Sobre Razas de Perros

Todo sobre el Pastor Alemán. Cría, cuidado y adiestramiento

Foto de un Pastor Alemán mirando a su dueño muy atento

El Pastor Alemán es una de las razas de perros pastores más inteligentes que existen. Se trata de un perro de raza grande, fuerte y muy obediente. Se utiliza habitualmente como perro policía, de guardia y defensa, perro de rescate o perro-guía.

El Pastor Alemán es también un perro excelente para familias que estén dispuestas a proporcionarle mucha actividad física. Es un perro excepcional, pero requiere un dueño que establezca bien su liderazgo y sea capaz de entrenarlo adecuadamente, ya que aunque se trata de un perro afectuoso y muy equilibrado, si no se le educa bien, puede resultar agresivo o dominante. Tiende a ser un gran protector de su familia.

Historia del Pastor Alemán

El Pastor Alemán nace a finales del siglo XIX en Alemania como perro pastor. Su origen proviene del cruce de varios perros pastores, buscando siempre mantener las cualidades de resistencia, inteligencia y capacidad de trabajo de sus antecesores.

El capitán de caballería del ejército alemán Maximilian von Stephanitz, que es considerado el padre de la raza, descubrió un perro de aspecto lobuno llamado Hektor Linksrhein, que cumplía sus ideales de perro fuerte, noble e inteligente. Lo compró y le cambió el nombre por el de Horand von Grafrath. Se trata del primer Pastor Alemán registrado como tal.

A partir de entonces, y mediante cuidadosos cruces selectivos, se logró obtener el pastor alemán que conocemos hoy en día. Además de su utilización como perro de pastoreo, comenzó a trabajar en las ciudades como perro policía.

Durante la Primera Guerra Mundial, el pastor alemán participa como perro de patrulla y sanitario y al finalizar la guerra, la gran inseguridad social propicia la compra masiva de este tipo de perros. Es entonces cuando el pastor alemán llega a Inglaterra. Se le denominó Alsaciano, ya que por entonces no pareció conveniente utilizar la palabra “Alemán”. En 1971 el Kennel Club Inglés aceptó denominarlo Pastor Alemán.

Características generales del Pastor Alemán

Foto de un cachorro de Pastor Alemán asomando entre las ramas de un arbol

  • El Pastor Alemán es un perro de raza grande, muy fuerte y ágil, vital y de gran temperamento.
  • Es más largo que alto, con un tórax muy desarrollado y una línea superior recta con caída por la parte de atrás.
  • Su altura a la cruz oscila entre los 60 y 65 cm en el caso de los machos y entre 55 y 60 en las hembras.
  • Su peso está entre 30 y 40 kg en los machos y entre 22 y 32 en las hembras.
  • La esperanza de vida de los pastores alemanes es de 9 a 13 años.
  • Son de color negro con bordes café, rojizos, marrón y negro.
  • Se trata de un perro con mandíbula fuerte y orejas de tamaño mediano, rectas y acabadas en punta.
  • Su cola es gruesa y peluda.

El celo y embarazo de una Pastora Alemana

El primer celo de una perra Pastor Alemán tiene lugar entre los 6 meses y el año de edad, repitiéndose cada 5 ó 6 meses, esto es, una perra entra en celo 2 veces al año.

No se recomienda montarla hasta el tercer celo, que tiene lugar hacia el año y medio de edad. Antes, su canal reproductivo no está completamente desarrollado y la perra puede tener problemas.

La edad máxima para cruzar un Pastor Alemán se sitúa a los 7 años, ya que a esta edad la fertilidad comienza a disminuir, aunque se trata de una estimación general.

Consulta a tu veterinario para establecer las edades óptimas para cruzar a tu perra.

Cómo cuidar un cachorro de Pastor Alemán

  • El Pastor Alemán es un perro sumamente inteligente capaz de memorizar órdenes básicas desde muy pequeño. Es conveniente comenzar su educación desde que empieza a mostrarse activo y a explorar su entorno.
  • Desde el momento en que el cachorro tenga las primeras vacunas y pueda salir a la calle, debemos enseñarle a hacer sus necesidades fuera de casa.
  • En los dos primeros meses de edad, ya son capaces de asimilar varias órdenes. Si utilizamos el juego, será un proceso divertido y aprenderán más rápido.
  • No utilices juegos que impliquen morder a personas, aunque sea un cachorro.
  • A partir de los cuatro meses, puede comenzar a ser entrenado más concienzudamente.
  • Es muy importante socializarlo bien, ya que se trata de un animal con mucho temperamento que puede resultar agresivo frente a extraños.
  • Tu cachorro debe realizar ejercicio. Sácalo a pasear y a medida que vaya creciendo y haciéndose fuerte, alarga las caminatas y la intensidad del ejercicio.

Qué enfermedades puede tener un Pastor Alemán

El Pastor Alemán es un perro fuerte y resistente, pero existen varios problemas de salud específicos de la raza aparte de las enfermedades más comunes de los perros.

Los Pastores Alemanes tienden a sufrir artritis a edades avanzadas, especialmente en la cadera. Esta enfermedad degenerativa es una dolencia común que produce diversos grados de cojera, rigidez y dolor articular.

Puede implicar irritabilidad y los ambientes fríos y húmedos aumentan los problemas derivados de esta afección. La artritis es incurable, pero el tratamiento alivia los síntomas y mejora la calidad de vida del perro considerablemente.

El tratamiento comprende fisioterapia y control de peso, uso de analgésicos y agentes condroprotectores para reparar el cartílago.

El ejercicio moderado es beneficioso porque mantiene la masa muscular, pero el ejercicio excesivo es contraproducente. No es conveniente hacer que el perro se levante sobre las patas traseras ni salte desde cierta altura o hacia lugares elevados.

Otras enfermedades hereditarias típicas de los Pastores Alemanes son:

  • Displasia de cadera y codo. Es la causa más común de cojera de las patas traseras. Ofrecer al perro una dieta muy alta en calorías durante su crianza puede agravar la predisposición a esta dolencia, ya que la ganancia de peso rápida aumenta el estrés en las caderas. También el ejercicio inadecuado durante el período de crecimiento óseo puede agravar el problema, por lo que no resulta recomendable animar a los perros a erguirse sobre las patas traseras o a saltar desde determinada altura o a lugares elevados. La cola de caballo puede resultar un eficaz aliado debido a su alto contenido en sílice, así como la cúrcuma, por sus propiedades antiinflamatorias. Incluye estos suplementos en su dieta y notarás una rápida mejoría en tu perro.
  • Queratitis crónica superficial. Inflamación de la córnea en la cual ésta se nubla, con la consiguiente pérdida de transparencia. Puede producir ceguera potencial, incluyendo un crecimiento anormal del tejido alrededor de la córnea.
  • Problemas estomacales, por lo que es importante suministrarles una alimentación bien balanceada, utilizando piensos de calidad adecuados para esta raza.
  • Enfermedad von Willebrand. Es el trastorno hemorrágico más frecuente en los perros. Está causado por un déficit de una proteína plasmática llamada factor de von Willebrand, muy importante para el funcionamiento normal de las plaquetas en las primeras etapas de la coagulación. La mayor parte de las veces, se trata de hemorragias leves y disminuyen con la edad del perro. En los casos graves, aparecen hemorragias nasales prolongadas, por debajo de la piel y en el interior de los músculos, así como presencia de sangre en las heces y orina. El tratamiento supone administración de plasma o transfusiones de sangre. Los ejemplares con trastornos hereditarios de la coagulación y aquellos que puedan ser portadores, no deben emplearse para la cría.
  • Panosteitis o cojera cíclica. Es una enfermedad de cachorros grandes de crecimiento rápido de entre 5 y 12 meses de edad. La causa se desconoce, pero se sospecha que es causada por un rasgo hereditario poligénico. Los machos se ven afectados cuatro veces más que las hembras. El cachorro presenta cojera intermitente en una o más patas, no relacionada con ningún trauma. El dolor y la cojera cambia de una extremidad a otra durante un período de varias semanas o meses. La enfermedad es autolimitante, la cojera puede persistir varios meses y los síntomas suelen desaparecer cuando el perro tiene 20 meses de edad. El veterinario puede recetar analgésicos y si el perro está muy afectado, restringir el ejercicio.
  • Síndrome de cauda equina. La cauda equina se compone de nervios que forman la extensión terminal de la médula espinal. Las lesiones de la misma pueden estar causadas por hernias discales, espina bífida, infecciones o tumores y estenosis del canal vertebral lumbosacral (parte inferior del lomo). Los síntomas incluyen dolor, dificultad para levantarse y cojera recurrente en una o ambas patas traseras.

Cómo elegir los juguetes más adecuados para mi Pastor Alemán

Los Pastores Alemanes tienen una mandíbula muy potente y les encanta masticar y morder los juguetes, por lo que deberás elegir materiales resistentes.

  • Los juguetes de goma dura son adecuados para los pastores alemanes. Elígelos de tamaño adecuado para ellos y resistentes.
  • No utilices pelotas de tenis. Sus fibras de vidrio desgastarán los dientes de tu amigo, pudiendo llegar a provocar problemas de oclusión.
  • Los Kong son de muy buena calidad y además presentan la opción de ser rellenados con golosinas, con lo que trabajan la habilidad de resolución de problemas. Los negros son los más resistentes, por lo que constituyen la mejor opción para un Pastor Alemán.
  • Existen huesos de nylon muy resistentes específicos para perros masticadores agresivos, como el Pastor Alemán. Elige uno que no sea tóxico, para que lo expulse con las heces en caso de ingerirlo.

Niño abrazando a un Pastor Alemán mientras los dos están sentado mirando el mar

Conclusiones

  • El Pastor Alemán es un perro pastor muy inteligente de origen alemán.
  • Se trata de un perro de tamaño grande que puede vivir una media de 12-13 años.
  • Conviene no cruzarla hasta su tercer celo, que tiene lugar hacia el año y medio de edad.
  • La edad máxima para cruzar un Pastor Alemán se sitúa en los 7 años.
  • Es importante comenzar su entrenamiento cuando son cachorros.
  • Los juegos que impliquen morder y perseguir a personas pueden derivar en problemas cuando el perro crece.
  • Pueden memorizar órdenes básicas desde que comienzan a explorar su entorno.
  • Existen algunas enfermedades típicas en esta raza que debes conocer para prevenir y en su caso tratar adecuadamente.
  • Los Pastores Alemanes son masticadores agresivos capaces de destrozar casi cualquier juguete.
  • Elige juguetes de materiales resistentes y que no sean tóxicos o peligrosos para tu perro y evita las pelotas de tenis.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

4 comentarios

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo