Todo sobre el Pastor Ovejero Australiano: cría, cuidado y adiestramiento

Sobre Razas de Perros
Todo sobre el Pastor Ovejero Australiano: cría, cuidado y adiestramiento

También conocido como Aussie, el Pastor Ovejero Australiano no procede realmente de Australia. La raza tiene su origen en Euskadi, en la zona de los Pirineos, y su nombre se debe a que los pastores vascos llevaron a estos perros a Australia, donde se desarrolló la raza.

Es muy inteligente y un gran compañero de toda la familia.

La raza fue criada para el pastoreo de ovejas y se trata de un perro muy activo, al que le gusta tener siempre algún trabajo que hacer. Adecuado para aquellas personas a las que les guste realizar ejercicio físico y que dispongan de tiempo para estimularlo mentalmente.

La historia del Pastor Ovejero Australiano

La raza Aussie no fue reconocida hasta 1957, con la formación del Australian Shepherd Club of America (ASCA). La descripción actual de la raza no se escribió hasta 1977 y no fue reconocida por el American Kennel Club (AKC) hasta 1993.

Aunque hay discrepancias respecto a su ascendencia española, parece ser que la raza procede del norte de España, de la zona vasca de los Pirineos, o tal vez de Alemania. Más tarde, los pastores enviaron a estos perros a Australia, junto con sus preciadas ovejas, y posteriormente a los Estados Unidos.

Los perros de los pastores vascos eran diferentes al Aussie actual, ya que eran más pequeños y delgados y su pelaje era diferente. Es probable que al llegar a Australia, los perros se criaran con otros perros de pastoreo, hasta llegar a la raza que conocemos hoy.

Se cree que el Scotch Collie, el Border Collie y el Pastor Inglés han contribuido a la genética de los Pastores Ovejeros Australianos.

Independientemente de cual sea su origen, se trata de una raza muy apreciada para el pastoreo de ovejas, dada su extraordinaria habilidad para conducirlas y su gran inteligencia y continuo estado de alerta.

Características principales del Pastor Ovejero Australiano

  • El Pastor Ovejero Australiano lleva sangre de Border Collie en sus venas y comparte con él la inteligencia y una mirada penetrante que mantiene a las ovejas bajo control.
  • Mide entre 46 y 58,5 centímetros y su peso oscila entre 18 y 29,5 kilos. Su esperanza de vida se estima entre 12 y 15 años.
  • Se trata de un perro ovejero muy trabajador y lleno de energía. Necesita estimulación mental y también mucho ejercicio físico. Si lo mantienes ocupado, será un perro feliz.
  • Si no tiene trabajo que hacer, lo buscará por sí mismo y esto puede derivar en comportamientos destructivos (como morder muebles u orinar en todos lados) o en actividades de pastoreo de los niños y animales de la zona.
  • Destaca en obediencia, agilidad, flyball y pastoreo. También disfrutará en las carreras caninas y será feliz haciendo senderismo o footing contigo.
  • Es excelente como perro guía, de asistencia, policía y para trabajos de búsqueda y rescate.
  • Es muy leal y protegerá tu hogar y a tu familia, ladrando si ve u oye algo sospechoso y actuando con contundencia y valentía en caso de que lo considere necesario.
  • Se lleva bien con los niños, pero es posible que intente pastorearlos.
  • Disfruta mucho con actividades que le permitan disipar su energía, como jugar al frisbee o a la pelota (recuerda que hay lanzadores de pelotas y lanzadores de pelotas automáticos para perros).
  • Es un perro que aprende nuevas órdenes rápidamente y le gusta mucho hacer cosas diferentes, por lo que si eres creativo en su adiestramiento, ambos disfrutareis mucho de esos momentos.
  • Aunque es fácil de adiestrar, no se trata de un perro adecuado para dueños primerizos y es importante que sepas mantener la jerarquía, ya que de lo contrario te la disputará y asumirá el papel dominante en la familia.
  • Le gusta la compañía de los suyos y aunque es importante que salga a menudo a correr en el exterior, debe vivir en vuestra compañía, ya que no será feliz si está solo demasiado tiempo, pudiendo desarrollar ansiedad por separación.
  • Es un perro que se muestra distante con la gente que no conoce y necesita una socialización temprana para no comportarse de manera agresiva con los extraños.

¿Cuál es el estándar de la raza?

El estándar de una raza es el conjunto de directrices que describe las características, temperamento y apariencia de una raza. Los criadores deben seguirlas en todo momento para evitar condiciones que perjudiquen la salud, bienestar o solidez de la raza.

Según el ASCA (Australian Shepherd Club of America), las características principales del Pastor Ovejero Australiano son las siguientes:

  • Aspecto general. El Pastor Ovejero Australiano es un perro bien equilibrado, de tamaño y hueso medianos, proporciones correctas y con un movimiento sólido. Se trata de un perro atento y animado, fuerte y resistente, con una agilidad inusual. Ligeramente más largo que alto, con un pelaje de coloración variada y longitud moderada. La masculinidad o feminidad están bien definidas en la raza.
  • Tamaño. La altura a la cruz preferida para los machos es de 50,8 a 58,4 centímetros, mientras que para las hembras es de 45,7 a 53 centímetros. Sin embargo, la calidad no debe ser sacrificada en favor del tamaño.
  • Temperamento. Es un perro de trabajo con fuerte instinto de pastoreo y de guarda. Gran compañero, muy inteligente y fácil de entrenar. Realiza las tareas asignadas con gran entusiasmo. Reservado con los extraños, aunque no muestra timidez. Tiene la potencia y rapidez necesarias para controlar el ganado difícil y moviliza a las ovejas sin asperezas innecesarias. Es un trabajador agresivo y autoritario, pero debe ser correctamente adiestrado para evitar este comportamiento dominante con las personas o con otros animales del hogar.
  • Cabeza y cráneo. Cabeza de corte limpio, fuerte, seca y proporcionada al cuerpo. Cráneo entre plano y ligeramente redondeado, de longitud y anchura iguales a la longitud del hocico. Hocico de anchura y profundidad media, que se estrecha gradualmente hasta llegar a una punta redondeada, sin parecer pesado ni agudo.
  • Ojos. Muy expresivos, mostrando atención e inteligencia. Claros y de forma almendrada, tamaño moderado y un poco oblicuos, ni prominentes ni hundidos. Pupilas oscuras, bien definidas y perfectamente posicionadas. Color marrón, azul o ámbar, o cualquier combinación de estos colores, incluyendo motas y jaspeado. Todos los colores son aceptables.
  • Orejas. Colocadas en lo alto de la cabeza, triangulares y de tamaño moderado, ligeramente redondeadas en la punta. La punta llega hasta el ángulo interno del ojo más cercano, pero no va más allá. En momento de atención, se levantan entre un cuarto y la mitad por encima de la base y caen hacia delante o ligeramente hacia un lado.
  • Boca. Labios bien ajustados que se juntan en la línea de la boca. Las líneas superiores del hocico y el cráneo son casi paralelas y el stop es moderado, pero bien definido. Los dientes son blancos y fuertes, con una mordida de tijera. Una mordida nivelada es considerada una falta. Los dientes rotos o faltantes por accidente no se penalizan. El resto sí, en la medida en que se desvíen de una dotación completa de 42 dientes.
  • Cuello. Firme, limpio y proporcionado al cuerpo. Longitud mediana y ligeramente arqueado en la cresta, ajustándose bien a los hombros.
  • Cuerpo. Firme y musculoso. La línea superior está bien nivelada y la inferior es llevada moderadamente hacia atrás. Pecho profundo y fuerte, costillas bien arqueadas. Lomo fuerte y amplio visto desde arriba. Grupa moderadamente inclinada. Cola recta que no debe exceder los 2,54 centímetros.
  • Miembros anteriores. Los omóplatos están bien colocados hacia atrás. Tanto el brazo como la escápula son bien musculosos y el brazo (húmero) es ligeramente más largo que el omóplato. Los miembros anteriores son rectos y fuertes, perpendiculares al suelo y con hueso moderado. Punta del codo colocada debajo de la cruz y equidistante de la cruz al suelo. Cuartillas cortas, gruesas y fuertes, pero flexibles, ligeramente anguladas cuando se ven de lado.
  • Miembros posteriores. La anchura de los cuartos traseros es aproximadamente igual a la anchura de los cuartos delanteros en el hombro. La angulación de la pelvis y parte superior del muslo (fémur) se corresponde con la del omóplato y la parte superior del brazo. Parte superior e inferior del muslo bien musculadas, rodillas claramente definidas y articulaciones de los corvejones moderadamente flexionadas. Metatarsos cortos y perpendiculares al suelo, paralelos entre sí vistos desde atrás.
  • Pies. Ovalados y compactos, con dedos muy unidos y bien arqueados. Almohadillas gruesas y resistentes, uñas cortas y fuertes. Los espolones pueden ser removidos.
  • Marcha o movimiento. Suave y ligero, mostrando agilidad de movimiento. Paso natural bien equilibrado. Al aumentar la velocidad, los pies delanteros y los traseros convergen hacia la línea central de gravedad, debajo del cuerpo, mientras la línea superior permanece firme y nivelada. El trote se produce sin esfuerzo y no es deseable que tenga un alcance e impulso exagerados.
  • Pelaje. Longitud y textura media, liso o ligeramente ondulado, resistente a la intemperie. La cantidad de subpelo varía según el clima. Pelo corto y suave en la cabeza y en la parte exterior de las orejas, la parte delantera de los miembros anteriores y debajo de los corvejones. Parte posterior de los miembros delanteros moderadamente emplumada, nalgas moderadamente llenas. Melena moderada, más pronunciada en los machos.
  • Color. Todos los colores son claros y ricos. Los colores reconocidos son el azul merle, el rojo Merle, el negro sólido y el rojo sólido, con o sin marcas blancas y/o puntos color fuego (cobre). El azul Merle y el negro tienen pigmentación negra en la nariz, labios y borde de los ojos. El rojo y Merle rojo tienen pigmentación rojiza en la nariz, labios y borde de los ojos. La nariz de mariposa (moteada) no debe ser criticada antes de un año de edad. Las áreas que rodean las orejas y los ojos son dominadas por un color diferente al blanco y la línea de pelo del cuello blanco no sobrepasa la línea de la cruz.
  • Descalificaciones. Mordida insuficiente, mordida excesiva, boca torcida. Ojos no almendrados. Orejas en punta, orejas demasiado grandes, orejas de implantación baja sin levantarse de la base. Es falta grave el pelo excesivamente largo, sobreabundante, enjuto o rizado. Colores no reconocidos, salpicaduras blancas en el cuerpo, nariz de Dudley (decolorada).

La alta inteligencia del Pastor Ovejero Australiano

El Pastor Ovejero Australiano es muy inteligente, similar al Border Collie. Se encuentra entre las razas con inteligencia funcional y de obediencia más alta. Comprende las órdenes nuevas en menos de cinco repeticiones (a menudo a la primera) y es capaz de recordarlas aunque no las practique repetidamente.

Responde a la primera orden el 95% de las veces y lo hace rápidamente, aunque se encuentre a distancia. Aprende correctamente aunque no tengas mucha experiencia en el adiestramiento.

Aún así, una guía sobre adiestramiento, online o en forma de libro, puede ayudarte en esta apasionante tarea.

¿Cuál es la personalidad del Pastor Ovejero Australiano?

Con un gran instinto para el pastoreo, el Pastor Ovejero Australiano es un perro que tiende a disputar la jerarquía y asumir el papel dominante si no desarrollas un liderazgo firme y seguro. Por ello, no son recomendables para dueños primerizos o que no sepan ser contundentes (lo que no quiere decir poco amables).

Como la mayoría de los perros pastores, los Aussies son muy leales a su familia, pero se muestran distantes con los extraños y no les gusta que se acerquen a los suyos. La socialización temprana y un buen adiestramiento son importantes para que no se conviertan en perros agresivos.

Al igual que el Border Collie, el Pastor Ovejero Australiano es un perro muy activo y enérgico al que no detendrá una valla si tiene que salir a pastorear, aunque esté electrificada. Una solución para dejar a tu perro libre por el jardín sin sorpresas puede ser usar una correa de adiestramiento. Esta le da mucha liberad de movimiento y al mismo tiempo evita que sobrepase un determinado límite.

Por ello, es imprescindible que lo adiestres adecuadamente, le proporciones muchas oportunidades de realizar ejercicio físico y grandes dosis de estimulación mental. Un Aussie bien adiestrado es un perro excepcional con el que pasarás momentos inolvidables, pero no es la mejor elección para una familia sedentaria.

Su instinto para el pastoreo de ovejas es muy fuerte y se trata de un perro que tiene tendencia a mordisquear los tobillos de niños, otros animales y adultos.

¿Cuáles son los problemas de salud más frecuentes en el Pastor Ovejero Australiano?

El Pastor Ovejero Australiano es un perro activo y lleno de salud, aunque puede presentar propensión a ciertas enfermedades. Esto no quiere decir que tu Aussie vaya a padecer alguna o varias de estas enfermedades, pero sí que debes conocerlas para identificar los síntomas y reaccionar a tiempo. Las más características son:

Displasia de cadera

Enfermedad de carácter hereditario que se produce cuando el fémur no encaja bien en la cavidad pélvica de la articulación de la cadera. No siempre se observan síntomas, aunque algunos perros muestran dolor y/o cojera en las patas traseras (en una o en las dos). La displasia de cadera puede provocar artritis cuando el perro envejece (un buen pienso para perros con displasia de cadera puede ayudar a sobrellevar esta enfermedad).

Displasia de codo

Afección hereditaria que se presenta con frecuencia en las razas grandes de perros. Se produce debido a los diferentes ritmos de crecimiento de los tres huesos que componen el codo del perro, provocando laxitud en la articulación. Puede ser dolorosa y provocar cojera al perro. En algunos casos requiere intervención quirúrgica.

Epilepsia

El Pastor Ovejero Australiano puede sufrir epilepsia, un trastorno que provoca convulsiones al perro. Las convulsiones pueden manifestarse como un comportamiento inusual, como correr como si le persiguieran o tambalearse. Aunque no tiene cura, puede controlarse con medicación y el perro puede vivir una vida feliz y saludable.

Hipotiroidismo

Cuando hay una producción anormalmente baja de la hormona de la glándula tiroides, se produce hipotiroidismo. Entre los síntomas se encuentran la obesidad, torpeza mental, caída de los párpados, bajo nivel de energía y ciclos de celo irregulares. El pelo del perro se vuelve áspero y quebradizo y su piel dura y oscura. Se trata con medicación y aunque no tiene cura, el perro puede llevar una vida sana y feliz. La dieta también juega un papel importante, toma en cuenta adquirir un pienso para perros con hipotiroidismo.

Sordera

La sordera es muy común en esta raza y generalmente no tiene cura, aunque algunas veces puede tratarse con medicación y cirugía. Si tu Aussie está sordo, tendrás que ser paciente y dedicar más tiempo a su adiestramiento. Un collar vibratorio puede facilitarle la vida, ya que de esa manera podrá atender a tu llamada.

Osteocondrosis Disecante

Crecimiento inadecuado del cartílago en las articulaciones. Puede darse en los codos y en los hombros y provoca una rigidez en la articulación que resulta dolorosa. Se detecta entre los cuatro y los nueve meses de edad.

Atrofia Retiniana Progresiva

Es un trastorno ocular degenerativo que acaba provocando ceguera, debido a la pérdida de fotorreceptores en la parte posterior del ojo.

Cataratas

Opacidad en el cristalino que dificulta la visión. No siempre es apreciable a primera vista, pero cuando lo es, el ojo parece tener una película de aspecto turbio. En algunos casos pueden eliminarse mediante una intervención quirúrgica.

Distiquiasis

Crecimiento de una fila adicional de pestañas, denominada distiquia, en la glándula sebácea del ojo, sobresaliendo a lo largo del borde del párpado y produciendo irritaciones. Se trata quirúrgicamente.

Anomalía del ojo de Collie

Enfermedad hereditaria que puede provocar ceguera. Suele aparecer a los 2 años de edad y no tiene tratamiento, pero el perro aprenderá a utilizar sus otros sentidos.

Membranas pupilares persistentes

Hilos de tejido en el ojo, que son restos de la membrana fetal que nutría las lentes oculares antes del nacimiento. Suelen desaparecer a las 4 ó 5 semanas de vida, pero a veces persisten. Si no se descomponen, pueden derivar en cataratas u opacidad corneal. Acude a tu veterinario para que te recete unas gotas que ayuden a descomponerlas.

Sensibilidad a algunos medicamentos

Muchas razas de perro pastor tienen una mutación del gen MDR1, que produce una glucoproteína que elimina las sustancias tóxicas del cuerpo. En los perros que muestran sensibilidad a los medicamentos, este gen no funciona, provocando toxicidad. Estos perros suelen ser sensibles a la Ivermectina.

Dermatitis solar nasal

También conocida como Nariz de Collie, esta afección aparece en perros que tienen poco pigmento en la nariz. En este caso, la luz solar puede provocar lesiones en su nariz y ocasionalmente alrededor de los párpados. Es importante que si tu Aussie tiene nariz de Collie, se mantenga alejado de la luz solar directa y que le apliques un protector solar para perros cuando salga al exterior.    

Desprendimiento de retina

Si la retina se desprende de los tejidos que la soportan, el perro puede tener problemas de visión o incluso ceguera. No tiene tratamiento.

¿Mi Pastor Ovejero Australiano necesita cuidados especiales?

  • Espacio. El Pastor Ovejero Australiano debería vivir dentro de la casa, con la familia, aunque es imprescindible que tenga acceso a un espacio exterior amplio donde pueda correr. Si no dispones de este espacio, asegúrate de que hace suficiente ejercicio físico, sacándolo a dar largos paseos, a hacer senderismo o footing y a correr y entrenar en el exterior.
  • Entrenamiento. El Pastor Ovejero Australiano es un perro muy inteligente que puede aprender muchas cosas. Su inteligencia hace también que requiera estimulación mental, porque los ejercicios repetitivos le aburrirán. En el mercado existen multitud de puzzles y juegos interactivos muy atractivos para los perros con inteligencia inquieta.
  • Alimentación. Alimenta a tu Pastor Ovejero Australiano con productos de alta calidad que sean adecuados para perros activos y llenos de energía. Consulta a tu veterinario para saber la cantidad de comida que necesita tu Pastor Ovejero Australiano, ya que depende de su tamaño, edad y nivel de actividad, entre otras cosas.
  • Cuidado del pelo. El Aussie tiene doble manto. La capa exterior es un pelaje de longitud media, resistente al agua, que le permite soportar el frío, la lluvia y la nieve. Muda durante todo el año, especialmente en la primavera, cuando pierde el pelaje de invierno. Es importante cepillarlo a menudo, desenredarlo con cuidado y eliminar el pelo muerto. Si lo mantienes bien cepillado, únicamente tendrás que bañarlo cuando esté sucio, probablemente unas pocas veces al año. En nuestra web encontrarás un amplio catálogo de productos destinados al cuidado del pelo, que harán esta rutina un tarea mucho más sencilla: champús para perros, secadores profesionales o guantes quitapelos.
  • Higiene dental. Para prevenir las enfermedades periodontales, deberías cepillar los dientes de tu Pastor Ovejero Australiano dos o tres veces por semana. De esta manera, podrás eliminar el sarro y evitar infecciones. Consulta nuestra lista con los mejores cepillos de dientes para perros para averiguar cuál es el que mejor se adapta a tu mascota (sin olvidar una pasta de dientes para perros adecuada).
  • Uñas. Si tu Pastor Ovejero Australiano no desgasta las uñas de manera natural, recórtalas (con un cortauñas para perros) una o dos veces al mes. Si las oyes golpear contra el suelo, quiere decir que están demasiado largas. Acude a tu veterinario para que te enseñe a hacerlo o llévalo para que lo haga él o un peluquero canino profesional.
  • Comprueba el estado de salud de tu Pastor Ovejero Australiano. Comprueba las patas de tu Pastor Ovejero Australiano con frecuencia y mira dentro de su boca y orejas. Si observas algún indicio de problema en general, como llagas, sarpullidos, enrojecimiento o sensibilidad de la piel, inflamaciones, secreciones en la nariz, boca y ojos, etc., acude a tu veterinario.

¿Cómo se lleva el Pastor Ovejero Australiano con los niños y con otros animales?

El Pastor Ovejero Australiano es un compañero excelente para los niños, pero es importante que tengas cuidado con los más pequeños, pues tiene tendencia a pastorearlos, agarrándolos por los tobillos.

Además, es importante que los niños aprendan a comunicarse con el perro (este y de otras razas), para interpretar correctamente sus señales y evitar problemas. Enseña a tus hijos y a sus amigos a interactuar con los perros, para que sepan cuándo pueden tocarlo y que no deben molestarle si este envía una señal de advertencia. Generalmente, un perro bien adiestrado no muerde, a no ser que todos sus avisos previos hayan sido ignorados.

Asimismo, el Pastor Ovejero Australiano puede llevarse bien con otros perros y animales. Pero si tienes gatos en casa ten en cuenta que también puede intentar pastorearlos.

La cría de la raza Pastor Ovejero Australiano

Si has decidido adoptar un Pastor Ovejero Australiano, estarás dando una nueva oportunidad a un adorable perrito que necesita un hogar y una familia que le proporciones cuidados y cariño. La adopción siempre es una buena opción para proporcionar a un perro abandonado una nueva vida, feliz y con gente que le quiera.

Si quieres comprar uno, te recomendamos no acudir a una tienda de mascotas y buscar un criador profesional y responsable. Estos criadores se preocupan por mantener el buen estado de la raza y te garantizan que el perro ha pasado todas las revisiones necesarias, además de estar en perfectas condiciones sanitarias. También debe proporcionarte la documentación que muestra que sus padres han sido autorizados para la cría, con el fin de prevenir los problemas genéticos asociados a esta raza.

No dudes en informarte acerca del temperamento del perro, su estado de salud y los problemas que puede sufrir. Un criador profesional podrá orientarte y aconsejarte acerca de si se trata del perro adecuado para ti.

Investiga previamente sobre la raza, para tener información acerca de sus características, revisa las instalaciones del criador y verifica que los animales no se encuentran en condiciones insalubres y desconfía de quién no quiera responder a tus preguntas.

Tu veterinario también puede remitirte a un criador de confianza donde poder adquirir un cachorro sano.

Conclusiones

  • El Aussie es un perro pastor criado para cuidar ovejas.
  • Ha sido criado a partir del Border Collie y otras razas y comparte con este su inteligencia.
  • Parece ser que su origen se sitúa en el norte de España, en la zona de los Pirineos.
  • Es un perro leal, enérgico y obediente.
  • Se muestra distante con los extraños y necesita ejercicio físico y estimulación mental.
  • Se lleva muy bien con los niños y será un gran compañero de juegos, aunque puede pastorearles mordisqueándoles los tobillos.
  • Lo mismo ocurre en el caso de otras mascotas de casa.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Posts relacionados:

1 comentario

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo