su dueño, es un perro que no acostumbra a mostrar muchas señales de afecto y tampoco obedecerá porque sí.

Es muy susceptible a las riñas y castigos, por lo que el adiestramiento deberá ser firme, dejando claro quien manda, y a la vez suave, para no ofenderle. Se trata de un perro autosuficiente y dominante y necesita un dueño que muestre su autoridad y le inspire respeto.

El cachorro de Chow Chow no resulta fácil de adiestrar, pero con paciencia lograrás hacerlo. Es importante que pase tiempo con niños y socialice con personas y otros perros, así como acostumbrarle a dejarse tocar, limpiarle los ojos, cepillarle, etc.

El pelo de tu cachorro Chow Chow requiere una serie de cuidados constantes. Deberás cepillarlo, lavarlo y acicalarlo constantemente, lo que además reforzará su confianza en ti. Es importante que le demuestres que eres tú quién manda, sujetándole la cabeza o levantándolo. Si trata de resistirse, puede ser buena idea recurrir a las golosinas como recompensa al principio, hasta lograr sustituirlas por felicitaciones y caricias.

Las uñas, ojos y dientes también requieren atención especial. Asegúrate de que sus uñas están limpias y sanas, ábrele la boca para comprobar que todo está bien y límpiale los ojos con un algodón húmedo. Además, el Chow Chow tiene tendencia a desarrollar una enfermedad del ojo denominada entropión, en la cual el párpado se enrosca por el interior, produciendo irritación y lagrimeo, estrabismo y a veces lesiones en la córnea. Es dolorosa y requiere corrección quirúrgica. Para tratar de evitarla, es importante realizar una correcta limpieza de los ojos de manera habitual. Otra enfermedad habitual de los ojos del Chow Chow es el ectropión. En este caso, el párpado inferior cuelga, separándose de la superficie del ojo y exponiéndolo a agentes irritantes. En la mayoría de los casos, también necesita cirugía.

Cuidados del Chow Chow

Foto de un Chow Chow al que le cepillan el pelo y le cuidan las uñas

Como ya comentamos en el apartado de nuestro cachorro, el Chow Chow necesita ser educado con firmeza y suavidad, por lo que te aconsejamos un buen libro de adiestramiento canino. Se trata de un perro de naturaleza independiente y dominante, por lo que deberás dejarle claro quién manda y tendrás que unir la firmeza a la paciencia para lograrlo. Si no lo haces, tendrás un perro dominante, territorial y testarudo que te dará problemas.

Además del entropión y el ectropión, el Chow Chow puede sufrir otras dolencias como la displasia de cadera, osteocondritis disecante o luxación rotuliana. Consulta a tu veterinario para tener estos problemas controlados y darles la solución más adecuada.

Sácalo de paseo varias veces al día para que haga ejercicio. No es un perro muy activo, así que deberás motivarlo, jugar con él y mantenerlo en forma. No utilices arnés, ya que puede dañarle los hombros. Ten en cuenta que se trata de un perro muy sensible a las altas temperaturas, así que busca un lugar fresco y aislado del sol y proporciónale agua fresca abundante. Si vives en un lugar muy caluroso, quizás tengas que cortarle el pelo.

Aliméntalo con un pienso de calidad (puedes ver nuestro articulo de los mejores piensos para perros). Su dieta debe ser hipocalórica y tener la dosis adecuada de proteína, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales.

El Chow Chow dispone de un manto de pelo muy espeso que puede ocasionarle problemas capilares. Cepíllalo regularmente con un cepillo suave y retira el pelo suelto y la piel descamada. Si tiene nudos, intenta desenredarlos con la mano para no hacerle daño tirando con el cepillo. Cada seis meses, tras eliminar los nudos, es bueno darle un baño para eliminar los restos sueltos. Usa un champú acondicionador y acláralo muy bien.

Los problemas de salud del Chow Chow

Además del entropión y el ectropión comentados anteriormente, otros problemas de salud típicos del Chow Chow son los siguientes:

  • Displasia de cadera. Es la causa más común de cojera en las patas traseras de los perros. Se trata de una malformación en la articulación de la cadera que hace que el juego de la cabeza del fémur no quede bien sujeto, potenciando el desgaste de la articulación. Una dieta muy alta en calorías puede agravar el problema. Asimismo, trata de evitar que salte a lugares elevados o se eleve sobre las patas traseras, ya que contribuirá al desarrollo de la displasia. Para prevenirla, evita el sobrepeso de tu Chow Chow y acude a tu veterinario para que te de las pautas adecuadas. La cojera se alivia con la administración de un condroprotector. La cola de caballo y la cúrcuma también dan buenos resultados.
  • Osteocondritis disecante. Esta enfermedad es causada por un defecto en el proceso de calcificación del cartílago, que se calcifica de manera irregular, creando áreas descalcificadas en los extremos de los huesos. El proceso se acompaña de dolor e hinchazón articular. En los Chow Chow es más frecuente en los codos. En este caso, se conoce también como displasia de codo.
  • Luxación rotuliana. El ligamento de la rótula se debilita y se sale de su sitio. Es necesario examen veterinario para descartar fractura asociada y colocar en su posición los huesos luxados, utilizando anestesia.

Conclusiones

  • El Chow Chow es un perro independiente y dominante.
  • Para tener un perro equilibrado y feliz, es necesario que lo adiestres con firmeza y mucha paciencia y suavidad.
  • Desde cachorro, deberás cuidar el pelo de tu Chow Chow, manteniéndolo cepillado y sin nudos.
  • Limpia habitualmente los ojos de tu Chow Chow para evitar problemas como el entropión y el ectropión.
  • Se trata de un perro dominante, mantén tu autoridad constantemente.
  • Sácale de paseo y asegúrate de que hace ejercicio, mediante juegos y motivación.
  • El arnés puede dañarle los hombros.
  • Aliméntalo con un pienso de calidad, una dieta hipocalórica y evita el sobrepeso.
  • Báñalo cada seis meses, cepillando primero su pelo y eliminando los nudos.
  • Utiliza un champú acondicionador y asegúrate de aclararlo muy bien.
  • Además del entropión y el ectropión, son problemas habituales en el Chow Chow: la displasia de cadera, la osteocondritis disecante y la luxación rotuliana.
    Ante cualquier duda, acude a tu veterinario.

 

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

1 comentario

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo