Todo sobre el Mastín Napolitano: cría, cuidado y adiestramiento

Sobre Razas de Perros

El Mastín Napolitano se desarrolló en el sur de Italia y se trata de un perro imponente y fascinante. Al igual que otros mastines, está fuertemente orientado al trabajo, por lo que no es el perro más recomendable para un hogar en el que no pueda desempeñar sus funciones, aunque se trata de un perro cariñoso y amable.

La dificultad en su entrenamiento radica en su carácter moloso, que le convierte en un perro autosuficiente, y también en su gran tamaño y su fuerza.

Si quieres un perro para jugar con él, para que tus hijos se diviertan o para que obedezca tus órdenes a la primera, no se trata de la raza adecuada. Los mastines prefieren patrullar su territorio y defender a los suyos de las amenazas.

La historia del Mastín Napolitano

Se trata de una raza molosa muy antigua. Se cree que los primeros mastines se desarrollaron en el Tíbet, hace unos 5.000 años. Estos enormes perros se utilizaban en las batallas y servían de guardianes. Asimismo, era un perro excelente para proteger el ganado y las posesiones de los nómadas, aunque también destacaba como perro de defensa para los reyes, monjes y jefes tribales.

De hecho, se desarrollaron dos tipos de mastines: los Do-Khvi, que vivían en las aldeas y viajaban con los pastores nómadas, ayudándoles a guardar los rebaños, y los Tsang-Khvi, de mayor tamaño, que eran utilizados por los monjes budistas y lamas como perros guardianes.

El perro que se convirtió en nuestro actual Mastín Napolitano se desarrolló en el sur de Italia, en los alrededores de Nápoles, de donde toma su nombre. Los criadores napolitanos se centraron en crear un perro de gran tamaño, con una piel pesada y suelta que le protegiera en caso de ser atacados. También querían un perro que fuera leal y cariñoso con los miembros de la familia.

En 1946, el periodista Piere Scanziana descubrió casualmente esta raza, en una exposición canina. Se interesó por ella y trabajó en su difusión y reconocimiento. Su actuación fue decisiva en la redacción del estándar.

Fue reconocido por la FCI (Federación Cinológica Internacional) en 1949. El primer Mastín Napolitano conocido en Estados Unidos llegó con Jane Pampalone en 1973, aunque es posible que llegaran en la década de 1880, con los inmigrantes italianos.

En 1973 se formó el Neapolitan Mastiff Club of America (NMCA) mantuvo un registro de pedigríes, linaje y propiedad para la mayoría de los Mastines Napolitanos americanos. En la década de 1990, se formaron la Asociación Americana del Mastín Napolitano y el Club del Mastín Napolitano de Estados Unidos. El American Kennel Club reconoció la raza en 2004.

Características principales del Mastín Napolitano

  • El Mastín Napolitano puede medir entre 61 y 79 centímetros a la cruz. Su peso varía entre 54,5 y 91 kilos y su esperanza de vida es de 8-10 años.
  • Su enorme tamaño hace que no sea muy adecuado para vivir en un piso.
  • Aunque es un perro territorial y desconfiado con los extraños, no es agresivo sin motivo. Con su familia se muestra muy afectuoso y es extremadamente leal.
  • Necesita un dueño experimentado que sepa mantener el liderazgo, que sepa ser contundente y cariñoso al mismo tiempo. Por su naturaleza, se trata de un perro que tiende a tomar sus propias decisiones. Disputará tu jerarquía.
  • Es cariñoso, amable y paciente y se entiende muy bien con los niños.
  • Dada la forma de sus mandíbulas, tiene tendencia a babear.
  • Al ser moloso, y por tanto braquicéfalo, es un perro con problemas respiratorios, que suele emitir gruñidos, resoplidos y sibilancias.
  • Es famoso por sus flatulencias.
  • No suele ladrar.
  • Tiene tendencia a la obesidad (ver piensos light para perros)
  • Si se aburre, puede desarrollar comportamientos destructivos.
  • Su fuerte instinto le convierte en un gran perro guardián ya que, de hecho, esta es su función principal. Patrullarán su territorio.
  • Necesita disponer de espacio para moverse. Si no se le estimula adecuadamente, puede desarrollar comportamientos destructivos.

¿Cuál es el estándar de la raza?

El estándar de una raza es el conjunto de directrices que describe las características, temperamento y apariencia de una raza. Los criadores deben seguirlas en todo momento para evitar condiciones que perjudiquen la salud, bienestar o solidez de la raza.

Hemos tomado como referencia el documento del American Kennel Club para recordar algunas de las características principales del Mastín Napolitano. Si necesitas más información puede acudir directamente a esta referencia.

  • Aspecto general. El Mastín Napolitano es un perro de huesos pesados, sustancia masiva y aspecto imponente, que infunde respeto. Tiene la piel suelta por todo el cuerpo, con abundantes pliegues y arrugas en la cabeza, y una gran papada.
  • Tamaño y proporciones. Proporción rectangular. Longitud del cuerpo entre 10 y 15% mayor que la altura. Los machos miden entre 66 y 79 centímetros y las hembras entre 61 y 74 centímetros. El peso medio de los machos es de 68 kilos y el de las hembras, 50 kilos.
  • Temperamento. Es firme y leal a su dueño, no es agresivo sin motivo. Siempre está alerta y no le gusta la intrusión de extraños en su territorio. Su actitud es tranquila, pero cautelosa.
  • Cabeza y cráneo. La cabeza es grande en comparación con el cuerpo. Se diferencia de otros mastines en el arrugamiento más extenso y los labios colgantes, que se funden en una amplia papada. Las líneas superiores del cráneo y el hocico son paralelas. La cara tiene arrugas y pliegues muy marcados. El cráneo es ancho y plano entre las orejas, ligeramente arqueado en la parte frontal y cubierto de piel arrugada. Cejas muy desarrolladas. Stop muy definido.
  • Ojos. Color ámbar o marrón, con los bordes pigmentados en la tonalidad del pelaje.
  • Orejas. Situadas por encima de los pómulos, de tamaño medio y forma triangular. Se mantienen pegadas a las mejillas y no se extienden más allá del margen inferior de la garganta.
  • Hocico. Nariz grande, con fosas nasales bien abiertas, del mismo color que el pelaje. La nariz es una extensión de la línea superior del hocico. Visto de frente, el hocico es muy profundo con los bordes exteriores paralelos dándole una apariencia «cuadrada». El plano superior del hocico, desde el stop hasta la punta de la nariz, es recto, pero es estriado debido a los fuertes pliegues de piel que lo cubren.
  • Boca. Labios gruesos y largos. Los labios superiores se unen debajo de las fosas nasales para formar una «V» invertida. Las comisuras se vuelven hacia afuera y están en línea con las esquinas exteriores de los ojos. Mordida en tijera o en pinza. Se permite un ligero prognatismo inferior. La dentición es completa.
  • Cuello. Musculoso y ligeramente arqueado, más bien corto. La papada voluminosa y bien dividida se extiende desde la mandíbula inferior hasta la parte baja del cuello.
  • Cuerpo. La longitud del perro, medida desde la punta del hombro hasta la punta de la nalga es de 10 a 15 por ciento mayor que la altura del perro medida desde el punto más alto del hombro hasta el suelo. La profundidad de la caja torácica es igual a la mitad de la altura total del perro. Las costillas son largas y bien arqueadas. Pecho amplio y profundo. Línea inferior del abdomen horizontal. Espalda amplia y fuerte. Lomo bien musculado y equilibrado. Grupa amplia, fuerte y musculosa, ligeramente inclinada.
  • Patas delanteras. De constitución fuerte. Hombros largos y bien musculados, brazos fuertemente musculados. Codos cubiertos de piel abundante y suelta.  De hueso pesado. Los espolones delanteros no se eliminan.
  • Patas traseras. Potentes y musculosas. Muslos de la misma longitud que los antebrazos, anchos y musculosos. Rodillas ligeramente anguladas. Hueso pesado y grueso, piernas bien musculadas y ligeramente más cortas que los muslos. Corvejones poderosos y largos.
  • Pies. Pies redondos y grandes, con dedos arqueados y fuertes. Uñas fuertes, curvadas y de color preferiblemente oscuro. Los pies delanteros estás ligeramente girados hacia fuera. Los pies traseros son iguales a los delanteros, pero ligeramente más pequeños. Metacarpos con hueso grande y pesado. Los espolones traseros deben ser eliminados.
  • Cola. De inserción ligeramente más baja que la línea superior, ancha y gruesa en la raíz, disminuyendo gradualmente hacia la punta. En reposo, la cola cuelga recta o en ligera forma de «S». Cuando está en acción, se eleva hasta la horizontal o un poco más alta que la espalda.
  • Marcha o movimiento. Movimiento ondulante y torpe. Los aires normales son el paso, el trote, el galope y la marcha. Las zancadas son largas, elásticas y poderosas, caracterizadas por un largo empuje de los cuartos traseros y la extensión de los miembros delanteros.
  • Pelaje. El pelaje es corto, denso y de longitud y suavidad uniforme en todo el cuerpo. Los pelos son rectos y cortos.
  • Color. Capas sólidas de color gris (azul), negro, caoba y leonado, y las tonalidades más claras y oscuras de estos colores. Se permite algo de atigrado en todos los colores. Cuando está presente, el atigrado debe ser fuego (atigrado inverso). Puede haber marcas blancas sólidas en el pecho, la zona de la garganta desde el mentón hasta el pecho, la parte inferior del cuerpo, la vaina del pene, la parte posterior de las cuartillas y los dedos de los pies. Puede haber pelos blancos pelos blancos en la parte posterior de las muñecas.

¿El Mastín Napolitano es un perro inteligente?

Inteligencia funcional (obediencia)

El Mastín Napolitano se considera una de las razas con inteligencia funcional y de obediencia más baja. La medida de inteligencia funcional de los perros se basa en la clasificación establecida por el neuropsicólogo Stanley Coren, muy conocido por sus estudios sobre el comportamiento canino y su vínculo con el ser humano.

Según esta clasificación, el Mastín Napolitano es, al igual que otros mastines, un perro que necesita entre 30 y 40 repeticiones para dar muestras de que ha entendido la orden, aunque no suele dar resultados fiables antes de las 100 repeticiones. Su respuesta a la primera orden es de menos del 25% de las veces.

Además, requiere repeticiones frecuentes durante el entrenamiento, ya que de lo contrario dejará de responder. Mucha gente califica a estas razas como “imposibles de adiestrar”.

A menudo, ignoran las órdenes o desafían la autoridad de sus dueños. Su respuesta es lenta e insegura, incluso a disgusto.

Debes tener en cuenta que esto se refiere únicamente a la inteligencia funcional, que se refiere al grado de obediencia de perro. En esta inteligencia influyen tanto la capacidad de aprendizaje como su disposición para acatar las órdenes.

Pero la inteligencia es multifuncional y el Mastín Napolitano destaca ampliamente en otros campos.

Inteligencia adaptativa

Es decir, es posible que un perro con elevada inteligencia adaptativa (que es la capacidad del perro para aprender de las situaciones que se le presentan y resolver problemas por sí mismo) presente una inteligencia funcional baja, porque se trata de una raza que tiende a tomar sus propias decisiones y no es amigo de obedecer órdenes.

De hecho, el Mastín Napolitano muestra una inteligencia adaptativa extremadamente alta.

Inteligencia instintiva

La inteligencia instintiva se refiere a las habilidades especiales para las que ha sido desarrollada la raza. El Mastín Napolitano ha sido criado para guardar el ganado y defender las propiedades de sus dueños y en este sentido, su inteligencia es extremadamente elevada. Se trata de un perro muy territorial, leal y protector de su familia.

¿Cuáles son los problemas de salud más frecuentes en el Mastín Napolitano?

El Mastín Napolitano es un perro sano, pero al igual que otras razas, presenta propensión a sufrir ciertos problemas de salud, algunos de ellos muy característicos de la raza. Aunque no todos padecerán alguna o todas estas enfermedades, es importante conocerlas si estás considerando tener uno. Las más frecuentes son las siguientes:

Displasia de cadera

Enfermedad degenerativa en la que el fémur no encaja bien en la cavidad pélvica de la articulación de la cadera. Puede afectar a ambos lados y sus síntomas no siempre son apreciables, aunque algunos perros sufren dolor y cojera, que puede degenerar en artritis con la edad. Es hereditaria, pero puede empeorar a causa de otros factores, como un crecimiento demasiado rápido del perro o lesiones producidas por saltos o caídas.

Displasia de codo

Se trata de una enfermedad hereditaria común en los perros de raza grande. Se cree que está causada por los diferentes ritmos de crecimiento de los tres huesos que componen el codo del perro, lo que provoca una laxitud articular. Esto puede provocar una dolorosa cojera.

Torsión y dilatación gástrica.

Afecta a perros grandes y de pecho profundo. Se produce cuando el estómago se dilata con gas o aire y luego se retuerce (torsión gástrica). El perro es incapaz de eructar o vomitar, por lo que no logra librarse del exceso de aire en el estómago, y se impide el retorno normal de la sangre al corazón. La presión sanguínea disminuye y el perro entra en shock. Se trata de una afección muy grave, que requiere atención veterinaria inmediata. Si tu perro tiene el abdomen distendido, saliva excesivamente, tiene arcadas y no vomita, está inquieto, deprimido, letárgico o débil, con una frecuencia cardíaca rápida, llévalo al veterinario lo antes posible

Panosteitis

También llamada enostosis u osteodistrofia fibrosa. Inflamación de los huesos largos que afecta a los perros jóvenes de razas grandes o gigante, provocando cojera y dolores intensos. Aparece de repente y puede pasar de una pata a otra. Suele durar de uno a seis meses y acaba resolviéndose con la madurez. Cualquier molestia puede tratarse con analgésicos.

Osteocondrosis disecante (OCD)

Crecimiento inadecuado del cartílago en las articulaciones. Suele aparecer en el hombro, pero también puede afectar al codo. Provoca un endurecimiento doloroso de la articulación y puede detectarse en perros de entre cinco y siete meses de edad. Puede requerir intervención quirúrgica.

Hipotiroidismo

Causado por la deficiencia de la hormona tiroidea. Entre sus consecuencias, se encuentra la infertilidad, obesidad, torpeza mental, epilepsia, problemas dermatológicos y falta de energía.: El pelo del perro puede volverse áspero y quebradizo y empezar a caerse, mientras que la piel se vuelve dura y oscura. Se trata con medicación, que se mantendrá durante toda la vida del perro.

Miocardiomiopatía dilatada

Esta afección cardíaca se produce cuando el músculo del corazón se vuelve muy delgado y es incapaz de contraerse normalmente. Como el corazón debe trabajar más, se agranda. Los perros que padecen esta enfermedad tienen un ritmo cardíaco anormal y muestran signos de insuficiencia cardíaca, como debilidad, pérdida de apetito, pérdida de peso, depresión, colapso, dificultad para respirar, tos suave y abdomen agrandado. No hay cura, pero el descanso, la dieta y la medicación pueden ayudar durante un tiempo.

Ojo de cereza

Esta afección se produce cuando la glándula situada en el tercer párpado del perro (conocida como membrana nictitante) sobresale. Parece una masa enrojecida en el ángulo interno del ojo. El ojo de cereza puede repararse quirúrgicamente.

Entropión y ectoprión

En el entropión los párpados se enrollan hacia dentro y las pestañas rozan los párpados. En el ectoprión sucede lo contrario, es decir, los párpados se enrollan hacia fuera y el interior del ojo queda expuesto a irritaciones e infecciones.

Paladar hendido

El paladar es el techo de la boca y separa las cavidades nasal y oral. Está formado por dos partes, la dura y la blanda. El paladar hendido tiene una hendidura que discurre de forma bilateral o unilateral. Puede afectar tanto al paladar duro como al blando y puede causar un labio leporino. Los cachorros pueden nacer con paladar hendido, o bien puede deberse a una lesión. El único tratamiento para un paladar hendido es la cirugía para cerrar el agujero, aunque no todos los perros con paladar hendido requieren cirugía.

Demodicosis

Todos los perros son portadores de un pequeño pasajero llamado ácaro demodex, transmitido por la madre transmite en los primeros días de vida. El ácaro no puede transmitirse a los humanos ni a otros perros. Los ácaros Demodex viven en los folículos del pelo y no suelen causar ningún problema. Sin embargo, si el sistema inmunológico está debilitado, puede desarrollar sarna demodéctica o demodicosis.

En la forma localizada, aparecen manchas de piel roja y escamosa con pérdida de pelo en la cabeza, el cuello y las patas delanteras. Se considera una enfermedad de los cachorros, y a menudo desaparece por sí sola. Aun así, debes llevar a tu perro al veterinario porque puede convertirse en la forma generalizada de la sarna demodéctica.

La sarna demodéctica generalizada cubre todo el cuerpo y afecta a los cachorros mayores y a los perros adultos jóvenes. El perro desarrolla una piel con parches, calvas e infecciones cutáneas por todo el cuerpo.

Dermatitis de los pliegues

Infección cutánea causada por la humedad atrapada en los pliegues de la piel. Los síntomas son enrojecimiento, llagas y olor. Los casos leves suelen tratarse con pomadas tópicas o antibióticos, pero los casos graves pueden requerir la extirpación quirúrgica de los pliegues o la amputación de la cola en el caso de la dermatitis en esa zona. Mantén los pliegues limpios y secos para prevenir este problema.

Síndrome de Wobbler

Deformidad de los huesos del cuello que provoca la compresión de la médula espinal. Se manifiesta con debilidad en las patas traseras.

¿Mi Mastín Napolitano necesita cuidados especiales?

  • Ejercicio físico y estimulación mental. El Mastín Napolitano es un perro de gran tamaño, que necesita tener acceso a un patio grande y bien cercado. Sus necesidades de actividad física se resuelven con 20 ó 30 minutos de juego o con un paseo de media hora. Ten cuidado con las piscinas, es un perro muy pesado que no nada bien y tiene dificultades para mantener la cabeza fuera del agua.
  • Es un perro guardián, pero no de ataque. Siempre estará alerta y atento, incluso cuando parezca relajado. No permitirá que nadie entre en tu propiedad. Aunque no se muestra agresivo sin motivo, desconfía de los extraños. Aceptará la presencia de tus visitantes, pero se mantendrá distante.
  • Modera su ejercicio cuando es un cachorro. Este perro suele crecer más rápido que otras razas, pero no alcanza la madurez hasta el año de edad. Para evitar daños ortopédicos, es mejor que limites su ejercicio a juegos libres en el patio y que evites los paseos largos hasta que cumpla el año.
  • Puede desarrollar comportamientos destructivos. El Mastín Napolitano es un perro que muestra un gran apego a su dueño. Por ello, no soporta bien la soledad y debe vivir dentro de casa, aunque con acceso a un patio grande.
  • Necesita un dueño experimentado. Es un perro que te disputará el liderazgo si se lo permites. Además, necesita estar bien adiestrado para convertirse en un perro equilibrado y no desarrollar comportamientos destructivos. Debes adiestrarlo de manera firme y amable, desde que es un cachorro (tienes muchos libros de adiestramiento para perros a tu disposición). Es un perro inteligente y aprende con rapidez, pero no es muy obediente. También es importante que le adiestres con correa, porque no puede ir suelto y se trata de un perro muy grande que podrá tirar de ti.
  • Alimentación. Alimenta a tu Mastín Napolitano con comida de alta calidad adecuada a sus características. Evita el sobrepeso, ya que ocasionará problemas de salud a tu perro. Asimismo, procura alimentarlo con raciones pequeñas varias veces al día para minimizar el riesgo de torsión. Es importante también que disponga de agua fresca y limpia. Ten en cuenta que, debido a la forma de sus labios, salpicará agua por todas partes al beber. Vigila su peso, ya que es un perro con tendencia a la obesidad.
  • Cuidado de los pliegues de la piel. En los pliegues y arrugas de la piel de tu Mastín Napolitano pueden alojarse hongos y bacterias. Presta atención a su limpieza y asegúrate de secar bien la piel en el interior de los mismos. Aunque tiene el pelo corto, muda lo mismo que un perro medio. Un cepillado semanal con un cepillo de cerdas o un guante mantendrá su pelaje sano y libre de pelo muerto. Manipula sus patas con frecuencia para que se acostumbre, ya que no suele gustarle que le toquen los pies.
  • Uñas. Si no se desgastan por sí mismas, tendrás que cortárselas una o dos veces al mes. Pregunta a tu veterinario cómo hacerlo o pídele que se las corte él. También puedes llevarlo a una buena peluquería canina para que se las corten ( puedes ver nuestra guía de las mejores limas de uñas para perros y los mejores cortauñas para perros).
  • Higiene dental. Cepilla los dientes de tu Mastín Napolitano al menos dos o tres veces a la semana, para prevenir la acumulación de sarro y otras enfermedades. Pon a su disposición mordedores adecuados para él, con el fin de que masajee sus encías y mantenga su dentadura siempre limpia, además de mantenerlo entretenido (puedes ver nuestra guía de cepillos de dientes para perros y las pastas de dientes más recomendadas).
  • Comprueba el estado de salud de tu Mastín Napolitano. Comprueba las patas de tu Mastín Napolitano con frecuencia y mira dentro de su boca y orejas. Si observas algún indicio de problema en general, como llagas, sarpullidos, enrojecimiento o sensibilidad de la piel, inflamaciones, problemas en la nariz, boca y ojos, etc., acude a tu veterinario. Los ojos del Mastín Napolitano deben estar claros, sin enrojecimientos ni secreciones. Asimismo, los oídos deben oler bien y no presentar demasiada cera o suciedad (aprende a limpiar las orejas de tu perro con nuestra guía).

¿Cómo se lleva el Mastín Napolitano con los niños y con otros animales?

El Mastín Napolitano es tolerante con los niños de su propia familia, sobre todo si se ha criado con ellos. Sin embargo, has de tener cuidado si tus hijos son pequeños, porque podría lastimarles sin mala intención, dado su gran tamaño. Enseña a tus hijos a jugar con tranquilidad en su presencia, ya que los ruidos y la actividad pueden excitarle, llevándole a juegos bruscos.

Enseña también a los amigos de tus hijos, ya que los juegos infantiles pueden parecer luchas o peleas y si tu Mastín Napolitano cree que tiene que defender a tus hijos, lo hará. Supervisa siempre el juego y haz saber a tu perro que estás al mando.

Antes de morder, los perros suelen mostrar su molestia con un aviso, por eso es muy importante que los niños aprendan a interpretar correctamente sus señales. Los niños no deberían acercarse al perro mientras está comiendo o durmiendo y mucho menos quitarle la comida. Sobre todo, si no pertenecen a la familia. Sin embargo, es posible que los niños no sean conscientes de ello y reciban el ataque de forma aparentemente repentina.

Enseña a tus hijos y sus amigos cómo deben acercarse al perro y tocarlo, y a no molestarle si este envía una señal de advertencia. Generalmente, un perro bien adiestrado no muerde a no ser que todos sus avisos previos hayan sido ignorados.

En cuanto a otros perros y animales, el Mastín Napolitano se lleva bien con perros y gatos cuando se crían con ellos. Si se conocen siendo adultos, es posible que necesiten un período de adaptación. No suelen gustarles los perros que no conocen.

La cría de la raza Mastín Napolitano

Si quieres adoptar un Mastín Napolitano

Si has decidido adoptar un Mastín Napolitano, estarás dando una nueva oportunidad a un perro que necesita un hogar y una familia, cuidados y cariño. Es difícil encontrarlos para adopción, pero siempre se trata de una buena opción para proporcionar a un perro abandonado una nueva vida. No obstante, debes tener en cuenta las características de la raza y asegurarte de que se trata del perro adecuado para ti.

Si quieres comprar un Mastín Napolitano

Si quieres comprar uno, te recomendamos no acudir a una tienda de mascotas y buscar un criador profesional y responsable. Estos criadores se preocupan por mantener el buen estado de la raza y te garantizan el perro ha pasado todas las revisiones necesarias, además de estar en perfectas condiciones sanitarias. También debe proporcionarte la documentación que muestra que sus padres han sido autorizados para la cría, con el fin de prevenir los problemas genéticos asociados a esta raza.

No dudes en informarte acerca del temperamento del perro, su estado de salud y los problemas que puede sufrir. Un criador profesional podrá orientarte y aconsejarte acerca de si se trata del perro adecuado para ti.

Investiga previamente sobre la raza, para tener información acerca de sus características, revisa las instalaciones del criador y verifica que los animales no se encuentran en condiciones insalubres y desconfía de quién no quiera responder a tus preguntas.

Tu veterinario también puede remitirte a un criador de confianza donde adquirir un cachorro sano.

¿Vas a dedicarte a la cría del Mastín Napolitano?

Si deseas dedicarte a la cría del Mastín Napolitano, es recomendable que sigas unas pautas que son generales a la cría de cualquier perro. Lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con asociaciones dedicadas a esta raza y aprender a realizar una cría responsable.

Cómo son las camadas

Las razas grandes suelen tener muchos cachorros. La camada media oscila entre 5 y 14 ejemplares. Los cachorros pueden aumentar de peso de forma muy diferente, dependiendo del suministro de leche de la madre y la ingesta de cada uno. Debes prestar atención para que no crezcan demasiado rápido, se trata de una raza de maduración lenta.

Problemas en el parto

No se conocen dificultades en el parto para esta raza. Suele producirse de manera natural y con facilidad. No hay registros de cesáreas.

Precio de un cachorro Mastín Napolitano

Si lo compras en España, el precio de un Mastín Napolitano puede oscilar entre los 600 y los 1300€, aunque en función de su adiestramiento y pedigrí, pueden alcanzar precios más elevados.

Conclusiones

  • El Mastín Napolitano es un perro de guardia, muy territorial y protector de su gente y propiedades.
  • Se trata de una de las razas más antiguas que existen.
  • Necesita un dueño que sepa mostrar su liderazgo.
  • Su inteligencia funcional (obediencia) es baja, ya que la raza ha sido desarrollada para que pueda tomar sus propias decisiones.
  • A nivel adaptativo e instintivo, su inteligencia es muy elevada.
  • Es cariñoso y amable con los suyos, pero de los extraños. No es agresivo sin motivo.
  • Si se aburre, puede desarrollar comportamientos destructivos.
  • Le gusta vivir con su familia y es tolerante con sus niños, aunque puede hacer daño a los pequeños debido a su tamaño y fuerza.
  • Si vas a criar esta raza, ponte en contacto con las asociaciones pertinentes y asegúrate de hacerlo de manera responsable

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Posts relacionados:

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo