Los mejores snacks para entrenar a tu perro

Adiestramiento del perro
Los Mejores Snacks Para Entrenar A Tu Perro

Puedes utilizar golosinas como recompensa en las sesiones de adiestramiento de tu perro. Además de mostrar tu alegría y lanzarle su juguete favorito o dedicar un tiempo al juego, las golosinas constituyen un recurso muy eficaz para influir en su comportamiento. 

Pero no todas las golosinas para perros son iguales. Las hay de diferentes tamaños, texturas y dureza. Unas son adecuadas para tener a tu pero entretenido un rato y otras serán engullidas con rapidez.

En este artículo, vamos a considerar aquellas que resultan más eficaces para una sesión de entrenamiento.

¿Cómo son las mejores golosinas para entrenar a mi perro?

Para entrenar a tu perro, utiliza golosinas que pueda engullir rápidamente.

Para adiestrar a tu perro y enseñarle nuevos comportamientos, debes mantenerlo motivado. Una de las maneras más eficaces para ello es utilizar recompensas. Pero cuando estás entrenando un nuevo comportamiento, es necesario realizar varias repeticiones seguidas y con rapidez, por lo que resulta importante que las golosinas utilizadas puedan ser engullidas fácilmente. De lo contrario, tu perro perderá la concentración y ralentizarás el entrenamiento.

Las golosinas de pequeño tamaño son mejores para entrenar a tu perro.

Aunque tengas un perro de raza grande, una recompensa del tamaño de un guisante será suficiente para mantener su concentración e interés. Algunos snacks comerciales son demasiado grandes, pero puedes cortarlos en trozos más pequeños antes de la sesión de entrenamiento. Las golosinas de pequeño tamaño mantendrán a tu perro en forma y excitado para entrenar.

Las golosinas blandas son mejores para una sesión de adiestramiento

Las golosinas blandas y masticables son más fáciles de engullir que las duras y
crujientes. Las galletas pueden ser útiles como recompensa única, pero durante
una sesión de entrenamiento es importante disponer de algo que sea fácil y
rápido de comer
, para que tu perro no pierda el tiempo recogiendo lo que cae al
suelo o masticando. Además, las que tienen textura crujiente pueden hacer que
tu perro se atragante cuando estáis trabajando y debe moverse con rapidez.

A tu perro le gustan los olores fuertes.

Las golosinas aromáticas atraerán a tu perro. Les encantan los alimentos con fuerte olor a queso o a tocino. Las que a ti te parecen malolientes resultan deliciosas para él.

La salud de tu perro siempre es importante.

Utiliza golosinas certificadas y con garantía de calidad, para no afectar a su nutrición y salud. Si tu perro tiene necesidades específicas, busca unas golosinas adecuadas para él. Consulta a tu veterinario para resolver cualquier duda que se te presente. Controla también la cantidad de golosinas que utilizas al entrenamiento. No quieres un perro con sobrepeso, no es saludable. Los snacks específicos para entrenamiento suelen ser bajos en calorías. Compruébalo en la etiqueta.

Cambia las golosinas de tu perro de vez en cuando.

Como a nosotros, a tu perro le gusta cambiar de sabores y alternativas. Si ves que su interés por la recompensa disminuye, es el momento de buscar una nueva. También puedes utilizar diferentes golosinas en la misma sesión, para que tu perro no sepa nunca qué tipo de sabroso bocado obtendrá tras ejecutar un ejercicio. Averigua sus preferencias y utilízalas en el entrenamiento.

Lleva una bolsa con golosinas para tu perro.

A veces echarás en falta tener a mano alguna golosina para realizar un entrenamiento improvisado. Por ejemplo, para reforzar un comportamiento o aprovechar una oportunidad repentina de aprender algo. Si tienes una bolsa llena de golosinas siempre a mano, podrás utilizarla en cualquier momento. Utiliza snacks no perecederos para hacer esto. Puedes llenarlas con diferentes tipos de golosina y seleccionar una u otra según lo necesites.

Las golosinas que tu perro come lentamente también son útiles en algunos casos

Durante una sesión de entrenamiento, las golosinas deben ser fáciles de comer, pero en algunos casos puede ser útil tener disponibles snacks que supongan un entretenimiento duradero para tu perro. Por ejemplo, si quieres que esté tranquilo a tus pies mientras trabajas o ves la televisión, es interesante disponer de alternativas de consumo lento, como palitos masticables o juguetes que puedas rellenar con comida. Los puzzles para perros son excelentes para mantener a tu amigo entretenido al tiempo que ejercita su inteligencia. En este caso, también puedes rellenarlos con galletas o snacks de mayor tamaño que los utilizados para entrenar otros ejercicios.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir las golosinas de mi perro?

Comprueba los ingredientes.

Trabaja con marcas de calidad y snacks certificados. Evita aquellas golosinas que contengan demasiados ingredientes, rellenos, subproductos, grano o elementos alérgenos. No debes olvidar que las golosinas son un complemento de la dieta de tu perro y no deben superar el 10% de su alimentación.

Cuidado con las alergias.

Si tu perro tiene alguna alergia o intolerancia alimentaria, debes leer cuidadosamente los ingredientes para asegurarte de que el snack elegido no los contiene. En el mercado existen golosinas de multitud de marcas, texturas y sabores, elaboradas con diferentes ingredientes, por lo que no resultará difícil encontrar las más adecuadas para tu perro. Busca opciones de ingredientes limitados.

Averigua las preferencias de tu perro y utiliza esta información.

En las sesiones de adiestramiento, puedes emplear pequeños trozos de hígado liofilizado, de manzana, de salchicha, o snacks comerciales específicos para el entrenamiento. Averigua cuáles son sus preferidos y clasifícalos. Así podrás utilizar los más sabrosos para entrenamientos difíciles y otros más “normales” para los entrenamientos sencillos.

Cambia de golosinas.

Para mantener el interés de tu perro, es buena idea que no sepa cuál será la siguiente recompensa. Lleva siempre varias opciones en la bolsa y aumenta así el interés de las sesiones de adiestramiento. Los perros también se aburren si comen siempre lo mismo.

¿Y si a mi perro no le motivan las golosinas?

Aunque te parezca mentira, algunos perros no encuentran estimulante recibir una golosina como recompensa de su trabajo. Si es el caso de tu perro, está bien. A veces, la resolución del ejercicio que se le plantea y ver como muestras satisfacción es para ellos el mejor regalo. En este caso, prémiale con alabanzas, abrazos, un rato de juego en compañía o su juguete preferido al final del entrenamiento.

Comparativa entre snacks comerciales para perros

American Journey Soft & Chewy Training Bits

Pequeñas golosinas blandas y húmedas elaboradas con carne de vaca. Cada bocado tiene 4 calorías, por lo que resultan muy adecuados para entrenamientos prolongados

Están elaboradas con ingredientes de primera calidad. Sin subproductos. 

Son ricas en proteínas y fáciles de digerir. No contienen grano, maíz, soja, trigo ni conservantes, colorantes o aromas artificiales.

Blue Buffalo Wilderness Trail Treats Duck Wild Bits Grain Free Training Dog Treats

Golosinas elaboradas con carne de pato, libres de granos. No tienen gluten. Son de pequeño tamaño y adecuadas para el entrenamiento. Se trata de un snack
saludable rico en proteínas y con diversos nutrientes.

Canidae Grain Free Pure Turkey & Apple Chewy Treats

Dentro de la línea Pure de ingredientes limitados, la marca Canidae elabora varios snacks de textura blanda, entre los cuales se encuentran los que hemos elegido.

Pequeños bocados de pavo y manzana y sin maíz, trigo, soja o rellenos. 

Estas golosinas bajas en calorías son una buena opción para el entrenamiento de tu perro. Otra opción con bocaditos de pequeño tamaño es la de batata y pato o  calabaza y bisonte.

Hill's Natural with Real Chicken Soft & Chewy Training Dog Treats

Son una buena recompense para el adiestramiento de tu perro. 

Realizadas con pollo y con sólo 3 calorías por bocado, se trata de una golosina de textura blanda y
masticable. 

No tienen maíz, colorantes ni aromas artificiales.

Kong Stuff’N Easy Treat

Pasta realizada con mantequilla de cacahuete que se presenta en un tubo con una boquilla fácil de usar. Basta con inclinarla y presionar para que tu perro reciba su recompensa. 

Puedes utilizarla también para rellenar alguno de sus
juguetes de la misma marca. Fácil de digerir.

Merrick Power Bites Real Texas Beef Recipe Grain Free Soft & Chewy Dog Treats

Pequeños bocados blandos y masticables con gran sabor y ricos en proteína. 

Su ingrediente principal es carne de vaca deshuesada. No tienen granos ni gluten.

Son ricos en antioxidantes. También disponibles en otros sabores, como conejo o pollo.

Pet Botanics Training Rewards

Recompensas de tamaño pequeño, fáciles de llevar en el bolsillo o en una bolsa para golosinas. 

Realizadas con hígado de cerdo, resultan muy sabrosas para tu perro.

Sólo tienen tres calorías por golosina y las bolsas traen más de 500. 

De textura húmeda, pero no se desmoronan ni se rompen. Son muy adecuadas para las sesiones de entrenamiento.

Zuke's Mini Naturals

Producto semihúmedo que no se desmorona fácilmente. Son muy adecuadas para las sesiones de entrenamiento o largos paseos. 

Este snack es bajo en calorías, por lo que resulta muy adecuado para perros con problemas de sobrepeso

Esta marca ofrece varios sabores, con sus variedades de pollo, cerdo asado o conejo salvaje

Se trata de un snack de alta calidad, aunque incluye ingredientes como granos y gelatina, lo que implica mayor grado de procesado.

Conclusiones

  • Para entrenar a tu perro, las golosinas son una buena recompensa que reforzarán el aprendizaje.
  • Escoge recompensas que sean fáciles de consumir.
  • Busca golosinas de pequeño tamaño, blandas y masticables.
  • Las recompensas olorosas atraerán a tu perro.
  • Elige aquellas cuyos ingredientes sean saludables.
  • Las golosinas son parte de la dieta de tu perro, por lo que deben ser de calidad.
  • Los snacks de alta calidad suelen estar elaborados con buenos ingredientes y evitar los granos y alérgenos más habituales.
  • Evita el sobrepeso. Busca opciones con pocas calorías.
  • Consulta a tu veterinario ante cualquier duda que se te presente.
  • Es una buena idea cambiar de golosinas regularmente para que tu perro no se aburra.
  • Compra una bolsa para llevarlas y llénala con varios tipos para que tu perro no sepa cuál será la siguiente.
  • Averigua las preferencias de tu perro.
  • Puedes utilizar sus golosinas preferidas para entrenamientos difíciles o para reforzar conductas, y otras más habituales para los entrenamientos fáciles.
  • Si a tu perro no le motivan las golosinas, prémialo con alabanzas y juegos.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo