Todo sobre el Dálmata: cría, cuidado y adiestramiento

Sobre Razas de Perros
Todo sobre el Dálmata: cría, cuidado y adiestramiento

Es posible que al hablar del Dálmata te venga a la mente la película de Walt Disney, pero el perro real es mucho más interesante que los adorables ejemplares animados que perseguía Cruella de Ville.

El Dálmata es un perro que llama poderosamente la atención, debido a su porte elegante y a su hermoso pelo blanco y moteado en negro o marrón. De hecho, fue muy valorado por los aristócratas del siglo XVII, que lo utilizaban para acompañar a los carruajes y protegerlos de los bandidos. Se trata de un perro muy inteligente, con una gran capacidad para correr y con mucha energía.

Si eres una persona activa y capaz de mostrar tu liderazgo a tu perro, puede ser el perro ideal para ti. Te divertirás mucho con él y te acompañará en tus largas caminatas y aventuras.

Pero si no tienes mucho tiempo para entrenarlo, es mejor que busques otro perro. El Dálmata se aburre rápidamente si no recibe estímulos que le obliguen a pensar y puede convertirse en un perro destructivo si no realiza suficiente ejercicio físico.

Obtén más información sobre este tema en nuestro artículo sobre cómo elegir el perro ideal para ti.

La historia del Dálmata

Aunque su nombre procede de Dalmacia, una región de Croacia bañada por el mar Adriático, el origen de esta raza se ha perdido en el tiempo. Se sabe que era un fiel compañero de los grupos nómadas romaníes, pero no se sabe a ciencia cierta dónde comenzaron a criarse. Lo que sí parece claro es que la raza es bastante antigua y se ha mantenido sin grandes cambios.

Se trata de un perro inteligente y leal, que ha sido utilizado para numerosos trabajos: cazadores de alimañas, vigilancia, guardianes e incluso, perros de circo. También ha sido perro de guerra, vigilando las fronteras de Croacia.

Cuando la raza llegó a Inglaterra, se convirtió rápidamente en la favorita de los aristócratas, que la entrenaron para correr al lado de sus carruajes, uno en cada esquina, protegiéndolos de los bandidos. El dálmata corría delante de los caballos, abriendo el camino y, de hecho, continúa teniendo una afinidad natural con estos animales.

Este fue, de hecho, la razón de su empleo como perro bombero en los Estados Unidos. En este caso, el dálmata corría con los caballos hasta el incendio, vigilaba los equipos e incluso rescataba a gente de los edificios en llamas. En la actualidad, muchos bomberos siguen teniendo dálmatas como mascota.

Indudablemente, se trata de un perro dotado para la carrera, de andar elegante y con fuerza para caminar kilómetros sin mostrar señales de cansancio.

Características principales del Dálmata

  • El Dálmata puede medir entre 48 y 60 centímetros a la cruz. Su peso varía entre 22 y 25 kilos y su esperanza de vida es de 12-15 años.
  • Es un perro muy leal, al que le encanta estar con su dueño. Su instinto protector está muy desarrollado y no duda en defenderse si lo considera necesario.
  • Permanece siempre alerta y como perro guardián es muy fiable y diferencia muy bien entre los visitantes que son bienvenidos y los que no.
  • Tiene un fuerte deseo de complacer a su dueño y esto lo convierte en un perro fácil de entrenar. Responde muy bien al adiestramiento positivo, pero no tolera el trato brusco.
  • Su gran energía le convierte en el compañero ideal de largas caminatas y deportes que impliquen actividad física. Ten en cuenta que la raza fue desarrollada para desplazarse corriendo al lado de los carruajes, durante varios kilómetros.
  • Es un perro con una gran capacidad para correr y se lleva muy bien con los caballos, por lo que es un gran compañero para los jinetes.
  • Por ello, destaca en deportes como el Agility, las carreras o actividades divertidas como el Bikejoring y similares. Se trata de un perro atlético que disfruta mucho participando en este tipo de deportes con su dueño.
  • Necesita hacer mucho ejercicio físico y también estimulación mental. De lo contrario, es muy posible que desarrolle problemas de comportamiento.
  • Se trata de un perro muy inteligente, con un agudo sentido del humor, por lo que logrará hacerte reír muchas veces.
  • Necesita un dueño firme y que sea capaz de mostrar liderazgo y mantenerlo, ya que sino le disputará la jerarquía, con los consiguientes problemas.
  • Se llevan muy bien con los niños y serán unos compañeros de juegos excelentes para ellos. No obstante, es importante que tengas cuidado con los más pequeños, ya que se trata de un perro enérgico y activo.
  • El Dálmata muda de pelo constantemente. Además, su pelo es corto y rígido y resulta difícil de retirar de los tejidos. Por tanto, si has decidido tener un Dálmata, es importante que no te moleste encontrar sus pelos por todos sitios.

Es conveniente que le cepilles con frecuencia para mantener los pelos sueltos bajo control. Sin embargo, no tiene un pelaje graso, así que se trata de un perro que casi nunca huele mal.

  • No le gusta la soledad, por lo que puede desarrollar ansiedad por separación si pasa mucho tiempo solo. Si vas a tener un Dálmata, asegúrate de que podrá acompañarte en prácticamente todas las ocasiones.
  • No es un perro pegajoso, pero le gusta estar a tu lado y sentir que le tienes en cuenta.
  • Seguramente asociarás la imagen del Dálmata a los bomberos, ya que se ha convertido en un fiel y útil compañero para este colectivo.

¿Cuál es el estándar de la raza?

El estándar de una raza es el conjunto de directrices que describe las características, temperamento y apariencia de una raza. Los criadores deben seguirlas en todo momento para evitar condiciones que perjudiquen la salud, bienestar o solidez de la raza.

Hemos tomado como referencia el documento del American Kennel Club para recordar las características principales del Dálmata. Sin embargo, si necesitas más información puede acudir directamente a esta referencia o al standard establecido por la FCI (Federación Cinológica Internacional)

  • Aspecto general. El Dálmata es un perro fuerte y musculoso, de color blanco y con manchas distintivas. Muy activo y de expresión inteligente, de contorno simétrico y aspecto elegante. No muestra timidez.  
  • Tamaño y proporciones. Cualquier dálmata que supere los 61 centímetros a la cruz será descalificado. Su tamaño ideal oscila entre 48 y 58 centímetros. De las nalgas al antepecho mide aproximadamente lo mismo que de altura a la cruz. Es robusto en hueso, pero nunca tosco.
  • Temperamento. El Dálmata es un perro extrovertido, con un temperamento estable. La timidez es un defecto.
  • Cabeza y cráneo. La cabeza es de buena longitud, equilibrada con el cuerpo. La parte superior del cráneo es plana, con ligero surco vertical, tan ancho como largo. Stop bien definido.
  • Ojos. Ojos de tamaño medio, moderadamente separados y algo redondeados. Color marrón, azul o cualquier combinación entre ellos. Expresión alerta e inteligente.
  • Orejas. De tamaño moderado, anchas en la base, estrechándose hacia una punta redondeada. Se llevan cerca de la cabeza y son delgadas y de textura fina. Cuando está alerta, la parte superior se coloca al nivel de la parte superior del cráneo y la punta llega a la línea inferior de la mejilla
  • Hocico. El hocico es poderoso, con la parte superior nivelada y paralela a la parte superior del cráneo. Nariz pigmentada en negro cuando tiene manchas negras y en marrón para los perros con manchas color hígado. La pigmentación incompleta es un defecto.
  • Boca. Mordida en tijera. Labios limpios y ajustados.
  • Cuello. Bien arqueado, bastante largo, sin garganta. Funde suavemente con los hombros.
  • Cuerpo. Pecho profundo, amplio y de anchura moderada. Lomo plano y fuerte, musculoso y ligeramente arqueado. Grupa nivelada con la espalda.
  • Patas delanteras. Los hombros tienen una musculatura suave y están bien colocados hacia atrás. La longitud del brazo es aproximadamente igual a la del omóplato. Codos pegados al cuerpo y patas rectas, fuertes y de hueso robusto.
  • Patas traseras. Los cuartos traseros son poderosos, con músculos suaves y bien definidos. Rodilla bien doblada y corvejones bien descendidos.
  • Pies. Los pies son redondos y compactos, con almohadillas gruesas y elásticas y dedos bien arqueados. Las uñas son negras y/o blancas en los perros con manchas negras. Los pies planos son un defecto.
  • Cola. Extensión natural de la línea superior. No está demasiado baja y es fuerte en la inserción y estrecha en la punta. Se lleva con una ligera curva hacia arriba, sin enroscarse.
  • Marcha o movimiento. Movimiento estable y sin esfuerzo, equilibrado y poderoso. Buen impulso desde la parte trasera, coordinado con alcance extendido en la parte delantera. Al aumentar la velocidad, hay una tendencia a la trayectoria única.
  • Pelaje. Corto, fino y denso. No es lanoso ni sedoso. Brillante y de apariencia saludable. El color de fondo es blanco puro. Manchas negras o marrón-hígado, redondas y bien definidas, distribuidas de forma agradable y uniforme.

¿El Dálmata es un perro inteligente?

Inteligencia funcional (obediencia)

El Dálmata se considera una raza con inteligencia funcional y de obediencia superior a la media. La medida de inteligencia funcional de los perros se basa en la clasificación establecida por el neuropsicólogo Stanley Coren, que destaca por sus estudios sobre el comportamiento canino y su vínculo con el ser humano.

Según esta clasificación, el Dálmata necesita entre 15 y 30 repeticiones para realizar un ejercicio de manera aceptable, aunque la práctica del ejercicio mejora su respuesta y suele retener las órdenes una vez que las aprende. Además, responde a la primera orden un 70% de las veces o más.

El Dálmata presenta cierta inseguridad y demora en la respuesta y es posible que no reaccione si el dueño se encuentra a distancia. Su adiestramiento requiere paciencia y un entrenador experto.

Debes tener en cuenta que esto se refiere únicamente a la inteligencia funcional, que se refiere al grado de obediencia de perro. En esta inteligencia influyen tanto la capacidad de aprendizaje como su disposición para acatar las órdenes.

Pero la inteligencia es multifuncional y el Dálmata también destaca ampliamente en otros campos.

Inteligencia adaptativa

Es decir, es posible que un perro con elevada inteligencia adaptativa (que es la capacidad del perro para aprender de las situaciones que se le presentan y resolver problemas) presente una inteligencia funcional baja, porque se trata de una raza que tiende a tomar sus propias decisiones y no es amigo de obedecer órdenes.

De hecho, el Dálmata muestra una elevada inteligencia adaptativa, es capaz de entender tus emociones y reaccionar en consecuencia, lo cual se relaciona también con la inteligencia instintiva.

Inteligencia instintiva

La inteligencia instintiva se refiere a las habilidades especiales para las que ha sido desarrollada la raza. El Dálmata ha sido criado como perro guardián. En el siglo XVII corría al lado de los carruajes, protegiéndolos de los asaltos. Esto le ha convertido en un perro atlético, muy resistente y en estado constante de alerta, con un alto coeficiente intelectual instintivo.

¿Cuáles son los problemas de salud más frecuentes en el Dálmata?

El Dálmata es un perro sano, pero al igual que otras razas, presenta propensión a sufrir ciertos problemas de salud, algunos de ellos muy característicos de la raza. Aunque no todos los Dálmatas padecerán alguna o todas estas enfermedades, es importante conocerlas si estás considerando esta raza. Las más frecuentes son las siguientes:

Sordera

La sordera es un problema hereditario, que se hereda como rasgo poligénico. Es decir, está influenciado por más de un gen. Todas las líneas de sangre pueden transmitir la sordera a su descendencia y se considera que el 8% de los dálmatas nacen completamente sordos y entre el 22 y el 24% tienen sordera de un oído.

En los dálmatas, la sordera se debe al deterioro de los órganos de Corti, que son las células nerviosas que detectan el sonido. Esto suele suceder a las 6 semanas de edad y las pruebas de audición caseras no son fiables, porque el cachorro puede sentir las vibraciones cuando pisamos fuerte el suelo o golpeamos algún objeto y se adaptan muy bien a la situación.

Urolitiasis

El dálmata tiene un tracto urinario muy característico que le hace susceptible a sufrir cálculos. Su orina, en lugar de urea o alantoína, contiene ácido úrico y esto propicia la formación de los cálculos. Es importante que tu Dálmata se hidrate adecuadamente y que se alimente con piensos que tengan un bajo contenido en purinas. Es una buena idea llevar un control regular de su orina, así que acude a tu veterinario para realizar los análisis.

Echa un vistazo a nuestra lista con los mejores piensos para perros con leishmaniasis. Se trata de excelente pienso de calidad bajo en purinas, ideal para perros con problemas renales y hepáticos.

Alergias cutáneas

Los dálmatas son propensos a sufrir alergias cutáneas, que pueden ser alimentarias, de contacto o por inhalación de alérgenos. Acude al veterinario y ten en cuenta que estas alergias suelen ir acompañadas de infecciones de oído.

Displasia de cadera

Enfermedad degenerativa en la que el fémur no encaja bien en la cavidad pélvica de la articulación de la cadera. Sus síntomas no siempre son apreciables, aunque algunos perros sufren dolor y cojera, que puede degenerar en artritis con la edad.

Displasia del esfínter del iris

Trastorno ocular hereditario que provoca sensibilidad a la luz brillante, mala visión nocturna, ceguera parcial o total y cataratas

¿Mi Dálmata necesita cuidados especiales?

  • Ejercicio físico. El Dálmata es un perro muy activo y necesita realizar mucho ejercicio. Es un corredor rápido, con una gran resistencia, por lo que disfrutarás mucho con él si te gusta correr o realizar grandes caminatas. Os encantará compartir tiempo practicando Canicross.
  • Sácalo con correa. Además de ser obligatorio en muchos lugares, es una buena medida de seguridad, ya que el dálmata es un perro dotado para la carrera. Si se asusta o se escapa, no podrás alcanzarle y es capaz de caminar varios días sin cansarse. Averigua aquí cuál es la correa más adecuada para tu perro.
  • Puede desarrollar ansiedad por separación. El Dálmata es un perro que muestra un gran apego a su dueño. Por ello, no soporta bien la soledad y puede desarrollar ansiedad por separación.
  • Es fácil de adiestrar. Aunque es testarudo y requiere algo de paciencia, es un perro fácil de adiestrar, ya que le gusta complacer a su dueño. Utiliza el refuerzo positivo y evita los gritos y castigos.
  • Cuidado con el ácido úrico. Debido a la composición de su orina, el dálmata es propenso a sufrir cálculos. Es importante que acudas a tu veterinario si observas que orina con demasiada frecuencia. Asegúrate de que siempre tiene agua limpia y fresca a su disposición y realiza análisis de vez en cuando.
  • Alimentación. Alimenta a tu Dálmata con comida de alta calidad adecuada a sus características. Evita el sobrepeso, ya que ocasionará problemas de salud a tu perro.
  • Cuidado del pelo. Su pelo es corto y fino, de tacto aterciopelado. Es un perro que no suele oler mal y su pelaje repele la suciedad, por lo que no requiere baños frecuentes. Sin embargo, se trata de una raza que muda durante todo el año. Un cepillado semanal para retirar el pelo muerto te ayudará a tener la situación bajo control.
  • Uñas. Si no se desgastan por sí mismas, tendrás que cortárselas una o dos veces al mes. Pregunta a tu veterinario cómo hacerlo o pídele que se las corte él. También puedes llevarlo a una buena peluquería canina para que se las corten.
  • Higiene dental. Cepilla los dientes de tu Dálmata al menos dos o tres veces a la semana, para prevenir la acumulación de sarro y otras enfermedades.

Pon a su disposición mordedores adecuados para él, con el fin de que masajee sus encías y mantenga su dentadura siempre limpia, además de mantenerlo entretenido.

  • Comprueba el estado de salud de tu Dálmata. Comprueba las patas de tu Dálmata con frecuencia y mira dentro de su boca y orejas. Si observas algún indicio de problema en general, como llagas, sarpullidos, enrojecimiento o sensibilidad de la piel, inflamaciones, problemas en la nariz, boca y ojos, etc., acude a tu veterinario. Los ojos del Dálmata deben estar claros, sin enrojecimientos ni secreciones. Asimismo, los oídos deben oler bien y no presentar demasiada cera o suciedad.

¿Cómo se lleva el Dálmata con los niños y con otros animales?

El Dálmata se lleva muy bien con los niños y le encanta jugar con ellos. Sin embargo, se trata de un perro enérgico y fuerte, que puede derribar a los más pequeños. Por ello, es importante que supervises sus interacciones y que enseñes a los niños a comunicarse con el perro (este y de otras razas), para no hacerle daño y también para evitar los mordiscos.

Enseña a tus hijos y sus amigos cómo deben acercarse al perro y tocarlo, y a no molestarle si este envía una señal de advertencia.

Antes de morder, los perros suelen mostrar su molestia con un aviso, por eso es muy importante que los niños aprendan a interpretar correctamente sus señales. Generalmente, un perro bien adiestrado no muerde a no ser que todos sus avisos previos hayan sido ignorados.

En cuanto a otros perros y animales, como los gatos, el Dálmata suele llevarse bien con ellos, sobre todo con una socialización temprana.

La cría de la raza Dálmata

Si has decidido adoptar un Dálmata, estarás dando una nueva oportunidad a un perro que necesita un hogar y una familia, cuidados y cariño.

La adopción siempre es una buena opción para proporcionar a un perro abandonado una nueva vida, feliz y con gente que le quiera.

Si quieres comprar uno, te recomendamos no acudir a una tienda de mascotas y buscar un criador profesional y responsable. Estos criadores se preocupan por mantener el buen estado de la raza y te garantizan el perro ha pasado todas las revisiones necesarias, además de estar en perfectas condiciones sanitarias. También debe proporcionarte la documentación que muestra que sus padres han sido autorizados para la cría, con el fin de prevenir los problemas genéticos asociados a esta raza.

No dudes en informarte acerca del temperamento del perro, su estado de salud y los problemas que puede sufrir. Un criador profesional podrá orientarte y aconsejarte acerca de si se trata del perro adecuado para ti.

Investiga previamente sobre la raza, para tener información acerca de sus características, revisa las instalaciones del criador y verifica que los animales no se encuentran en condiciones insalubres y desconfía de quién no quiera responder a tus preguntas.

Tu veterinario también puede remitirte a un criador de confianza donde adquirir un cachorro sano.

Si deseas dedicarte a la cría del Dálmata, es recomendable que sigas unas pautas que son generales a la cría de cualquier perro. Lo primero que debes hacer es ponerte en contacto con asociaciones dedicadas a esta raza y a los perros de diseño y aprender a realizar una cría responsable.

Es importante que elijas una pareja de dálmatas adecuada, mínimamente afectada por cualquier problema de salud. La camada media ronda los 7 cachorros y es muy raro que sean menos de 5 o más de 9. No suele requerirse cesárea.

Los partos no suelen ser problemáticos, pero es importante que mantengas el contacto con tu veterinario por si acaso.

El precio de un dálmata puede oscilar entre los 800 y los 2000€, dependiendo del ejemplar. Pueden encontrarse más baratos, pero si vas a comprarlo, asegúrate de que procede de una cría responsable y con garantías.

Conclusiones

  • El Dálmata es un perro muy inteligente y muy leal a su dueño.
  • Le gusta la compañía y destaca como perro guardián.
  • Es un gran compañero de los niños y se lleva bien con otros animales, especialmente con los caballos. La socialización temprana es conveniente.
  • Se trata de un perro excepcionalmente activo y con grandes dotes de corredor.
  • No es un perro adecuado para dueños primerizos.
  • Nunca huele mal y su pelaje se mantiene limpio.
  • Presenta muda constante y es conveniente cepillarlo todas las semanas.
  • Como le gusta complacer a su dueño, resulta relativamente fácil de adiestrar, pero te disputará el liderazgo si no sabes mostrarle tu firmeza
  • Si vas a criar a este perro, ponte en contacto con asociaciones y criadores, presta atención a los problemas de salud más comunes y sé fiel al estándar de la raza.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Posts relacionados:

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo