Rampas para Perros Pequeños, Medianos, Grandes y XXL

Adiestramiento del perro
Mejores rampas para perros

Algunas veces, los perros encuentran difícil acceder a los sofás, la cama o el coche, ya que se ven obligados a saltar para llegar a ellos. Al subir, este salto implica un impulso sobre sus patas traseras y su cadera, que puede ocasionar problemas a tu perro, sobre todo si sufre de displasia de cadera o problemas articulares o de movilidad.

Además, si tu perro es pequeño, le resultará imposible subirse a los muebles, y la bajada de un salto constituirá un riesgo para él, pues su pequeño cuerpo absorberá todo el impacto.

Por todo ello, las rampas son una excelente solución para estos casos. Pueden ser utilizadas en el interior o el exterior, y ayudan a tu perro a acceder a lugares elevados o a descender sin necesidad de saltar. Con ello, conseguimos evitar que desarrollen problemas de articulaciones y caderas.

Es importante tener en cuenta una serie de características a la hora de elegir la mejor rampa para tu perro, con el fin de que el producto sea seguro y no se produzcan accidentes.

Las mejores rampas para perros

Dibea Rampa plegable para perros

Rampa plegable para perros, fabricada en aluminio. La rampa está disponible en dos tamaños. Uno de los modelos mide 122×38 centímetros, pesa 4,5 kilos y soporta un peso máximo de 135 kilos. El otro modelo mide 183×38 centímetros y pesa 6,5 kilos. También soporta un peso máximo de 135 kilos. Ambos modelos disponen de una superficie antideslizante para evitar que tu perro resbale al moverse por ellas.

Eono Rampa plegable para perros

Rampa plegable y ligera (pesa alrededor de 5 kilos). Mide 156x40x8 centímetros cuando está extendida y soporta pesos de hasta 65 kilos. Es estable y robusta. Dispone de una superficie antideslizante y unas barandillas, para que tu perro no resbale ni se caiga.

Gen7 Pets Rampa plegable para perros

Rampa plegable para perros. Pesa 7,7 kilos. Cuando está plegada, se bloquea automáticamente. Dispone de unas asas de goma en los extremos para trasladarla con facilidad. Soporta pesos de hasta 90 kilos. Abierta mide 106,7×40,6×3,8 centímetros y plegada 53,3×40,6×7,6 centímetros. Tiene una correa a lo largo de la parte superior de la rampa que puede engancharse al vehículo. La superficie antideslizante es de hierba artificial, por lo que resulta muy suave para las patas de tu perro.

Mildily Rampa plegable para perros

Rampa plegable y ligera. Pesa 4 kilos. Está fabricada en madera y es adecuada para interiores, aunque puedes utilizarla también para el coche. La superficie es antideslizante y puede ajustarse para alturas entre 30 y 40 centímetros. La rampa mide 70x35x30 centímetros. Es especialmente adecuada para perros pequeños, aunque soporta pesos de hasta 50 kilos.

Pet Gear Rampa fija para perros

Rampa fija para uso en interiores. Soporta pesos de hasta 50 kilos y dispone de una superficie de pana antideslizante, con una espuma de alta densidad. La rampa tiene una altura de 50 centímetros y una anchura de 40 centímetros. La pendiente es del 55,5%, algo elevada (ángulo de 29 grados), pero es una rampa para acceder a pequeñas alturas, así que probablemente no constituya un problema para tu perro. La parte inferior también es antideslizante, para que la rampa no se mueva cuando tu perro la utilice. Es resistente a la humedad. Al no ser plegable, es adecuada para quien busca una rampa permanente.

PetGear Lite Rampa plegable para perros

Rampa plegable en tres partes, adecuada para perros de hasta 90 kilos. Dispone de una superficie antideslizante que puede resultar algo abrasiva, por lo que debes tener cuidado al transportarla. La rampa pesa 11,36 kilos y mide 49,5×10,16×80,34 centímetros. Dispone de un cierre para mantenerla cerrada cuando se pliega.

PetSafe Happy Ride Rampa telescópica para perros

Rampa telescópica ligera, ya que pesa 6 kilos. Es adecuada para su uso en automóviles. Puede medir 99 ó 183 centímetros de longitud. Su anchura es de 43 centímetros. Está realizada con aluminio, fuerte y resistente. Soporta pesos de hasta 181 kilos, por lo que es adecuada para todo tipo de perros. Dispone de una superficie antideslizante de alta tracción y unas barandillas, para que tu perro no resbale ni se caiga al caminar por la rampa. Dispone de un pestillo de seguridad para poder bloquearla. Se trata de una rampa de gran calidad, estable, resistente y duradera.

PetStep Rampa plegable para perros (AMAZON.COM)

Rampa plegable para perros. Es fácil de limpiar y mantener. Dispone de una superficie de goma antideslizante y suave, para que tu perro se mueva con comodidad y seguridad, ya que no daña sus patas. La rampa se abre y se cierra con facilidad. Abierta mide 178x43x6,35 centímetros y cerrada 91,5x43x14,6 centímetros. Pesa 8,4 kilos y está realizada con plástico y fibra de vidrio. Es resistente, estable y duradera. Puede utilizarse en cualquier vehículo. Soporta pesos de hasta 227 kilos, por lo que es adecuada para todo tipo de perros.

Solvit De Luxe Rampa telescópica

Rampa telescópica ligera y fácil de transportar (pesa 6 kilos), adecuada para perros grandes, ya que soporta pesos de hasta 180 kilos. Realizada con plástico PET y aluminio, por lo que es muy resistente. Al ser telescópica, su longitud puede ajustarse de 96 a 182 centímetros, así que puedes jugar con la pendiente. La anchura es de 43 centímetros. La superficie es antideslizante y los pies de goma, para dar mayor estabilidad a la rampa. Incluye un asa de transporte y un pestillo de seguridad para bloquear la rampa.

Trixie Rampa plegable para perros

Rampa plegable ajustable a tres alturas: 29, 36 y 43 centímetros. Mide 36×90 centímetros. Está realizada con madera DM, barnizada, y dispone de un fieltro que proporciona una superficie antideslizante para tu perro. Es adecuada para su uso en interiores, para que tu perro pueda acceder a la cama o a un sofá. Es robusta y estable, de alta calidad. La estructura es de madera, lo que la hace un poco pesada, pero le proporciona estabilidad. Es muy recomendable para perros de tamaño pequeño. Algunos compradores indican que puede moverse al ser utilizada en suelos duros, pero el problema se resuelve fácilmente colocando goma o telas antideslizantes en sus patas.

Trixie Pet 3939 Rampa plegable para perros

Rampa plegable para perros. Su anchura es de 40 centímetros y su longitud, 156 centímetros extendida y 80 centímetros plegada. Está realizada con plástico y es muy ligera (4,5 kilos). Soporta pesos de hasta 90 kilos. Dispone de una superficie antideslizante y barandillas de seguridad. Tiene patas de goma antideslizantes y puede utilizarse tanto en interiores como en el coche. Es fácil de limpiar y transportar.

Wiltec Rampa plegable para perros

Rampa plegable y ligera (pesa 5 kilos), con superficie antideslizante y barandillas para asegurar la estabilidad de tu perro. Desplegada mide 156x40x10 centímetros y plegada 79x40x20 centímetros. La rampa soporta pesos de hasta 90 kilos y está fabricada en plástico.

Wiltec Rampa telescópica para perros

Rampa telescópica para perros. Al ser de madera, resulta algo pesada, pues pesa alrededor de 8 kilos, lo que deberás tener en cuenta si vas a transportarla de un lugar a otro habitualmente. Extendida mide 165x43cm, y recogida 97×43 centímetros. Soporta pesos de hasta 80kg. Es robusta y resistente, y dispone de una superficie antideslizante. Los pies de goma garantizan la estabilidad de la rampa.

¿Qué es una rampa para perros y quién debería comprarla?

Una rampa para perros es una pieza plana de metal, plástico o madera que permite al perro acceder a superficies elevadas sin necesidad de saltar o de que tú le ayudes. Su uso más frecuente es para que tu perro pueda subir al coche, y también para que suba a la cama, al sofá o incluso unas escaleras.

Las rampas son una buena solución para cualquier perro, pero en algunos casos se convierte en una necesidad.

Los perros de edad avanzada o con algún tipo de lesión pueden utilizarla para subir al coche, a la cama o al sofá. Es especialmente interesante para perros grandes, ya que te resultará más difícil (en algunos casos, imposible) cogerlo en brazos para subirlo cuando no pueda hacerlo por si mismo.

Los perros pequeños y los cachorros son otros de los grandes candidatos al uso de una rampa, porque para ellos puede ser imposible realizar un salto que les permita acceder a lugares elevados.

¿Cómo entreno a mi perro para que suba por la rampa?

Si tu perro no quiere subir por la rampa, es posible que tengas que entrenarlo para que pierda el miedo.

Lo primero que deberías hacer es familiarizarlo con la rampa. Para ello, colócala sobre el suelo y permite que tu perro la olfatee o incluso que se tumbe sobre ella. Dale alguna recompensa cuando lo haga.

A continuación, haz que camine sobre ella mientras está plana en el suelo (asegúrate de que está estable y no se tambalea). Recompénsale cuando lo haga.

Ve añadiendo altura a la rampa hasta que el perro la use sin problemas para acceder a la altura que necesita.

¿De qué material están fabricadas las rampas para perros?

  • Rampas de PVC. Son duraderas e impermeables, lo que las convierte en una excelente opción para utilizarlas en el exterior. Son fáciles de limpiar y desinfectar, pero menos sólidas que las metálicas.
  • Rampas metálicas. Son más pesadas y estables que las de PVC, y también más duraderas. Se trata de una opción muy recomendable para un uso frecuente y es adecuada para cualquier tipo de perro. Su inconveniente es que resultan más pesadas para trasladarlas.
  • Rampas de madera. Son una opción interesante para utilizar en el interior.

¿Es mejor comprar una rampa fija, telescópica o plegable?

Las rampas para perros pueden ser fijas, telescópicas o plegables.

Las fijas ocupan más espacio y son adecuadas si necesitas una rampa permanente, que no vas a retirar nunca de un lugar determinado.

En caso de que vayas a utilizar la rampa en diferentes lugares, el hecho de que sea plegable o telescópica es importante para poder trasladarlas con facilidad, y también para guardarlas cuando no sean utilizadas, evitando que ocupen demasiado espacio.

Si la rampa va a ser utilizada en el coche, el hecho de que pueda plegarse o hacerse más compacta es algo imprescindible, ya que tendrás que llevarla en el maletero.

El mecanismo de deslizamiento de las rampas telescópicas hace que resulten más fáciles de utilizar. Simplemente, tendrás que quitar el cierre de seguridad y deslizar la mitad inferior por debajo de la superior. A continuación, bloquea la posición para que tu perro suba y baje con seguridad.

Las rampas telescópicas pueden tener dos o tres piezas deslizantes, con el fin de que ocupen menos espacio cuando están plegadas, además de alcanzar una gran longitud al desplegarlas. También puedes ajustarlas a diferentes longitudes, con lo que la rampa podrá tener pendientes diferentes.

En cambio, las rampas plegables solo tienen un tamaño y no son ajustables, por lo que resultan menos versátiles.

¿Qué medidas debe tener una rampa para perros?

Las medidas más importantes que debes tener en cuenta a la hora de comprar una rampa para tu perro son las siguientes:

Altura de la rampa.

Es la distancia entre el suelo y el lugar al que debe acceder tu perro (coche, cama, etc.)

Pendiente de la rampa.

Es la inclinación que tendrá la rampa. Un ángulo más grande implica más pendiente y, por tanto, más esfuerzo para subir. Un ángulo menor implica menos pendiente, lo que supone menor esfuerzo para tu perro, pero también requiere más espacio para colocar la rampa.

  • Pendiente elevada (26º). Un ángulo de 26 grados es adecuado para perros jóvenes y saludables. Estas rampas les permiten acceder a lugares elevados sin tener que saltar demasiado.
  • Pendiente normal (22º). Un ángulo de 22 a 24 grados supone una inclinación moderada, ideal para perros de edad avanzada o con algunos problemas de movilidad. Un perro mediano o grande utilizará una rampa entre 22 y 25 grados sin problemas.
  • Pendiente fácil (18º). Un ángulo de 18 grados es muy recomendable para perros con grandes problemas de movilidad, óseos o articulares, como artritis, para perros de edad avanzada y discapacitados, que sufran dolores musculares, o para perros con displasia de cadera. Las pendientes de 18-20º son adecuadas para perros pequeños.

Longitud de la rampa.

Es la distancia entre los dos extremos de la rampa.

Otros aspectos a considerar al seleccionar una rampa para tu perro

Además de todas estas características, debemos tener en cuenta los siguientes aspectos a la hora de seleccionar una rampa para nuestro perro:

  • La superficie debe ser antideslizante y de alta tracción. Si tu perro tiene movilidad limitada, debes asegurar que la rampa le proporcione una base segura y firme. Esto también es importante para perros que no tengan ningún problema, ya que una caída puede provocarle una lesión. Es muy probable que su perro suba rápidamente por la rampa, sin mirar donde coloca las patas o de si el agarre es seguro. Cuanto más inclinada esté la rampa, más posibilidades hay de que el perro resbale, por lo que es importante seleccionar una rampa cuya superficie presente algún tipo de textura que impida el deslizamiento. La mayoría de las rampas de calidad son antideslizantes.
  • Textura de la superficie. Una superficie rugosa será antideslizante, pero es posible que tu perro la encuentre desagradable, o que sea abrasiva y le haga daño en las almohadillas. Existen muchas soluciones para lograr que la superficie sea antideslizante. Analízalas y selecciona la que resulte más adecuada y cómoda para tu perro.
  • Marcas reflectoras. Las marcas reflectoras pueden ser muy útiles si vas a utilizar la rampa en lugares con tráfico o por la noche.
  • Uso que vas a dar a la rampa. Si vas a utilizar la rampa con frecuencia o de modo permanente, un modelo de alta calidad, estable y resistente es una buena opción. Aunque económicamente implique un desembolso algo elevado, la rampa durará mucho tiempo y a la larga, será más económica que un modelo más barato y de menor calidad. Si vas a utilizarla ocasionalmente, es importante que puedas plegarla o hacerla más compacta, para que no ocupe mucho espacio al guardarla. Pero si vas a utilizarla a menudo, este aspecto no será tan importante. Si la rampa va a ser utilizada en interiores, puedes optar por modelos cuya estética vaya acorde con tu mobiliario, mientras que si pretendes utilizarla en exteriores, es importante que sea impermeable o resistente a la lluvia y fácil de limpiar. No obstante, busca siempre rampas de calidad, que garanticen la seguridad de tu perro.
  • Peso de la rampa. Las rampas demasiado ligeras no son recomendables. Una rampa pesada es más sólida y soporta mejor el peso de los perros grandes, además de ofrecerles mayor estabilidad. Una rampa demasiado ligera puede moverse y hacer que tu perro se caiga o se sienta inseguro al utilizarla, sobre todo si es un perro mediano o grande, ya que su peso afectará a la estabilidad de la rampa. Deberás hacer un balance entre ambos aspectos, ya que es probable que tengas que trasladar la rampa de un lugar a otro, por lo que su peso también es un aspecto a tener en cuenta.
  • Peso del perro. A la hora de elegir una rampa, debes asegurarte de que soporta un peso superir al de tu perro. Además, necesitarás que sea suficientemente estable, sobre todo si tu perro es grande o nervioso. La rampa no debe tambalearse, por lo que es mejor seleccionar una rampa que soporte un peso más elevado que el de tu perro. Ten en cuenta que esto implica también un mayor peso de la rampa en sí, por lo que tendrás que tener en cuenta ambos pesos. Por ejemplo, si tu perro es de raza pequeña, no necesitarás una rampa reforzada ni que soporte 200 kilos.
  • Cierres de seguridad y sistemas de bloqueo. Son muy importantes para bloquear la rampa deslizante, sea plegable o telescópica, para trasladarla y también para evitar que se cierre mientras tu perro la utiliza. Por lo general, todas las rampas disponen de ellos.
  • Asa de transporte. Puede resultar muy útil para que transportes la rampa de tu perro con más facilidad.

Conclusiones

  • Una rampa es una superficie plana que se utiliza para que el perro pueda acceder a lugares elevados sin necesidad de saltar.
  • Es posible que tengas que entrenar a tu perro para que pierda el miedo a utilizar la rampa.
  • Las rampas para perros pueden ser fijas, telescópicas o plegables.
  • Generalmente están fabricadas en plástico, madera o aluminio.
  • Es muy importante tener en cuenta la altura, longitud y pendiente de la rampa a la hora de seleccionar la más adecuada para tu perro.
  • Además, tendrás que considerar otros aspectos, como su estabilidad, que sea antideslizante, el uso que vas a darle o el peso de la rampa.
  • También debes tener en cuenta el peso que soporta, que debe ser superior al de tu perro para garantizar su seguridad.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Última actualización el 2020-10-22 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo