Secadores para perros. Mejores marcas y cómo elegir el mejor

Cuidados del Perro
Secadores para perros. Mejores marcas y cómo elegir el mejor

Después de bañar a tu perro, es importante que dediques un tiempo a secar su pelo, para mantenerlo limpio y saludable. Si el pelo de tu perro se mantiene húmedo mucho tiempo el perro puede coger frío o infestaciones de hongos, bacterias y otros parásitos.

Para secar bien el pelo de tu perro, lo primero que debes hacer es quitar la mayor parte del agua con una toalla, recorriendo todo su cuerpo. Una toalla de microfibra es ideal, ya que absorbe mucha agua y no tendrás que frotar demasiado.

A continuación, es bueno utilizar un secador para asegurarse de que el perro queda totalmente seco. Es importante seleccionar un secador de pelo adecuado, para que esta tarea resulte fácil y puedas hacerlo rápidamente.

En el mercado, existen muchos modelos de secadores para perros. A la hora de seleccionar el más adecuado para el tuyo, tendrás que prestar atención a diversas características, como la velocidad del aire, el nivel de calor, los accesorios del secador o el ruido que hace.

Los mejores secadores para perros

DadyPet Secador de pelo portátil

Combinación de secador y cepillo para perros y otros animales. Las cerdas del cepillo son de acero inoxidable, con las puntas protegidas para no dañar a tu perro. Tiene dos opciones de temperatura, 60 y 80ºC. Además, puedes ajustar la velocidad del aire. Su potencia es de 380W. Es ligero y fácil de transportar, y dispone de un cable de 1,64 metros de longitud.

KUUBIA Secador de pelo portátil

Secador y cepillo que permite secar a tu perro y cepillarlo a la vez. El cepillo está realizado con cerdas de acero inoxidable, con la punta protegida y una ligera inclinación, para llegar a las capas internas y eliminar el pelo muerto. Es muy silencioso, produce menos de 65dB de ruido, con lo que será más agradable para tu perro. Además, consume solamente 300W. Es ligero y portátil. Al pesar solo 370 gramos, podrás llevarlo contigo en tus viajes. La temperatura es ajustable, dispone de dos opciones: alta (60ºC) y baja (40ºC), pero siempre más baja que la de un secador humano, para proteger a tu perro de las quemaduras.

Kupet Secador portátil para perros

Secador y cepillo portátil para perros, con dos velocidades y temperaturas (45 y 60ºC). Su potencia de 300W hace que no resulte demasiado ruidoso. Es ligero y fácil de transportar. Las cerdas disponen de puntas protegidas para no dañar la piel y el pelo de tu perro.

Wahl Pet Secador portátil para perros

Secador de 1800 W que permite realizar un secado rápido del pelo de tu perro. Dispone de una base en la que puedes colocarlo, para tener las manos libres y cepillarlo. Tiene tres posiciones de calor/velocidad y una boquilla que permite dirigir el flujo de aire.

Artero Secador profesional para perros

Secador professional con una potencia de 3000W. La máxima temperatura que alcanza es de 52ºC y la máxima velocidad implica un caudal de aire de 150 litros por segundo. Puedes utilizarlo sin calor. Tanto la velocidad como la temperatura son totalmente regulables. Su nivel acústico a máxima velocidad es de 85dB (algo elevado, resulta molesta para algunos perros. En ese caso, deberás utilizar velocidades menores). Incluye 3 boquillas y puedes comprar aparte otros accesorios, como un soporte de pie para la manguera extensible.

Display 4Top Secador professional para perros

Secador profesional de 2800W, con temperatura y velocidad ajustables. Produce unos 60 dB de ruido. Dispone de 4 boquillas diferentes y el tubo flexible se puede extender hasta 2,5 metros. La velocidad de aire puede ajustarse, utilizando una más elevada para secar rápidamente a tu perro y disminuyéndola para acceder a las áreas sensibles.

MVPOWER Secador de pelo profesional para perros

Secador profesional para perros, de 2800W, con Tubo flexible de 2,3 metros y velocidad ajustable. Con él, podrás secar el pelo de tu perro en cuestión de minutos. También es adecuado para gatos y otros animales. La velocidad de aire es ajustable y permite secar rápidamente a tu perro. Dispone de tres boquillas, para ajustar al tamaño del perro y a su volumen de pelo. La temperatura es ajustable, entre 20 y 75ºC. Tiene diversos certificados de seguridad.

Ridgeyard Secador de pelo profesional para perros

Secador de pelo profesional de 2800W, con bajo nivel de ruido (60dB) y 8 niveles de velocidad. Dispone de 3 boquillas de aire de diferentes formas. El mango flexible puede estirarse hasta 2 metros y girar 360 grados para poder secar al perro en diferentes direcciones. El motor es de alto rendimiento y energéticamente eficiente. La temperatura puede ajustarse de 40 a 65ºC. El cable de alimentación tiene una longitud de 3 metros.

Shelandy Secador de pelo profesional

Secador de Pelo Profesional para perros de 2800W, con control de temperatura y velocidad de aire. Lleva 3 cubiertas antiruido y un motor silencioso. Dispone de 4 boquillas desmontables, incluyendo una de cepillo para peinar a tu perro a la vez que lo secas. La temperatura oscila entre 30 y 55ºC y la manguera es larga y flexible. Además, el cable de alimentación mide 1,8 metros.

Gravitis Jaula Secadora para perros

Adecuada para perros de tamaño pequeño y mediano, dispone de un secador suave y silencioso. La jaula lleva una ventana transparente para que puedas seguir el proceso y un sistema de ventilación. Hace un 30% menos de ruido que los secadores habituales. Se puede utilizar con cualquier secador de pelo para perros. Es posible cambiar la dirección de flujo de aire hasta 360 grados. Al ser manos libres, permite cepillar al perro mientras se seca y permanece dentro de la jaula.

J&X Caja de Secado para perros

Caja de secado para perros con secador de alta potencia. Es compacta y cómoda. Dispone de cuatro poleas en la parte inferior para facilitar la movilidad. La pieza de conexión es de acero inoxidable y resistente a la humedad. Dispone de un piso de madera a prueba de humedad, fácil de limpiar y secar. Está disponible con y sin secador.

Risthy Bolsa Secador de pelo para perros

Esta bolsa está especialmente diseñada para secar el pelo de tu perro. Tras secárselo primero con una toalla, tendrás que colocarle la bolsa al perro y ajustar en ella un secador de pelo, para que entre el aire y se complete el proceso de secado. Está diseñada con materiales que disipan el calor. Mide 64×48 centímetros, por lo que no sirve para perros grandes.

¿Cómo son los secadores de pelo para perros?

Los secadores de pelo para perros están diseñados específicamente para ellos. Utilizan menos calor que los humanos, o nada de calor, ya que este puede dañar la piel y el pelo del perro.

Estos secadores utilizan la velocidad del aire para forzar la salida del agua del pelaje del perro.

Una velocidad de aire muy alta y sin calor es adecuada para pasar por debajo del pelaje exterior del perro de doble capa, eliminando el exceso de pelo de la capa inferior. Ayuda a eliminar el pelo muerto y hace que los perros estén más cómodos.

Según el tipo de pelo de tu perro, podrás elegir un tipo u otro de secador. Los más comunes son:

Secadores de fuerza.

También conocidos como secadores de chorro o secadores de alta velocidad. Son secadores muy potentes, que utilizan una velocidad elevada de aire para secar rápidamente a tu perro.

Estos secadores no suelen tener elementos calefactores. En caso de tenerlos, es mejor evitarlos, ya que la suma de aire caliente y fuerte puede ocasionar problemas a tu perro.

Si utilizas un secador de fuerza, evita las zonas sensibles de tu perro, especialmente los ojos, orejas, nariz, boca, ano o genitales.

Secadores de pelusa o secadores de pie.

Son más parecidos a los secadores de pelo humano y permiten un secado y peinado más detallados.

Se sujetan a un soporte de pie, lo que permite tener las manos libres para cepillar su pelo durante el secado.

Cuando secas el pelo de tu perro con un secador de fuerza, es posible que quede humedad en las zonas más internas. En este caso, es bueno utilizar también un secador de pelusa, para eliminar los últimos restos de agua.

Los secadores de pelusa son muy útiles para realizar un peinado completo del perro.

Secadores de jaula o Cajas de Secado.

Son secadores de baja presión. Permiten que el perro se seque mientras está en una jaula, por lo que son más fáciles de tolerar para aquellos perros a los que no les gustan los secadores de fuerza o que odian quedarse quietos. También son una buena opción para perros con piel sensible o pelo fino, ya que el secado más lento y a baja presión no les hará ningún daño y les ocasionará menos molestias.

Sin embargo, no son la mejor opción para perros con pelaje grueso o de varias capas, ya que son menos potentes que los otros secadores.

(Este criterio es también muy importante a la hora de escoger el champú de tu perro.)

Por tanto, las mejores elecciones según el tipo de perro son:

  • Perro con pelo fino y corto: Secador de jaula o uso de bajas velocidades y sin calor.
  • Perro nervioso:  Secador de jaula
  • Perro al que no le gustan los ruidos fuertes: Secador de jaula
  • Perro con varias capas o pelo grueso: Secador de fuerza
  • Perro que necesita ser cepillado mientras se seca: Secador de pelusa
  • Si necesitas tener las manos libres mientras el perro se seca: Secador de pelusa
  • Si necesitas secar a tu perro lo más rápido posible: Secador de fuerza
  • Si tienes que hacer otras cosas mientras el perro se seca: Secador de jaula
  • Los secadores profesionales son una buena opción para tener un secador de alta calidad adecuado para cualquier tipo de perro.

¿Por qué necesito un secador de pelo para mi perro?

Cuando bañas a tu perro, entre su pelo queda retenida mucha agua. Por lo general, no es suficiente con que el perro se sacuda, o con secarlo con una toalla.

El exceso de agua puede provocar infecciones, crecimiento de hongos y problemas dermatológicos.

Además, el pelo de tu perro se enredará con más facilidad.

Si vives en un clima frío, la humedad puede provocar otros problemas de salud a tu perro, sobre todo si pertenece a una raza de tamaño pequeño, ya que por lo general, son perros que toleran peor las bajas temperaturas.

Además, el pelaje húmedo tiende a acumular suciedad y tu perro olerá peor, sobre todo si sufre una infestación de hongos.

Los secadores de pelo para perros están diseñados teniendo en cuenta las características de su pelo y permiten eliminar el exceso de agua de forma rápida y segura. Por ello, son una herramienta muy útil para cualquier perro, pero resultan imprescindibles en el caso de que tu perro sea de raza pequeña, tenga un pelo largo y grueso o su aspecto físico sea especialmente importante, al tratarse de un perro de exhibición.

¿Puedo utilizar un secador de humanos para mi perro?

Aunque puedes utilizar un secador de humanos para tu perro, no es muy recomendable, por varias razones:

  • Los perros tienen mucho más pelo que los humanos, por lo que tardarás mucho en secar su pelo con un secador diseñado para nosotros.
  • Los secadores para humanos funcionan con temperaturas más elevadas que los que han sido diseñados para perros. Esto es un inconveniente, ya que la temperatura corporal de los perros es más alta que la nuestra, por lo que podríamos dañar su piel o provocarles quemaduras.
  •  Los secadores diseñados específicamente para perros son especialmente importantes si tu perro tiene varias capas de pelo, ya que las capas inferiores requieren un secador fuerte y potente. Los secadores humanos no tienen suficiente potencia.
  • Con un secador para perros podrás eliminar el polvo, los alérgenos y el pelo muerto que se acumulan en las capas internas del pelo de tu perro.

¿Qué debo tener en cuenta al comprar un secador de pelo para perros?

Un buen secador de pelo debe tener algunas características importantes. A la hora de seleccionar un secador de pelo para tu perro debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Velocidad del aire. La velocidad del aire es más importante que el calor para secar el pelo de tu perro. Lo que hace es empujar el agua hacia fuera, eliminándola del pelaje. Mayor velocidad implica que el perro se secará más rápido, pero el secador será más ruidoso y es posible que moleste a los perros nerviosos. Igualmente, una velocidad menor implica menos ruido, pero prolonga el tiempo de secado. Existen secadores con velocidad de aire ajustable, para elegir la que mejor se adapte a tu perro o alternar entre una y otra en el proceso de secado. Si tu perro tiene doble capa de pelo, necesitarás un secador con velocidades altas, para poder secar la capa interna.
  • Temperatura. Aunque puede ser útil, el calor no es necesario para secar correctamente a tu perro. Si el secador que has elegido calienta el aire, elige uno con temperatura ajustable, para proteger la piel y el pelo de tu perro del exceso de calor y asegurarte de que no se sobrecalienta. Si tu perro tiene la piel sensible o el pelo fino, es mejor evitar las temperaturas elevadas.
  • Accesorios. Dependiendo del tipo de pelo de tu perro, es posible que te sea útil disponer de una serie de accesorios. En muchos casos, es suficiente con que el secador disponga de una boquilla adecuada. Si eliges un secador que disponga de varios accesorios, infórmate sobre su función y decide si son necesarios y adecuados para el pelo de tu perro.
  • Ruido. La mayoría de los secadores para perros tienen un nivel de ruido inferior al de los humanos. Sin embargo, a algunos perros les molesta el ruido que producen estos secadores. Si tu perro es nervioso, trata de elegir un secador que sea lo más silencioso posible. También puedes minimizar el ruido ajustando la velocidad del aire. Cuanto más baja sea la velocidad, menos ruido hará el secador.

Cómo utilizar un secador para perros

Si puedes, seca a tu perro en el exterior o en el cuarto de baño. Ten en cuenta que saldrán volando pelos y agua por todas partes, sobre todo cuando utilizas altas velocidades.

Para secar a tu perro, mantén la boquilla a una distancia segura, no la coloques demasiado cerca de su pelo.

Cepilla al perro mientras lo secas, para evitar que su pelo se enrede demasiado.

Comienza a secar a tu perro por las patas traseras, manteniendo la boquilla alejada. Permite que tu perro se acostumbre al aire y al ruido. Poco a poco, acerca más la boquilla a su piel.

Sécale el cuerpo con movimientos lentos y cortos. Ten cuidado con su cabeza, utiliza una potencia suave y evita los ojos, nariz, boca y orejas.

Evita también el ano o los genitales. Si en estas zonas delicadas notas que el perro se pone nervioso, puedes dejar que se sequen naturalmente.

Comienza utilizando la velocidad más baja posible del secador. Comprueba en tu piel cómo se siente el aire. Vete subiendo la velocidad poco a poco, para experimentar las sensaciones, y repítelo luego con tu perro, comprobando su tolerancia.

Si tu perro se muestra angustiado o molesto, deja de secarlo, cálmale y continúa con una velocidad más baja. Trata siempre de mantener a tu perro tranquilo.

Si el perro tiene sed, permítele beber, para prevenir la deshidratación y el sobrecalentamiento.

Conclusiones

  • Después de bañar a tu perro, es importante secarlo bien, ya que la humedad puede provocar infestaciones de hongos, bacterias y parásitos.
  • Existen tres tipos básicos de secadores: de fuerza, de pelusa o de jaula.
  • Los secadores profesionales son una opción de alta calidad adecuada para cualquier tipo de perro.
  • No es recomendable utilizar un secador para humanos con tu perro, ya que utiliza temperaturas más elevadas y su potencia no es suficiente para secar bien el pelo del perro.
  • Ten en cuenta la raza de tu perro y el tipo de pelo que tiene antes de seleccionar el secador de pelo más adecuado para él.
  • Deberás tener en cuenta la velocidad del aire, la temperatura, el nivel de ruido y los accesorios de que dispone el secador.
  • Puedes acostumbrar a tu perro al secador comenzando con velocidades bajas y aproximando la boquilla lentamente.
  • Es mejor evitar el calor o las temperaturas elevadas, ya que pueden dañar la piel de tu perro.
  • Evita el aire excesivo en las zonas sensibles de tu perro.
  • Si ves que tu perro está molesto, disminuye la velocidad, aleja la boquilla o detente durante un rato.
  • Trata de calmar a tu perro y acostumbrarle poco a poco al uso del secador.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Última actualización el 2020-09-28 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo