Alimentación natural para perros con cáncer

Alimentacion del perro
Foto de un perro enfermo enrollado en la manta padeciendo cáncer

El cáncer es una enfermedad grave y complicada de tratar. Sin embargo, con un buen cuidado de la alimentación y un seguimiento adecuado de su evolución, el cáncer se puede vencer.

Las necesidades nutricionales de un perro con cáncer son diferentes de las de un perro sano. Si tu perro tiene cáncer, debe seguir una dieta específica controlada por tu veterinario, el cual deberá realizar un seguimiento de la evolución de la enfermedad.

Una dieta natural bien elaborada puede ser ideal para tu perro. Podrás controlar los ingredientes utilizados y proporcionar a tu perro alimentos sabrosos que le encantarán. Elige con cuidado, pues no todos los alimentos son aptos para perros. En caso necesario, consulta a un profesional para calcular las cantidades y nutrientes que debes proporcionar a tu perro, con el fin de lograr una dieta bien equilibrada.

Puede que sea necesario variar la dieta para un perro con cáncer en función del peso y del progreso de la enfermedad. Si tu perro tiene cáncer y no consume los nutrientes que necesita, los buscará en las reservas de su cuerpo, lo que puede derivar en atrofias musculares y debilidad, así como en complicaciones hepáticas, renales u otras enfermedades.

¿Qué debe comer un perro con cáncer?

El sistema inmunológico de un perro con cáncer está debilitado, por lo que debe seguir una dieta especial. Además, las terapias contra el cáncer, como la quimioterapia o la radioterapia, son agresivas y debilitan aún más su sistema inmunitario.

Si tu perro tiene cáncer, asegúrate de que le suministras los nutrientes que necesita. Es muy importante que las proteínas sean de alta calidad. Asegúrate de que su dieta contiene ácidos grasos omega 3 y es baja en carbohidratos. Los carbohidratos de la dieta de tu perro deben ser complejos, evita los azúcares de asimilación rápida.

Los carbohidratos simples son especialmente peligrosos para un perro con cáncer. Debes evitar los alimentos a base de cereales, por lo que lo mejor es que utilices piensos de alta calidad, fórmulas específicas para su enfermedad, o alimentos naturales bien equilibrados.

Consulta siempre a tu veterinario, ya que sus necesidades pueden variar mucho dependiendo del tipo de cáncer que tenga.

Proteínas.

La proteína de origen animal y de alta calidad es muy importante para tu perro. Esta proteína puede ser de pollo, pavo, requesón, queso de Burgos, huevos, sardinas en lata

Tres aminoácidos que debes asegurar en la dieta de tu perro son:

  • Arginina: refuerza el sistema inmunológico y frena el crecimiento de algunos tumores.
  • Glutamina: inhibe el crecimiento tumoral y ayuda al tracto intestinal.
  • Melatonina: antioxidante que elimina radicales libres y contribuye a la destrucción de las células cancerígenas.

Si eres partidario de la dieta cruda, consulta a tu veterinario, ya que es posible que sea mejor cocinar la carne primero, debido a que el sistema inmunológico de tu perro está debilitado y una infección bacteriana o parasitaria podría ser muy perjudicial para él.

Carbohidratos.

La dieta de un perro con cáncer debe ser baja en carbohidratos y estos deben ser complejos o de asimilación lenta, ya que las células cancerígenas utilizan el azúcar para reproducirse. Los carbohidratos simples son muy perjudiciales para un perro con cáncer, debido a que se trata de azúcares de asimilación rápida.

Ácidos grasos.

Las grasas no saturadas son muy beneficiosas para los perros con cáncer, especialmente el Omega 3, que supone una ayuda eficaz en la respuesta del perro a la quimioterapia. Parece ser que, además de mejorar el sistema inmunitario, los ácidos grasos omega 3 pueden prevenir la reproducción del cáncer.

El aceite de pescado es una buena fuente de Omega 3. Estos ácidos grasos ayudan a reducir los tumores.

Si tu perro no tiene mucho apetito, dale varias raciones pequeñas al día, así su comida estará siempre fresca y tu perro la comerá mejor.

Verduras.

Algunas verduras o frutas, como las bayas, el brócoli, la calabaza o la espinaca, contienen vitaminas y minerales muy necesarias para tu perro, por lo que es importante proporcionarles una pequeña cantidad de las mismas. La fibra que contienen las verduras contribuirán al buen tránsito intestinal.

Cúrcuma y jengibre.

La cúrcuma y el jengibre son muy beneficiosos para los perros en general, y si tienen cáncer, contribuirán a su mejoría.

La cúrcuma tiene dos compuestos muy beneficiosos para la salud de tu perro:

  • Curcuminoides: son los pigmentos responsables de su color. Se trata de unos antioxidantes muy efectivos. De ellos, la curcumina es el más conocido.
  • Aceites volátiles: responsables de su olor y sabor. También tienen propiedades muy interesantes.

La curcumina destruye las células cancerígenas sin dañar las sanas, evita su multiplicación y es efectiva contra la metástasis. Asimismo, es un antiinflamatorio natural muy potente.

Entre los numerosos beneficios del jengibre, se encuentra su efecto anticancerígeno, ya que reduce la acción de los radicales libres en el organismo. Se ha demostrado que el extracto de jengibre ayuda a reducir determinados tumores y la administración de jengibre en polvo puede destruir y eliminar células tumorosas, además de inhibir su crecimiento.

Como has visto, es muy importante saber qué ingredientes contiene el tipo de alimento le das a tu perro. En caso de que optes por alimentar a tu mascota con pienso, aquí tienes algunos consejos sobre cómo leer e interpretar adecuadamente las etiquetas de la comida prefabricada para perros. Consulta a tu veterinario para saber la cantidad que puedes dar a tu perro.

¿Cómo preparo una alimentación natural para un perro con cáncer?

La alimentación natural es una buena alternativa para cualquier perro, pero debes elaborarla cuidadosamente para asegurarle una nutrición equilibrada. En el caso de que tu perro tenga cáncer, deberás aportar nutrientes que fortalezcan su sistema inmunitario y lo ayuden a luchar contra las células cancerígenas.

Es importante que utilices proteínas de origen animal y de calidad, pocos carbohidratos y cantidades moderadas de grasas saludables, así como algo de fibra para mantener la salud del tracto intestinal.

Un esquema de como podría ser esta dieta es el siguiente:

Día 1: carne magra muscular (eliminando toda la grasa), mezclada con verduras de hoja verde y una fuente de grasa saludable
Día 2: Mezcla de carnes musculares magras, vísceras, verduras y un hueso carnoso crudo previamente congelado
Día 3: calabaza al vapor o un triturado de frutas y verduras. Las bayas, como los arándanos, son muy buenas para incluir en la dieta de un paciente con cáncer.
Día 4: como el día 1
Día 5: como el día 2
Día 6: como el día 1
Día 7: como el día 2

Los consejos que aquí te damos se basan en la dieta BARF, que se basa en ingredientes naturales, como frutas, verduras o carnes, entre otros productos. Para más consejos relacionados con la alimentación canina natural, no dudes en consultar también nuestro artículo Cómo elaborar una buena dieta BARF para tu perro.

¿La dieta cetogénica es beneficiosa para los perros con cáncer?

La dieta cetogénica sustituye los carbohidratos por proteína de alta calidad y grasas beneficiosas. Las células cancerígenas metabolizan la glucosa para obtener energía de una manera diferente a las células sanas. Las células sanas pueden adaptarse metabólicamente y consumir cuerpos cetónicos en lugar de glucosa, mientras que las células cancerígenas no pueden hacerlo. Las cetonas se producen cuando el nivel de glucosa en el cuerpo es bajo, por lo que dependen de la disponibilidad de la glucosa.

Por ello, una dieta cetogénica (alta en grasas y baja en carbohidratos) es beneficiosa para perros con cáncer. Con esta alimentación, el cuerpo de tu perro utiliza las grasas como combustible, en lugar de los carbohidratos, por lo que las células cancerígenas no disponen de la glucosa que necesitan para crecer.

Si quieres seguir esta dieta, es muy importante que prepares la comida de tu perro en casa y controles lo que come. En el curso de alimentación casera para perros del doctor Carlos Alberto Gutiérrez te enseñarán a preparar comida sana y natural en menos de 5 minutos.

¿Qué suplementos debo dar a mi perro si tiene cáncer?

Enzimas digestivas.

Las enzimas digestivas ayudan a la digestión y absorción de los alimentos y se ha comprobado que disminuyen el riesgo de metástasis y recurrencia del cáncer. Además, pueden reducir los efectos negativos de la radiación y la quimioterapia.

Todo esto contribuye a que las enzimas digestivas sean un suplemento adecuado para la dieta de un perro con cáncer.

Probióticos.

Los probióticos ayudan al fortalecimiento del sistema inmunológico del perro. Son microorganismos vivos que mejoran la flora intestinal, reduciendo la presencia de bacterias nocivas, ya que compiten con ellas por los recursos, dificultando su multiplicación y aumentando la presencia de agentes beneficiosos.

Antioxidantes.

Los antioxidantes, como las vitaminas A, C y E, el Selenio, la coenzima Q10 y el té verde, contribuyen a la eliminación de los radicales libres y reducen el crecimiento tumoral.

El selenio protege el sistema inmunológico y ayuda a reducir y prevenir el cáncer, especialmente si se administra en combinación con vitamina E. Se ha demostrado que el selenio reduce la mortalidad en alguno de los cánceres más frecuentes.

La coenzima Q10, también denominada Ubiquinona, es un antioxidante producido por el organismo, que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico. La levadura de cerveza puede ayudar en la absorción de esta coenzima.

El té verde tiene menos teína que otros tés, y puedes dárselo a tu perro. Media taza al día es suficiente para un perro adulto. El té verde contiene unos polifenoles denominados catequinas, cuyo poder antioxidante es superior al de la vitamina C. Es un antiinflamatorio natural y se ha demostrado que frena el crecimiento de las células cancerígenas.

Si quieres informarte más a fondo sobre la alimentación de tu perro, aquí tienes una lista con los mejores cursos online de dietética y nutrición canina. Consulta siempre a tu veterinario antes de suministrar cualquier suplemento a tu perro.

Conclusiones

  • Un perro con cáncer necesita una dieta especial que fortalezca su sistema inmunológico.
  • Un perro con cáncer debe consumir una dieta con proteína animal de alta calidad, grasas saludables y fibra.
  • Su alimentación debe ser baja en carbohidratos simples, ya que las células cancerígenas utilizan la glucosa para crecer
  • La cúrcuma y el jengibre son muy beneficiosos para un perro con cáncer
  • La alimentación natural de tu perro debe estar bien equilibrada y contener nutrientes que fortalezcan su sistema inmunológico y contribuyan a la destrucción de las células cancerígenas.
  • Utiliza el esquema proporcionado en el artículo para elaborar la dieta de tu perro, previa consulta a tu veterinario.
  • La dieta cetogénica es beneficiosa para los perros con cáncer, ya que elimina los carbohidratos simples y promueve la producción de cuerpos cetónicos, que las células cancerígenas no pueden utilizar.
  • Existen algunos suplementos que pueden ser beneficiosos para tu perro con cáncer, como las enzimas digestivas, los antioxidantes y los probióticos.
  • Consulta a tu veterinario para alimentar adecuadamente a tu perro.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo