Mejores bañeras de plástico para perros

Cuidados del Perro

Aunque los perros no necesitan bañarse tan a menudo como los seres humanos, si deben hacerlo de manera regular, y una bañera diseñada para ellos puede ser un buen accesorio para poder realizar esta labor con facilidad.

La bañera debe ser lo suficientemente espaciosa y resistente para poder hacer del baño de tu perro una experiencia divertida para ambos.

A la hora de seleccionar una bañera para tu perro, deberás tener en cuenta una serie de características, como el tamaño, la solidez, los accesorios adicionales o el precio. Ya analizamos en su día las mejores bañeras y piscinas para perros grandes y las mejores piscinas y bañeras para perros medianos y pequeños. En este artículo, hemos realizado una selección entre las mejores bañeras de plástico del mercado, teniendo en cuenta estos aspectos y las opiniones de los clientes, para que puedas realizar una comparativa y elegir la más adecuada para tu perro.

Las mejores bañeras de plástico para perros

Femor piscina para perros

Piscina para perros, disponible en dos tamaños, ambos con una altura de 30 centímetros. El diámetro de la piscina puede ser 120 ó 160 centímetros. Está realizada con PVC de alta calidad, seguro y no tóxico. No gotea y los bordes son gruesos. Lleva unas tablas de madera de compresión de alta resistencia, para hacer la piscina más robusta. El fondo es antideslizante y evita que el perro resbale. Algunos clientes han puesto como inconveniente que el perro puede rasgar la superficie con las uñas. Es plegable y fácil de transportar. Los niños también pueden utilizarla y disfrutarán mucho ayudándote a bañar al perro al aire libre. La piscina está bien sellada y es impermeable y fácil de drenar.

Flying Pig bañera elevada para perros

Bañera elevada para perros. Su longitud es de 95 centímetros, su anchura de 49,5 centímetros y su altura de 90 centímetros. Soporta un peso máximo de 68 kilos. La tina está hecha de plástico y es muy resistente. Las patas son de acero inoxidable. Es ligera y fácil de transportar. Cabe perfectamente en una bañera estándar.

HebyTinco piscina para perros

Piscina plegable para perros, fabricada con PVC de alta calidad y no tóxico, resistente a arañados y con las esquinas bien selladas. Es muy estable y dispone de un tapón de drenaje que permite eliminar el agua rápidamente. También puede ser utilizada por los niños. Es adecuada para su uso en exteriores. Su diámetro es de 80 centímetros, por lo que se trata de una piscina para perros pequeños. La altura es de 20 centímetros.

Navaris piscina para perros

Piscina plegable para perros, adecuada para su utilización en exteriores. Al tener un diámetro de 160 centímetros y una altura de 30 centímetros, puede ser utilizada por perros grandes. Está fabricada con PVC y es resistente a arañazos y desgarros. Dispone de una funda protectora para que, si la usas como piscina, puedas utilizar la misma agua varias veces, evitando que se ensucie. El suelo es antideslizante y dispone de una válvula que permite vaciarla con facilidad. Al no ser inflable, no se pincha con facilidad.

PawHut piscina para perros

Bañera para perros de tipo piscina, ideal para bañar a tu perro en el exterior, aunque también puede utilizarse en interiores. Está compuesta por 22 piezas de paneles de madera, recubierta con PVC, impermeable y muy resistente. Es plegable y fácil de almacenar. La válvula de drenaje permite evacuar el agua fácilmente al terminar el baño.

Pecute piscina para perros

Piscina plegable con un diámetro de 120 centímetros y una altura de 30 centímetros. Está fabricada con PVC seguro y no tóxico. Dentro lleva un tablero de compresión de alta resistencia de 0,5 centímetros de espesor, que aporta resistencia a la piscina. Su interior es antideslizante. Dispone de un sistema de sellado que evita las fugas de agua.

PJDDP Bañera plegable para perros

Bañera plegable para perros pequeños (hasta 11 kilos). Sus medidas son 60x40x28 centímetros. Está fabricada con caucho termoplástico TPR y polipropileno, materiales no tóxicos y seguros para tu perro. Al plegarse, es fácil de almacenar y transportar. Puede utilizarse tanto en el interior como en el exterior.

Xuehaostore piscina plegable paraperros

Piscina plegable para perros, disponible en tres tamaños: 80×20 cm, 100×30 cm o 120×30 cm. Dispone de un sistema de drenaje lateral sellado que permite vaciarla con facilidad. Está fabricada con PVC y sus esquinas están bien selladas.

ZWW bañera plegable para perros

Bañera plegable con orificios que permiten eliminar fácilmente el agua al finalizar el baño. Dispone de un diseño electrónico para medir la temperatura del agua y evitar que se enfríe. Se soporta sobre cuatro pies que disponen de almohadillas antideslizantes de caucho termoplástico TPE. Es estable y adecuada para perros de hasta 10 kilos. La bañera es de polipropileno y caucho termoplástico TPR, no tóxicos y seguros para tu perro.

¿Cómo son las bañeras para perros?

Una bañera para perros está diseñada para que puedas acceder a todas las zonas de tu perro con facilidad, con lo que podrás limpiarlo completamente. Está fabricada con materiales resistentes y suele tener un fondo antideslizante que proporciona estabilidad a tu perro.

¿Cómo debo bañar a mi perro?

Para bañar a tu perro con facilidad puedes seguir los siguientes pasos:

Cepilla a tu perro antes del baño

Cepillando el pelo de tu perro eliminarás los nudos y el pelo muerto. De esta manera, será más fácil distribuir el champú por todo el cuerpo de tu perro, sin hacerle daño con los dedos. También podrás utilizar un guante quitapelos, que hace el cepillado mucho más agradable e incluso relajante para el perro.

Utiliza un champú específico para perros

No utilices tu champú para bañar al perro, ya que el pH de su piel es diferente y podrías ocasionarle problemas. Es mejor que compres un champú específico para él, a ser posible hipoalergénico. Si tienes dudas acerca de cuál es el más adecuado, consulta a tu veterinario.

Asegúrate de que tu perro no puede resbalar

La mayoría de las bañeras para perros disponen de un suelo antideslizante, pero si no es así o tu perro se baña en tu bañera, es recomendable que utilices una alfombrilla de baño de goma para que el perro esté seguro.

Protege sus oídos

Debes evitar que el agua entre en los oídos del perro. Para ello, es buena idea colocar unas bolas de algodón en sus orejas.

El proceso del baño

Moja a tu perro con la alcachofa de la ducha y enjabónalo bien, frotando suavemente todo su cuerpo. A continuación, procede a su aclarado, asegurándote de eliminar todos los restos de champú. Ten una toalla limpia preparada para cuando termines. No dejes nunca al perro solo en la bañera. Asegúrate de que la temperatura del agua es agradable para tu perro. Lo ideal es utilizar agua tibia, ni muy caliente ni muy fría.

Lava a tu perro de abajo hacia arriba y acláralo desde cabeza hasta la cola

Enjabona a tu perro con movimientos circulares, prestando especial atención a las patas y a otros lugares propensos a acumular suciedad. Comienza por sus patas y continúa hasta terminar en su cara. Con esto, evitarás que el jabón entre en sus ojos y oídos y el perro temblará menos. Para eliminar el jabón, comienza por la cabeza y continúa descendiendo hasta que el agua salga sin jabón.

Seca completamente a tu perro

Seca a tu perro con una toalla de microfibra para absorber parte del agua y utiliza un secador para perros para eliminar toda la humedad.

Haz que sea divertido

Haz que el baño de tu perro sea una experiencia agradable para ambos, reforzando el vínculo que tienes con él. Para ello, moja su cuerpo poco a poco y enjabónalo con suavidad, hablando con él y acariciándolo. Ten paciencia y muéstrale tu cariño.

¿Con qué frecuencia debo bañar a mi perro?

Aunque los perros no necesitan bañarse todos los días, si es importante que lo hagan regularmente para mantenerse limpios. La frecuencia con la que debes bañar a tu perro depende de la raza, de su estado de salud y de su nivel de actividad.

Como mínimo, se recomienda bañar a un perro al menos una vez al mes o cada dos meses, aunque esto depende de la raza del perro.

Los perros con pelaje graso, como el Basset Hound, puede requerir un baño semanal, mientras que las razas de pelo corto y liso, como el Beagle, necesitarán bañarse con menos frecuencia. El Basenji necesita muy pocos baños. Las razas con pelaje repelente al agua, como el Golden Retriever, también deben bañarse con menos frecuencia, para preservar sus aceites naturales, y los perros con pelaje grueso y doble manto, como el Samoyedo, se bañan con menos frecuencia y requieren cepillados frecuentes.

No bañes a tu perro más de lo necesario, ya que eliminarás los aceites naturales de su pelaje, con lo que provocarás problemas dermatológicos, como sequedad o caspa. Tu veterinario podrá informarte acerca de la frecuencia de baño adecuada para tu perro.

Por supuesto, si a tu perro le gusta nadar, se tira sin pensarlo a los charcos de barro o ves que está demasiado sucio o huele mal, es un buen momento para bañarlo.

Aprovecha cuando bañes a tu perro para comprobar si tiene algún rasguño, golpe o pulgas, ya que todas estas cosas se ven mejor cuando el pelo está mojado y pegado al cuerpo.

La longitud del pelo es uno de los factores que influyen en la frecuencia de lavado de tu perro. El pelo largo atrapa más suciedad y desechos y el pelo corto aguanta más tiempo limpio.

Los perros que pasan mucho tiempo al aire libre, corriendo, cavando agujeros y jugando suelen ensuciarse más que los que pasan muchas horas en casa, por lo que necesitarán bañarse más a menudo.

Si tu perro sufre alergias o infecciones de la piel, es posible que deba bañarse más a menudo, aunque esto te lo indicará tu veterinario.

Utiliza siempre un champú específicamente formulado para tu perro, y consulta a tu veterinario para saber cuál es el más adecuado para tu caso.

¿Necesito una bañera para perros?

Es posible que bañes a tu perro en tu bañera y no tengas problemas para ello. En ese caso, puedes continuar haciéndolo.

Pero esto no siempre es así. Muchas personas tienen dificultades para bañar a su perro en una bañera normal sin que la experiencia se convierta en una acumulación de estrés. Algunos perros tienen dificultades para entrar y salir de la bañera, y para algunas personas es difícil lavar correctamente y a fondo al perro mientras se encuentra dentro de ella.

En ocasiones, la bañera es demasiado grande para el perro, convirtiendo el baño en un momento incómodo.

Las bañeras para perros están diseñadas específicamente para ellos, adaptándose a sus necesidades y a su tamaño. Tienen el espacio suficiente para tu perro y muchas de ellas son portátiles, pudiendo utilizarse tanto en interiores como en exteriores.

¿Qué debo tener en cuenta al comprar una bañera para perros?

Los aspectos más importantes a considerar a la hora de comprar una bañera para tu perro son los siguientes:

  • Tamaño. La bañera debe tener espacio suficiente para que tu perro pueda moverse y darse la vuelta, por lo que deberás tener en cuenta las medidas de tu perro antes de comprar la bañera.
  • Tipo de bañera. Existen varios diseños de bañeras para perros. Algunas son elevadas, con patas que puedes encajar en el lavabo, para poder bañar a tu perro de pie. Son una buena opción para la gente que tiene problemas para agacharse y levantarse, o que sufre dolores de espalda. Otras bañeras son pequeñas piscinas, adecuadas para bañar a tu perro al aire libre, proporcionando una divertida experiencia.
  • Materiales. Es importante que la bañera de tu perro esté fabricada con materiales resistentes y duraderos. Por lo general, están hechas de PVC grueso y resistente. Las que se utilizan como piscinas suelen estar fabricadas con fibra de madera de alta densidad, que garantiza su durabilidad. En el caso de las piscinas, puede ser interesante elegir una que esté protegida contra los rayos ultravioleta, para protegerla de los rayos del sol. También existen bañeras de acero inoxidable o de materiales ecológicos.
  • Antideslizante. El fondo de la bañera de tu perro debe ser antideslizante, para evitar que tu perro resbale cuando esté dentro. Si la bañera que has elegido es elevada, busca una que tenga también alfombras antideslizantes en las patas, para que no se mueva de su sitio durante el baño.

Conclusiones

  • Las bañeras para perros están diseñadas específicamente para ellos.
  • La bañera de tu perro debe ser espaciosa y resistente.
  • No todos los perros se bañan con la misma frecuencia.
  • No debes bañar a tu perro más de lo necesario, para no eliminar los aceites naturales de su piel.
  • Al comprar una bañera para tu perro, debes tener en cuenta su tamaño y los materiales de que está hecha.
  • El suelo de la bañera debe ser antideslizante, para evitar que tu perro resbale.
  • Si la bañera tiene patas, también deben llevar algún material antideslizante, para asegurar la estabilidad de la bañera.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Última actualización el 2020-11-30 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Posts relacionados:

2 comentarios

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo