Cuidados del Perro

Mi perro ha comido cebolla. ¿Es malo?

Foto de un perro junto a distintos tipos de cebolla

Sabes que la alimentación de tu perro es fundamental para su salud. Por eso te esfuerzas en darle lo mejor al tuyo. Compras un pienso de calidad porque contiene todos los nutrientes necesarios y además es sencillo asegurar la buena alimentación. De vez en cuando le das algo de tu comida, pero prestas mucha atención a los ingredientes, para no provocarle enfermedades ni intoxicaciones.

Sin embargo, tu perro ha comido media cebolla que tenías sobre la mesa. Has leído en algún lugar que este alimento es muy tóxico para los perros , tanto crudo como cocinado, y temes que pueda causar problemas al tuyo. Te gustaría saber que problemas puede causarle a tu amigo y que síntomas deberías observar en caso de que sufriera una intoxicación. Tampoco estás muy seguro de si debes acudir inmediatamente al veterinario o puedes esperar a ver qué pasa.

La cebolla es muy tóxica para los perros

La cebolla, al igual que el ajo y todos los vegetales de la familia Allium, es altamente tóxica para los perros, debido a su contenido en compuestos sulfúricos (tiosulfato). Los perros no tienen la enzima necesaria para digerirlos y esto les provocará problemas graves. La cantidad de cebolla que producirá problemas a tu perro resulta difícil de determinar, ya que su toxicidad depende de la cantidad de tiosulfato que contenga.

En grandes dosis, la cebolla es tóxica para los perros. También lo es en pequeñas porciones repetitivas, esto es, darle un poco de cebolla habitualmente es peligroso. Si se trata de una cantidad pequeña y puntual, lo más seguro es que tu compañero no presente ningún problema. De todas maneras, no es recomendable proporcionarles este producto. Sus efectos beneficiosos pueden obtenerse de otros alimentos que no sean peligrosos, así que no merece la pena correr el riesgo.

¿Qué es lo que puede provocar la cebolla a mi perro?

El tiosulfato puede destruir los glóbulos rojos de la sangre del animal, provocándole una anemia hemolítica, también denominada anemia por Cuerpos de Heinz.

También puede provocar insuficiencia renal

Mi perro tiene anemia hemolítica. ¿Qué es?

Cuando se descomponen los glóbulos rojos, se forman bilis y hemoglobina. Cuando se produce una aceleración en el proceso normal de descomposición de los glóbulos rojos, estamos ante una hemolisis. Esta enfermedad provoca la acumulación en el organismo de la bilis y la hemoglobina. Por ello, en una crisis hemolítica grave, observaremos que nuestro perro tiene los ojos y las mucosas amarillentos (ictericia) y la sangre de color marrón oscuro (porque contiene hemoglobina). Además, tu perro se verá débil y aletargado. Su pulso se verá acelerado.

La función de los glóbulos rojos es el transporte de oxígeno. Por tanto, los síntomas de la anemia están causados por la insuficiencia de oxígeno en los músculos y los órganos. Esto se manifiesta con diversas señales, como pueden ser: falta de apetito, debilidad, estado adormilado y problemas respiratorios. Es posible que se observe un aumento en el tamaño del bazo, el hígado y los nódulos linfáticos.

Si la anemia es grave, el perro puede entrar en colapso al realizar algún esfuerzo, debido a la aceleración del ritmo cardíaco.

Los síntomas pueden tardar en aparecer entre 1 y 5 días, así que si tu perro ha consumido cebolla, consulta a tu veterinario, ya que resulta conveniente establecer un diagnóstico con rapidez.

Mi perro tiene insuficiencia renal. ¿Qué es?

La insuficiencia renal es la incapacidad de los riñones para eliminar los productos de desecho de la sangre, provocando una acumulación de toxinas. El perro retiene en la sangre y  los tejidos amoníaco, nitrógeno, ácidos y otros productos de desecho. Esto se denomina uremia

Los perros no muestran signos de insuficiencia renal hasta que se destruye el 75% del tejido renal funcional. Así, cuando se presentan los signos, los daños pueden ser graves.

Uno de los primeros síntomas es que el perro bebe y orina más de lo normal, ya que los riñones no pueden concentrar la orina y el perro no es capaz de controlarlo. Esto le provoca deshidratación y sed. Proporciona a tu perro agua fresca y algún suplemento de vitamina B, ya que esta vitamina se elimina en la orina de los perros con este problema. Llévalo al veterinario rápidamente.

Otros síntomas son: apatía y depresión, pérdida de apetito y peso, sequedad del pelo, decoloración de la lengua y aliento con olor a amoníaco. Puede tener úlceras en la boca. También se producen vómitos y diarrea. En las últimas etapas, el perro puede sufrir un coma.

Conclusiones

  • La cebolla en grandes dosis o consumida regularmente es tóxica para los perros.
  • En pequeñas cantidades no es probable que cause daños.

  • Su toxicidad depende de la cantidad de tiosulfato que contenga, ya que el perro no tiene enzimas para digerir este compuesto químico.

  • El tiosulfato puede provocar una anemia hemolítica a tu perro, también conocida como anemia por Cuerpos de Heinz

  • Los síntomas de la anemia hemolítica son: ictericia, sangre oscura, diarrea, falta de apetito, debilidad, letargo, pulso acelerado y problemas respiratorios.

  • Los síntomas de la anemia hemolítica no son inmediatos, pueden tardar hasta cinco días. Por tanto, es importante que comentes a tu veterinario que tu perro ha consumido cebolla.

  • El consumo de cebolla también podría provocar insuficiencia renal a tu perro

  • Los primeros síntomas de la insuficiencia renal son mucha sed y que tu perro orina más de lo normal, incluso con incontinencia.

  • Otros síntomas son: apatía, depresión, pérdida de apetito, pérdida de peso, sequedad del pelo, decoloración de la superficie de la lengua, aliento con olor a amoníaco, úlceras en la boca, vómitos y diarrea.
  • Si tu perro tiene mucha sed y sufre incontinencia, proporciónale agua fresca en abundancia y vitamina B y llévalo al veterinario urgentemente.

  • Los síntomas de la insuficiencia renal no son inmediatos, así que cuando se observan, el perro puede estar en situación grave.

  • Aunque una pequeña cantidad no produce problemas, consulta a tu veterinario si tu perro ha consumido cebolla, ya que los síntomas no se presentan inmediatamente y la situación puede ser grave e irreversible. 

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

2 comentarios

  1. 10 Alimentos Malos para los Perros 26 enero, 2019 a las 22:19 Responder

    […] La Cebolla: La Cebolla y el Ajo son tóxicos para los perros y gatos. La Cebolla contiene sustancias llamadas disulfidos que dañan los góbulos rojos y pueden llegar a causar anemias, debilidad, y problemas respiratorios. En grandes cantidades puede incluso provocar la muerte del animal. Aprende qué hacer cuando tu perro ha comido cebolla. […]

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo