Remedios caseros para la diarrea de los perros

Cuidados del Perro
Remedios caseros para la diarrea de los perros

El sistema digestivo de los perros es muy resistente. Pueden comer carne podrida, trozos de excrementos, beber agua sucia, y no les pasa nada. Pero de vez en cuando, se encuentran con algo que no son capaces de digerir y sufren diarrea.

La diarrea canina es un trastorno bastante habitual. Puede deberse a muchas causas y, aunque no podrás prevenirla totalmente, sí es posible tratar de evitar que tu perro consuma alimentos inadecuados y utilizar remedios caseros para ayudar a tu perro a resolver el problema.

Eso sí, si la diarrea no mejora pronto, es importante llamar al veterinario.

¿El sistema digestivo del perro es muy diferente al nuestro?

Los perros no digieren la comida de la misma manera que los seres humanos.

Los humanos tenemos enzimas digestivas en la saliva y la comida comienza a descomponerse en nuestra boca. En cambio, la boca y mandíbula del perro están diseñadas para desgarrar y devorar la comida.

Las enzimas digestivas del perro no se encuentran en su saliva, sino en el estómago, por lo que es allí donde se produce la digestión de los alimentos que consume.

La comida viaja rápidamente por el esófago del perro y entra en el estómago en trozos. Sus ácidos estomacales son más fuertes que los nuestros, por lo que pueden digerir comida que está prácticamente intacta.

En circunstancias normales, la comida tarda menos de 10 horas en realizar todo el recorrido, produciendo unas heces firmes y bien formadas. Pero cuando se producen problemas digestivos, se puede desencadenar la diarrea.

¿Cuáles son las causas de la diarrea canina?

Las razones por las que un perro sufre diarrea son muy variadas: desde la ingestión de algún alimento tóxico hasta la presencia de objetos extraños y no digeribles, como piedras, o de alguna enfermedad que podría revestir gravedad, como el cáncer.

La mayoría de los casos de diarrea canina pueden atribuirse a alguno de estos factores:

  • Mala dieta. Si tu perro come demasiado o ingiere basura o algún alimento descompuesto o tóxico para él, puede sufrir diarrea.
  • Cambio brusco en la dieta. Si el cambio en la dieta del perro se produce muy rápidamente, puede sufrir diarrea. Esto es debido a que su sistema digestivo puede tardar unos días en adaptarse al nuevo alimento. Por eso se recomienda realizar estos cambios de manera gradual.
  • Intolerancia alimentaria o alergia.
  • Parásitos.
  • Sustancias o plantas venenosas.
  • Ingestión de un cuerpo extraño. En algunas ocasiones, los perros tragan pequeñas piedras, trozos de juguetes, calcetines, etc. Estos elementos indigeribles pueden provocarles diarrea.
  • Infecciones bacterianas.
  • Enfermedades. Por ejemplo, enfermedades renales o hepáticas, colitis, inflamación del intestino, cáncer…
  • Antibióticos y otros medicamentos.
  • Estrés o alteración emocional.

¿Cómo son los excrementos cuando un perro tiene diarrea?

Cuando un perro sufre diarrea, sus deposiciones se producen varias veces al día y las heces tienen una estructura diferente a las habituales.

La consistencia, el color y la forma de las heces revelan muchos datos acerca del problema que tiene tu perro. Es importante que te fijes en ello para comentarlo con tu veterinario.

Por lo general, la diarrea desaparece tras unos días de tratamiento en casa, pero es importante acudir al veterinario si continúa durante un tiempo prolongado o si el perro muestra diversos síntomas que puedan indicar un problema grave.

Textura de las heces de un perro con diarrea

  • Heces blandas. Son húmedas y pueden tener forma de tronco o como una pila. Dejan residuos y pierden la forma cuando se recogen.
  • Heces sueltas. No tienen forma definida. A menudo son como un charco y o bien dejan residuos al recogerse, o no pueden ser recogidas.

En algunos casos, hay presencia de sangre o moco en las heces.

Color de las heces caninas

  • Amarillo. Las causas más comunes son la presencia del parásito Coccidia, bacterias patógenas o problemas renales. Suele aparecer en perros con diarrea aguda o crónica. Consulta a tu veterinario.
  • Naranja. Generalmente se debe a que tu perro ha comido algo con colorante de alimentos. También puede deberse a la presencia de pequeñas cantidades de sangre. Por lo general, se resuelve con ayuno y dieta blanda.
  • Verde. Puede deberse a un tránsito demasiado rápido por el tracto intestinal o a problemas biliares. También es posible que tu perro haya comido mucha hierba o caca de ganso. Consulta a tu veterinario si continúan durante más de 1 ó 2 días.
  • Azul. Se trata de una emergencia. Es posible que tu perro haya ingerido algún producto tóxico, como veneno para ratas (que suele ser de este color) o un juguete. Guarda las heces y acude rápidamente al veterinario, con ellas y con tu perro.
  • Negro. Las heces negras o de color marrón muy oscuro indican que hay sangre en ellas. Puede tratarse de un problema grave. Acude al veterinario con urgencia.
  • Gris. Pueden indicar un problema de páncreas o biliar. Acude al veterinario.
  • Manchas rosas o rojas. Indican presencia de sangre en las heces. La presencia de sangre en las heces puede ser indicativa de algún problema grave. Tal vez no tenga importancia, pero es recomendable consultar al veterinario.
¿Qué puedo hacer si mi perro tiene heces o diarrea amarilla?

Mucosidad en las heces del perro

La presencia de mucosidad en las heces puede ser síntoma de infección bacteriana, obstrucción intestinal o incluso una fisura anal. Consulta a tu veterinario si el problema persiste.

Otros factores a tener en cuenta respecto a las heces caninas

Además, deberás tener en cuenta otros factores:

  • Frecuencia de las deposiciones. Si tu perro elimina pequeñas cantidades con esfuerzo, varias veces en una hora, puede ser un síntoma de inflamación del intestino grueso. Si tu perro defeca tres o cuatro veces, con gran volumen, sugiere un trastorno del intestino delgado.
  • Si las deposiciones contienen objetos sólidos de formas o colores extraños, puedes extraer información de ello. Por ejemplo, si observas varias formas pequeñas, semejantes a granos de arroz blanco, es posible que tenga una infestación de tenia (las heces pueden ser sólidas o sueltas). Si hay restos de hierba, madera, cuerda… significa que tu perro ha comido algo que no podía digerir.

Remedios caseros para la diarrea canina

A menudo, la diarrea canina no reviste gravedad y puede ser tratada sin necesidad de acudir al veterinario. La mayoría de los episodios de diarrea caninos duran un día o dos y, si no van acompañados de otros síntomas que te preocupen, puedes esperar antes de acudir al veterinario. Los remedios caseros incluyen 4 pasos:

¿Es bueno el ayuno para un perro con diarrea?

Probablemente tu perro no tenga mucha hambre cuando sufre diarrea. Si es así, no intentes que coma. En todo caso, es buena idea eliminar la comida durante 12 a 24 horas y proporcionar a tu perro agua en pequeñas cantidades pero con frecuencia, puede ayudar a que el tracto gastrointestinal se asiente y el problema desaparezca.

Es importante que sepas si tu perro puede soportar un ayuno, por lo que te recomendamos que se lo consultes previamente a tu veterinario.

Un cachorro nunca debería ayunar. Tampoco un perro de raza pequeña o que sea propenso a la hipoglucemia.

Si tu perro sufre diarrea, asegúrate de que está bien hidratado

Resulta esencial que tu perro tenga acceso al agua en todo momento, ya que un perro con diarrea tiene mayor riesgo de deshidratarse. Si no quiere beber, dale pequeñas cucharaditas de agua con frecuencia. Si el perro es de tamaño grande, procura que consuma entre media y una taza cada vez. Asegúrate de que tiene siempre agua fresca y limpia a su disposición.

Un caldo de pollo es bueno para proporcionar algunos nutrientes a tu perro sin hacer trabajar demasiado a su sistema digestivo.

Una bebida isotónica le ayudará a restablecer los electrolitos que ha perdido. Puedes utilizar una bebida tipo Aquarius diluida en agua.

La dieta blanda para un perro que tiene diarrea

Tras el ayuno, la comida debe reintroducirse lentamente.

Si tu perro no puede ayunar, comienza por este paso (sin olvidar la hidratación).

Lo mejor es comenzar con una dieta blanda, ya que será más digerible para tu perro. Un caldo muy efectivo para restablecer el sistema digestivo de tu perro es el siguiente:

Caldo de pollo. Pon tres o cuatro muslos de pollo en 6 tazas de agua. Puedes añadir apio picado y zanahoria, pero es opcional. Elimina la piel y los huesos y separa la carne. Cuela el caldo y utilízalo para hervir de 1 a 2 tazas de vegetales picados (zanahoria, apio, coliflor) durante 20 minutos. Déjalo enfriar y dáselo a tu perro. Al principio es mejor darle solo el caldo. A medida que tu perro empiece a mejorar, puedes darle el caldo con la carne de pollo en pequeñas porciones.

Deja pasar entre 4 y 6 horas para controlar la diarrea y los vómitos después de estas primeras comidas.

Otros remedios caseros frecuentes son:

  • Agua de arroz. Pon a hervir una parte de arroz de alta calidad con tres partes de agua, elimina los granos y ofrece a tu perro el líquido blanquecino que queda. Puedes añadirle un poco de caldo.
  • Arroz cocido. Puede acompañarse de pollo o pavo hervido sin piel.
  • Calabaza cocida y triturada. Es muy efectiva contra la diarrea y el estreñimiento.
  • Patata cocida sin piel.
  • Pollo o pavo hervido sin piel.
  • Pescado blanco hervido a la plancha.
  • Yogur. Si tu perro tolera los productos lácteos, el yogur tiene bacterias beneficiosas que ayudarán a restablecer la flora bacteriana de tu perro.
  • Queso de Burgos. Al igual que el yogur, el queso de Burgos y otros similares, como el Cottage, son efectivos para restablecer el sistema digestivo de tu perro.
  • Fuentes de proteína simple, como el huevo, preparado sin mantequilla ni aceite, o la gallina (sin piel)
  • Algunas hierbas, como el hinojo o el jengibre, tienen propiedades calmantes para el intestino. Consulta previamente a tu veterinario.

También existen piensos comerciales desarrollados especialmente para aliviar los problemas estomacales. Algunos de ellos requieren receta del veterinario. En todo caso, siempre es una buena idea consultar con este profesional, quien te recomendará las acciones a seguir con tu perro para resolver su problema de manera efectiva.

¿Son buenos los prebióticos y probióticos para un perro con diarrea canina?

Los prebióticos y probióticos ayudan a reestablecer la flora bacteriana del sistema digestivo de tu perro.

Probióticos

Los probióticos estimulan el sistema inmunológico del perro, además de ayudar a restaurar su revestimiento intestinal. Utiliza probióticos específicos para perros y si tienes dudas, consulta a tu veterinario.

Prebióticos

Los prebióticos son fibras digeribles que ayudan a reestablecer el sistema digestivo del perro y el equilibrio de electrolitos. Es recomendable utilizar una combinación de prebióticos y probióticos. Consulta a tu veterinario para seleccionar los más adecuados para tu perro.

¿Cuándo es recomendable acudir al veterinario?

Por lo general, las diarreas caninas son episodios puntuales que no revisten mayor importancia. Sin embargo, en algunos casos son consecuencia de algún problema más grave, por lo que es importante acudir al veterinario. Hazlo si estás en alguna de estas situaciones:

  • La diarrea se prolonga y el ayuno no parece ser efectivo. Si la diarrea de tu perro dura más de lo habitual, es importante que se lo comentes a tu veterinario.
  • El perro experimenta otros síntomas, como letargo, fiebre, vómitos, encías secas, pegajosas o pálidas, debilidad…
  • El perro sufre deshidratación.
  • Tu perro está consumiendo algún medicamento y crees que podría ser la causa.
  • Tu perro es de edad avanzada o sufre alguna enfermedad como diabetes, Cushing, cáncer…

En todo caso, es importante que sigas tu instinto. Conoces bien a tu perro y si tienes la sensación de que algo va mal, no pierdes nada por acudir al veterinario y comprobar si la diarrea de tu perro es o no preocupante.

Conclusiones

  • La diarrea es frecuente en los perros y a menudo se resuelve por sí sola.
  • En algunos casos, es un indicio de otros problemas.
  • La diarrea puede tener muchas causas, la mayoría de las cuales no revisten mayor importancia.
  • El tamaño, color, frecuencia de las deposiciones, presencia de mucosidad o sangre y textura de las heces son indicativos del problema que sufre tu perro.
  • Los remedios naturales para la diarrea canina incluyen un tiempo de ayuno (cuando es posible) seguido de una dieta blanda.
  • La hidratación del perro es muy importante cuando sufre diarrea.
  • Los prebióticos y probióticos específicos para perros pueden ayudar a restablecer su sistema digestivo.
  • Si la diarrea dura más de 2 días o de lo que es habitual en tu perro, tu perro presenta otros síntomas preocupantes o tu instinto te dice que algo va mal, acude al veterinario.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo