Qué hacer si mi perro tiene un esguince

Un esguince o distensión es una lesión de los tendones o tejidos que conectan los huesos y los músculos.

Cuando se estiran demasiado los tendones, músculos o ligamentos, los tejidos blandos se lesionan o rompen, con lo que la articulación se inflama y duele.

Como los perros son muy activos y les encanta correr, saltar y jugar, sus enérgicos movimientos pueden hacer que sufran esguinces y torceduras.

Si no se tratan adecuadamente, la lesión puede agravarse y terminar provocando una artritis, por eso es imprescindible que aprendas a distinguir cuando tu perro puede estar sufriendo un esguince o distensión, para tratarlo adecuadamente.

¿Qué es un esguince?

Los esguinces pueden ser articulares o musculares.

Un esguince articular es una lesión producida por la distensión o desgarro repentino de los ligamentos de la articulación o circundantes.

Un esguince muscular es una distensión o desgarro de las fibras musculares, a menudo causado por el uso excesivo de un músculo durante el trabajo o un esfuerzo excesivo.

Las causas por las que tu perro sufre un esguince pueden ser muy variadas. Entre ellas, las más frecuentes son:

  • Caídas, accidentes, torceduras o estiramientos inadecuados.
  • Sobrepeso.
  • Esfuerzo o actividad física excesiva.
  • Degeneración articular.
  • Lesiones recurrentes.
  • Cambios repentinos de movimiento o dirección.

La gravedad de un esguince puede variar desde una lesión leve hasta un desgarro muscular o de los tendones.

Síntomas que indican que mi perro ha sufrido un esguince

Cuando un perro sufre un esguince, puede manifestar los siguientes síntomas:

  • Dolor o sensibilidad por encima de la zona lesionada.
  • Hinchazón de las articulaciones o las patas.
  • Cojera.
  • Contusiones.
  • El perro se lame excesivamente las articulaciones o las patas.
  • Pérdida de apetito.
  • Las articulaciones tienen un color rojizo.
  • El perro evita cargar peso en la extremidad dañada.
  • El perro no quiere moverse.
  • El perro se muestra agresivo, llora o se queja.

¿Cuánto tarda en curarse el esguince de mi perro?

En la mayoría de los casos, una distensión remitirá en cualquier momento entre unos días y un par de semanas, pero podría prolongarse meses, dependiendo de la gravedad. Lo mejor es seguir los consejos del veterinario para garantizar una recuperación completa y sin problemas.

¿Cuál es el tratamiento para el esguince de mi perro?

Los esguinces comparten muchos síntomas con otras dolencias, como las luxaciones y las fracturas. Por eso, es conveniente que, si la lesión no mejora en 24 horas o el perro no puede cargar peso sobre la pata, acudas al veterinario.

El tratamiento depende de cómo sea la distensión. Si se trata de un esguince menor, es probable que el veterinario vende la zona lesionada y le administre analgésicos y antiinflamatorios al perro, para aliviar el dolor.

Es posible que el el veterinario utilice ultrasonidos o radiografías para comprobar el estado de los músculos y los huesos de tu perro. Si sabes cómo se ha producido la lesión y puedes informar a tu veterinario de cuando advertiste por primera vez los síntomas, le ayudarás a establecer un buen diagnóstico.

Para evitar el empeoramiento de la lesión, tendrás que restringir la actividad de tu perro. Haz que se mueva en una zona limitada y evita que corra o salte. Pasado un tiempo, el veterinario te permitirá llevar al perro a dar pequeños paseos, recuperando gradualmente la actividad. Si se trata de una lesión grave, es posible que te recomiende fisioterapia.

Lo más importante es que te asegures de que la lesión se cura por completo. Tu perro tendrá que descansar y no realizar actividades vigorosas, como saltar y jugar, durante al menos dos semanas. Recuerda que si no se cura bien, la lesión podría empeorar y conducir a una cojera permanente o a una artritis degenerativa.

¿Qué puedo hacer en casa si mi perro tiene un esguince?

En las primeras 24 horas, aplica frío en la zona lesionada durante 15 ó 30 minutos, tres o cuatro veces al día. Puedes hacerlo con apósitos químicos o con hielo picado dentro de una bolsa de plástico. Los guisantes congelados también son muy útiles para esto.

Pasadas las primeras 24 horas, aplica compresas húmedas templadas durante 15 ó 30 minutos, tres veces al día, durante dos o tres días. Ten cuidado y no las pongas demasiado calientes, porque podrías quemar su piel.

Para aliviar el dolor, es posible que tu veterinario prescriba analgésicos. Ten cuidado, porque al dejar de sentir dolor, es posible que el perro comience a utilizar la pata. Evita que cargue peso sobre ella y continúa restringiendo su movimiento.

Sácalo a pasear con una correa para que haga sus necesidades, impidiendo que corra o salte.

¿Qué gravedad tiene el esguince de mi perro?

La gravedad de un esguince o una distención puede variar y suele clasificarse en 3 categorías:

Esguince de Grado I

  • El ligamento afectado tiene un desgarro leve.
  • El perro puede mover la articulación lesionada.
  • La articulación lesionada está hinchada y duele, pero el perro puede caminar.

En los esguinces de Grado I, tu veterinario aplicará una férula en la zona afectada, para restringir el movimiento del perro. También le recetará un antiinflamatorio.

Este tipo de esguinces no es muy grave y suele curarse pasadas unas semanas.

Esguince de Grado II

  • El ligamento lesionado sufre un desgarro o estiramiento más importante que en el Grado I.
  • Se observa una hinchazón en la articulación afectada.
  • El perro cojea o tiene dificultades para caminar.
  • El esguince limita el movimiento de la articulación.

En este caso, el veterinario entablillará la articulación lesionada y recetará medicamentos antiinflamatorios. También puede recomendar una intervención quirúrgica para tratar los daños más graves.

Si el esguince de tu perro es de Grado II, mejorará una vez que comience el tratamiento, pero puede tardar en curar más tiempo que los de grado I, sobre todo si tu perro ha sido sometido a cirugía.

Esguince de Grado III

  • El ligamento está gravemente dañado o totalmente roto.
  • Los huesos del perro pueden salirse de su sitio.
  • El perro es incapaz de poner peso en la pata.

Si tu perro tiene un esguince de Grado III, es posible que tu perro necesite una intervención quirúrgica para el ligamento lesionado.

La recuperación de un esguince de Grado III puede prolongarse de semanas a meses.

Qué suplementos naturales puedo darle a mi perro si tiene un esguince

Los suplementos para las articulaciones pueden ayudar a tu perro a sobrellevar los dolores causados por el esguince, ya que reducen la inflamación y retrasan la progresión del daño articular, además de reducir el tiempo de recuperación.

No obstante, es imprescindible que consultes a tu veterinario antes de dar cualquier suplemento a tu perro.

  • La glucosamina y la condroitina son dos ingredientes habituales de los condroprotectores (suplementos articulares), que se utilizan tanto en humanos como en perros. Estos suplementos actúan reduciendo la inflamación, favoreciendo la cicatrización y aumentando la retención de agua en el cartílago, lo que proporciona más amortiguación a la articulación.
  • El mejillón de labios verdes (GLM) es otro ingrediente de suplemento para las articulaciones de probada eficacia tanto en humanos como en perros y contiene nutrientes beneficiosos como ácidos grasos omega-3, glicosaminoglicanos y antioxidantes. Se trata de un potente antiinflamatorio, que puede ayudar a disminuir el dolor y preservar la función articular.
  • Existen suplementos articulares que incluyen estos tres componentes (glucosamina, condroitina y GLM) y que se utilizan tanto como intervención temprana como durante la progresión de la osteoartritis, porque son seguros para el uso a largo plazo en la mayoría de los pacientes.
  • También le irá muy bien una cucharadita de cúrcuma de buena calidad en su comida. La cola de caballo también es muy efectiva. Puedes darle las dos cosas con su ración diaria de alimento.
Temp_USDAA_Dec08028

¿Hay algún antiinflamatorio natural que pueda dar a mi perro?

Si tu perro tiene un esguince, puedes aliviar su dolor a partir de antiinflamatorios naturales. A continuación te ofrecemos una lista con los más comunes.

Es importante que consultes primero a tu veterinario, pues algunos de estos suplementos pueden interferir con la medicación o afectar negativamente a tu perro si sufre determinadas enfermedades.

Árnica

Existen cremas de árnica específicas para perros, y también se presentan en cápsulas. Es un buen antiinflamatorio tópico.

Cúrcuma

La cúrcuma es muy efectiva como agente antiinflamatorio. Puedes añadirla a la comida del perro (una cucharada de café es suficiente). La mejor es la orgánica, porque contiene mayor proporción de curcumina, su ingrediente activo.

La curcumina tiene un elevado poder antioxidante y actúa sobre los radicales libres, disminuyendo inflamación. Debes tener en cuenta que también es anticoagulante, por lo que es recomendable consultar al veterinario acerca de su utilización.

Canela

La canela también tiene propiedades antiinflamatorias y su consumo es seguro para el perro.

Para un perro de unos 20 kilos, basta con ¼ de cucharadita (de las de café) de canela en polvo añadida a la comida, dos veces al día durante dos semanas.

Si tu perro va a ser sometido a un proceso quirúrgico, debes suspender su administración unas semanas antes, ya que puede aumentar el riesgo de hemorragia

Espino

El espino es muy utilizado para aliviar la artritis, porque ayuda al cuerpo a estabilizar el colágeno. Sin embargo, puede interferir con algunos medicamentos, por ejemplo, los utilizados para tratar enfermedades cardíacas en perros, por lo que resulta esencial que consultes primero a tu veterinario. 

Consuelda

La consuelda tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas. Puedes dársela a tu perro con la comida o aplicarla en forma de cataplasma. Ten precaución, porque contiene pirrolizidina, que en altas dosis puede causar problemas hepáticos.

Boswellia Serrata

Se extrae de la resina del Olibano, o árbol del incienso de la India. Es eficaz contra el dolor y la inflamación y a menudo se combina con la cúrcuma en la medicina ayurvédica. En principio, no tiene efectos adversos, aunque en algunos casos provoca episodios de diarrea y flatulencia.

Omega 3

Los suplementos de Omega 3 son muy efectivos como agente antiinflamatorio, porque actúan de forma inmunorreguladora, aumentando la afluencia de células protectoras a la zona afectadad.

Arneses elevadores para perros

Un arnés elevador puede ser de gran ayuda si a tu perro le cuesta trabajo caminar.

PetSafe Arnés de soporte para perros 

Este arnés ayuda a levantar el cuerpo del perro. Dispone de un extensor de elevación para reducir la tensión en la espalda. Es ajustable y transpirable.  

Thalas Arnés elevador para perros 

AMAZON: ASIN

Se trata de un arnés diseñado para perros que tienen dificultad para caminar, ya sea por su edad avanzada, displasia de cadera u otras afecciones. Lleva un revestimiento de piel de oveja que evita la fricción y el dolor. Es de longitud ajustable, fácil de usar y lavar. 

Tineer Arnés para las patas traseras 

AMAZON: ASIN

Arnés cabestrillo para las patas traseras, adecuado para perros con las patas débiles, con artritis, lesiones ortopédicas, displasia de cadera, edad avanzada u otras afecciones. Está realizado con tela de malla transpirable y lleva una cinta que soporta el peso de la mayoría de los perros. El arnés sujeta los cuartos traseros del perro, ayudándole a caminar y reduciendo el estrés en sus caderas. 

Algunos suplementos antiinflamatorios para perros que puedes tener en tu casa

Además de los medicamentos que pueda recetarte tu veterinario, existen algunos antiinflamatorios naturales bastante efectivos. Consulta a tu veterinario para saber si son adecuados para tu perro.

Hip & Joint

Hip&Joint tiene muy buenas valoraciones por parte de sus clientes y ha sido desarrollado para perros que tienen dolores articulares, displasia de cadera u otras afecciones que afecten a su movimiento. La fuente de condroitina es el mejillón de labios verdes y también incluye MSM, cúrcuma, vitaminas C y E, Omega 3 y glucosamina. Sus ingredientes son naturales y de alta calidad. La palatibidad es elevada, los perros suelen consumirlo sin problemas.

Veddelholzer

Estos comprimidos condroprotectores gozan de gran aceptación y son muy efectivos cuando tu perro sufre dolores articulares o cojera. Contienen MSM, jengibre, vitamina E, extracto de mejillón verde, glucosamina, colágeno, ácido hialurónico, condroitina y levadura de cerveza.

Conclusiones

  • Un esguince es una distensión o desgarro de los ligamentos de las articulaciones o las fibras musculares.
  • Las causas son muy variadas y has de estar atento a los síntomas.
  • Si crees que tu perro puede tener un esguince o una distensión, acude al veterinario
  • Los síntomas coinciden a veces con los de las luxaciones o fracturas, por lo que es conveniente determinar la causa antes de que se agrave.
  • Si tu perro no mejora en 24 horas o no puede cargar peso sobre la pata, acude al veterinario.
  • Restringe la actividad del perro para que no fuerce la pata lesionada.
  • Los métodos caseros y suplementos naturales que administres a tu perro no deben interferir con el tratamiento veterinario.
  • Recuerda que estos artículos son informativos y tu veterinario es el profesional que mejor conoce a tu perro.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Última actualización el 2024-04-23 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

1 thought on “Qué hacer si mi perro tiene un esguince”

  1. No puedes olvidarte de los caprichos de tus mascotas para que estén lo más cómodos posible. Es necesario que tengan una buena cama en la que puedan dormir, esto les favorecerá, ya que creará buenos hábitos en ellos y se sentirán agradecidos por tener su lugar en el hogar.

    Responder

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo