La Distiquiasis Canina. Qué es y cómo tratarla cuando aparece

Cuidados del Perro
La Distiquiasis Canina. Qué es y cómo tratarla cuando aparece

La Distiquiasis, o doble hilera de pestañas, es una afección congénita, caracterizada por el crecimiento de una hilera suplementaria de pestañas, en el párpado inferior o en el superior.

Estas pestañas adicionales nacen en el margen del párpado y se dirigen hacia dentro. Si son pelos suaves no suelen causar problemas, pero en algunos casos causan irritaciones al rozar la superficie del ojo y si no se trata, podría derivar en una úlceras corneales.

Aunque cualquier perro puede sufrir Distiquiasis, algunas razas son más propensas, como el Caniche, el Cocker Spaniel o el Pequinés.

¿Qué es la Distiquiasis Canina?

La palabra Distiquia procede del griego (dis: dos veces, stikhos: hilera). De esta manera, se utiliza esta palabra para denominar a una segunda fila de pestañas que surge del margen del párpado y provoca irritación ocular y lagrimeo excesivo, entre otros síntomas.

Estas pestañas adicionales suelen partir de los orificios de las glándulas de Meibomio, unas glándulas sebáceas situadas en los párpados que producen una secreción de lípidos y proteínas para proteger la córnea.

Del mismo orificio pueden partir una o más pestañas y el párpado afectado puede presentar solo unas pocas distiquias, pero también pueden aparecer en toda su longitud, lo que sugiere la existencia de una doble hilera de pestañas.

Aunque los perros no tienen pestañas en el párpado inferior, las distiquias sí pueden aparecer en él y en la mayoría de los casos, se presentan en ambos ojos.

¿Qué provoca la Distiquiasis Canina?

La Distiquiasis Canina suele ser un trastorno hereditario congénito, pero también puede deberse a algún proceso inflamatorio de carácter crónico. La razón de que se desarrollen estas pestañas es desconocida.

Suele detectarse en perros jóvenes y adolescentes, pero también puede aparecer en perros de mayor edad.

¿Cualquier perro puede sufrir Distiquiasis?

Realmente, cualquier perro puede verse afectado por este trastorno, pero algunas razas presentan mayor propensión, siendo además más frecuente en razas puras. Las razas más afectadas son:

¿Cuáles son los síntomas de la Distiquiasis en los perros?

Los síntomas dependen del número de pestañas adicionales, de su tamaño y rigidez, ya que esto influye en la irritación y, por tanto, en la gravedad de la afección.

Si las pestañas extra son muy blandas, es posible que no aparezca ninguna evidencia.

Pero si son rígidas, se manifiestan a través de varios síntomas, como:

  • Irritación y enrojecimiento del ojo o de la conjuntiva
  • Inflamación del ojo o de la conjuntiva
  • Lagrimeo excesivo
  • Secreciones oculares
  • Parpadeo excesivo
  • Dolor
  • El perro se frota el ojo

Si no se trata, podría llegar a producirse una úlcera en la córnea. En este caso, la parte afectada presenta un aspecto azulado y menos brillante.

Cuando la distiquiasis es crónica, esto es, se presenta de manera recurrente, también podrás observar lo siguiente:

  • Cicatrices o áreas blancas en la córnea
  • Hiperpigmentación de la córnea (áreas oscuras)
  • Neovascularización corneal (aparición de pequeños vasos sanguíneos que pueden provocar inflamaciones, hemorragias y otros problemas)

¿Cómo se diagnostica la Distiquiasis en los perros?

El diagnóstico se hace mediante la identificación de las pestañas que surgen de los orificios de las glándulas de Meibomio, o también de aquellas que tocan la córnea o el revestimiento conjuntivo del ojo.

Para ello, hay que hacer un examen ocular que incluye tinción con fluoresceína de la córnea, así como una evaluación del grado de lagrimeo, para evaluar la posibilidad de ulceración y descartar otras posibles causas que provoquen estos mismos síntomas en el perro, como puede ser la conjuntivitis.

Es posible que haya que aplicar un anestésico tópico o un sedante para aliviar las molestias y poder examinar al perro.

Tratamiento de la Distiquiasis en los perros

Si no hay síntomas

Si las distiquias son cortas y finas y no provocan ningún síntoma, es posible que no necesiten ser tratadas.

Si los síntomas son leves

En este caso, el problema puede ser tratado mediante un tratamiento conservador, consistente en la aplicación de algún lubricante oftálmico que proteja la córnea, cubriendo las pestañas con una película lubricante.

Si los síntomas son graves o el perro desarrolla úlceras

Cuando la irritación es muy intensa y el perro se frota o se da zarpazos en la cara con frecuencia, o cuando se desarrolla una úlcera, es posible que haya que proceder a una intervención quirúrgica, para la cual se requiere anestesia general. De esta manera, se consiguen dos objetivos:

  • Eliminar las pestañas molestas
  • Destruir los folículos pilosos, impidiendo el crecimiento posterior de las mismas

Para ello, cuando hay solamente una o dos distiquias, el cirujano puede optar por extirpar completamente la parte afectada del párpado.

Sin embargo, cuando hay varias pestañas suele recurrirse a la electrocauterización (destrucción de los folículos por medio de una sonda eléctrica), la criocirugía (congelación química) o un tratamiento láser para destruir los folículos.

Ninguno de los métodos disponibles en la actualidad es completamente satisfactorio, y es probable que las pestañas vuelvan a salir, por lo que sería necesario recurrir a una segunda cirugía.

Antes se utilizaban otras técnicas, como la electrólisis, pero actualmente no se recomiendan.

En estos casos, es probable que tu veterinario te derive a un especialista en oftalmología, que pueda realizar el tratamiento quirúrgico.

¿Puedo quitar con unas pinzas las pestañas que irritan el ojo de mi perro?

Arrancar las pestañas con unas pinzas romas aliviará a tu perro, pero se trata de una solución temporal, porque las pestañas vuelven a crecer a las cuatro semanas, aproximadamente.

No suele recomendarse retirar las distiquias de esta manera, ya que cuando vuelven a crecer son más gruesas o rígidas.

Sin embargo, aún se hace en casos de perros que no puedan ser anestesiados o de manera temporal a aquellos que estén a la espera de un procedimiento permanente.

No olvides mantener limpios los ojos de tu perro en todo momento, ya que este factor es muy importante para evitar las infecciones. Unas toallitas higiénicas antibacterianas ayudarán a mantener limpios los ojos de tu perro tanto en casa como cuando estáis fuera.

¿Qué pasa si no trato la Distiquiasis de mi perro?

Si no procedes al tratamiento de este problema, tu perro seguirá sufriendo irritaciones y dolores y es probable que acabe teniendo una úlcera corneal e infecciones bacterianas secundarias.

En consecuencia, podría llegar a sufrir ceguera o pérdida del ojo.

¿Qué pronóstico tiene el tratamiento de la Distiquiasis Canina?

  • Si el perro no muestra ningún síntoma asociado a la distiquia, el pronóstico del tratamiento es excelente.
  • Si los síntomas son leves, el pronóstico de un tratamiento conservador es buena. Es necesario seguir los pasos recomendados por el veterinario en la administración del tratamiento y acudir a los exámenes de seguimiento.
  • Si es necesario recurrir a la cirugía, el pronóstico también suele ser bueno. Es preciso realizar revisiones postoperatorias durante varios meses, para controlar el crecimiento de las pestañas. Sigue fielmente las recomendaciones de tu veterinario.

Conclusiones

  • La Distiquiasis canina es un trastorno hereditario, aunque también puede producirse a causa de un proceso inflamatorio recurrente.
  • Se trata de la aparición de pestañas en el margen interior del párpado, que pueden provocar irritaciones en la córnea.
  • Aunque cualquier perro puede sufrirla, algunas razas presentan mayor incidencia.
  • Si no se retiran las pestañas molestas, pueden llegar a provocar graves úlceras corneales.
  • El tratamiento depende de la sintomatología y la dureza y cantidad de las pestañas.
  • En casos graves, es necesaria una cirugía.
  • Ninguno de los tratamientos conocidos en la actualidad es permanente, por lo que tendrás que realizar exámenes regulares para controlar el crecimiento de estas pestañas.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Posts relacionados:

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo