La Brucelosis en los perros: síntomas y tratamiento

Cuidados del Perro
La Brucelosis En Los Perros: Síntomas Y Tratamiento

La brucelosis canina es una enfermedad común y contagiosa, causada por la bacteria Brucella canis. Ocasionalmente, la enfermedad se asocia a otras especies de Brucella, como la Brucella abortus, la Brucella melitentis y la Brucella suis. Esta bacteria afecta a los órganos reproductivos de los perros, pudiendo causar esterilidad y abortos espontáneos. En los machos, también puede implicar inflamación testicular. La enfermedad también puede provocar que que los cachorros nazcan muertos o muy débiles.

Los cachorros infectados en el útero son abortados habitualmente entre 45 y 55 días después de la concepción. Si tu perra aborta dos semanas antes de plazo, pare cachorros muertos o sus cachorros enferman y mueren a los pocos días, consulta a tu veterinario por si pudiera sufrir esta enfermedad.

Síntomas de la brucelosis canina

  • La brucelosis suele causar problemas reproductivos como infertilidad y aborto. La mayoría de abortos tienen lugar entre la séptima y la novena semana de gestación. El aborto suele ir seguido de una secreción vaginal sanguinolenta o de color verde-grisáceo, que puede durar hasta seis semanas. 
  • Los perros que sufren brucelosis tienen inflamados los ganglios linfáticos.
  • La fiebre no es muy frecuente, aunque puede aparecer en algunos casos.
  • Los testículos del perro macho pueden inflamarse en las etapas iniciales y más tarde es posible que reduzcan su tamaño y se atrofien, debido a la destrucción de las células espermáticas.
  • Las perras infectadas desarrollan una infección en el útero que provoca infertilidad, dificultades para quedarse embarazada o aborto en las últimas etapas del embarazo.
  • Secreción vaginal persistente.
  • Letargo
  • Dificultad para caminar
  • Dolor de espalda
  • Cachorros recién nacidos muertos o débiles y enfermizos.
  • Inflamación de la piel alrededor del escroto.
  • En algunas ocasiones, la enfermedad no presenta síntomas aparentes.

Cómo se transmite la brucelosis

La enfermedad se transmite principalmente por ingestión, inhalación o contacto con los productos del aborto, la placenta, secreciones vaginales o semen. Los fluidos seminales y las secreciones vaginales de los perros infectados constituyen un posible foco de contagio. Los fluidos vaginales postaborto contienen una alta concentración de bacterias y también son una importante fuente de infección para otros perros y para los seres humanos, por lo que se recomienda extremar la higiene en su manejo.

También se encuentran bacterias en la saliva, las secreciones nasales y la orina. Se ha encontrado que la concentración de Brucella canis en la orina de los perros machos es mayor que en la de las hembras. Se cree que es debido a la contaminación de la orina con líquido seminal.

Las hembras, al criar, pueden contraer la enfermedad. Esto es algo que preocupa mucho a los criadores, ya que los machos pueden albergar la bacteria de por vida. Por ello, se recomienda analizar periódicamente a los perros destinados a la cría.

Diagnóstico de la brucelosis

La brucelosis puede ser difícil de diagnósticar. Es posible que tu veterinario realice varias pruebas para confirmar su existencia:

  • Prueba serológica, para evaluar la respuesta de los anticuerpos contra los antígenos de la pared celular de la bacteria.
  • Cultivos de sangre, fluidos vaginales y semen. Una de las pruebas diagnósticas más concluyentes es el cultivo sanguíneo positivo obtenido durante una infección aguda. El mejor momento para realizar los cultivos es entre 2 y 4 semanas después de la infección, tras el fracaso reproductivo.
  • Las bacterias también pueden localizarse en tejido abortado, por lo que es posible que el veterinario realice una citología.

Tratamiento de la brucelosis

La brucelosis es una enfermedad difícil de erradicar. Un tratamiento con antibióticos (principalmente estreptomicina, doxiciclina  y rifampicina) por vía intramuscular y oral administrados durante al menos tres semanas, ayudará a controlar la infección, pero ningún tratamiento es totalmente efectivo para eliminar la bacteria. Se considera que cualquier perro que haya sido infectado con la Brucella canis podría estar infectado de por vida.

De esta manera, como precaución adicional, es conveniente esterilizar o castrar a todos los animales infectados, con el fin de prevenir la transmisión de la enfermedad a otros perros. Sin embargo, los perros castrados pueden seguir siendo un foco de infección, ya que las bacterias pueden persistir en la próstata y los tejidos linfáticos.

Consulta a tu veterinario sobre las implicaciones y consecuencias de tomar o no esta medida.

¿Se puede prevenir la brucelosis canina?

Para prevenir la transmisión de la enfermedad, es importante realizar pruebas a todos los animales que vayan a incluirse en un programa de cría. Hay que hacer nuevas pruebas a las hembras de cría antes de cada concepción y a los machos una o dos veces al año, como mínimo.

Como precaución, es importante examinar regularmente a todos los perros utilizados para la cría o que se encuentren en situación de riesgo. Nunca deben introducirse nuevos perros en una perrera hasta que hayan sido puestos en cuarentena durante 8-12 semanas, realizándoles luego la prueba de la enfermedad. La mayoría de expertos recomiendan realizar dos análisis de sangre con cuatro semanas de diferencia, cerca del final del período de cuarentena.

¿Mi perro me puede contagiar la brucelosis?

La brucelosis es una enfermedad zoonótica. Esto quiere decir que puede transmitirse a los seres humanos. Sin embargo, es poco común que una persona contraiga una infección de brucelosis por un perro, siempre que no se entre en contacto con la sangre, el semen o las secreciones del perro infectado y se mantenga una buena higiene.

Esta enfermedad que puede infectar a perros de cualquier raza y edad, aunque es más común en perros maduros. Se transmite por contacto con fluidos infectados, especialmente durante la cría o el nacimiento, por lo que es importante utilizar guantes de goma desechables y adoptar las precauciones higiénicas pertinentes al manejar los productos de la concepción abortados. Después de quitarse los guantes, es importante lavarse bien las manos con agua y jabón.

Conclusiones

  • La brucelosis es una enfermedad muy contagiosa causada por la bacteria Brucella canis.
  • La brucelosis canina causa problemas reproductivos, como infertilidad y abortos.
  • El aborto suele tener lugar en las últimas etapas del embarazo.
  • Los testículos de los machos aparecen inflamados. Posteriormente pueden reducir su tamaño y atrofiarse.
  • El aborto, nacimiento de cachorros muertos o cachorros débiles y enfermizos pueden ser causados por una brucelosis.
  • La enfermedad se transmite por ingestión, inhalación o contacto con secreciones y fluidos o con productos del aborto.
  • Para diagnosticar la enfermedad, se realizan principalmente pruebas serológicas, cultivos y citologías.
  • El tratamiento implica la utilización de antibióticos.
  • Se recomienda la esterilización o castración de los perros infectados.
  • Consulta a tu veterinario sobre las implicaciones y consecuencias de realizar o no una esterilización o castración de tu perro o perra.
  • Es conveniente realizar análisis regulares de los ejemplares de cría.
  • La enfermedad es zoonótica, por lo que se recomienda tomar precauciones de higiene al manejar fluidos o productos del aborto.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo