Guía sobre el Doberman: características, cría y consejos

Sobre Razas de Perros

La raza Doberman es relativamente reciente, ya que sus orígenes datan de finales del siglo XIX, cuando fue criado en Alemania como perro guardián. Aunque no se sabe cuál es su ascendencia exacta, se cree que procede de la mezcla de varias razas.

Se trata de un perro de complexión atlética, elegante y con mucha (muchísima) energía. Es un perro guardián muy inteligente que destaca como perro policía y militar, y también en diversos deportes caninos.

Aunque tiene fama de ser un perro agresivo, en realidad puede ser un gran compañero de toda la familia, leal y cariñoso. Pero necesita ser bien entrenado por un dueño que sepa ser un buen líder.

Ten en cuenta que se trata de un perro grande y de fuerte carácter. Infórmate bien antes de elegir un Doberman como compañero.

La historia del Doberman

La raza Doberman se desarrolló en Alemania a finales del siglo XIX. Le debe el nombre a un recaudador de impuestos llamado Louis Dobermann, que vivía en el distrito de Turingia. Su trabajo implicaba moverse con dinero y esto le convertía en un blanco potencial para los bandidos.

Como también era el perrero de la ciudad, Dobermann solía ir acompañado de un perro para protegerse. Con el fin de tener un compañero leal y protector, comenzó a criar perros, hasta lograr el primer Doberman Pinscher.

No se sabe cuáles fueron los perros que utilizó Dobermann para crear la raza, ya que murió en 1894 llevándose a la tumba el secreto de los cruces utilizados, pero se cree que el Rottweiler, el Pinscher Alemán y el Terrier Negro y Fuego son parte de la mezcla.

A finales del siglo XIX, otros criadores continuaron el trabajo de Dobermann, buscando un perro que destacara más por su función que por la apariencia. Querían desarrollar un perro excepcional, que destacara por su valentía, rapidez, inteligencia y resistencia. Lo hicieron tan bien que la raza se hizo popular por su carácter testarudo y agresivo.

Otto Goeller se preocupó por realizar una selección morfológica más rigurosa, con el fin de fijar un estándar para la raza.

Durante la Primera Guerra Mundial, la raza peligró, ya que los Doberman eran caros y solamente los militares, policía y gente muy rica podía tenerlos. Después de 1921 varios sementales fueron trasladados a los Estados Unidos.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el Doberman volvió a verse amenazado en Alemania, hasta el punto de que muchos creen que la raza se hubiera extinguido si los americanos no hubieran llevado antes tantos perros a los Estados Unidos.

En ambas guerras, el Doberman fue utilizado para ayudar a los soldados (y también, desgraciadamente, como perros suicida, ya que les hacían cargar con explosivos que se detonaban a distancia cuando se acercaban a los tanques enemigos).

La palabra Pinscher fue eliminada del nombre en el siglo XX.

Características principales del Doberman

  • Es un perro de tamaño grande, que mide entre 60 y 70 centímetros a la cruz. Su peso oscila entre 30 y 40 kilos y su esperanza de vida es de 10-12 años.
  • Es un perro estilizado, muy inteligente y leal.
  • Siempre está alerta a lo que sucede a su alrededor, característica que le convierte en un excelente perro guardián.
  • Aunque tiene fama de ser agresivo y sanguinario, el Doberman es un perro afectuoso que, sin embargo, no dudará en defender a su familia y su territorio ante cualquier amenaza.
  • Es un perro que actúa de forma contundente y con gran precisión. Tiene mucha contundencia en el ataque y alta resistencia ante una posible respuesta de su contrincante. Bien entrenado, es un perro muy equilibrado, afectuoso y que controla sus impulsos.
  • El Doberman necesita un dueño experimentado que sepa mantener el liderazgo, ya que de lo contrario, asumirá el papel de alfa de la familia. Se trata de un perro grande y muy fuerte, que debe tener claro su papel para no constituir un problema.
  • Bien adiestrado y socializado es un excelente compañero y muy fiable, que se lleva bien con los niños y con otros perros.

¿Cuál es la personalidad del Doberman?

El Doberman es un perro muy inteligente y extremadamente activo. Se trata de un perro muy leal en el que puedes confiar ciegamente. Le encanta jugar y compartir momentos con su familia. Busca la compañía de los suyos y es importante que le incluyas en las actividades familiares.

Es un excelente perro guardián que no dudará en actuar si percibe una amenaza, pero no se trata de un perro que muestre agresividad sin razón.

Necesita realizar mucho ejercicio físico y le gusta trabajar. La estimulación mental es muy importante para este perro. Como es muy inteligente, aprende rápido y mantener un entrenamiento fresco e interesante puede constituir un desafío.

Necesita un dueño que sepa mantener el liderazgo de una manera consistente y con amabilidad. El Doberman puede tener ideas propias, pero por lo general no se muestra demasiado obstinado si tiene un buen dueño que sepa manejarlo.

Su temperamento depende tanto de su genética como del entrenamiento y la socialización. Los buenos cachorros son muy curiosos y juguetones. Siempre están dispuestos a acercarse a la gente y a ser acariciados.

El Doberman tiene que ser socializado a una edad temprana, exponiéndose a muchas personas y estímulos, para asegurar que crecerá como un perro amistoso y equilibrado.

¿Cuántos Doberman diferentes hay?

Variedades

Se habla de tres variedades de Doberman diferentes: el Americano, el Europeo y el Brujo.

El Doberman Brujo es el más grande de todos. Se desarrolló con la idea de obtener un fiero e intimidante perro guardián. Existen varios problemas de salud asociados a este Doberman, además de ser menos ágil que los otros. Por ello, no está reconocido oficialmente.

El Doberman Europeo se originó en Alemania en el siglo XIX para trabajos militares y policiales. Es el Doberman “más típico”. Se trata de un perro leal y cariñoso con los suyos y desconfiado con los extraños.

El Doberman Americano tiene un aspecto físico parecido al europeo, aunque su estructura los hace menos resistentes a una mordedura o ataque. Su carácter es más suave y amable que el de los europeos, pudiendo ser demasiado tímidos.

Colores

El Doberman se presenta en siete colores diferentes. En el Doberman, hay dos genes que corresponden al color: uno para el color negro y otro que origina las diluciones.

Ambos genes producen cuatro combinaciones de colores, que son las reconocidas por el AKC (American Kennel Club): el negro, el rojo, el azul y el cervato (color café, como los ciervos), con marcas de óxido. También existe el color albino. Así, tenemos Doberman de los siguientes colores:

  • Negro y Óxido (marrón rojizo).
  • Rojo y Óxido (rojo, marrón y chocolate).
  • Azul y Óxido (azul, gris, plata y óxido).
  • Fawn o Isabella y Óxido (marrón claro y óxido).
  • Todo Negro (rareza genética debida al exceso de melanina. No debe utilizarse para la cría).
  • Albino Parcial (debido a déficit de melanina, no aceptado en el estándar de raza. No debe utilizarse para la cría).
  • Albino Total (ausencia total de pigmentación. Teóricamente puede existir, aunque no hay referencia de ninguno. Muchas veces, se confunde el Albino Parcial con un Albino Total).

¿El Doberman Pinscher Miniatura es un Doberman?

Aunque a veces se le considera como un Doberman, debido a su aspecto físico, realmente es un Toy Terrier. Constituye una raza aparte, con una personalidad diferente, que no comparte con el Doberman comportamiento ni genética. Lo único que tienen en común es el aspecto.

¿Cuáles son los problemas de salud más frecuentes en el Doberman?

El Doberman es un perro muy saludable, pero al igual que otras razas, muestra propensión a algunas enfermedades. Las más frecuentes son:

Enfermedad de Von Willebrand.

Se trata de un trastorno sanguíneo hereditario, que interfiere en la capacidad de coagulación de la sangre. Se debe al déficit de una proteína plasmática denominada Factor de von Willebrand, que interviene en el funcionamiento de las plaquetas. Su síntoma principal es el sangrado excesivo tras una lesión o cirugía. También las hemorragias nasales, encías sangrantes o sangrado en el estómago o intestinos pueden ser síntomas de esta enfermedad. No tiene cura y el único tratamiento actual consiste en una transfusión de sangre. Sin embargo, la mayoría de los perros que la sufren las hemorragias son leves y pueden llevar una vida normal. Al ser hereditaria, debemos evitar utilizar para la cría a perros que la sufran.

Displasia de cadera.

El hueso del muslo no encaja bien en la articulación de la cadera. Esto ocasiona cojera en una o ambas patas traseras. A veces va acompañada de dolor, pero no siempre. Los condroprotectores alivian los síntomas.

Atrofia progresiva de la retina.

Enfermedad ocular que consiste en el deterioro gradual de la retina, debido a la pérdida de fotorreceptores. Al principio de la enfermedad, el perro sufre ceguera nocturna. A medida que avanza, va perdiendo visión durante el día, pudiendo llegar a la ceguera absoluta.

Hipotiroidismo.

Trastorno de la glándula tiroides, que es la encargada de producir tiroxina. La tiroxina es una hormona que controla el ritmo metabólico. Los perros que sufren hipotiroidismo tienen ritmos metabólicos inferiores a los normales. Se desconocen las causas. Se trata con medicación y una dieta adecuada.

Síndrome de Wobbler.

Se trata de una enfermedad hereditaria característica del Doberman. El perro afectado sufre una compresión de la médula espinal, debido a la inestabilidad de las vértebras cervicales o a una malformación del canal espinal. Los síntomas son dolor de cuello y andar tambaleante, pudiendo llegar a parálisis de las piernas. El tratamiento es quirúrgico, pero en algunos casos la condición se repite después de la cirugía.

Cardiomiopatía dilatada.

Enfermedad del músculo cardíaco, que se caracteriza por una expansión de las cámaras del corazón, lo que resulta en un corazón anormalmente grande. Esto causa insuficiencia cardíaca, ya que el músculo cardíaco es demasiado débil para bombear eficientemente la sangre al resto del cuerpo.

Albinismo.

Es un trastorno genético que afecta al Doberman. El perro albino presenta la piel blanquecina, la nariz rosada y los ojos azules o claros. Este perro es muy sensible a la luz del sol y puede sufrir diversas enfermedades asociadas a su condición, como cáncer o problemas oculares.  

Alopecia Mutante de Color.

Es una condición del pelaje asociada a los colores azul o leonado. Afecta a los Doberman azules y en ocasiones, a los rojos. La mayoría de estos perros nacen con pelaje normal y los síntomas comienzan entre los cuatro meses y los tres años de edad. El pelo se va volviendo quebradizo, seguido de caída irregular. Sólo se ven afectadas las partes azules del pelaje. Es frecuente que se produzcan infecciones secundarias e inflamación. Esta alopecia no tiene cura, pero existen champús medicados para reducir la escamación y la picazón.

Narcolepsia.

Se caracteriza por la incapacidad del cerebro para regular los patrones del sueño. El perro se adormece repentinamente. No se conoce tratamiento.

Torsión y Dilatación gástrica (Vólvulo gástrico).

Afecta a perros grandes y de pecho profundo, como el Doberman. Se produce cuando el estómago se dilata con gas o aire y luego se retuerce (torsión gástrica). El perro es incapaz de eructar o vomitar, por lo que no logra librarse del exceso de aire en el estómago, y se impide el retorno normal de la sangre al corazón. La presión sanguínea disminuye y el perro entra en shock. Se trata de una afección grave que requiere atención veterinaria inmediata. Si tu Doberman tiene el abdomen distendido, saliva excesivamente, tiene arcadas y no vomita, está inquieto, deprimido, letárgico o débil, con una frecuencia cardíaca rápida, llévalo al veterinario lo antes posible.

¿Mi Doberman necesita cuidados especiales?

  • Espacio. El Doberman necesita realizar mucho ejercicio físico. Si no tienes una casa de campo, es importante que lo saques a menudo y te asegures de agotarlo física y mentalmente. Llévalo a todas partes, haz senderismo, trátalo como a un miembro más de la familia.
  • Por lo general, la gente tiene miedo al Doberman, por lo que es prudente llevarlo atado en los paseos por lugares públicos (realmente, esto debería ser así con cualquier perro, por sensibilidad al resto de la gente y por la propia seguridad del perro).
  • Adiestramiento y socialización. El Doberman es un perro excelente, pero necesita un adiestramiento consistente y socialización temprana para convertirse en un perro equilibrado.
  • No le gusta la soledad. No dejes al Doberman solo durante largos períodos de tiempo ni le mantengas encadenado en tu patio. Necesita ser parte de la familia, moverse libremente y estar con todos vosotros.
  • Alimentación. Es importante alimentar al Doberman con productos de primera calidad que respondan a sus necesidades. Se trata de un perro muy activo que requiere un consumo alto de proteína. Evita el sobrepeso.
  • Aseo. El Doberman tiene un pelaje corto, a veces con una ligera capa de subpelo alrededor del cuello. Es un perro muy limpio que no requiere mucho aseo. Es suficiente cepillarlo regularmente para eliminar el pelo que se cae. En cuanto al baño, no es necesario que sea frecuente.
  • Dientes. Cepilla sus dientes al menos dos o tres veces a la semana para eliminar la acumulación de sarro y bacterias. Proporciona a tu Doberman mordedores adecuados.
  • Uñas. Si no las desgasta de forma natural, será necesario cortarlas. Ten cuidado y no se las dejes demasiado cortas, ya que tienen vasos sanguíneos y podrías provocar una hemorragia. Si tienes dudas, tu veterinario te enseñará cómo hacerlo, o realizará él este trabajo.
  • Oídos. Revisa semanalmente sus oídos. El enrojecimiento o mal olor pueden ser síntomas de una infección que requerirá consulta veterinaria. Cuando los limpies, hazlo sólo por la zona externa, sin introducir nada en el canal auditivo.

Ante cualquier síntoma de enfermedad, como llagas, sarpullidos, enrojecimiento, sensibilidad, inflamación, secreciones oculares u opacidades, etc, acude a tu veterinario.

¿Cómo se lleva el Doberman con los niños y con otros animales?

El Doberman es un gran perro de familia, que adora a todos sus miembros. Es absolutamente confiable y protector de los niños, siempre que esté bien entrenado y socializado. También es imprescindible enseñar a los niños cómo relacionarse con él (y esto es válido para todos los perros).

Que el niño sepa acercarse y tocar al perro, así como interpretar sus señales para no molestarlo, es el primer paso para una convivencia segura en un ambiente de respeto mutuo.

Los adultos deben supervisar siempre las interacciones de los niños con los animales.

Con otros animales de la casa, el Doberman se muestra amistoso, especialmente si han sido criados juntos.

Con animales externos a la familia, pueden mostrarse agresivos. Especialmente si los ven como una amenaza para sus seres queridos.

La cría de la raza Doberman

Si quieres un Doberman, y estás seguro de que es un perro adecuado para ti, para comprar uno te recomendamos no acudir a una tienda de mascotas y buscar un criador profesional y responsable. Estos criadores se preocupan por mantener el buen estado de la raza y garantizan que el perro está en perfectas condiciones sanitarias. También debe proporcionarte la documentación que muestra que sus padres han sido autorizados para la cría, con el fin de prevenir los problemas genéticos asociados a esta raza.

No dudes en informarte acerca del temperamento del perro, su estado de salud y los problemas que puede sufrir. Un criador profesional podrá orientarte y aconsejarte acerca de si se trata del perro adecuado para ti.

Investiga previamente sobre la raza, para tener información acerca de sus características, revisa las instalaciones del criador y verifica que los animales no se encuentran en condiciones insalubres y desconfía de quién no quiera responder a tus preguntas.

Tu veterinario también puede remitirte a un criador de confianza donde poder adquirir un cachorro sano.

Conclusiones

  • El Doberman es un perro criado en Alemania a finales del siglo XIX.
  • Es un perro de gran tamaño, inteligente, de fuerte carácter y muy activo.
  • Por todo ello, necesita un dueño experimentado que sepa mantener el liderazgo.
  • No es un perro adecuado para dueños sedentarios.
  • El Doberman es un excelente perro guardián, pero si está bien entrenado no muestra agresividad a no ser que perciba una amenaza a su familia o territorio.
  • Existen tres variedades de Doberman y aunque el más famoso es el negro, puede aparecer en varios colores.
  • El Doberman europeo es el que mejor mantiene las características de la raza.
  • Aunque se trata de un perro saludable, existen algunas enfermedades características de la raza.
  • Se lleva bien con los niños y con otros animales si se cría con ellos.
  • Es muy importante que te informes bien de las características de la raza antes de llevar un Doberman a casa.
  • Acude a tu veterinario ante cualquier síntoma de enfermedad.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo