Los mejores piensos para perros con leishmaniasis

Alimentacion del perro
Los mejores piensos para perros con leishmaniasis

La leishmaniasis es una enfermedad transmitida por un parásito denominado Leishmania. Esta enfermedad debilita el sistema inmunológico del perro y puede afectar a distintos órganos, como el hígado o el riñón.

El vector de transmisión es un mosquito Phlebotomus y la enfermedad no tiene cura, ya que los parásitos permanecen en las células del cuerpo del perro y continúan multiplicándose.

Por ello, además de seguir rigurosamente el tratamiento indicado por tu veterinario, es imprescindible que tu perro lleve una vida tranquila, sin estrés.

Además, una dieta adecuada puede ayudar a controlar su sistema inmunológico y remitir los síntomas de los posibles problemas renales o hepáticos derivados de la leishmaniasis.

Los mejores piensos para un perro con leishmaniasis

Acana Pacifica

Aunque no se trata de un pienso específicamente elaborado para perros con leishmaniasis, es muy posible que tu perro pueda comerlo sin problemas. Entre toda la gama de Acana, el Pacifica está elaborado a base de pescado, por lo que es bajo en purinas y rico en ácidos grasos omega 3 y 6. El pienso es de alta digestibilidad e incluye vitaminas A, B12, D3 y E. Es de bajo índice glucémico.

Advance Veterinary Diet Leishmaniasis

Croquetas de alta digestibilidad formuladas con proteína de alta calidad, que ayudan a controlar los síntomas de la leishmaniasis, reforzando la inmunidad de las células sanguíneas y formuladas para evitar los fallos renales. Este pienso contiene niveles óptimos de proteínas, además de ácidos grasos omega 3 y 6. Los niveles de purina son bajos, para evitar la formación de cálculos de xantina en el tracto urinario, ya que este es uno de los efectos secundarios del tratamiento con alopurinol. También incluye vitamina C para aumentar las defensas del perro y un bajo nivel de fósforo, para prevenir la disfunción glomerular (enfermedad renal que impide eliminar los desechos de manera efectiva).

Eukanuba Veterinary Diet Renal

Pienso de gama media desarrollado para perros con problemas renales, con el nivel de proteína requerido para perros con este trastorno. Está formulado para minimizar la acumulación de residuos en el torrente sanguíneo. Lleva vitaminas A, D3 y E.

Hill’s k/d Renal

Pienso desarrollado para perros con enfermedades renales, disponible en varios formatos, dependiendo del tamaño de tu perro. Es rico en antioxidantes, vitaminas A, C, D y E, y ácidos grasos Omega 3 y 6, para reforzar el sistema inmunológico del perro y prevenir el envejecimiento celular. Además, lleva taurina, que contribuye a un buen funcionamiento del corazón. El posible inconveniente es que el pienso es rico en calcio y fósforo, por lo que es recomendable que te asegures de que será una buena opción para tu perro con leishmaniasis.

Royal Canin Vet Urinary Low Purine

Alimento para perros pensado para reducir la formación de cálculos de xantina, cistina o urato. Está formulado con proteínas de alta calidad en cantidades moderadas, y se trata de una dieta recomendada para perros con leishmaniasis que siguen un tratamiento con alopurinol o con inhibidores de oxidasa. Incluye un complejo patentado compuesto por vitaminas y antioxidantes (vitaminas C y E, taurina y luteína) que refuerzan el sistema inmunológico del perro.

Taste of the Wild Pacific Stream

No se trata de un pienso específico para perros con leishmaniasis o con problemas renales, pero este pienso a base de pescado ofrece a tu perro proteína de alta calidad y baja en purinas. Es rico en omega 3 y 6 e incluye vitaminas A, C y E. También lleva antioxidantes, como el betacaroteno y el licopeno. El pienso es de alta digestibilidad.

True Instinct Salmon

Pienso con salmón como ingrediente principal y pollo deshidratado como segundo ingrediente. Su proteína es de alta calidad y baja en purinas. No contiene cereales, obteniendo los hidratos de carbono de garbanzos, guisantes y patatas. Es rico en Omega 3 y 6 y en antioxidantes (vitaminas C y E y Selenio).

¿Qué es la leishmaniasis?

La leishmaniasis es una enfermedad zoonótica infecciosa, causada por un parásito protozoo denominado Leishmania. Se transmite a través de la picadura de un mosquito Phlebotomus que haya sido previamente infectado.

Este mosquito se localiza en zonas de clima mediterráneo, subtropical y tropical. Sin embargo, la aparición de la enfermedad en lugares de Europa donde no hay estos flebótomos transmisores, ha llevado a considerar la posibilidad de transmisión a través de perros asintomáticos, la redistribución de los Phlebotomus transmisores de la enfermedad y la aparición de nuevos vectores de transmisión.

Cuando la Leishmania entra en el cuerpo del perro, pueden aparecer distintos síntomas, dependiendo de la reacción inmunológica producida, como problemas en la piel y el pelo o en su sistema locomotor. Si la enfermedad avanza, se producen también fallos orgánicos.

El problema es que esta enfermedad tiene un período de incubación muy largo, que puede llegar a los 7 años, por lo que no siempre es fácil de detectar a tiempo.

El tratamiento de la leishmaniasis suele incluir la administración de Alopurinol, que también se utiliza para tratar los problemas de ácido úrico en los seres humanos. Este medicamento interviene en el metabolismo de las purinas y puede provocar la generación de cálculos o cristales de xantina en algunos perros.

Debido a las diversas manifestaciones de esta enfermedad, no existe una dieta única y especialmente recomendada para los perros con leishmaniasis, pero sí hay unas pautas que puedes tener en cuenta a la hora de seleccionar un pienso para tu perro, que le ayudarán a llevar una vida feliz y saludable.

No olvides que estos artículos son meramente informativos, por lo que siempre te recomendamos consultar a tu veterinario, que es quien mejor conoce las circunstancias específicas de tu perro.

Leishmaniasis en los perros. Causas, contagio y tratamiento con alopurinol

¿Qué nutrientes son necesarios para un perro con leishmaniasis?

La leishmaniasis afecta al sistema inmunológico del perro, por lo que resulta fundamental fortalecerlo. Además, en etapas avanzadas de la enfermedad, pueden verse afectados los riñones y el hígado.

Consulta a tu veterinario, ya que podrá darte las pautas necesarias para alimentar a tu perro adecuadamente, así como ayudarte a seleccionar el pienso más adecuado para él.

Un buen pienso para un perro con leishmaniasis debe contener los siguientes nutrientes:

Proteínas

El consumo excesivo de proteínas puede ser muy perjudicial para un perro con leishmaniasis, pero reducirlas en extremo también es peligroso. En estos casos, es muy importante que la proteína sea de alta calidad y de origen animal, ya que tu perro la digerirá mejor, forzando menos el riñón del perro. El pollo o el salmón son una buena opción para estos casos.

Si los riñones de tu perro no se han visto afectados por la enfermedad, no es necesario restringir el consumo de proteínas y probablemente no requiera una dieta especial. Pero si sufre problemas renales, entonces es conveniente recurrir a una dieta que reduzca los residuos del catabolismo de la proteína y la retención de fósforo. Es recomendable que el pienso de tu perro sea bajo en purinas.

Antioxidantes

Las vitaminas A, C y E son muy importantes para garantizar un sistema inmunológico fuerte, ya que protegen las células de la oxidación, y contribuyen a la recuperación de las heridas y eccemas causados por la leishmaniasis. Es importante que estas vitaminas estén presentes en la dieta de tu perro.

Los antioxidantes se encuentran de forma natural en las verduras, frutas y granos enteros, pero puede ser difícil que tu perro coma las cantidades adecuadas de esta manera, por lo que si le das una dieta natural, es posible que tu veterinario te recomiende algún suplemento.

Omega 3 y Omega 6

Los ácidos grasos Omega 3 y 6 son grasas poliinsaturadas esenciales, es decir, el cuerpo de tu perro no puede producirlas por si mismo.

Su presencia fortalece el sistema inmunológico del perro, contribuyendo a la recuperación de su piel y pelo, que suelen verse afectadas cuando el perro sufre leishmaniasis.

Tu perro los obtiene de manera natural a partir del aceite de pescado y los piensos comerciales de alta calidad suelen incluirlos en su composición.

Hidratación

Los perros con leishmaniasis deben tener siempre agua fresca y abundante a su disposición, para favorecer el buen funcionamiento de sus riñones y otros órganos internos.

A causa de la enfermedad, es posible que tu perro no beba lo suficiente, por lo que es importante que te asegures de que tu perro bebe frecuentemente, aunque sean pequeñas cantidades de cada vez, sobre todo si su pienso es seco.

Un dispensador de agua que proporcione agua fresca en todo momento a tu perro puede ser fundamental.

La dieta de un perro con leishmaniasis

Si tu perro sufre leishmaniasis, es posible que no tengas que cambiar su dieta de manera radical, pero sí debes proporcionarle herramientas para fortalecer su sistema inmunológico y mantener la enfermedad controlada.

En el caso de que la enfermedad haya causado problemas renales u otros fallos orgánicos a tu perro, tu veterinario te recomendará una dieta especial para tratar estos problemas, pero se trata de dietas específicas para los trastornos derivados de la leishmaniasis, no para la enfermedad en si misma.

Cuando vayas a comprar un pienso para un perro con leishmaniasis, presta atención a sus ingredientes y asegúrate de que cumple las siguientes características:

  • Es rico en antioxidantes, Omega 3 y Omega 6.
  • Las cantidades de fósforo que contiene son reducidas.
  • Lleva proteína de alta calidad y baja en purinas.

El problema de las purinas en la dieta de un perro con leishmaniasis

Las purinas son unos compuestos nitrogenados que forman parte del ADN. Son muy importantes para la construcción de nuevas células y del material genético.

Cuando se descompone la purina, se produce ácido úrico. En situaciones normales, esto no constituye ningún problema, pero si tu perro tiene problemas renales, no podrá excretarla eficazmente.

Si tu perro tiene leishmaniasis, está siguiendo un tratamiento con alopurinol y tu veterinario observa que tiene tendencia a formar cristales de xantina, es posible que te recomiende una dieta baja en purinas. Esto se debe a que el alopurinol inhibe la producción de la enzima xantina oxidasa, necesaria para la descomposición de la purina en el cuerpo del perro, por lo que esta puede acumularse, formando cálculos.

Los alimentos más ricos en purinas son la carne y los despojos. Como el perro es un animal carnívoro, no es posible eliminar las proteínas y grasas animales de su dieta. Por tanto, lo que debemos hacer es reducir la cantidad de purinas de la misma.

Para ello, reduciremos al máximo la cantidad de vísceras y buscaremos carnes bajas en purinas, como el pollo, el cordero, el conejo y el pato, evitando la piel y los órganos de estos animales.

También es importante evitar los subproductos animales y utilizar carnes musculares, con proteína de alta calidad y fácil de digerir.

El pescado también es un alimento adecuado para los perros con leishmaniasis, porque es bajo en purinas. Es mejor utilizar pescados ricos en Omega 3 y 6, o enriquecer el alimento con algún suplemento o aceite de pescado.

También es importante evitar la soja y la levadura, porque son alimentos ricos en purinas y pueden favorecer la formación de cálculos en el organismo de tu perro.

Por todo ello, es importante que utilices piensos de alta calidad y analices cuidadosamente la lista de ingredientes del pienso de tu perro.

En caso de duda, consulta a tu veterinario.

Conclusiones

  • La leishmaniasis es una enfermedad zoonótica transmitida por el mosquito Phlebotomus y causada por un protozoo del género Leishmania.
  • Esta enfermedad puede afectar al sistema inmunológico de tu perro y causarle fallos orgánicos.
  • El tratamiento con Alopurinol interviene en el metabolismo de las purinas y puede provocar cálculos a tu perro.
  • La dieta de un perro con leishmaniasis debe contener proteína de alta calidad y ser baja en purinas.
  • La dieta de un perro con leishmaniasis también debe ser baja en fósforo y rica en antioxidantes y Omega 3 y 6.
  • Si tu perro no sufre fallos orgánicos, no necesita tomar una dieta específica.
  • En caso de que tu perro sufra trastornos renales derivados de la leishmaniasis, es conveniente que siga una dieta específica para problemas renales.
  • Consulta siempre a tu veterinario antes de cambiar la dieta de tu perro.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Última actualización el 2020-11-29 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

1 comentario

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo