Mejores mantas térmicas para perros

Cuidados del Perro
Mejores mantas térmicas para perros

Cuando hace frío, los perros buscan un lugar caliente donde poder descansar sin perder temperatura corporal. Por eso, una manta térmica puede ser una excelente adquisición, que tu perro, sin duda, agradecerá.

Las mantas y almohadillas calefactadas para perros son agradables porque, a diferencia de las camas para perros, son flexibles y fáciles de transportar.

El perro puede tumbarse sobre ellas, pero también puedes taparle y proporcionarle un refugio cálido y seguro que le ayudará a relajarse y dormir plácidamente.

Pero los beneficios de estas mantas no se limitan a mantener al perro caliente. El calor también contribuye a fortalecer su circulación sanguínea, aliviar y reducir dolores musculares. Por eso, se recomiendan para perros con problemas articulares, artritis o lesiones.

¿Qué son las mantas térmicas para los perros?

  • Estas mantas o colchonetas están diseñadas para mantener a tu perro caliente.
  • Algunas de estas mantas son eléctricas y se enchufan a una fuente de energía para generar el calor. Estas mantas mantendrán a tu perro caliente de manera inmediata y se mantendrá caliente aunque el perro no la utilice.
  • Sin embargo, también existen mantas autocalefactables, que lo que hacen es reflejar el calor que genera el cuerpo del perro, manteniéndolo caliente. Con estas últimas, el perro tarda algo más en sentir el calor, pero podrás colocarla en cualquier lugar y no necesitarás enchufarla.

Las mantas térmicas para perros son seguras para ellos. Lo recomendable es utilizar una temperatura que se ajuste a su temperatura corporal, que ronda los 38,30ºC, que es la temperatura media de la mayoría de los perros.

  • Los componentes eléctricos están diseñados para resistir tirones y mordeduras.
  • No obstante, es conveniente que vigiles a tu perro, retirando la manta si está rota o excesivamente desgastada y prestando atención a posibles síntomas de sobrecalentamiento. Aunque no suele suceder, si tu perro jadea demasiado, aumenta la salivación o tiene el pulso acelerado, retira la manta.
  • No deberías utilizar una manta para personas, pues esta funciona con voltajes altos.
  • La mayoría de los perros disfruta mucho con una manta térmica y la buscará cuando tenga frío.

El perro no corre riesgo de sobrecalentarse, pues las mantas térmicas para perros de buena calidad están diseñadas para desconectarse antes de alcanzar una temperatura excesiva.

  • La mayoría de las mantas térmicas para perros son lavables. En el caso de las eléctricas, tendrás que retirar primero los componentes eléctricos. Revisa las etiquetas de tu manta y sigue las instrucciones de lavado que proporciona.
  • Aunque los cables y materiales están a prueba de mordiscos, puedes tomar algunas precauciones extra, como cubrir los cables con tubos de PVC o viejas mangueras de agua. Vigila siempre a tu perro y si es un experto destructor de mantas, considera la posibilidad de hacerte con una autocalefactable.
  • Las mantas térmicas mantienen caliente a tu perro y también aliviarán sus dolores musculares y articulares. Estas mantas contribuyen a mejorar la circulación y el flujo sanguíneo.

Las mejores mantas térmicas para tu perro

Namsan Manta eléctrica

Manta eléctrica que cumple con la normativa de la CE y cuenta con 7 niveles de temperatura, entre 25 y 55ºC. La temperatura aumenta 5ºC de un nivel a otro y el calentador se apaga automáticamente cuando alcanza la temperatura seleccionada.

La temperatura que proporciona es agradable para tu perro. No obstante, al ser eléctrica, te recomendemos que compruebes su funcionamiento de manera regular y que permanezcas atento a posibles síntomas de sobrecalentamiento.

La funda es extraíble, para facilitar su lavado. La almohadilla térmica interior puede limpiarse con un paño húmedo. Además, utiliza material impermeable IP67. Estas siglas hacen referencia a la resistencia al polvo y al agua (no a otros líquidos).

El 6 indica su alto nivel de resistencia al polvo, que no dañará la manta. El 7 se refiere a su resistencia al agua. En este caso, está protegida frente a chorros de agua de temperatura hasta 80ºC y puede ser sumergida hasta un máximo de 1 metro.

La tela es cómoda y agradable para el perro. Su tamaño es de 60×45 cm. El cable tiene 2 metros de largo y está a prueba de mordeduras.

Nicrew Manta eléctrica

Manta eléctrica disponible en dos tamaños: 40×45 cm y 40×70 cm. Cuenta con 6 niveles de temperatura, que te permite seleccionar entre 35 y 55ºC. Dispone de una función de apagado automático y puedes configurar el tiempo de calentamiento entre 4, 8 ó 12 horas, o seleccionar la opción de 24 horas para un calentamiento constante.

El cable está protegido con un cordón de acero inoxidable recubierto de goma, para que tu perro no se dañe los dientes si lo muerde.

La manta cuenta con dos capas y la superior puede retirarse para facilitar su limpieza, que puede realizarse en lavadora. Su interior es resistente al agua y se puede limpiar con un paño húmedo. El forro es impermeable y el material de PVC es duradero y resistente. Puede tardar entre 30 y 40 minutos en alcanzar la temperatura adecuada. La manta está diseñada para utilizar en interiores.

Petcute Manta eléctrica

Manta eléctrica con 7 niveles de temperatura, que puede ajustarse desde 25 hasta 55ºC (cada nivel sube 5ºC). El adaptador es seguro y dispone de certificación UL, una de las más reconocidas en EEUU y Canadá para analizar el riesgo de incendios y descargas eléctricas. Suministra un bajo voltaje (12V) y dispone de un sistema de apagado automático. El puerto conector está reforzado y el cable de alimentación lleva una protección resistente a mordeduras, pero que también cuida los dientes de tu perro.

Dentro de la almohadilla, las tiras calefactoras están hechas de silicona de alta calidad, cubierta con tela de algodón ignífugo.

En invierno, se recomienda seleccionar una temperatura de 40 grados, que es la más cómoda para tu perro, ya que se aproxima a su temperatura corporal media. El circuito proporciona calor constante. La manta es flexible y fácil de adaptar a la mayoría de las camas para perros.

El tamaño es 50×50 cm y es resistente al polvo y al agua, con un grado de protección IP67.

Pet Magasin Manta autocalefactable

Juego de 2 alfombrillas autocalentables, de 72×87 cm y 43×28 cm. Cuenta con una capa aislante cálida y agradable. La parte superior es aterciopelada y acolchada, con una espuma gruesa.

La parte inferior es antideslizante y la alfombrila contiene una espuma elástica hipoalergénica.

Pettom Manta térmica

Manta térmica con forro interior impermeable. La superficie de vellón es suave y proporciona calor y comodidad a tu perro. Puede lavarse a máquina a 30ºC y tiene un tamaño de 152×127 cm. Se puede utilizar por los dos lados.

PiuPet Manta térmica autocalefactable

Manta térmica de 60×45 cm, adecuada para gatos y perros pequeños. No utiliza pilas ni electricidad, ya que almacena el calor del cuerpo de tu perro y se lo devuelve, proporcionando una calidez muy agradable. Se puede lavar a máquina a 30ºC. Es segura y genera un calor uniforme.

Riijk Manta autocalefactable

Manta autocalefactable que funciona almacenando el calor corporal del perro y reflejándolo, por lo que en poco tiempo tu perro dispondrá de un lugar cálido y agradable para descansar. Está disponible en dos tamaños: 60×40 centímetros y 90×64 centímetros.

La manta dispone de un sistema de aislamiento por capas, incluida una de vellón que hace que no cruja, por lo que resulta ideal para perros sensibles a los ruidos y para gatos. La parte superior está realizada con un suave y mullido fieltro de fibra sintética. La funda es extraíble y puede lavarse en la lavadora a 30ºC.

Al ser autocalefactable, no requiere de fuentes externas de alimentación o calor. La base es antideslizante.

Snugglesafe Almohadilla térmica para microondas

Almohadilla adecuada para perros pequeños, que se calienta en el microondas. No hay que rellenarla con agua y es segura para tu perro. No tiene cables, es resistente a las mordeduras y está fabricada con materiales no tóxicos.

La almohadilla contiene un gel llamado Thermapol que mantiene el calor y lo libera de manera constante durante unas 10 horas. La funda es de forro polar, suave y confortable.

¿Cómo funcionan las almohadillas o mantas térmicas de los perros?

Existen varios tipos de almohadillas eléctricas para perros:

Almohadilla o manta eléctrica

Se enchufa directamente a la corriente eléctrica y dispone de un termostato para mantener la temperatura constante. Pueden calentarse bastante, por eso es imprescindible que vigiles tanto a tu perro como a la almohadilla. Presta atención al cable, si está roto o desgastado, retírala.

Almohadilla térmica o autocalefactable

Las almohadillas térmicas contienen una capa reflectante que irradia el calor corporal de tu mascota. No pueden calentarse tanto como una cama eléctrica, pero no hay cables de los que preocuparse, además de no tener que preocuparse por el sobrecalentamiento, ya que no pueden superar la temperatura corporal de tu perro.

Almohadilla térmica para microondas

Está rellena de un gel que atrapa el calor cuando se calienta en el microondas. Se enfría a medida que se utilizan, por lo que no hay mucho riesgo de que el perro se sobrecaliente. Presta atención a su temperatura al salir del microondas y no permitas que tu perro se tumbe si se ha calentado demasiado. En ese caso, espera hasta que se enfríe un poco.

¿Mi perro necesita una manta térmica?

Todos los perros pueden disfrutar de los beneficios de una manta térmica, pero hay algunos que te lo agradecerán especialmente:

  • Perros con artritis o de edad avanzada. Estos perros pueden sufrir dolores articulares y las mantas térmicas les ayudan a calmar el dolor. Por eso, estas mantas se recomiendan para perros con artritis, problemas articulares, lesiones de la columna, displasias, problemas de circulación y otras dolencias.
  • Las razas de pelo corto. Estas razas no suelen disponer de un doble manto de pelo que les proteja contra el frío, por lo que soportarán mejor las frías noches del invierno con una manta térmica.
  • Perras con cachorros. Las perras buscan lugares cálidos y seguros para sus cachorros. Las mantas térmicas pueden ser una gran opción para ellas, ya que los cachorros no regulan bien la temperatura de su cuerpo. Además, el espacio cálido y acogedor que se genera contribuye a que los cachorros se acurruquen más entre ellos, protegiéndolos y fortaleciendo sus vínculos.

¿Cómo tiene que ser la manta térmica de mi perro?

Si quieres comprar una manta térmica para tu perro, es importante que tengas en cuenta los siguientes factores:

  • Tamaño. Mide a tu perro cuando duerme y asegúrate de que compras una manta del tamaño adecuado para él. Comprueba tanto las medidas exteriores del mismo como las del espacio disponible para dormir. Tu perro debería poder tumbarse y disponer de algo de espacio para moverse.

Si vas a colocar la colchoneta en una jaula de viaje, asegúrate de que cabe en su interior.

  • Facilidad de transporte. Si vas a viajar en coche y tienes espacio para llevarla, el hecho de que la cama pese poco y sea enrollable o plegable hará tu desplazamiento mucho más agradable.
  • Elemento calefactor. Básicamente, hay dos tipos de mantas térmicas: las eléctricas y las autocalefactables. Si necesitas una manta que se caliente rápidamente y que no se enfríe si tu perro se levanta, la eléctrica es una buena opción. Sin embargo, también es posible que prefieras una manta autocalentable, que genera una temperatura adecuada de manera natural. Además, si se trata de un mordedor empedernido, es mejor que no corras el riesgo de que muerda el cable.

Fácil de lavar. Es conveniente que laves las mantas de tu perro de manera regular, por lo que agradecerás que este lavado sea sencillo.

  • Materiales utilizados. La calidad de los materiales utilizados es muy importante. Debes buscar mantas fabricadas con materiales resistentes y que no sean tóxicos para tu perro. Por lo general, se utiliza poliéster o vellón.
  • Duradera y resistente. La manta fría de tu perro se verá sometida a sucesivos desplazamientos, se estirará y se plegará o enrollará varias veces, se colocará en diferentes espacios y será transportada entre el resto del equipaje. Por ello, una manta de calidad, plegable y realizada con materiales duraderos y resistentes, te garantizará que la cama resista numerosos viajes. Si tu perro es un gran mordedor, también debes tenerlo en cuenta.
  • Cable resistente a las mordeduras. Si optas por una manta eléctrica, los cables y componentes eléctricos que contiene deben estar convenientemente protegidos, para evitar que el perro pueda morderlos o acceder a ellos. Las mantas de calidad utilizan cables y piezas resistentes a la masticación. Confirma que tu manta es así analizando cuidadosamente sus características. En caso de duda, ponte en contacto con el fabricante.

Conclusiones

  • Las mantas térmicas permitirán que tu perro se mantenga caliente en los días más fríos.
  • Pueden ser eléctricas o autocalefactables. Estas últimas recogen y reflejan el calor de tu perro.
  • Es importante que busques una manta específica para perros, ya que las diseñadas para personas trabajan con altos voltajes.
  • Los cables y materiales de estas mantas están diseñados a prueba de mordiscos.
  • Favorecen la circulación sanguínea y alivian los dolores musculares y articulares.
  • Son fáciles de lavar, duraderas y resistentes.
  • Mide a tu perro para asegurarte de que la manta que has elegido es adecuada para él.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Última actualización el 2022-08-11 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Posts relacionados:

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo