Mejores collares eléctricos para perros

Adiestramiento del perro

La mayoría de los perros domésticos han tenido al menos un problema de comportamiento a lo largo de su vida. Los problemas más comunes son: tirar de la correa, no acudir a la llamada, hacer sus necesidades en casa y morder el mobiliario.

Si tu perro presenta alguno de estos problemas sabrás que su conducta pone a prueba la resistencia de la convivencia en familia

Si ya lo has probado todo y no sabes qué mas hacer para corregir a tu perro, hoy te presentamos los collares eléctricos. Una solución eficaz que usada correctamente ofrece resultados casi inmediatos. ¡No dudes en seguir leyendo para averiguar de qué te estamos hablando! 

¿Qué es un collar eléctrico para perros?

El collar eléctrico para perros, también conocido como collar de adiestramiento o collar de toque es prácticamente un collar normal que incluye una consola con 2 diodos. 

En el interior de la consola se aloja un mecanismo sencillo que genera pequeñas descargas eléctricas. Para funcionar, es necesaria la energía de una pila que se recarga mediante cable USB.

Los 2 principales tipos de collares eléctricos para perros son: con mando o automáticos, aunque estos últimos solamente sirven para perros que ladran descontroladamente.

¿Para qué sirven los collares eléctricos para perros?

Los collares eléctricos de adiestramiento son una herramienta complementaria de la educación canina. Se utilizan principalmente en los entrenamientos para corregir problemas de comportamiento de los perros y enseñarles a obedecer órdenes básicas, imprescindibles para su seguridad y la de aquellos que están a su alrededor.

Las situaciones más comunes en las que se suelen utilizar los collares eléctricos son:

  • Cuando el perro actúa con agresividad hacia otros perros y/o personas.
  • Cuando ladra, gruñe, hace amagos de morder o muerde a perros y/o personas.
  • Cuando se escapa y no acude a la llamada al pasear sin correa
  • Cuando corre como loco detrás de coches y bicicletas.
  • Cuando tira desesperadamente de la correa cuando pasea atado.
  • Cuando ladra constantemente, tanto en casa como por la calle, con o sin estímulo.
  • Cuando tiene tendencia a comer de la basura o del suelo.
  • Cuando sufre de coprofagia y come heces, propias o de otros perros.
  • Cuando no controla su entusiasmo y salta sobre las personas continuamente.
  • Cuando se sube a la cama o al sofá a pesar de que sabe que no debe hacerlo.

Básicamente el collar de adiestramiento se utiliza cuando el perro no es capaz de aprender siguiendo otros métodos. Es un complemento del adiestramiento al que solamente se debe acudir, no para castigar al perro, sino para llamar su atención y hacerlo entender qué es lo que está haciendo mal. 

Debes saber que el collar por sí mismo no corrige el problema, tan solo lo inhibe mientras está en funcionamiento. Para unos resultados efectivos debes combinar su uso con un buen entrenamiento en el que enseñes a tu perro a obedecer las órdenes básicas de conducta

Gracias al uso adecuado y no abusivo del collar eléctrico, el perro asociará rápidamente sus conductas inadecuadas con una descarga y tu desaprobación. Para dejar de sentir la desagradable sensación que le produce, dejará de hacer la acción asociada. Por lo tanto, la convivencia con el can mejorará rápidamente.

Comparativa con los mejores collares eléctricos para perros 

#1 CMONAMI - Collar profesional de adiestramiento canino

Última actualización el 2020-04-02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

  • El collar de Cmonami es 100% sumergible, con un nivel de impermeabilidad IP67, es decir, no tiene que quitarlo cuando el perro se baña en la piscina o en el lago.
  • Tiene 2 modos de corrección: un nivel de pitido y 100 niveles de modo vibración.
  • La correa es de poliuretano termoplástico (TPU), un derivado del plástico maleable y fácil de limpiar. Además, tiene una longitud entre 16 y 62 cm, lo cual lo hace ideal para cualquier perro, ya que el sobrante se puede cortar, para un ajuste cómodo y óptimo.
  • Es recomendable para perros con pelo corto y no muy abundante, ya que los diodos no son muy largos. 
  • El mando tiene pantalla LCD con luz azul para facilitar su uso por la noche. Tras 5 minutos de inactividad la pantalla se apaga, pudiendo volverse a encender apretando el botón “M”.
  • Alcance de hasta 300 metros. 
  • La batería es de ion de litio que se carga completamente en una hora. Entre carga y carga suele funcionar unas 200 horas, sin embargo, dependiendo de la frecuencia de uso puede agotarse en 7-10 días. 
  • Recargable mediante cable USB.

Los usuarios califican el collar eléctrico de Cmonami como un producto milagroso, gracias al cual los perros hacen caso rápidamente. Sin embargo, aseguran que es imprescindible acompañar el pitido, la vibración o la descarga de una orden verbal. Confirman que los perros aprenden rápidamente y hacen lo correcto sin necesidad de volver a recibir una descarga. 

Nuestra valoración

4.8/5

#2 GLEADING - Collar de adiestramiento para perros

Última actualización el 2020-04-02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

  • El collar eléctrico de Gleading también es resistente al agua, con un nivel de tolerancia IP3, ideal para lluvias ligeras o pequeñas salpicaduras, sin embargo es imprescindible quitarlo cuando el perro se sumerja completamente en agua. 
  • Funciona con 2 modos de corrección: pitidos y 100 niveles de vibración.
  • Incluye 2 diodos de repuesto.
  • La correa es ajustable para perros de más de 3 kilos con un cuello entre 21 y 52 cm.
  • Mando de control remoto con pantalla iluminada.
  • Alcance de hasta 300 metros, siempre y cuando el lugar de entrenamiento sea despejado y sin obstáculos. 
  • La batería es de litio de alto rendimiento, que se carga completamente en 3 horas y no se tiene que volver a cargar hasta 7-10 días después.
  • Posibilidad de comprar un collar de reemplazo.
  • Gleading ofrece una garantía de hasta 2 años para la reparación del collar en caso de daños. También garantizan su completa satisfacción, asegurando el completo reembolso del dinero en 60 días, en caso de disconformidad con la compra. 

Los clientes que han probado el collar de adiestramiento de Gleading apuntan que el comportamiento de sus perros ha mejorado en muy poco tiempo, siendo más obedientes y atentos a las órdenes de los dueños. Uno de los usuarios apunta que es mejor que las primeras sesiones de entrenamiento las lleve a cabo una sola persona, y solamente después de que el perro haya comprendido bien la orden, intercalar con otros miembros de la familia. 

Nuestra valoración

5/5

#3 IOKHEIRA - Collar de adiestramiento remoto para perros

Última actualización el 2020-04-02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

  • Resistente al agua, con un nivel de tolerancia IP65, a prueba de pequeñas salpicaduras y lloviznas.
  • 4 modos de corrección:
    • Luz LED
    • Pitidos
    • Vibración ajustable de 100 niveles
    • Vibración fuerte o descargas electroestáticas ajustable de 100 niveles
  • La correa de nylon tiene un diseño ajustable para perros de 2 a 66 kilos con un perímetro del cuello de 30,5 a 63,5 cm.
  • El mando incluye una pantalla LCD y una linterna con luz led para ver al perro por la noche. Además, tiene 3 canales, por lo que admite entrenar a 3 perros simultáneamente. 
  • Alcance de 800 metros.
  • Batería de litio que carga completamente en 3 horas. Dura de 7 a 10 días entre carga y carga.

De nuevo los usuarios están muy contentos con este producto, lo cual se aprecia en las calificaciones máximas que tiene en Amazon. Se trata de un collar de adiestramiento con muy buena relación calidad-precio.

Nuestra valoración

5/5

#4 MELOIVE - Collar de adiestramiento para 2 perros

Última actualización el 2020-04-02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

  • Collar electrónico 100% a prueba de agua, con un nivel de tolerancia IP67. Funciona incluso sumergido en agua. 
  • 3 modos de corrección:
    • Luz
    • Pitidos
    • Vibración con 99 niveles de intensidad
  • Se incluyen 2 collares que se pueden controlar desde el mismo mando, simultáneamente o por separado en 2 canales diferentes.
  • Collar de TPU apto para todos los perros entre 16 y 62 cm de cuello.
  • Pantalla iluminada más linterna incorporada en el mando. 
  • Alcance de 800 metros.
  • Batería de litio de carga rápida, que se carga completamente en menos de 2 horas y ofrece de 7 a 14 días de uso. Incluye modo de ahorro de batería cuando no está en uso.
  • Meloive ofrece una garantía de reparación de 2 años y garantía de devolución de 60 días. 

Los usuarios aprecian la duración de la batería, pero apuntan que es un poco engorroso usarlo ya que se apaga automáticamente cada poco tiempo. Por lo demás, la mayoría de los usuarios están encantados con este collar.

Nuestra valoración

4.7/5

#5 PETKING PREMIUM - Collar de entrenamiento remoto para perros

Última actualización el 2020-04-02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

  • El collar eléctrico de PerKing Premium tiene carcasa impermeable de nivel IP65. Esto la hace resistente a lluvias leves y a pequeñas salpicaduras de agua. 
  • 4 modos de corrección con intensidad ajustable de 7 niveles en cada uno de ellos:
    • Luz
    • Pitido
    • Vibraciones 
    • Automático (solo para vocalización excesiva)
  • El mando incluye una pequeña luz en la parte superior y su pantalla se enciende con una luz azul para facilitar su uso también por la noche. 
  • Batería de 300 mA/h, que se carga completamente en dos horas y tiene una duración de aproximadamente 10 días hasta la próxima carga.
  • Alcance de 730 metros.

Uno de los usuarios se queja de que este collar entra muy rápido en stand-by, y cuando es el momento de usarlo tarda mucho en encenderlo, por lo que el entrenamiento no es eficaz. Otros clientes, sin embargo, aseguran que se trata de un producto muy eficaz, que cumple su función perfectamente si se utiliza de la manera adecuada. 

Nuestra valoración

4.8/5

Historia de los collares eléctricos para perros

Los primeros collares eléctricos fueron inventados para el ámbito de la caza. Aparecieron hacia la mitad del siglo pasado y su objetivo era controlar a los perros de caza y evitar que se perdieran persiguiendo ciervos u otras presas. 

A pesar de seguir un mecanismo rudimentario, eran muy útiles para evitar comportamientos indeseados a distancia. El problema de estos collares eléctricos primitivos era la intensidad elevada de la descarga, que hacía daño a los animales. Esto provocaba miedo en los perros, que se asustaban y perdían todo el interés por aprender nuevas órdenes, por lo que no eran efectivos para el adiestramiento.

Más tarde, tan solo hacia los años 60-70, se empezó a trabajar en un collar más efectivo, que permitiera corregir las conductas indeseadas de los perros y adiestrarlos al mismo tiempo. Se buscó una manera de hacer que los collares con estimulación eléctrica funcionaran de manera más segura y menos desagradable para los perros.

Diversas investigaciones concluyeron que los perros con animales con diferentes grados de sensibilidad y temperamentos, por lo que la solución a la que llegaron fue crear collares con diferentes intensidades de estimulación eléctrica. Así, cada perro recibe solo la cantidad justa de corriente para crearle un ligero malestar, pero sin hacerle daño.

Gracias a estas mejoras, los collares se empezaron a usar para corregir problemas de comportamiento canino más allá del ámbito de la caza. Los collares eléctricos en la actualidad siguen este mismo modelo, sin apenas alteraciones desde esa época. 

¿Cómo funciona un collar eléctrico de adiestramiento para perros?

Los collares eléctricos funcionan mediante el reflejo condicionado. Esto quiere decir que los perros responden de manera previsible a una situación impuesta.

Los collares de toque descargan pequeños impulsos eléctricos sobre el cuello del perro. A pesar de ser una descarga suave, tiene la potencia necesaria como para molestar ligeramente al perro, obtener una reacción por su parte y hacer que dejen de hacer una determinada acción.

Los perros son animales inteligentes con capacidad de racionamiento. Gracias a ello, el perro asocia su acción inadecuada con la sensación desagradable que le produce la descarga. Para evitar sentir nuevamente esa molestia, comprenden que deben dejar que llevar a cabo la conducta inadecuada asociada. 

La gran mayoría de los collares de adiestramiento incluyen también otros métodos de corrección menos agresivos que las descargas, que en muchos casos son suficientes para que el perro desista de su acción, ya que sirven a modo de aviso. 

Los modos más comunes son modo Beep o adiestramiento por sonido, vibración y descargas electroestáticas. Menos utilizados son la utilización de spray o de luz.

Casi todos los collares de adiestramiento tienen mandos que te permiten elegir el grado o el modo de corrección que deseas aplicar a tu perro. La ventaja de esto es que puedes aplicar la corrección a distancia.

También existen collares automáticos que se activan cada vez que el perro ladra con un volumen más elevado de cierto umbral. No es necesario que estés con él, sin embargo solamente sirven para los perros con problemas de vocalización excesiva.

Corrección mediante ultrasonido

Cuando presionas el botón de sonido, se activa un pitido inaudible para los seres humanos, pero molesto para los perros. Este sonido se puede usar a modo de marcador, igual que se hace con un clicker.

Para que el pitido surta efecto, hay que entrenar al perro a tener un determinado tipo de reacción, por ejemplo:

  • Si activamos el pitido y al mismo tiempo le decimo que “no” cuando lleva a cabo una mala acción, la asociación será negativa. Seguramente las primeras veces no pare, pero si siguiendo a los pitidos hay una descarga eléctrica, tras pocas sesiones el pitido solo servirá para que el perro deje de repetir la acción nada más oírlo.
  • Por otra parte, si al activar el pitido premiamos al perro, este creará una asociación positiva del sonido y se parará para esperar su premio.

Hay que ser consecuente con la modalidad elegida y una vez adiestrado el perro, no cambiarla.

Aún así, generalmente se suele preferir que los perros hagan la asociación negativa. De esta forma, cuando hace algo mal, el pitido será un aviso para que pare o los pitidos molestos serán seguidos por la descarga.

Corrección mediante vibración

La vibración funciona igual que el pitido, y se puede utilizar como marcador o como una interrupción de una acción inadecuada. 

Las vibraciones no son dañinas ni molestas para el perro, simplemente llaman su atención, y, consecuentemente paran.

Corrección mediante descargas electroestáticas

Al presionar el botón de electroshock, el collar enviará un pequeño impulso eléctrico al cuello del perro a través de los diodos que están en contacto con su piel.

El grado de estimulación que recibe el perro depende de varios factores:

  • El nivel seleccionado en el mando. Un nivel bajo simplemente le hará cosquillas, mientras que uno más elevado puede llegar a ser más desagradable.
  • La duración de la descarga. A más duración, más eficaz será el efecto de la descarga. Sin embargo, cada impulso no debe durar más de 1 minuto.
  • La frecuencia con la que el perro recibe descargas. Si el perro recibe muchas descargas seguidas, comenzará a tolerar la molestia que le producen y dejarán de tener efecto.
  • Las características físicas del perro:
    • Sensibilidad de la piel, a más sensible, reaccionará antes a descargas de baja intensidad. 
    • Cantidad y longitud del pelo. Cuanto más abundante y largo sea el pelo, menos intensidad llegará a su piel. 
    • Peso. A mayor peso, mayor será la descarga requerida para obtener una reacción adecuada.
    • Temperamento.

¿Son seguros los collares eléctricos para perros?

Existe mucha controversia entorno al uso de los collares con descargas para perros y a la seguridad que tienen. Para todos aquellos que no lo sepan, no hay que escandalizarse puesto que los collares eléctricos han evolucionado muchos desde su invención y sí son seguros.

Los collares son simplemente una herramienta complementaria de la educación canina, por lo que solamente se utiliza en momentos puntuales. Además, los collares de adiestramiento modernos incluyen también otros modos de corrección aparte de las descargas, dejando los impulsos eléctricos como última opción en caso de que los demás métodos no sirvan.

Siguiendo en la misma línea de ideas, los collares incluyen un mando con varios niveles de intensidad de las descargas, todos ellos de bajo voltaje. Por lo tanto, incluso el nivel más alto de estimulación no causa un gran daño físico al perro, tan solo lo hace reaccionar a una especie de cosquilleo. Para que lo entiendas, es parecido a la electricidad estática que notamos los humanos al tocar la puerta del coche o una alfombra. 

Cierto es que hay perros muy sensibles y temerosos que tras el primer impulso electroestático ya no necesitan más para hacer caso. Dando a entender que han tenido una experiencia desagradable. Por lo tanto, aunque es seguro, no es bueno para todos lo perros. 

Te recomendamos no utilizar los collares eléctricos con los siguientes grupos de perros:

  • Perros nerviosos y asustadizos, principalmente debido a las consecuencias psicológicas que podrían acarrear. El uso del collar podría causarles más miedo y tener el efecto contrario al deseado. 
  • Perros jóvenes, que aún no han formado su temperamento, generalmente hasta el año y medio o dos años de vida, dependiendo de la raza. Normalmente los problemas de comportamiento de la infancia y la adolescencia canina suelen desaparecer cuando crecen si reciben un poco de adiestramiento. 
  • Perros muy sensibles al dolor, ya que podrían interpretar como una agresión cada descarga y volverse inseguros.

Para comprobar la intensidad del collar eléctrico, pon la parte de los diodos sobre la palma de tu mano y acciona el botón con la intensidad que quieres activar. Notarás un ligero cosquilleo que irá en aumento a medida que incrementes la intensidad de las descargas. Trata de ver cuánto aguantas y así sabrás lo que siente el perro.

Los collares eléctricos suelen tener un efecto satisfactorio bastante rápido. Si no obtienes los efectos deseados rápidamente, será mejor que no agobies al perro con muchas descargas en un periodo corto de tiempo, ya que esto sí podría causarle quemaduras e irritaciones en la piel y pelo.

Sin embargo, si un collar eléctrico para perros es utilizado con cabeza, solo en casos necesarios y se combina con sesiones de adiestramiento, no tiene por qué ser una herramienta de tortura para los perros, más bien todo lo contrario, es un método seguro y de gran ayuda para corregir los problemas de comportamiento más arraigados.

¿Son eficaces los collares eléctricos de adiestramiento para perros?

Los collares eléctricos sí son eficaces si se utilizan en las situaciones adecuadas. 

Los perros deben aprender a obedecer las órdenes básicas. Generalmente no suele haber problemas para el adiestramiento y la gran mayoría de los perros aceptan rápidamente la idea de someterse a las personas como “líderes de la manada”. 

Sin embargo, hay casos en los que el comportamiento de los perros no es el apropiado, o, por falta de repetición de los ejercicios, estos se olvidan de lo aprendido y parecen tener problemas para obedecer. En estos casos es cuando debe intervenir un collar eléctrico. 

Los collares de adiestramiento no son dispositivos que se tengan que utilizar con todos los perros, ni son adecuados para cualquier sesión de entrenamiento. 

Los especialistas en educación canina tan solo aconsejan utilizar los collares de adiestramiento exclusivamente para corregir problemas de comportamiento en perros con los que se hayan probado sin éxito otros métodos. Sin embargo, para una eficacia 100% garantizada, es necesario combinar la estimulación eléctrica con órdenes de comportamiento. 

Ventajas de los collares eléctricos para perros

El uso de collares eléctricos es muy beneficioso para los propietarios desesperados que ya no saben cómo hacer a sus perros entrar en razón.

Gracias a los collares eléctricos los perros aprenden o reaprenden a prestar atención a los dueños y a obedecer. 

Son una herramienta fabulosa para corregir los problemas de comportamiento de los perros sin afectar su integridad física ni emocional. 

Los collares de adiestramiento tienen varios modos de corrección y varios niveles de intensidad dentro de cada modo, permitiendo adaptar el estímulo a las necesidades y características de cada perro. 

Suelen ser un método bastante rápido de adiestramiento. Los perros responden inmediatamente a los estímulos del collar, y, gracias a su inteligencia comprenden que hay acciones que deben dejar de hacer para evitar una nueva descarga.

Además, la gran mayoría de los collares de entrenamiento funcionan con mando a distancia, lo cual permite corregir al perro en el mismo momento en el que está haciendo algo mal, incluso si no está a tu alcance. 

Por lo tanto, el collar eléctrico es una gran ventaja para corregir comportamientos indeseados de los canes, siempre y cuando se utilice con responsabilidad.

Desventajas de los collares eléctricos para perros

La principal desventaja de los collares eléctricos es que se promueve el entrenamiento con refuerzo negativo. Es decir, los perros dejan de hacer determinada acción por miedo a volver a ser “castigados”.

Por desconocimiento, muchas personas usan incorrectamente los collares eléctricos, con los consiguientes efectos negativos para el bienestar del perro. Otros efectos secundarios en este caso es el agravio del comportamiento que se pretende corregir.

Si el collar no se combina con sesiones de adiestramiento, los efectos satisfactorios serán solo temporales. El perro dejará de hacer la acción por la que es castigado solamente mientras lleva el collar puesto. 

Según un estudio realizado en el Reino Unido sobre las consecuencias de los collares eléctricos en los perros, se ha concluido que estos aparatos pueden ser perjudiciales para el perro, e incluso incrementar sus niveles de estrés y ansiedad. Además, los animales entrenados con collares eléctricos son menos propensos a interactuar con otros perros y personas. 

Hay que matizar que este estudio compara los efectos de un adiestramiento con y sin collar en diferentes ejemplares, no se limita simplemente a los perros con problemas de comportamiento, con los que ya se hayan intentado otros métodos de adiestramiento, sino que incluye perros que se adiestran por primera vez, sin haber intentado otros métodos.

Si un collar se usa con mucha frecuencia en un periodo corto de tiempo pueden aparecer quemaduras y daños graves en el cuello del perro.

¿Cómo se usan los collares eléctricos para perros? 

El uso de los collares eléctricos para el adiestramiento del perro tiene varias etapas. Es muy importante respetar todos los pasos y también los tiempos de acomodación del perro para que los resultados sean rápidos y satisfactorios, sin incurrir en errores que aumenten la gravedad del problema. 

Paso 1: acomodamiento con el collar eléctrico

Antes que nada, para acostumbrar al perro con su nuevo accesorio, hay que dejar que lo huela y se familiarice con él

Para poder empezar a usar el collar eficazmente, hay que colocarlo de manera adecuada alrededor del cuello del perro. Para ello, tienes que asegurarte de que los electrodos de la consola están en contacto la piel del cuello del perro:

  • Si la correa está muy floja, el perro no sentirá los estímulos o estos serán interrumpidos constantemente. Además, con el movimiento constante, el roce de los electrodos con la piel pueden causar irritaciones en la dermis del perro.
  • Si la correa está muy apretada, obviamente el perro tendrá dificultad para respirar, pudiendo llegar incluso a la asfixia. 

Cuando la correa está ajustada correctamente, no se mueve con facilidad y es posible introducir uno o dos dedos entre correa y cuello.

Una vez colocado el collar, no es recomendable conectarlo ni comenzar a usarlo, sino que es conveniente dejar que el perro se acostumbre a su peso durante unos días.

Dependiendo de la sensibilidad de cada perro, durante estos días es fundamental revisar frecuentemente su cuello y verificar que el collar no le cause ninguna herida ni rozadura.

Paso 2: el lugar de adiestramiento

Para comenzar la corrección de un problema de comportamiento perruno, hay que escoger el lugar en el que se da ese problema. Por ejemplo, si el perro tiene problemas de agresividad con otros perros o con la gente; si tiende a comer cosas de la basura o si se escapa corriendo tras los coches, hay que llevarlo a un lugar con estos estímulos. 

Sin embargo, debes escoger con cuidado estos lugares. Si tienes la posibilidad, trata de pedir ayuda a alguien para que se preste a simular el estímulo para el perro

  • Si el problema de tu perro es por ejemplo, la persecución de coches, pídele a un amigo ir hasta un lugar no muy transitado, donde poder llevar a cabo el entrenamiento con seguridad para el perro y para vosotros. 
  • Si tu perro tiende a comer cosas del suelo, con escoger cualquier parque por el que paseéis normalmente, y donde no haya muchas personas y perros puede valer. 

Una vez en el lugar escogido, hay que conectar el collar y actuar con normalidad hasta que el perro lleve a cabo la acción incorrecta. Cuando esto ocurra, utiliza el mando a distancia para activar el nivel más bajo de estimulación y comenzar el adiestramiento.

Paso 3: Niveles de estímulo para el collar del perro

Como ya hemos dicho anteriormente, cada perro es un mundo y hay muchos factores que cambian sus niveles de tolerancia a las descargas eléctricas. 

Para seleccionar el nivel adecuado de estímulo, hay que prestar mucha atención a las reacciones del perro:

  • Si el estímulo es muy bajo, el perro no mostrará casi ningún tipo de reacción, continuando con su acción como si nada hubiera pasado, o que su efecto sea muy ligero.
  • Si el estímulo es de nivel medio sí que será visible en los gestos y posturas del perro. Es ahora cuando su atención es óptima y se puede comenzar con las sesiones de entrenamiento.
  • Por último, si la intensidad del estímulo es muy grande, la reacción del perro también será visible, pero será una respuesta incorrecta que no beneficia en nada al adiestramiento. Los perros que reciben este tipo de estimulación, suelen asustarse y salir corriendo, y, lo que es peor, perder totalmente el interés por aprender.

Por lo tanto, para que el collar eléctrico surta el efecto deseado, hay que probar las diferentes intensidades, empezando siempre desde la más baja e incrementando paulatinamente el nivel de intensidad hasta llegar al nivel medio donde el perro sienta las descargas pero no con dolor. 

Paso 4: corregir con el collar y adiestrar con la voz

Mucha gente no sabe utilizar correctamente el collar eléctrico, limitándose solamente a darle una descarga cada vez que hace algo mal, sin acompañar esa acción de una orden. 

La primera vez que tu perro reciba una descarga, se sentirá confuso y buscará en ti una respuesta. Para hacer efectivo el estímulo del collar, acompaña cada descarga de una orden: no, para, ven, etc. 

De esta forma, el perro asociará la descarga con la orden, de tal manera que en sucesivas ocasiones, cuando des nuevamente la orden, el perro obedecerá rápidamente para evitar el estímulo electroestático.

Otro truco imprescindible es tu autoridad. Presta atención al tono de tu voz. Tus palabras deben ser claras y firmes, pero sin gritar. No olvides controlar también la expresión de tu cara, que debe ir acorde al tono de voz. Si sonríes mientras “riñes” al perro, es probable que malinterprete lo que debe hacer. Los perros comprenden mejor la forma en que te comunicas con ellos que las palabras que dices. 

Tras pocas repeticiones el perro comprenderá rápidamente que es lo que tiene que hacer, y casi en la mayor parte de las ocasiones no hace falta utilizar el collar más de 3 o 4 veces. 

Paso 5: primeras sesiones de adiestramiento con el collar eléctrico

Ya ha llegado el momento más esperado, poner en práctica el collar y comenzar con las sesiones de adiestramiento correctivo. 

Coloca el collar al perro, ve al lugar de entrenamiento y deja que reaccione al estímulo que desencadena su mal comportamiento. 

Cuanto tu perro comience a realizar la acción que hay que erradicar, utiliza el mando a distancia para activar el modo más bajo de estimulación. Es importante que seas rápido y acciones el botón justo cuando el perro está haciendo algo mal. Tan solo así asociará esta acción con la descarga. 

Es imprescindible que durante los entrenamientos estés muy atento a tu perro y tengas en todo momento el mando a mano, tan solo así, podrás reaccionar inmediatamente y aplicar la corrección a tiempo. 

Es posible que las primeras veces no recibas ninguna respuesta por parte del perro. No te rindas. Espera a que vuelva a hacer la misma acción para activar el siguiente nivel de intensidad. Repite esta acción hasta que observes a tu perro levantar la cabeza para contactar con tu mirada, en busca de una respuesta a lo que le está pasando. 

Aunque siempre que actives el botón debes acompañarlo de una orden firme y serena, es esta ocasión es clave hacerlo ya es cuando el perro es realmente consciente de que eres tú el que está detrás de las descargas y de que estas no pararán a no ser que él deje de repetir una determinada acción.

Puede ser que el perro tarde un poco en hacer las asociaciones entre acción, descarga y orden. Y si estas se repiten rápidamente en el tiempo es probable que el perro se acostumbre a la sensación que le provoque la estimulación del collar, dejando de hacer caso. Para evitar esto, cuando el perro vuelve a llevar a cabo esa acción, antes de aplicar directamente el nivel medio de estimulación, escoge unos niveles de intensidad inferior a modo de aviso. Si aún así el perro no para, es entonces cuando debes subir gradualmente la intensidad o el tiempo de la descarga, hasta que consigas que el perro se detenga y te haga caso.

Cuando el perro tenga un buen comportamiento en presencia del estímulo, podemos pasar al refuerzo positivo. Una caricia, unos minutos de juego o un snack como recompensa son ideales para estrechar el vínculo afectivo entre perro-persona y afianzar una conducta adecuada. 

¿Qué cosas debes tener en cuenta antes de comprar un collar eléctrico para perros?

Hay muchos tipos de collares eléctricos, que abarcan un gran abanico de precios, partiendo desde poco más de 20€, pudiendo llegar hasta los 100 o 200€. Generalmente, el precio determina la calidad y la inclusión de las mejores características en un solo collar. Por lo que a más calidad, más elevado será el dinero que habrá que desembolsar para adquirirlo.

Ahora pasemos a las características específicas en las que debes fijarte para escoger el collar que mejor se adapte a las necesidades de tu perro:

  • Duración de la batería. 
  • Tamaño de los electrodos: si el perro tiene el pelo corto, un collar con púas pequeñas es suficiente para tocar su piel, sin embargo, para los perros con pelo largo, será necesario buscar un collar con púas más largas.
  • Cantidad de niveles de intensidad. Cuantos más niveles haya, mayor será la posibilidad de encontrar el nivel al que mejor responde el perro sin sentir daño.
  • Cantidad de modalidades de corrección. Actualmente los collares incluyen otros métodos de corrección más allá de las descargas. Estos suelen ser vibraciones, pitidos, chorro de spray o un haz de luz. Sirven a modo de aviso para que el perro deje de hacer una determinada acción antes de recibir una descarga, ligeramente más molesta que los anteriores métodos.
  • Distancia a máxima a la que funciona el mando. Muy importante si vas a trabajar con tu perro en una zona abierta con un gran área que cubrir, o en una zona con obstáculos con árboles, arbustos o colinas. La mayoría de los accidentes del terreno más la vegetación, suelen reducir a menos de la mitad el alcance de la emisión de la señal del mando.
  • Busca también collares eléctricos impermeables. Al usarlos al aire libre, puede ser que las clases de adiestramiento coincidan con días de lluvia o incluso con escapadas al lago, donde el perro se puede bañar. Para evitar accidentes al perro o el daño del aparato, será mejor que prestes mucha atención al nivel de tolerancia al agua que tiene el collar.
  • Comprueba que funciona con una frecuencia de onda privada y cifrada entre mando y consola, de esta forma se reduce el riesgo de que otros aparatos interfieran en el funcionamiento del collar y provoquen descargas accidentales. 
  • La opción de mantener la descarga todo el tiempo que mantengamos apretado el botón. Con un bloqueo automático tras un minuto.

Cuando encuentres el collar de adiestramiento que cumple todas estas funciones, no dudes en comprarlo y no buscar más.

Consejos importantes sobre los collares eléctricos para perros

No utilices nunca los collares eléctricos como método de adiestramiento. Solamente sirven para corregir problemas de conducta. También debes saber que no sirven para todos los perros. Hay casos en los que un poco de paciencia y el refuerzo positivo es suficiente para corregir las conductas del perro.

Aunque los collares eléctricos parezcan tener un uso intuitivo, es importante que leas atentamente las instrucciones antes de utilizarlo. Los modos de corrección y los niveles de intensidad suelen variar de un collar a otro, por lo que para la seguridad del perro, más que recomendable es un imperativo que sepas exactamente qué es lo que vas a hacer en cada momento. Comprueba su funcionamiento sobre la palma de tu mano antes de aplicarlo al cuello del perro.

Hay muchas cosas que debes aprender sobre los collares eléctricos antes de utilizarlos sobre un perro. Si no tienes tiempo para conocer todos los entresijos de este aparato, será mejor que busques la ayuda de un profesional.

No abuses del uso del collar eléctrico. Generalmente con pocos usos el perro suele saber qué debe o no hacer, simplemente con los niveles de aviso o con las órdenes que le des, aun sin usar el collar. El uso incorrecto del collar de adiestramiento no solo no resolverá el problema, sino que es muy probable que contribuya a agravarlo o a promover a la aparición de nuevos problemas de comportamiento. Observando las reacciones del perro podrás saber si tolera bien los estímulos eléctricos. Recuerda que el collar no debe usarse como un castigo, sino como un simple aviso. 

Aunque los fabricantes no recomiendan el uso del collar para perros menores de 6 meses de edad, nosotros aconsejamos esperar a que el perro llegue a la etapa adulta, lo cual, dependiendo de la raza puede no llegar hasta los 2 años.

Antes de colocar el collar a cualquier perro, es aconsejable hacer una visita al veterinario para un chequeo del estado de salud del can. Tan solo después de recibir el visto bueno y si no hay contraindicaciones, podremos comenzar con el adiestramiento.

Es importante usar el collar eléctrico durante periodos cortos de tiempo. Revisa frecuentemente la zona del cuello en busca de irritaciones o quemaduras. Si notas algo raro, retira el collar rápidamente y no lo vuelvas a utilizar hasta que la zona se haya curado completamente.

Siguiendo estos consejos y con paciencia, el comportamiento del perro mejorará rápidamente, y ya no tendrá que volver a utiliza el collar eléctrico. 

Conclusiones

  • Los collares eléctricos son un aparato muy útil para todos aquellos dueños de perros cuyas mascotas presentan problemas de comportamiento. Gracias a los collares de adiestramiento, podrás corregir cualquier problemas que se resista a otros métodos de educación. 
  • Sin embargo, debes recordar que los collares de toque no son recomendables para todos los perros. 
  • Antes de utilizar cualquiera de estos aparatos, debes leer bien y entender las instrucciones de uso. Además es imprescindible que lo utilices adecuadamente, sin abusar, ya que con unas cuantas sesiones es suficiente. 
  • Para un adiestramiento 100% eficaz, es necesario combinar el uso del collar con unas órdenes básicas.
  • A la hora de comenzar el entrenamiento con el collar, debes conocer los pasos a seguir y respetar el ritmo de aprendizaje del perro. 
  • Antes de comprar un collar de adiestramiento, comprueba que tiene un alcance suficiente para el lugar en el vais a entrenar y asegúrate de que los diodos son acordes al tipo de pelo de tu perro.
  • Para ayudarte en tu tarea de encontrar el mejor collar eléctrico para perros, hemos seleccionado y analizado los 5 mejores collares de adiestramiento del mercado.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Última actualización el 2020-04-02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo