Todo sobre el Galgo Inglés: cría, cuidado y adiestramiento

Sobre Razas de Perros
Todo sobre el Galgo Inglés: cría, cuidado y adiestramiento

Al pensar en un galgo, es habitual que nos venga a la cabeza la imagen de competitivas y reñidas carreras. Se trata de un perro extraordinariamente veloz que también destaca en la caza de presas como zorros, conejos o liebres, entre otros. El galgo detecta a su presa a gran distancia y sale corriendo tras ella a gran velocidad.

Además, se trata de un perro dulce y tranquilo, que disfruta tanto corriendo como dormitando a tu lado en el sofá.

A los galgos les gusta acicalarse y se limpian a sí mismos como hacen los gatos. Como su pelo es corto y poco aceitoso, no es propenso a tener mal olor, por lo que será un agradable compañero de hogar.

Sin embargo, también es un perro muy sensible y no tolera bien la soledad, por lo que si te ves obligado a dejarlo solo en casa durante mucho tiempo, tal vez no se trate del mejor perro para ti.

La historia del Galgo Inglés

El Galgo Inglés es una de las razas más antiguas que conocemos. Se trata de un perro noble y afectuoso cuyo aspecto es muy similar al de una raza de lebreles que se remonta a las épocas de celtas y egipcios. En las pinturas de algunos templos de Turquía del 6.000 a.C aparecen perros con cuerpos muy parecidos a los de los galgos.

Aunque no se sabe con exactitud, se cree que la raza tiene su origen en Oriente Medio y el norte de África y que llegó a Europa durante la Edad Media. Se hizo muy popular como perro de caza y en Inglaterra pronto comenzó a destacar en coursing (deporte de persecución de presas) y en las carreras.

Estas carreras están siendo prohibidas en muchos lugares, ya que los perros pueden sufrir graves lesiones y además, aquellos perros que ya no son útiles para esta controvertida práctica suelen ser sacrificados.

Afortunadamente, existen grupos de rescate que los recogen y los llevan a casas de acogida (que es una de las alternativas que debes considerar al encontrar un perro abandonado) o los entregan en adopción. De hecho, la mayoría de los galgos que se encuentra en hogares familiares son ex perros de carreras.

La raza fue reconocida por el American Kennel Club en 1885. Además, ha sido un perro muy apreciado por personajes históricos como Cleopatra o la reina Isabel I de Inglaterra.

Características principales del Galgo Inglés

  • El Galgo Inglés es un perro delgado y estilizado, con una cabeza estrecha y largas patas y fuertes músculos que le permiten correr a gran velocidad.
  • Su tamaño oscila entre los 70 y 80 centímetros (altura a la cruz) y pesa entre 25 y 45 kilos.
  • Su esperanza de vida se estima entre 10 y 15 años.
  • Es un perro tímido, muy leal y cariñoso con su familia.
  • El Galgo Inglés no es un perro que se muestre agresivo con los extraños, aunque te advertirá de su presencia.
  • El galgo pertenece a un grupo de perros de caza denominados lebreles. Estos perros detectan a su presa a gran distancia y salen disparados hacia ella.
  • Con el tiempo, la raza se orientó más a las carreras que a la caza, aunque, como ya hemos comentado, en la actualidad las carreras de galgos se están prohibiendo en muchos lugares, ya que se trata de una práctica agresiva para los perros.
  • A pesar de ser un perro que alcanza grandes velocidades, no se trata de un corredor de fondo, por lo que no se dedicará a correr grandes distancias, sino que saldrá disparado durante cortos espacios de tiempo y luego se quedará tranquilo.
  • El Galgo Inglés es un buen compañero para salir a correr, aunque en realidad es un perro muy tranquilo y un gran dormilón.
  • Posee un fuerte instinto de presa, por lo que es importante que no lo saques a pasear sin correa. (Echa un ojo a nuestros artículos sobre las mejores correas para perros donde encontrarás una amplia variedad de artículos para cada una de tus necesidades: como las correas extensibles, perfectas para dar más espacio al perro, sin renunciar a la seguridad que confiere la correa o las correas de adiestramiento, que también son más largas que las convencionales). Si tienes una finca, necesitarás una buena valla para que no salga corriendo tras conejos, zorros, gatos u otros animales.
  • Este instinto de presa puede hacer que mordisquee a otros perros o animales más pequeños, por lo que podría herirlos o incluso matarlos. Esta es la razón de que se recomienda utilizar un bozal cuando se adopta un galgo, hasta saber cuál es su temperamento y poder socializarlo con los demás animales del hogar.
  • Su pelo es muy fino, por lo que no tolera las temperaturas demasiado bajas. Es mejor que le compres un abrigo para que no pase frío bajo la nieve o la lluvia. (Te puede interesar nuestro ranking con los mejores chubasqueros para perros).
  • Puede ser de varios colores: leonado, negro, rojo, azul, gris o blanco. También puede presentar diversos tonos de atigrado, patrón de rayas o blanco con otro color.
  • Los galgos pueden ser muy tímidos y miedosos, por lo que es necesario socializarlos con paciencia, a ser posible desde que son cachorros.
  • Es independiente y puede mostrarse testarudo.
  • Su entrenamiento requiere altas dosis de paciencia y es posible que no obedezca si no encuentra razones para hacerlo.
  • A veces, los galgos tienen dificultades con la orden de sentarse, ya que no es una posición natural para ellos, y les obliga a hacer una especie de equilibrio sobre su cola.
  • El Galgo Inglés tiene una muda baja o media y requiere un aseo mínimo. Es un perro que se limpia a sí mismo y que no suele tener mal olor.
  • Sin embargo, su fino pelaje hace que sea susceptible de sufrir rozaduras, arañazos y heridas.

La dulce personalidad del Galgo Inglés

El Galgo Inglés es un perro dulce y agradable, amistoso y sin rastro de agresividad, aunque puede mostrarse distante con los extraños. Se trata de un perro bastante independiente, con una gran sensibilidad que le hace reaccionar rápidamente si hay tensión en el hogar. Puede volverse miedoso ante el maltrato, incluso cuando este no es intencionado.

¿Cuál es el estándar de la raza?

El estándar de una raza es el conjunto de directrices que describe las características, temperamento y apariencia de una raza. Los criadores deben seguirlas en todo momento para evitar condiciones que perjudiquen la salud, bienestar o solidez de la raza. El American Kennel Club y la Federación Cinecológica Internacional establecen varias características para el estándar del Galgo Inglés, entre las que destacan:

  • Aspecto general. Construcción fuerte, erguido, de proporciones generosas. Musculoso y simétrico, con cabeza y cuello largos, pecho profundo y piernas poderosas.
  • Tamaño y proporciones. El tamaño ideal de los machos está entre 71 y 76 centímetros y el de las hembras entre 68 y 71 centímetros.
  • Temperamento. Inteligente, amable, afectuoso y de temperamento equilibrado.
  • Cabeza y cráneo. La cabeza es larga y estrecha, ancha entre las orejas. Cráneo plano.
  • Ojos. Oscuros, brillantes, inteligentes, indican carácter. Ligeramente ovalados y de inserción oblicua.
  • Orejas. Pequeñas y de textura fina, echadas hacia atrás y plegadas. Cuando está excitado, las muestra semierectas.
  • Hocico. Hocico de buena longitud, poderoso pero sin tosquedad. Poco o ningún desarrollo de los senos nasales y stop apenas perceptible.
  • Boca. Dientes muy fuertes y parejos en la parte delantera. Mandíbulas poderosas y bien cinceladas. Mordida de tijera perfecta, regular y completa.
  • Cuello. Largo y musculoso, sin garganta, ligeramente arqueado y ensanchándose gradualmente hacia el hombro.
  • Cuerpo. Hombros colocados lo más oblicuamente posible, musculosos sin ser cargados. Pecho amplio y profundo, preparado para la velocidad. Costillas bien arqueadas. Espalda amplia y musculosa. Lomos musculosos, bien arqueados y recortados en los flancos.
  • Patas. Las patas delanteras son perfectamente rectas y bien insertadas en los hombros. No se giran hacia dentro ni hacia afuera y tienen cuartilla fuerte. Las traseras son largas, musculosas y poderosas, anchas y bien descendidas, con rodillas bien dobladas. Corvejones bien doblados y pegados al suelo, anchos pero rectos hacia delante y hacia atrás.
  • Pies. Los pies son duros y cerrados, tipo liebre, bien engrasados y con fuertes garras.
  • Pelo. Corto, suave y de textura firme.
  • Cola. Larga, fina y afilada, con una ligera curva hacia arriba.
  • Penalizaciones. Cualquier desviación del estándar será motivo de descalificación o falta, en base al grado de desviación existente. Los perros agresivos o excesivamente tímidos serán descalificados.

¿El Galgo Inglés es un perro inteligente?

Según la clasificación del neuropsicólogo Stanley Coren, muy conocido por sus estudios sobre el comportamiento canino y su vínculo con el ser humano, el Galgo Inglés es una raza con un nivel de inteligencia funcional y de obediencia media. Esta raza necesita entre 25 y 40 repeticiones para aprender una orden y la práctica regular le ayudará a afianzarla. Responde a la primera un 50% de las veces y su respuesta puede ser lenta y menos predecible si el perro se encuentra a distancia.

Esto no quiere decir que el Galgo Inglés no sea un perro inteligente. En esta clasificación, se habla de inteligencia funcional, que se refiere al grado de obediencia de perro. En esta inteligencia influyen tanto la capacidad de aprendizaje como su disposición para acatar las órdenes.

Es decir, es posible que un perro con elevada inteligencia adaptativa (que es la capacidad del perro para aprender de las situaciones que se le presentan y resolver problemas) presente una inteligencia funcional baja, porque se trata de una raza que tiende a tomar sus propias decisiones y no es amiga de obedecer órdenes. De hecho, los galgos son perros con altos instintos e inteligencia adaptativa elevada.

¿Cuáles son los problemas de salud más frecuentes en el Galgo Inglés?

El Galgo Inglés está predispuesto a sufrir varias enfermedades y trastornos de salud, algunos de ellos muy característicos de la raza, que es importante que conozcas si estás considerando compartir tu vida con uno. las más frecuentes son las siguientes:

Sensibilidad a la anestesia

Los galgos son sensibles a la anestesia (y también a algunos medicamentos). Una dosis normal para cualquier otro perro de su tamaño puede ser letal para un galgo. Es probable que esta sensibilidad esté relacionada con el bajo porcentaje de grasa corporal de los galgos.

Hipotiroidismo

Es un desequilibrio hormonal provocado por la deficiencia de hormonas tiroideas, que juegan un papel importante en el metabolismo. Entre sus síntomas principales están la intolerancia al frío, letargo, torpeza mental, aumento de peso, problemas dermatológicos, infertilidad, ciclos de celo irregulares o problemas en el sistema nervioso, entre otros.

Puede tratarse fácilmente, mediante la administración de medicación, que en muchos casos será necesaria toda la vida del perro.

Osteosarcoma

Se trata de un cáncer de huesos muy agresivo, que suele afectar a las razas grandes y gigantes. El primer síntoma es la cojera crónica y progresiva, dolor y atrofia muscular.  El tratamiento implica la extirpación quirúrgica de tumor y quimioterapia, para minimizar el riesgo de metástasis.

Torsión/dilatación (vólvulo gástrico)

La torsión se produce cuando el estómago se distiende con gas o aire (dilatación gástrica) y a continuación se retuerce sobre su eje longitudinal (vólvulo). El bazo se encuentra adherido a la pared del estómago, por lo que rota con él.

El estómago puede retorcerse 180º o menos. En este caso, se denomina torsión. Cuando la torsión está entre 180ª y 360º (o más), tenemos el vólvulo propiamente dicho. El perro es incapaz de eructar o vomitar para deshacerse del exceso de aire y se bloquea el retorno normal de la sangre al corazón, por lo que la presión sanguínea cae y el perro entra en shock.

El vólvulo gástrico requiere atención veterinaria inmediata. Entre los síntomas más frecuentes figuran la distensión del abdomen, el exceso de salivación y las arcadas sin vomitar.

Lesiones músculoesqueléticas

El galgo es un excelente corredor, con unas patas largas y delgadas que pueden sufrir una serie de lesiones, como fracturas de huesos, lesiones en los dedos o desgarros musculares. Por ello, es conveniente examinar regularmente sus patas y prestar atención a su manera de caminar. Ante cualquier señal que pueda sugerir una lesión, lleva a tu galgo al veterinario.

Displasia de cadera

La displasia de cadera es hereditaria, aunque también puede ser desencadenada por factores ambientales, como un crecimiento demasiado rápido o una lesión producida en un salto o una caída. La displasia de cadera consiste en que el fémur no encaja bien en la articulación de la cadera. Esto puede provocar dolor y cojera al perro, aunque no siempre se aprecian señales de molestia. Cuando el perro envejece, puede desarrollar artritis.

Pannus

Se trata de un trastorno genético habitual en los galgos, que se manifiesta por un oscurecimiento gradual de la córnea y puede llegar a provocar ceguera. Se trata con esteroides y gotas con ciclosporina. En caso de gravedad, habrá que recurrir a la cirugía.

Atrofia progresiva de la retina

Enfermedad hereditaria causada por la pérdida gradual de fotorreceptores. Comienza con ceguera nocturna, que va avanzando hasta que el perro se queda ciego. No es dolorosa, pero no tiene cura.

¿Mi Galgo Inglés necesita cuidados especiales?

  • Ejercicio físico. El Galgo Inglés no es un perro excesivamente activo, pero necesita al menos un paseo diario. Si no hace ejercicio y no es estimulado con regularidad, puede aburrirse y desarrollar comportamientos destructivos.
  • Cuidado con las temperaturas extremas. Al ser un perro con muy poca grasa corporal, el Galgo Inglés es muy sensible a las bajas temperaturas y es posible que necesite un abrigo para estar confortable durante el invierno.
  • Alimentación. Alimenta a tu Galgo Inglés con productos de alta calidad. Consulta a tu veterinario para saber cuál es la ración adecuada para tu perro, así como para seleccionar el mejor pienso para él. Este perro tiene tendencia al sobrepeso y esto puede afectar a sus articulaciones, su metabolismo y su corazón, además de aumentar la propensión a sufrir diversas enfermedades. Para prevenir estas afecciones, el pienso debe ser rico en proteína de alta calidad y bajo en grasas. Ten cuidado con las golosinas.
  • Cuidado del pelo. El Galgo Inglés tiene un pelo muy corto, pero es importante cepillárselo a diario para mantener la muda a un nivel manejable. Si no sabes cuáles son los accesorios necesarios para su tipo de pelaje, no dudes en obtener toda la información en nuestro artículo sobre cepillos de pelo para perros.
  • Higiene dental. Los galgos suelen tener problemas dentales. Si quieres prevenir la aparición de problemas e infecciones, tendrás que cepillárselos de manera regular.
  • Uñas. Si tu Galgo Inglés no desgasta las uñas de manera natural, recórtalas una o dos veces al mes. Si las oyes golpear contra el suelo, quiere decir que están demasiado largas. Acude a tu veterinario para que te enseñe a hacerlo o llévalo para que te lo haga él o un peluquero canino profesional.
  • Comprueba el estado de salud de tu Galgo Inglés. Comprueba las patas de tu Galgo Inglés con frecuencia y mira dentro de su boca y orejas. Si observas algún indicio de problema en general, como llagas, sarpullidos, enrojecimiento o sensibilidad de la piel, inflamaciones, problemas en la nariz, boca y ojos, etc., acude a tu veterinario. Los ojos del Galgo Inglés deben estar claros, sin enrojecimientos ni secreciones. Asimismo, los oídos deben oler bien y no presentar demasiada cera o suciedad.

¿Cómo se lleva el Galgo Inglés con los niños y con otros animales?

El Galgo Inglés se lleva muy bien con los niños y muestra una gran paciencia con ellos. Se lleva mejor con niños mayores que con los más pequeños, ya que no es amigo de los juegos bruscos ni de los gritos.

Por supuesto, es importante que enseñes a tus hijos a comportarse adecuadamente con tu galgo (y con cualquier otro perro). Unos conocimientos básicos de etología canina les ayudarán a interpretar correctamente su lenguaje y a no molestarlo. Supervisa siempre las interacciones entre los niños y tu perro, para minimizar el riesgo de accidentes.

En cuanto a otros animales, el Galgo Inglés puede llevarse muy bien con otros perros, aunque debes tener cuidado con los perros de raza pequeña y con animales de pequeño tamaño, como gatos, conejos, etc., ya que su instinto de presa puede llevarle a perseguirlos e incluso matarlos.

Si tienes uno de estos animales en casa, mantenlo separado de tu galgo cuando te vayas, aunque se lleven bien, para evitar posibles problemas. Si no dispones de espacios separados por puertas, una barrera de seguridad puede ser una interesante alternativa a considerar.

La cría de la raza Galgo Inglés

Si has decidido adoptar un Galgo Inglés, estarás dando una nueva oportunidad a un adorable perrito que necesita un hogar y una familia que le proporciones cuidados y cariño. La adopción siempre es una buena opción para proporcionar a un perro abandonado una nueva vida, feliz y con gente que le quiera. Adoptando un galgo harás una gran obra, pues suele tratarse de perros que han sido recogidos por grupos de rescate para librarlos de una muerte segura.

Si quieres dedicarte a la cría de esta raza, ponte en contacto con asociaciones dedicadas a esta raza o con criadores que te orienten para realizar una cría responsable y esfuérzate en logra una buena reputación como criador. Tu veterinario también puede ayudarte a reunir la información que necesitas.

Si quieres comprar uno, te recomendamos no acudir a una tienda de mascotas y buscar un criador profesional y responsable.

Estos criadores se preocupan por mantener el buen estado de la raza y te garantizan el perro ha pasado todas las revisiones necesarias, además de estar en perfectas condiciones sanitarias. También debe proporcionarte la documentación que muestra que sus padres han sido autorizados para la cría, con el fin de prevenir los problemas genéticos asociados a esta raza. Un cachorro puede costar entre 500 y 1000€.

No dudes en informarte acerca del temperamento del perro, su estado de salud y los problemas que puede sufrir. Un criador profesional podrá orientarte y aconsejarte acerca de si se trata del perro adecuado para ti.

Investiga previamente sobre la raza, para tener información acerca de sus características, revisa las instalaciones del criador y verifica que los animales no se encuentran en condiciones insalubres y desconfía de quién no quiera responder a tus preguntas.

Tu veterinario también puede remitirte a un criador de confianza donde adquirir un cachorro sano.

Conclusiones

  • El galgo inglés es un perro muy veloz, conocido por su participación en populares y controvertidas carreras.
  • Es una de las razas más antiguas que existen.
  • El Galgo Inglés es tímido, leal y cariñoso.
  • No tolera bien las bajas temperaturas y tiene dificultades para sentarse.
  • Presenta un nivel de inteligencia funcional y de obediencia media y una inteligencia adaptativa e instintiva bastante alta.
  • Si vas a dedicarte a la cría responsable de esta raza, tendrás que prestar atención a las enfermedades más comunes y ser fiel a los estándares de la raza.
  • Ponte en contacto con otros criadores y veterinarios para llevar a cabo una cría correcta.
  • Muchos de los galgos que se encuentran en hogares familiares han sido rescatados de las carreras.
  • Se llevan bien con los niños y con otros perros, pero debes tener cuidado con los animales de pequeño tamaño (incluidos perros), ya que podría verlos como una presa.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Posts relacionados:

1 comentario

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo