¿Qué hacer cuando se muere tu perro?

Curiosidades Sobre Perros
¿Qué hacer cuando se muere tu perro?

Cuando llevamos un perro a casa, pensamos en las cosas divertidas que haremos con él, en su entrenamiento, alimentación o cuidados que merece, pero no solemos pensar en el momento de la muerte.

Es posible que la pérdida de tu perro sea uno de los momentos más tristes y difíciles de tu vida. Seguramente querrás estar a su lado en los últimos momentos, acariciándolo y hablándole con voz suave. La despedida es un momento muy importante, así como el tiempo de duelo que tendrás que atravesar.

Además de los factores sentimentales, tendrás que hacerte cargo de una serie de trámites legales que, aunque estén llenos de dolor, son necesarios.

En este artículo, vamos a tratar de abordar los aspectos emocionales y administrativos que aparecen cuando se muere nuestro perro.

Cómo manipular los restos de mi perro si se muere en casa.

  • Aunque pueda parecerte extraño, asegúrate de que tu perro está muerto realmente. Es posible que haya tenido un paro cardíaco y puedas reanimarlo, o que esté muriéndose, con la respiración muy débil y muy quieto, pero aún esté vivo.
  • Utiliza guantes para manipular el cuerpo de tu perro, ya que al morir se liberan fluidos corporales. Tal vez desees limpiar las zonas alrededor de la boca, los genitales y el ano. Es posible que se liberen más fluidos y desechos corporales al mover el cuerpo.
  • Aunque sin duda será doloroso, es importante que hagas esto cuanto antes, ya que el rigor mortis (endurecimiento de las articulaciones) suele comenzar entre 10 minutos y 3 horas después de la muerte y puede durar hasta 72 horas. La temperatura afecta a este proceso, que será más rápido si hace mucho calor. La velocidad de descomposición también se ve afectada por la temperatura.
  • Desliza una bolsa de basura bajo tu perro, para recoger los fluidos corporales. Coloca a tu perro de lado, como si estuviera durmiendo. Te dará una sensación más natural y facilitará la manipulación del cuerpo.
  • Busca una manta, toalla o sábana lo suficientemente grande como para envolver el cuerpo de tu perro. Una vez envuelto, introdúcelo en una bolsa de plástico. Si el perro es grande, tal vez necesites la ayuda de otra persona. Sella bien la bolsa con un nudo o cinta adhesiva o americana.
  • Los restos de tu perro deben guardarse en un congelador o refrigerador hasta el entierro o la cremación. Lo habitual es que se hagan cargo de ellos en la clínica veterinaria o en el crematorio.
  • Todo este proceso no debería durar más de 4 ó 6 horas, ya que el olor comenzará a ser intenso, además de constituir un riesgo para la salud.
  • Si llamas al veterinario, se ocupará de organizar la retirada y eliminación del cadáver.

Trámites legales que debes realizar cuando se muere tu perro.

Cuando se muere un perro, hay que realizar una serie de trámites legales, que pueden variar dependiendo del país en que te encuentres. En España, estos trámites pueden variar en cada Comunidad Autónoma, pero básicamente son los siguientes:

  • Dar de baja el microchip, llamando por teléfono al Archivo de Identificación de Animales de Compañía de tu Comunidad Autónoma.
  • También deberás darle de baja en el Padrón de tu Ayuntamiento. Necesitarás tu DNI y un certificado de defunción del perro firmado por un veterinario. En la clínica veterinaria pueden encargarse de realizar este trámite y también de dar de baja el microchip.
  • Decidir si vas a incinerar a tu perro o a enterrarlo y contactar con los servicios municipales o la empresa funeraria de animales que hayas seleccionado. Recuerda que eres legalmente responsable del destino final del cuerpo de tu perro, por lo que deberás notificar su muerte al ayuntamiento, tanto si se trata de una muerte repentina como de una eutanasia.
  • No olvides dar de baja el seguro de responsabilidad civil o cualquier otro que puedas tener relacionado con tu perro.

Si tu perro fallece en una clínica veterinaria o contactas con tu veterinario habitual, allí se encargarán de gestionar todos los trámites legales.

Si dispones de un seguro para mascotas, la póliza cubrirá los gastos de sacrificio y eliminación del cadáver siempre que la muerte se deba a un accidente, vejez o enfermedad. 

Si decides que la cremación es lo mejor para tu perro

La cremación o incineración es un proceso mediante el cual el cuerpo de tu perro se transforma en cenizas, que podrás guardar o esparcir en algún lugar especial para tu perro y para ti. Existen dos tipos de cremación:

Cremación colectiva

Se trata de la cremación de varios perros juntos. En este caso no podrás llevarte las cenizas de tu perro, pero puede tratarse de un servicio gratuito, dependiendo del ayuntamiento. En otros casos, se cobra el traslado del perro hasta el centro de incineración. Normalmente, la tarifa se establece según el peso del perro.

Seguramente tendrás que aportar una serie de datos, como tu nombre, tu dirección, un teléfono de contacto y el peso aproximado del perro.

Cremación individual

En este caso, se incinera exclusivamente el cuerpo de tu perro, por lo que podrás llevarte las cenizas. Para ello, tendrás que ponerte en contacto con un crematorio de mascotas, que acudirá a tu domicilio a recoger el cuerpo de tu perro.

Estos crematorios te ofrecen también la posibilidad de realizar un velatorio para tu perro, tras el cual se procede a la incineración y entrega de cenizas. En muchos centros permiten ver cómo se realiza la incineración.

Se trata de una opción más cara que la anterior, pero más íntima y personal.

Si decides enterrar a tu perro

Si decides enterrar a tu perro, podrás optar entre un entierro colectivo, en cuyo caso el perro será enterrado en una fosa común que el Ayuntamiento tiene para estos casos, o un entierro individual, en un foso únicamente para él.

El entierro debe hacerse siempre en un cementerio para perros, ya que en España es ilegal enterrar a tu perro en el jardín o en lugares no autorizados, salvo algunos casos que deberás consultar en la Comunidad Autónoma en que vivas.

En los cementerios de animales te exigirán un certificado veterinario que demuestre que no ha muerto a causa de una enfermedad contagiosa. En ese caso, el perro debería ser incinerado de manera que no pueda transmitir la enfermedad.

En España no existen muchos cementerios de animales autorizados, por lo que esta posibilidad puede resultar algo complicada.

Las fases del duelo tras la muerte de tu perro

La muerte de un perro, como la de cualquier otro ser querido, conlleva un dolor intenso y una explosión de emociones que suelen aparecer en varias etapas.

Aunque existen diversas teorías, que hablan de diferentes etapas en este proceso, posiblemente el modelo más conocido sea el de la psiquiatra Elizabeth Kübler-Ross, que establece cinco fases de duelo. Naturalmente, el dolor es diferente para cada persona y no todo el mundo experimentará estas 5 etapas ni pasará por ellas en el mismo orden.

Las cinco etapas que establece Kübler-Ross son :

Negación

El dolor por la muerte de tu perro puede ser una sensación tan intensa que respondas a esos sentimientos negándote lo ocurrido.

Se trata de un mecanismo de defensa que actúa como una especie de anestesia ante una situación tan abrumadora.

Sin embargo, una vez que sales de la etapa de negación, las emociones comenzarán a elevarse y tendrás que enfrentarte al dolor de la pérdida.

Ira

La ira oculta tus emociones y el dolor y puede estar dirigida hacia tu propio perro, hacia otras personas o incluso hacia objetos inanimados. Aunque sabes que el objeto que es blanco de tu ira no tiene la culpa, sus sentimientos son demasiado intensos y se descargarán de esta manera.

Es posible también que no se trate de una ira bien definida y aparezca como amargura o resentimiento. A medida que disminuye, comenzarás a pensar racionalmente sobre lo que ha sucedido y sentirás las emociones que has estado apartando.

Negociación

Durante el proceso de duelo, es posible que te sientas vulnerable e indefenso, y para recuperar el control, atravieses una etapa de negociación, en la que podrías preguntarte cosas como “qué hubiera pasado si…” o “tal vez si yo hubiera hecho esto no se habría muerto”. Se trata de una forma de autodefensa contra la tristeza, confusión y dolor que estás sintiendo.

Depresión

Tras estas etapas de emociones intensas, podría llegar una más tranquila en apariencia, que es la depresión. En estos momentos, eres capaz de asumir la pérdida y tratar de controlarla de una manera más saludable. También es posible que te aísles de los demás para afrontarla.

Sin embargo, la depresión puede ser abrumadora y hacerte sentir una gran confusión. Se trata de una etapa inevitable, en la que la realidad de la muerte de tu perro cae sobre ti. En caso de que no puedas superar esta depresión, busca ayuda profesional.

Aceptación

La aceptación no significa que hayas superado la pérdida de tu perro. Simplemente, la has aceptado y comprendes que a partir de ahora no estará contigo.

No se trata de una etapa feliz y seguramente te sentirás muy diferente, ya que se ha producido un cambio muy grande en tu vida y esto afecta a tus sentimientos. Tendrás días malos y días buenos, y poco a poco aprenderás a vivir sin tu perro (aunque no le olvides nunca).

Cómo sobrellevar la muerte de tu perro

Un perro es un compañero muy especial, que nos muestra un amor y fidelidad infinitos, por lo que su muerte resulta devastadora. De repente, se ha ido un ser que suponía un gran apoyo emocional, una compañía inquebrantable.

Si tienes hijos pequeños, tendrás que explicarles la pérdida de su gran amigo de una manera que puedan entender, siendo honesto y amable con los sentimientos de tus hijos.

Tanto tú como tu familia sufriréis, y esto es normal y tiene que ser así. No reprimas los sentimientos. Es importante llorar todo lo que sea necesario y expresar las emociones, superando las distintas fases del duelo a medida que aparezcan.

Para algunas personas, realizar una ceremonia de despedida resulta fundamental, ya que permite honrar la memoria de tu perro y cerrar esa puerta.

Si tienes otros perros o animales, mantén sus horarios y ofréceles tu cariño. También echarán de menos a su antiguo compañero y es posible que experimenten una fase de disminución del apetito, pérdida de interés en sus actividades habituales o estado de aletargamiento.

Si es necesario, busca apoyo entre tus amigos y familiares, trata de hacer cosas que contribuyan a tu bienestar emocional. Considera la posibilidad de hablar con un psicólogo o psiquiatra en caso de que no logres superar la pérdida o la depresión sea demasiado fuerte.

También podrías crear un libro de recuerdos de tu perro, con fotos, referencias a lugares en los que era feliz, etc. Esto te ayudará a recordar a tu perro de una manera amable, y cuando lo peor haya pasado, podrás recuperar esos momentos especiales en tu memoria.

Con el tiempo, tal vez desees llevar un nuevo perro a casa. Naturalmente, no sustituirá al que has perdido, ya que se trata de un ser vivo completamente diferente, con su propia personalidad y sus necesidades. Pero seguro que te proporcionará también grandes momentos, mucha alegría y un nuevo camino que seguir.

Conclusiones

  • La pérdida de tu perro es un momento devastador lleno de tristeza y dolor.
  • Además, tendrás que hacerte cargo del cuerpo de tu perro antes de que comience a descomponerse.
  • Es importante que comiences a manipular el cuerpo de tu perro antes de que comience el rigor mortis.
  • En la clínica veterinaria pueden ayudarte con todo el proceso de manipulación, recogida y eliminación del cuerpo de tu perro.
  • La clínica veterinaria también suele ocuparse de realizar todos los trámites legales.
  • Tendrás que decidir si optas por la cremación o por el entierro de tu perro.
  • Seguramente pasarás por cinco etapas de duelo: negación, ira, negociación, depresión y aceptación.
  • Tu familia y tú tendréis que aprender a sobrellevar la pérdida de vuestro perro y seguir adelante guardando todos los hermosos recuerdos de vuestra vida juntos.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

26 comentarios

  1. Anónimo 2 octubre, 2021 a las 21:52 Responder

    Hace dos meses que se fue mi niña perrita, se puso malita y los últimos tres meses fueron muy duros, para ella. Y sentí que había llegado el momento de dejarla ir. Pero esto es horrible, a veces hasta creo verla por casa, es más un deseo que una realidad. La añoro tanto, toco sus destrocillos en algún mueble de cuando cachorrillo. Tenía 11 años, todavía no era tiempo de irse, quiero dar marcha atrás y volver a vivir estos años, o ya que ella no puede venir voy yo donde está ella, nos han quedado muchas cosas pendientes, tengo que arreglar eso, no sé cómo, pero tengo que hacerlo. Odri mi niña, te amo y quiero, necesito abrazarte. Te w a fiero mi pequerrecha, por siempre

  2. Claudia 30 septiembre, 2021 a las 01:29 Responder

    Jayling, estaba sana y con mucha energia y en un mes comenzo a vomitar perdio peso no queria comer y cuando la lleve a la clinica la tuve que hospitalizar. Hasta movia la cola todavia. No sobrevivio al otro dia le falls el higado y se fallecio. Mi shih tzu, era linda y con mucha energia. No puedo creer q se me fue asi, a los 9 años hace 3 dias. Es muy difícil no tenerla cerca. Pense q viviria por lo menos 5 años mas. Que impotencia!

  3. Yasmina 20 septiembre, 2021 a las 19:51 Responder

    el 16 de septiembre se fue mi Fulita, una hermosa chichuhua de 13 años fueron años de amor y ternura, amor incondicional, nunca te olvidare mi Fula bella, me duele el alma, haces mucha falta, nunca te olvidare.
    Esperame en ese cielo hermoso ahi volveremos a abrazarnos y darnos todo el cariño.
    Te voy a extrañar un monton

  4. Adriana Hernández 18 septiembre, 2021 a las 15:22 Responder

    El pasado 15 de septiembre falleció nuestra mascota “Juanita”era una hermosa Golden, no supimos que sucedió solamente un día y medio atrás se acostó y su semblante decayó, puedo empezó a respirar como agitada, no quería levantarse, solo nos buscaba con esos hermosos ojos negros infinitos llenos de amor, y partió llevandose un pedazo de nuestras vidas, Juanita nos diste demasiado y tal vez nosotros ni siquiera solo una mínima parte de lo que tú infinita lealtad y amor nos regalabas cada día de estos últimos 12 años , te llevo en mi recuerdo y nunca podría olvidarte , ojalá estés feliz corriendo por campos llenos de luz y cada vez que mire al cielo recordaré lo especial que eras y lo infinito que es el amor de una mascota Dios gracias por mostrarnos lo que es el amor sin condiciones ⛅

    • Rafael Jiménez 9 octubre, 2021 a las 12:17 Responder

      Hoy a muerto mi perrillo, mi fiel compañero, el que siempre estaba junto a nosotros dándonos su amor y alegría. Ha fallecido de un infarto fulminante. Que duro es no poder estar más con él, se feliz donde estés como lo has sido mientras has estado con nosotros . Siempre vas a estar con nosotros.

  5. Anonimo 12 septiembre, 2021 a las 22:10 Responder

    Mi amiga mas fiel. Mi caniche se ha ido tras 16 años de compartir mi hogar y mi vida. Siempre se rompia en saltos de alegrīa al verme y alcanzaba su calma cuando descansaba a mis pies. Entendia mis estados de animo y me compensaba con su cariño incondicional. Se fue una parte importante de mi vida. Vivira siempre en mi memoria.

  6. Julige 11 septiembre, 2021 a las 09:38 Responder

    Ayer a las 23:40 falleció nuestra queridisima gata sombra llevaba con nosotros trece años y la echaremos muchísimo de menos.
    No savia lo mal que se pasa con estas cosas me duele el corazón y no puedo parar de llorar lo siento muchísimo por ella y lamento no haber podido hacer nada por ella
    ADIÓS MI NIÑA DESCANSA EN PAZ TE EXTRAÑAREMOS SIEMPRE

  7. Dervis y Fernando 9 septiembre, 2021 a las 15:31 Responder

    El 7 de septiembre de 2021 a la 9:30h. nuestra pequeña Café, una podenquita portuguesa que recogimos hace 8 años cuando estaba abandonada, nos dejó tras sufrir un paro cardíaco mientras le realizaban un TAC con anestesia por dificultades articulares. Iba a cumplir los 9 en noviembre. El vacío que nos deja después de esos 8 años de cariño, amor y felicidad es inmenso. Siempre estará en nuestro corazón y en nuestra mente.

  8. Carol Romano 31 agosto, 2021 a las 07:11 Responder

    Siento mucho todas las perdidas que aquí se relatan, yo acabo de perder a mi Jack, un mestizo de cocker de 12 años. El dolor es muy grande sobre todo porque piensas que podías haber hecho algo más pero al final y por desgracia no ha podido ser.
    Solo me queda recordarle con todo el cariño y amor que nos dio a todos.

  9. Geovanna 19 agosto, 2021 a las 00:49 Responder

    El miércoles 11 de agosto de 2021, tuvimos que sacrificar a mi perra, una labrador de 12 años y 3 meses. Tuvo cáncer de mama, se le operó y se le hizo la esterilización para procurar de que no le saliera más.
    Pero un mes después se puso muy mal. Resulta que había hecho metástasis en el pulmón, o quizás ya lo tenía… no se sabe porque el veterinario en el se le operó, se ahorraron el hecho de corrobar que todo hubiese salido bien.
    No se pudo hacer nada, estaba muy mal, se le operó de cáncer de mama a finales de mayo, y murió en agosto.
    Tengo otro perro, que lo está pasando mal, y no entiende nada.
    Y yo… fue mi compañera para todo, me la llevaba a todas partes, al super, a comprar ropa, a caminar… a todas partes, aprendí mucho con ella, y me ayudó a superar muchísimas cosas, yo era una niña que iba de casa al cole y del cole a casa, ella me llenó de vida, y ahora siento que se me ha ido junto a ella.

    Nina, tu siempre serás mi mejor amiga y siento mucho no haber podido darte ni siquiera una pequeña parte de lo que tú me has dado a mí. Siempre te querré y siempre te recordaré.

  10. José Luis 13 agosto, 2021 a las 14:39 Responder

    Hoy se nos ha ido nuestra perra Zora, mi amiga, mi compañera, mi amor, te recordaremos siempre, te cuidamos, y tu nos diste todo tu cariño, y amor. Descansa

  11. Mauricio 8 agosto, 2021 a las 03:10 Responder

    Hoy realizamos eutanasia a nuestra perrita “niña” de 14 años aprox. Un cáncer avanzado se la llevó… Siempre en nuestros corazones mamita!!!

  12. Javier 16 julio, 2021 a las 18:25 Responder

    Hoy 16 de julio de 2021 a las 12:45 de la madrugada hemos tenido que sacrificar a Rosco nuestro Bulldog Francés qué se ha ido después de estar con nosotros 10 años. Maldita epilepsia. Descansa en paz mi amigo, no te olvidaremos nunca, siempre estarás con nosotros.

  13. Jesús 25 junio, 2021 a las 16:43 Responder

    Mi pequeño blaki mi querido labrador murió de lismaniosis hace 7 años .lo tengo enterrado en mi jardín y cuando estoy cerca me muero poco a poco…que puedo hacer para superar este dolor tenía 10 años y falleció hace 7 años…

  14. Giselle Santiago 4 mayo, 2021 a las 13:08 Responder

    Ayer se marchó Cleopatra ,(Cleo)mi perrihija de 14 años ,pasamos muchas etapas hermosas juntas desde viajes ,hasta se me perdió por 3 días ( la busque como loca ,hasta que la encontré ) Te amo Cleo ,te di la mejor vida que pude darte ,GRACIAS ,POR ACOMPAÑARME TODOS ESTOS AÑOS ,TENES UN LUGAR EN MI CORAZON Y EN MI MENTE ,TE AMO PECHOCHA !

    • Anónimo 2 junio, 2021 a las 10:15 Responder

      El domingo atropellaron a mi bebé de tres años, y todavía doy gracias porq podrían haber matado a mi hija también que era la q le llevaba. Un ser se saltó un paso de peatones y me lo mató. En casa estamos desolados… QUE INJUSTICIA!

  15. Anónimo 3 mayo, 2021 a las 09:01 Responder

    El sábado despedí a mi pequeño Jimmy. Tenía 14 años y medio y es uno de los momentos mas tristes de mi vida. Mi pequeño te quiero y siempre te llevaré en mi corazón. Espero que donde estés estés bien mi chiquitín.

    • Anónimo 12 mayo, 2021 a las 05:26 Responder

      Siento mucho tu pérdida, tanto que tengo lágrimas en mis ojos. Mi golden de 14 años se está muriendo. Que impotencia más grande! Que vayas a mejor. Un abrazo

      • Manuel Chagala 15 agosto, 2021 a las 02:41 Responder

        Hoy se me fue mi niña hermosa Chiquita , mi corazón esta roto , mi casa se siente diferente, mi cama no es la misma todo esto duele demasiado. 3 años estuvo conmigo. La extraño mucho. La amo y con el tiempo tendré que acostumbrarme con esta nueva forma de vivir sin ella. Descansa Chiquita mi niña hermosa. Te amo y siempre estarás conmigo.

    • Anónimo 12 mayo, 2021 a las 05:32 Responder

      Lo siento enormemente,mi golden de 14 años se me está muriendo y estoy fatal, no quiero que llegue el momento de su muerte, si sigue sufriendo tendré que sacrificarlo…es mi vida, no tengo hijos y vivimos solas. Que injusta es la vida a veces. Cuídate mucho y quedémonos con todo lo bueno que ha sido muchísimo.

      • Mari angeles 22 junio, 2021 a las 21:39 Responder

        Cori, mi amada Yorkie. Ya estarás más allá del puente del Arco Iris. Esperando que vaya a reunirme contigo. Volveremos a estar juntas para siempre, y ya no habrá más dolor ni más sufrimiento. Esperame, pequeña, estas en mi corazón y nunca te olvidaré. Tu mamá, que te echa de menos infinitamente.

  16. Sandra 23 abril, 2021 a las 08:26 Responder

    Mi eterno enamorado “prince william” nunca te olvidaremos. 4/20/21 fueron 10 aňos y 3 meses de tu vida con nosotros, mi amado maltese. Dejaste a tu hijo con nosotros.
    Te llevaremos en nuestros corazones por siempre!!

  17. Anónimo 14 marzo, 2021 a las 21:44 Responder

    Perdí a mi Niko, un cocker q era puro AMOR, el 21 de Enero. Ha sido la experiencia más dura y triste q he vivido hasta ahora. Estuvo conmigo durante casi 15 años. Los mejores de mi vida. Espero poder superarlo, aún no puedo pensar en él sin llorar amargamente.

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo