Mejores toldos para perros para proteger a tu mascota del sol

Cuidados del Perro
Mejores toldos para perros para proteger a tu mascota del sol

Los perros también son vulnerables a la radiación solar. Algunos perros, como los braquicéfalos o los perros sin pelo, son especialmente sensibles a las quemaduras solares y a tener un cáncer de piel debido a ello, pero el resto de perros también debe protegerse y evitar exposiciones prolongadas al sol.

Algunas zonas, como las orejas, nariz, labios, párpados y vientre, son especialmente susceptibles de sufrir daños debido a la acción solar.

Por ello, es importante que protejas a tu perro del sol, evitando salir en las horas de mayor radiación.

 Además, puedes hacer uso de ropa protectora, sombreros y gafas solares especiales para ellos, utilizar cremas protectoras para perros y disponer de algún toldo en el que tu perro pueda evitar la acción directa del sol cuando se encuentra en el exterior.

¿Cuáles son los problemas de una insolación para mi perro?

Los perros eliminan el calor jadeando y a través de unas glándulas sudoríparas que tienen en las almohadillas de los pies.

Pero cuando el calor es excesivo, los jadeos y la sudoración a través de sus glándulas sudoríparas no son suficiente. En este caso, la temperatura del perro aumenta, poniendo su salud en peligro.

Los síntomas más frecuentes de una insolación canina son:

  • Jadeo excesivo.
  • Apatía.
  • Babeo.
  • Encías enrojecidas.
  • Vómitos.
  • Diarrea.
  • Torpeza mental.
  • Movimientos descoordinados.
  • Pérdida de conciencia.
  • Colapso.

 Si además, el perro no puede hidratarse ni tiene posibilidad de ponerse a la sombra, el problema empeorará.

Algunos perros son más propensos a tener una insolación, como los braquicéfalos, los perros con sobrepeso o los perros sin pelo, pero cualquier perro puede sufrirla.

Los mejores toldos para proteger a tu perro del sol

Hemos realizado una selección entre los mejores toldos del mercado. Entre ellos, puedes elegir el tipo que más te convenga para proteger a tu perro del sol.

Floppy Dawg Cama elevada para perros

Cama elevada que permite que tu perro no esté en contacto con el suelo. Incluye un dosel que le proporciona sombra. Está realizado con malla transpirable de alta calidad (tela Oxford 1680D). Es fácil de montar y transportar. Con marcos de acero que la hacen muy resistente.

Hemistin Cama elevada para perros

Cama elevada con un toldo que protege a tu perro de los rayos ultravioleta. Está realizada con tela Oxford 1680D, con cubierta de malla transpirable y resistente. Es fácil de limpiar. Soporta pesos de 80 kilos. Es portátil y liviana, por lo que podrás llevarla a cualquier sitio.

Jolitac Cama elevada para perros

Esta cama elevada evita el contacto con el terreno, por lo que tu perro está protegido de las superficies frías en invierno y calientes en verano. También le protege de los insectos. La cama se eleva a más de 17 centímetros del suelo. Está realizada con materiales de alta calidad, con revestimiento Oxford 1680D, y es resistente al agua y al moho. El tejido es transpirable y es fácil de limpiar con agua y jabón. Seca rápidamente y dispone de un toldo extraíble, que proporciona sombra y protege al perro del sol. Esta cama elevada disponible en tres tamaños, para adaptarse a perros de cualquier tamaño.

Sue Supply Cama elevada para perros

Cama elevada para perros con toldo extraíble, disponible en tres tamaños. Está fabricada con materiales de alta calidad, con un marco metálico estable y resistente, que aguanta hasta 80 kilos de peso. La tela es Oxford 1680D, de malla transpirable, muy fácil de limpiar. El toldo bloquea la radiación ultravioleta, protegiendo a tu perro del sol. Es impermeable, liviana y portátil.

Caravan Canopy Toldo

Toldo con un 99% de protección contra la radiación ultravioleta, con un marco de acero con rejilla tirantes y tren de bloqueo. Ofrece 9 metros cuadrados de sombra.

Cool Area Toldo Vela de sombra rectangular

Toldo de polietileno de alta densidad, resistente a la ruptura y a la intemperie, con tratamiento contra el moho y los hongos. Es muy estable y dispone de una anilla de acero inoxidable en cada esquina. El toldo deja pasar el aire, lo que permite que se cree un espacio fresco bajo él. Proporciona un 96% de protección contra la radiación ultravioleta. Es muy adecuado para jardines, patios, terrazas o piscinas, tanto para ti como para tu perro.

Deuva Toldo Pabellón

Toldo a modo de cenador, plegable e impermeable. Es fácil de montar y desmontar y proporciona una protección solar de 50+. Es estable y resistente. Proporciona 9 metros cuadrados de sombra.

¿Qué debo hacer si mi perro sufre una insolación?

Lleva a tu perro a un lugar seguro.

Lo primero que tienes que hacer es sacar a tu perro del lugar soleado.

No dejes nunca a tu perro en un coche aparcado al sol, ya que también podría sufrir un shock debido a la insolación y al calor.

No des aspirina a tu perro para bajar su temperatura, ya que es muy tóxica para él. Tampoco le administres otros medicamentos sin indicación expresa de tu veterinario.

Pon a tu perro en la bañera.

También puedes utilizar una manguera para mojar a tu perro (asegúrate de sacar primero el agua caliente si la manguera se encuentra al sol). Utiliza agua fría (tampoco helada) para bajar su temperatura.

Puedes utilizar la alcachofa de la ducha para regar a tu perro con cuidado.

Si el perro está inconsciente, asegúrate de que no le entra agua en la nariz o la boca.

Si no puedes sumergir a tu perro en el agua y no puedes utilizar la ducha o una manguera, puedes colocar una toalla mojada sobre su espalda y cambiarla regularmente.

Asegúrate de mojar todo el cuerpo de tu perro, especialmente la parte posterior de la cabeza y el cuerpo. Pero no sumerjas su cabeza en el agua. Al contrario, mójasela con cuidado y mantenla elevada, para evitar que aspire agua y pueda inundar sus pulmones.

Mantén a tu perro hidratado.

Deja que tu perro beba toda el agua fresca que necesite, sin forzarlo.

Acude al veterinario.

A continuación, lleva a tu perro al veterinario. Es conveniente que le llames primero y le expliques los síntomas de tu perro, ya que es posible que debas prestarle unos primeros auxilios antes de llegar a la clínica.

Mi perro ha sufrido un shock debido a la insolación

El shock requiere atención urgente. Se trata de una reacción del cuerpo para evitar que la presión sanguínea disminuya. Para ello, el ritmo cardíaco se acelera y los vasos sanguíneos se estrechan, con el fin de asegurar que llega suficiente cantidad de sangre a los órganos vitales del cuerpo.

Cuando la reacción es excesiva, se puede producir una acumulación de sangre en los órganos internos. La caída de la presión sanguínea y la posible falta de oxígeno en el cerebro pueden causar la muerte.

Síntomas de un shock en los perros.

Entre los síntomas más frecuentes cuando tu perro sufre un shock, están:

  • Encías pálidas o blancas, que se vuelven rojas cuando se tocan y presionan (señal de sangre acumulada).
  • Respiración agitada y ritmo cardíaco elevado. Más tarde, la respiración se ralentiza y el corazón comienza a latir más débilmente y de forma irregular.
  • Ansiedad en el momento de ritmo cardíaco elevado.
  • Apatía cuando el ritmo cardíaco se ralentiza.
  • Temperatura corporal por debajo de lo normal (puede bajar hasta los 36.7ºC o más).
  • Sensación de frío (conviene tapar al perro).
  • Las encías pueden volverse azuladas.
  • Pérdida de conciencia.

Cómo actuar si tu perro cae en shock a causa de una insolación (hipertermia).

Si tu perro ha sufrido una insolación, es conveniente medir regularmente la temperatura del perro, continuando con el enfriamiento si sube por encima de los 39ºC y siguiendo las indicaciones de tu veterinario en caso de que disminuya demasiado y el perro caiga en shock.

Para saber si tu perro está en estado de shock o próximo a él, puedes seguir los siguientes pasos:

  • Examina sus encías. Si son pálidas o blancas, es casi seguro que tu perro se encuentra en estado de shock y podría tener lesiones internas o hemorragias. Sin son rosadas, probablemente no esté en shock.
  • Mide los latidos de tu perro. Coloca tus dedos 5 centímetros por detrás de su codo, en el centro del pecho del perro. Cuenta los latidos durante 10 segundos y multiplícalo por 6. Si el perro está en estado de shock, el pulso puede ser de más de 150 latidos por minuto.
  • Coloca a tu perro en una posición adecuada. Coloca a tu perro tumbado de costado, preferiblemente en una zona sombreada. Su cabeza debe estar extendida, alejándola un poco del cuerpo, para facilitar la respiración. Si puedes, saca suavemente su lengua para mantener las vías respiratorias abiertas. Coloca una almohada o toallas bajo sus cuartos traseros, para elevarlos ligeramente, favoreciendo así la circulación de la sangre hacia la cabeza. Tapa a tu perro para mantener el calor corporal.
  • Lleva a tu perro al veterinario. Lleva a tu perro urgentemente al veterinario, para que puede tratar el shock y sus posibles secuelas de forma adecuada. Para ello, debes mover al perro con delicadeza (si puedes utilizar algo parecido a una camilla, mejor). Si hace mucho calor, pon el aire acondicionado y mantén a tu perro tapado, con el fin de conservar su calor corporal.

¿Cómo puedo proteger a mi perro del sol?

Para proteger a tu perro del sol, puedes seguir estar recomendaciones:

  • Evita las horas de mayor radiación. Entre las 10 de la mañana y las 5 de la tarde, la radiación solar es elevada. Es durante estas horas cuando se producen la mayor parte de las quemaduras solares. Por ello, es mejor que salgas con tu perro antes de las 10 o después de las 17h. Si tienes que salir durante las horas de mayor radiación, trata de evitar una exposición solar prolongada y protege a tu perro.
  • Proporciona sombra a tu perro. Busca lugares con sombra natural para que tu perro juegue. Si no la hay, es una buena idea utilizar un toldo para proteger a tu perro del sol.
  • No afeites a tu perro. El pelo ayuda a tu perro a regular la temperatura corporal, además de proporcionarle algo de protección. No hay que afeitar a los perros que tienen pelo.
  • Utiliza ropa protectora. Existen prendas transpirables diseñadas para proteger a tu perro de la radiación solar.
  • Limita los baños solares. A muchos perros les gusta tumbarse al sol. Algunos se acuestan de espaldas, por lo que exponen su barriga, que es mucho más vulnerable. Procura minimizar estas exposiciones, sobre todo a las horas en las que el sol es más agresivo.
  • Utiliza un protector solar para perros. Actualmente, existen protectores solares formulados específicamente para los perros. No utilices protectores solares para humanos, pues podrían contener productos tóxicos para tu perro, como el óxido de zinc.
  • Utiliza accesorios solares para perros. Gafas de sol, gorras con visera y otros productos que existen en el mercado, diseñados para proteger a tu perro de la radiación solar. Recuerda que tendrás que acostumbrarlo a llevarlos, ya que al principio le resultará incómodo y puede rechazarlos.
  • Coloca un toldo para tu perro. Los toldos son una manera de generar zonas sombreadas en lugares donde hace mucho sol.

¿Puedo utilizar un toldo para proteger a mi perro del sol?

Un toldo que proteja a tu perro de la radiación solar es una buena idea para poder pasar tiempo al aire libre sin peligro de sufrir quemaduras solares.

Algunos perros son especialmente sensibles al sol, como los braquicéfalos, que tienen dificultades para respirar, acentuadas por el exceso de calor, o los perros sin pelo, cuya piel es más vulnerable a la radiación.

Sin embargo, no debes olvidar que cualquier perro debe evitar exposiciones prolongadas al sol, ya que todos pueden sufrir quemaduras o incluso cáncer de piel. Por ello, un toldo es una buena idea para que tu perro pueda salir al aire libre y protegerse del sol.

Si utilizas un toldo grande, también te protegerá a ti y a tu familia. Además, el suelo bajo el toldo no se calentará tanto y tu perro podrá caminar sin quemarse las almohadillas, en caso de que dispongas de un patio de piedra u hormigón.

Si tu espacio al aire libre dispone de hierba, es mejor para tu perro, ya que estará fresca y el terreno será más adecuado para que tu perro camine sin dañarse las patas. Las superficies de hormigón, metal, pavimento, asfalto, aceras, etc, son agresivas para las patas y las almohadillas de tu perro.

Algunas personas que no tienen posibilidad de disfrutar de un césped, colocan una alfombra/moqueta en su patio, a modo de pasillo, por el que sus animales pueden caminar fácilmente sin quemarse las patas, hasta acceder al área sombreada, donde dejan además algún cuenco con agua para asegurarse de que están bien hidratados.

Si dispones de un ventilador, puedes utilizarlo para crear una brisa en el área sombreada, que ayudará a tu perro a regular su temperatura en días de mucho calor.

Además de los toldos grandes, existen toldos pequeños individuales, que pueden servir para que tu perro se tumbe protegido del sol.

Conclusiones

  • Los perros son vulnerables a la radiación solar.
  • Los perros eliminan el calor jadeando y a través de las almohadillas de los pies.
  • Si tu perro sufre una insolación, es importante que rebajes su temperatura mediante un baño de agua fría o con toallas mojadas.
  • Mantén a tu perro hidratado y acude al veterinario.
  • Si tu perro sufre un shock, es posible que tengas que aplicarle primeros auxilios.
  • A continuación, acude a tu veterinario.
  • Protege a tu perro del sol evitando las horas de mayor insolación y utilizando protectores y accesorios solares.
  • Los toldos son una buena manera de mantener a tu perro en una zona sombreada.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Última actualización el 2021-08-02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo