Mejores mantas frías para perros

Cuidados del Perro
Mejores mantas frías para perros

Se acerca el verano y con él los días soleados, perfectos para llevar a cabo diversas actividades en compañía de tu perro. Estás deseando tener días libres para ir de camping con él o para hacer rutas de montaña y salir a correr.

Se trata de días muy divertidos, pero es muy importante que tengas cuidado, porque los perros no soportan las altas temperaturas y la humedad excesiva.

Pero mantenerse fresco puede ser difícil, por eso las mantas o esterillas refrigerantes son un buen accesorio para estos días y a él le encantará tumbarse en ellas y aliviar su calor.

Los perros disponen de mecanismos naturales para mantenerse frescos, como el jadeo y la liberación de calor a través de la nariz y las almohadillas de las patas. Pero no pueden sudar y esto hace que tengan problemas con las altas temperaturas.

Los golpes de calor son muy peligrosos para tu perro. Por ello, es necesario asegurarse de que tendrán acceso a la sombra y de que podrán hidratarse y evitar las horas de calor.

Las mejores mantas frías para tu perro

Cadosoigh Alfombra de gel

Disponible en tres tamaños (90×50, 65×50 y 120×70 centímetros). Está fabricada con tela Oxford 300D, impermeable y muy resistente. Tiene un grosor de 0.4 milímetros y el gel refrigerante que contiene es 100% seguro, tanto para humanos como par tu perro.

Este gel mantiene al perro entre 7 y 9 grados por debajo de la temperatura ambiente. Se limpia con facilidad, pasando una esponja o un trapo húmedo. Puede plegarse, por lo que se almacena y transporta con seguridad.

Iokheira Alfombra de gel

Disponible en tres tamaños: 47×31, 35×20 y 25×20 centímetros. Contiene un gel de refrigeración que no es tóxico para tu perro. Se activa cuando tu perro se tumba y dura 3 horas. No es necesario agregar agua, congelar o enfriar ni hacer uso de la electricidad.

Está hecha con PVC de alta calidad, impermeable y resistente a los arañazos de tu perro. Se puede plegar y transportar con facilidad y para limpiarla, solo tienes que pasar un cepillo suave o un trapo húmedo.

K&H Alfombra de agua

No contiene ningún tipo de gel ni necesita electricidad. Para utilizarla, tendrás que llenarla de agua y ajustar la válvula de aire. Colócala en una zona de sombra, lejos de la luz solar directa. Está pensada para su uso a temperaturas inferiores a los 35ºC. Disponible en 3 medidas, la que te proponemos aquí es de 81×112 centímetros. Las otras medidas son 43×61 y 56×81 cm. Puede soportar pesos de hasta 36 kilos.

Navaris Alfombra de gel

Disponible en tres tamaños: 40×50, 50×90 y 81×96 centímetros. El gel de enfriamiento se activa por contacto corporal, por lo que no necesitas electricidad. Está rellena de una combinación de gel refrigerante y espuma, que se desplazan de manera uniforme cuando el perro se tumba. Está hecha de PVC y nylon. Es resistente e impermeable y fácil de limpiar. Se puede plegar y transportar con facilidad.

Nobleza Alfombra de gel

Disponible en tres tamaños (90×50, 50×40 y 65×50 centímetros). El relleno es un gel de refrigeración automática, no tóxico. No es necesario congelar ni utilizar electricidad. Proporciona unas 3-6 horas de enfriamiento efectivo.

Está fabricado con poliéster de alta calidad, impermeable y resistente. Es fácil de limpiar y puede plegarse y transportarse con facilidad.

Pecute Alfombra de gel

Se trata de una alfombrilla de 0.4 mm de grosor, realizada con tela Oxford 300D. Sus medidas son 75×120 centímetros. Es impermeable y resistente a los rasguños. También es plegable, para facilitar su transporte o almacenamiento.

El material interno es un gel de enfriamiento no tóxico, seguro para los perros y los humanos. Requiere agua, congelación ni electricidad para activarse. La esterilla hace que la temperatura del cuerpo de tu perro disminuya gradualmente.

Es fácil de limpiar, basta con rociarla con un poco de agua y frotar con una esponja.

No conviene exponerla al sol durante mucho tiempo.

Toozey Alfombrilla de gel

Alfombrilla de gel activada por presión. Sus medidas son 90×50 centímetros. Proporciona un efecto de enfriamiento continuo de hasta 3 horas y se recarga automáticamente cuando no está en uso (tarda unos 20 minutos). No se necesita agua ni refrigerador.

El gel de enfriamiento no es tóxico, es 100% seguro par asu perro. La tela es de poliéster y PVC, de 0.4 milímetros de grosor. Es impermeable y muy resistente, pero es posible que el perro la rompa si se trata de un gran mordedor.

La base es de goma antideslizante y la esterilla es plegable y fácil de transportar. Se limpia con facilidad con un paño húmedo. Es recomendable no utilizarla bajo luz solar directa.

¿Qué son las mantas frías para los perros?

Estas mantas o colchonetas están diseñadas para reducir la temperatura corporal del perro. Funcionan de diversas maneras para proporcionar una superficie fresca que ayude al perro a liberar calor. Por lo general están llenas de agua o de un gel que absorbe el calor.

Las más apreciadas y eficaces son las que contienen un gel de refrigeración, que es totalmente seguro para tu perro. Estos geles se activan cuando el perro se tumba sobre él, sin necesidad de electricidad o congelarlas previamente.

Cuando tu perro está demasiado acalorado, basta que se tumbe un rato sobre la manta para que su temperatura corporal disminuya, hasta alcanzar la de la colchoneta, que se encuentra unos grados por debajo de la temperatura ambiente. Son 100% seguras para él y podrá permanecer sobre ellas todo el tiempo que desee.

Tendrás que tener la precacución de no colocarlas bajo la luz solar directa. Es recomendable que busques un lugar a la sombra.

El calor del perro es absorbido por la manta, que va calentándose progresivamente. Volverá a enfriarse automáticamente tras un corto período de inactividad.

Aunque los geles utilizados no son tóxicos, es importante que sustituyas tu manta por una nueva cuando esté dañada, pues los agujeros hacen que pierda eficacia y si se traga trozos de tela, puede llegar a tener problemas.

¿Cómo funcionan los geles de las mantas frías para perros?

Este tipo de mantas contienen un gel cuya composición es mayoritariamente agua, pero también incluye otros materiales que le dan la consistencia gelatinosa. Por lo general, se trata de:

  • Ácido algínico. Polisacárido coloidal que actúa como emulsionante y espesante. Se utiliza también en productos alimenticios, como los helados y algunos yogures.
  • Poliacrilamida. Resina acrílica no tóxica e insoluble en agua, que absorbe el líquido y contribuye a formar el gel.
  • Carboximetilcelulosa. Se utiliza como modificador de la viscosidad y agente de retención del agua.

Esterillas de refrigeración a base de agua

Las esterillas a base de agua son muy sencillas. Para que funcionen, tienes que introducir agua en ellas y congelarlas o enfriarlas en la nevera. Su inconveniente es que pueden alcanzar una temperatura fría extrema, sobre todo si recurres a la congelación. Tu perro se tumbará sobre una bolsa helada y podría sufrir un choque térmico.

Si las enfrías en la nevera puedes controlar que la temperatura no sea tan baja, pero cuando se calienten tendrás que enfriarlas otra vez y esto requiere tiempo.

Esterillas a base de gel refrigerante

Las esterillas que utilizan un gel de cambio de fase son mucho más eficaces. Estos materiales son muy utilizados en la industria y básicamente, dejan de enfriarse cuando pasan de la fase gel a la líquida. Solo llegan al estado líquido después de absorber calor. En este caso, cuando tu perro pasa varias horas tumbado sobre la esterilla.

Cuando la esterilla se calienta, para volver a enfriarse tiene que permanecer en un lugar fresco durante un rato (20 ó 30 minutos). Al descender la temperatura ambiente, el material de cambio de fase se solidifica y libera el calor almacenado.

Por lo general, el enfriamiento dura entre 3 y 6 horas, dependiendo del tipo de esterilla y del gel que contenga.

La esterilla se enfría cuando los cristales que la componen están en estado sólido. La esterilla tendrá un tacto rígido, pero aún se puede mover y doblar. Cuando el perro se tumba sobre ella, va absorbiendo el calor del cuerpo y pasando al estado líquido.

¿Mi perro necesita una manta fría?

  • Las camas frías son un buen accesorio para los perros durante los días de calor, sobre todo para las razas propensas a los golpes de calor.
  • Por supuesto, pueden tumbarse directamente en la sombra, pero estas esterillas le proporcionarán un lugar cómodo y además les permitirá adecuar su temperatura con mayor rapidez.
  • Son muy adecuadas para perros con displasia de cadera o problemas articulares, ya que el frío tiene un efecto analgésico.
  • Es especialmente conveniente para razas grandes y de pelo largo, como el Golden Retriever o el Pastor Alemán.
  • Los perros braquicéfalos también se beneficiarán mucho de disponer este tipo de mantas, porque sus problemas respiratorios se agudizan con el calor.
  • Las mantas frías ayudan a prevenir el sobrecalentamiento y los golpes de calor, que pueden ocasionar graves problemas a tu perro.
  • También ayudan al perro a dormir mejor, ya que la superficie es refrescante y agradable.

¿Cómo tiene que ser la manta fría de mi perro?

Cuando compres una manta fría para tu perro, ten en cuenta los siguientes aspectos:

  • Tamaño. Mide a tu perro cuando duerme y asegúrate de que compras una manta del tamaño adecuado para él. Comprueba tanto las medidas exteriores del mismo como las del espacio disponible para dormir. Tu perro debería poder tumbarse y disponer de algo de espacio para moverse. Si vas a colocar la colchoneta en una jaula de viaje, asegúrate de que cabe en su interior.
  • Facilidad de transporte. Si vas a viajar en coche y tienes espacio para llevarla, el hecho de que la cama pese poco y sea enrollable o plegable hará tu desplazamiento mucho más agradable.
  • Tipo de refrigeración que utiliza. Puedes elegir entre agua y gel. Comprueba las características de la esterilla y en caso de duda, ponte en contacto con el fabricante.
  • Duradera y resistente. La manta fría de tu perro se verá sometida a sucesivos desplazamientos, se estirará y se plegará o enrollará varias veces, se colocará en diferentes espacios y será transportada entre el resto del equipaje. Por ello, una manta de calidad, plegable y realizada con materiales duraderos y resistentes, te garantizará que la cama resista numerosos viajes. Si tu perro es un gran mordedor, también tendrás que tenerlo en cuenta.

¿Qué más puedo hacer para que mi perro esté fresco durante los días de calor?

Cuando sales al exterior con tu perro durante el verano

  • Sal a pasear a primera hora de la mañana o al final de la tarde, evitando las horas de mayor radiación solar.
  • Busca rutas que dispongan de sombra natural.

Si tu perro va a estar en el jardín, le encantará disponer de un toldo para perros que le proporcione sombra, así como una piscina (las hay plegables, para perros grandes, medianos o pequeños).

  • Lleva siempre una botella de agua para tu perro y un cuenco plegable en el que pueda beber con comodidad.
  • Evita el asfalto o pavimentos calientes, que pueden quemar las almohadillas de tu perro.

Si permaneces dentro de casa, pero hace mucho calor

  • Asegúrate de que tu perro tiene acceso a sombra y agua si está en un patio o jardín y también de que hay lugares frescos dentro de casa.
  • Evita que salga en las horas de mayor radiación solar.
  • Mantén la circulación de aire en el interior, ya sea con ventiladores o con ventanas abiertas para crear una brisa agradable.
  • Si tienes un ventilador y colocas un cuenco de hielo a su lado, refrescarás aún más el ambiente.
  • Prepara golosinas congeladas para tu perro. Por ejemplo, si mezclas plátano triturado con yogur y lo congelas, a tu perro le encantará. Pero tienes muchas opciones, así que podrás experimentar con distintas recetas.

Conclusiones

  • Las mantas frías permitirán que tu perro se mantenga fresco en los días más calurosos
  • Es importante que la coloques a la sombra y que tu perro disponga de agua fresca
  • La mayoría de estas esterillas disponen de un gel refrigerante en su interior, que se activa cuando el perro se tumba.
  • Este gel absorbe el calor de tu perro, que recupera una temperatura agradable.
  • No necesitan electricidad ni ser refrigeradas previamente
  • Otras requieren que introduzcas agua en su interior y tendrás que enfriarlas cuando se calienten

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Última actualización el 2022-06-25 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Posts relacionados:

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo