Mejores correas extensibles para perros

Cuidados del Perro
Mejores correas extensibles para perros

Aunque cada Comunidad Autónoma y Ayuntamiento puede tener su propia normativa, la ley estatal exige que los perros vayan atados con una correa en todos los espacios públicos, con excepción de los parques vallados específicos para perros.

Además de las exigencias legales, existen otras muchas razones por las que es recomendable pasear a tu perro con correa, y entre todos los modelos, las correas extensibles constituyen una alternativa fácil de utilizar y muy funcional, siempre que sean utilizadas con responsabilidad.

Las correas extensibles han adquirido mucha popularidad y son muy utilizadas, ya que permiten al perro moverse con más libertad aunque vayan atados. Además, tienen un mecanismo que permite ajustar su longitud o bloquearlas para que tu perro no se aleje más de lo necesario.

No obstante, estas correas también llevan unos peligros asociados, debidos precisamente a la posibilidad de que tu perro se aleje más de la cuenta y que esté unido a ti por medio de una cuerda que se mueve cerca del suelo cuando él corre de un lado a otro. Esto puede provocar accidentes, al enredarse en las piernas de los transeúntes, romperse o hacer tropezar a quien se cruce entre tu perro y tú.

Las mejores correas extensibles para tu perro

Correas extensibles de 3 metros para perros

DDOX Correa extensible de 3, 4 ó 5 metros

Esta correa está disponible en varios modelos, en los que varía el tamaño de la correa, que puede ser de 3 ó 5 metros, y el peso que soporta (hasta 8 kilos la de 3 metros, hasta 10 kilos de de 4 metros y hasta 20 ó 50 kilos las dos posibilidades en 5 metros). Está fabricada con nylon reflectante y puede girar 360º, con lo que se evitan enredos. El mango es ergonómico y la correa se suelta y se libera fácilmente, con solo pulsar un botón.

Flexy New Confort Correa extensible de 3, 5 y 8 metros

Correa extensible disponible en varios tamaños. Es adecuada para perros de hasta 8, 12 o 20 kilos, dependiendo del modelo elegido. Dispone de un mango ergonómico y se le puede colocar un sistema de iluminación LED, para aumentar la visibilidad. También puedes añadir un portabolsas. Es fácil de bloquear y liberar. La cinta está diseñada para evitar los enredos, ya que puede girar 360º. Su relación calidad-precio es muy buena.

Makife Correa extensible de 3 metros

Correa extensible de 3 metros, para perros de hasta 25 kilos. Esta correa se coloca en la muñeca, por medio de un velcro, permitiéndote pasear a tu perro con las manos libres. Es adecuada para perros que no peguen tirones. También puede sujetarse en el manillar de la bicicleta, en el bolso o en una mochila. El botón de bloqueo y desbloqueo es accesible y fácil de utilizar. Incluye un dispensador de bolsas para los excrementos de tu perro.

Wigzi Correa extensible doble de 3 metros

Si tienes dos perros, una correa extensible doble es una buena opción para sacarlos a pasear cómodamente, controlando a ambos perros con la misma mano. El mango es ergonómico y la correa está diseñada para no enredarse. Tanto los botones de bloqueo y desbloqueo como las cintas son de diferentes colores, para poder saber rápidamente a qué perro estás controlando. Esta correa es adecuada para perros de hasta 23 kilos (cada uno).

Youthink Correa extensible doble de 3 metros

Correa extensible para pasear a dos perros de hasta 23 kilos. Las correas son de diferentes colores para identificar rápidamente cuál es la que debes bloquear o liberar y los botones de bloqueo y desbloqueo son de los mismos colores que las correas. Las cintas son reflectantes y pueden girar 360º para evitar que se enreden. El mango es ergonómico y antideslizante.

Correas extensibles de 5 metros para perros

Hertzco Heavy Duty Correa extensible de 5 metros para perros

Esta correa es plana y está diseñada para que pueda girar 360 grados alrededor del mango, evitando los enredos. El mango tiene un diseño ergonómico que permite llevar la correa con comodidad y el botón de control está situado de forma que puedas bloquear y liberar la correa con rapidez. La cinta mide 5 metros y es de color claro y reflectante. Hertzco cuenta con modelos de esta correa para perros de diferentes tamaños. El modelo que hemos seleccionado permite llevar atados a perros de hasta 45 kilos.

Pteast Correa extensible de 5 metros para perros

Correa extensible de 5 metros, con un mango ergonómico y antideslizante. El bloqueo y la liberación de la cuerda se realizan mediante un botón en la parte superior. La cinta es plana y resistente, y está diseñada para evitar enredos, ya que puede girar 360º. Es adecuada para perros de hasta 25 kilos. Incluye un dispensador de bolsas con forma de huevo.

Tug Correa extensible de 5 metros para perros

Correa de nylon de 5 metros extensible, disponible en modelos para perros de diferentes tamaños (hasta 16 kilos y hasta 50 kilos). Dispone de un movimiento de giro de 360º que evita los enredos y es fácil de bloquear y liberar. El mango es ergonómico y antideslizante. Tiene una buena relación calidad-precio.

Correas extensibles de 8 metros para perros

Kondrao New Classic Correa extensible de 8 metros

Correa extensible de 8 metros, adecuada para perros de hasta 50 kilos. La cinta es plana y está diseñada a prueba de enredos. El mango es ergonómico y el botón de bloqueo y desbloqueo está situado para permitir un funcionamiento rápido. La correa se extiende y retrae suavemente.

Laxus Correa extensible de 8 metros

Correa extensible de 8 metros para perros de hasta 50 kilos. Incluye una linterna LED. La cinta está diseñada para evitar enredos y puede bloquearse y liberarse por medio de un botón que se encuentra en la parte superior de la zona de agarre. El mango es ergonómico y antideslizante. La carcasa es de plástico ABS y lleva un mecanismo interno de acero inoxidable que la hace resistente a los impactos.

LHJK Correa extensible de 8 metros

Correa extensible de 8 metros, con una cinta de nylon de alta resistencia, adecuada para perros de hasta 50 kilos. Incluye una linterna LED y el botón de bloqueo y desbloqueo es fácil de utilizar con una sola mano. Como inconvenientes, algunos clientes se quejan de que a veces se atasca al retraerse y que la linterna LED puede desprenderse.

Supernight Correa extensible de 8 metros

Correa extensible de 8 metros con mango antideslizante y un agarre muy cómodo, ideal para perros de menos de 50 kilos. La longitud de 8 metros permite que el perro pueda correr o moverse con más libertad en espacios abiertos o rutas de senderismo, pero también exige una gran responsabilidad para no dejar que el perro se aleje en cualquier momento y se generen situaciones de peligro para él o para otras personas o perros. El botón de bloqueo y desbloqueo es fácil de utilizar con una sola mano y te permite ajustar la distancia de la correa a la longitud que consideres más adecuada. Incluye una linterna LED desmontable y un dispensador de bolsas.

Correas extensibles de 10 metros para perros

Flexi Giant Professional Correa extensible de 10 metros

Aunque este tamaño es más frecuente en correas fijas, Flexi ha diseñado un modelo de correa extensible de 10 metros, para perros de hasta 50 kilos. La cinta es plana y de color amarillo neón, que aunque no es reflectante se ve bastante bien. La cinta sale de la parte superior del mango, en lugar de la parte frontal opuesta a la mano, como suele ser habitual. De esta manera, tiene un rango de movimiento más amplio y puede girar 360º alrededor de la parte superior de la correa, reduciendo su capacidad de enredarse. No es reflectante, pero se ve bastante bien. Como inconveniente, puede resultar un poco pesada.

¿Qué es una correa extensible para perros?

Una correa extensible para perros es una cinta o cordón que se enrolla en un carrete, dentro de una carcasa de plástico. Este tipo de correa permite que tu perro se separe de ti y explore el entorno sin que pierdas todo el control sobre sus movimientos.

Cuando el perro tira de ella, la correa se desenrolla y se extiende. Y cuando tu perro vuelve a acercarse a ti, la correa se enrolla en la carcasa, haciéndose más corta. Las correas extensibles para perros suelen disponer de un sistema de frenado que hace que se retraigan con suavidad.

La longitud de cada correa depende de su diseño y es ajustable hasta una longitud máxima.

La longitud de estas correas suele variar entre 3 y 8 metros.

Por ejemplo, las correas para perros pequeños suelen medir 2 ó 3 metros, para perros pequeños o medianos, entre 3 y 5 metros y para perros grandes las correas pueden llegar a medir 8 metros.

También existen otras correas extensibles más largas, de 10 metros, que suelen utilizarse para el adiestramiento canino, aunque estas longitudes son más frecuentes en correas no extensibles.

Aunque generalmente la longitud de la correa se relaciona con el tamaño del perro, siempre que el peso de tu perro no exceda el límite de peso de la correa, puedes utilizar cualquier longitud con cualquier perro.

La utilización de estas correas también puede desencadenar situaciones peligrosas, que debes tener en cuenta para actuar con responsabilidad y llevar a tu perro de una manera segura.

¿Qué peligros puede tener una correa extensible para perros?

Los peligros de una correa extensible para los humanos

Estas correas son ajustables a tus necesidades, ya que puedes limitar su longitud utilizando los controles que lleva incorporados. Debido a ello, es importante que tengas cuidado, ya que pueden constituir un peligro para los transeúntes.

Si permites que tu perro se aleje demasiado por lugares concurridos o se mueva a su libre albedrío porque pueden enredarse entre las piernas de la gente, provocando un accidente.

Si la correa extensible se rompe o intentas agarrar la cinta para acercar a tu perro, puedes sufrir lesiones, ya que suelen ser de nylon u otros materiales abrasivos, y un tirón del perro puede provocarte quemaduras, cortes o incluso la amputación de un dedo.

Si la correa se envuelve alrededor de tus piernas y tu perro pega un tirón, puede tirarte al suelo o causarte lesiones, debido a la tensión y la fricción.

Los peligros de una correa extensible para los perros

Los perros también pueden sufrir graves heridas si la correa se rompe, ya que se produce una sacudida repentina que puede causar lesiones en su cuello, la tráquea o la columna.

Tu perro también corre el riesgo de ser atropellado si le permites pasear demasiado lejos, no bloqueas la correa y sale corriendo hacia la carretera o hacia algún ciclista que pase cerca de él.

Si el perro se mueve sin control, puede enredar su correa en otros perros, bicicletas, árboles, causando la caída, tirón o pelea correspondiente.

La cinta o cordón de la correa también puede retorcerse alrededor de su cola o una pata, causándole quemaduras o cortes profundos cuando el cordón se retrae.

Además, si tu perro da un tirón fuerte para ir hacia donde quiere, puede arrancar el mango de tus manos y salir corriendo. Al estar lejos de ti, te resultará difícil alcanzarle.

¿Por qué es recomendable sacar a pasear al perro atado con una correa?

Además de la obligación establecida por la ley, que ha sido desarrollada para proteger la salud y seguridad del público y del propio perro, el uso de una correa te proporcionará una serie de beneficios y, una vez que tu perro se acostumbre a utilizarla, no le resultará molesto. Y siempre podrás soltarlo para que corra en lugares específicos y bien controlados.

Entre los beneficios de pasear con tu perro atado con una correa, se encuentran:

  • Al llevar a tu perro atado con una correa, evitarás que entre en propiedades privadas en las que no sea bien recibido.
  • También podrás evitar que tu perro salude y ponga sus patas sobre el pecho de personas que no lo desean, evitando percances desagradables para todos.
  • Eliminarás problemas con los niños. Es frecuente que los niños lleven bocadillos, helados y golosinas en sus manos, cuando meriendan mientras juegan en el parque. Para tu perro, un alimento sabroso que se mueve a la altura de su cara es una auténtica invitación, por lo que es probable que se lance sobre el niño, haciéndole daño o asustándole, aunque no sea su intención.
  • Podrás evitar que tu perro coma cosas que no debería. El perro explora el mundo con la boca, y además, por el suelo puede haber restos de comida o excrementos que constituyan un agradable bocado para él. Además, durante el paseo podría encontrarse con alimentos envenenados o con clavos o alfileres en su interior. La gente malintencionada existe, y el uso de la correa unido a un buen entrenamiento protegerá a tu perro, ya que al pasear a su lado podrás controlar lo que hace. No olvides tenerlo bien adiestrado para que escupa lo que introduzca en su boca en cuanto se lo ordenes.
  • Si tu perro está bien entrenado, pasear con la correa será agradable para ambos, pues contribuirá a estrechar el vínculo entre tu perro y tú.
  • El uso de la correa minimiza la propagación de enfermedades, como el parvo o el moquillo, ya que podrás evitar que olfatee los excrementos de otros animales.
  • Tu perro no correrá peligro de ser atropellado al pasear por la ciudad o cerca de carreteras. Por muy bien entrenado que esté un perro, siempre existe la posibilidad de que se asuste o se dispare su instinto de presa y salga corriendo detrás de algo que haya llamado su atención, sin hacerte caso, ya que hay un momento en el que su estado cognitivo se bloquea. Esta escapada puede hacer que tu perro cruce una carretera en un mal momento, sufriendo (y provocando) un desgraciado accidente, que puede provocar daños graves a todos los implicados, incluyendo a tu perro .
  • Tu perro correrá menos riesgo de pelearse con otros perros y sufrir mordeduras u ocasionar mordeduras graves a otro perro, ya que podrás controlar la situación con la correa.
  • Si vas paseando por entornos naturales, tu perro no cazará ni perseguirá animales salvajes, como ardillas, conejos, ratones, zorros, corzos o ciervos. Esto protegerá a dichos animales y también a tu perro, que no correrá el peligro de contraer alguna enfermedad causada por dichos animales ni saldrá herido o se perderá por la montaña.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de comprar una correa extensible para mi perro?

Al comprar una correa extensible para tu perro, debes tener en cuenta una serie de aspectos:

Cinta o cordón.

Las correas extensibles pueden ser de cordón o de cinta. Las de cordón son más gruesas y duraderas, mientras que las de cinta son planas y pueden ser más largas y fáciles de ver que las de cuerda. Además, las de cinta suelen enredarse menos que las de cordón.

Longitud de la correa.

La longitud de la correa extensible puede variar. Hay correas extensibles para perros de 3m, 8m o incluso 10m.

Las correas largas son adecuadas para entrenar a tu perro o para pasear por espacios abiertos amplios en los que puedas permitir que tu perro tenga un mayor rango de movimiento.

Límite de peso.

Cada correa tiene un límite de peso especificado por el fabricante. Es importante que compres una correa que soporte el peso de tu perro, ya que de lo contrario podría romperse si el perro da un tirón fuerte.

Accesorios.

Algunas correas extensibles disponen de accesorios como luces y dispensadores de bolsas para los excrementos de los perros.

Diseño sin enredos.

Las correas extensibles suelen estar diseñadas para evitar que la cinta se enrede. Por lo general, llevan un dispositivo que permite que la cinta gire 360º, lo que disminuye la posibilidad de enredarse.

Control de frenado.

Las correas extensibles suelen tener un sistema de parada o frenado que te permite evitar que tu perro tire más de la correa. Esto te permite reaccionar rápidamente para evitar un problema sin hacerte daño en la mano.

Controles de bloqueo y liberación de la correa.

Los controles de bloqueo te permiten controlar la longitud de la correa, bloqueándola al tamaño que deseas o liberándola para permitir que tu perro se mueva con más libertad.

Control de retroceso.

El control de retroceso permite reducir la tensión de tu mano, al detener la extensión de la correa, absorbiendo el impacto.

Conclusiones

  • Las correas extensibles consisten en una cinta o cordón que se enrolla dentro de una carcasa de plástico.
  • Son adecuadas para sacar a tu perro permitiéndole moverse con más libertad que con una correa fija, pero sin perder todo el control sobre sus movimientos.
  • Las correas extensibles para perros también implican una serie de riesgos que debes asumir y minimizar, actuando con responsabilidad.
  • El uso de la correa en exteriores es importante para evitar que tu perro se meta en problemas.
  • Actualmente, la ley estatal exige que los perros vayan atados en lugares públicos, con excepción de parques vallados específicos para ellos.
  • A la hora de comprar una correa extensible para tu perro, debes tener en cuenta el tipo de correa y su longitud.
  • También es importante el límite de peso que admite, que disponga de un mecanismo que impida los enredos y que el sistema de bloqueo y liberación sea fácil de utilizar.
  • Algunas correas extensibles para perros incluyen accesorios interesantes, como luces LED o dispensadores de bolsas para sus excrementos.
  • Las correas extensibles para perros suelen medir 3 metros, 5 metros u 8 metros. Algunas miden 10 metros, pero son menos frecuentes.
  • Si necesitas una correa de más de 10 metros para entrenar a tu perro, tendrás que recurrir a correas no extensibles.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Última actualización el 2021-03-04 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Posts relacionados:

1 comentario

  1. ernest guanyabens 14 diciembre, 2020 a las 13:35 Responder

    lo que me interesa es la anchura de la correa y su resistencia, ya que llevo cinco correas y todas inutilizadas por corte de las mismas.
    interesa saber si hay algún modelo con la cinta enrrollable muy resistente.
    Gracias.

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo