Todo sobre el Gran Danés: cría, cuidado y adiestramiento

Sobre Razas de Perros
Todo sobre el Gran Danés: cría, cuidado y adiestramiento

No te dejes engañar por su nombre. El origen del Gran Danés se sitúa en Alemania, no en Dinamarca. Se trata de una raza muy antigua, grande y noble, con un carácter dulce y cariñoso. Parece ser que se desarrolló a partir del lobero irlandés y el mastín inglés y en sus inicios se utilizaba para cazar jabalíes.

Por ello, el Gran Danés es un perro fuerte y valiente, que originalmente tenía un carácter agresivo, aunque en la actualidad, esta ferocidad ha sido completamente eliminada.

Como curiosidad, Scooby Doo es un Gran Danés, y aunque es posible que sus dibujantes no hayan tenido este dato en cuenta, el caso es que antiguamente se creía que este perro era capaz de ahuyentar a los fantasmas y espíritus malignos.

La historia del Gran Danés

Las primeras representaciones de perros parecidos al Gran Danés se remontan al año 3000 a.C., en algunos artilugios egipcios. También aparecen representados en los templos babilónicos del 2000 a.C., y encontramos perros similares a esta raza en la literatura china del año 1121 a.C.. Asimismo, se mencionan perros de este tipo en los Edda (poemas nórdicos antiguos).

Se cree que la raza se extendió por el mundo gracias a los asirios, que vendieron estos perros a los griegos y romanos. Estos comenzaron a criarlos, cruzándolos con otras razas.

Pero el Gran Danés no fue siempre el perro cariñoso que hoy conocemos. Su aspecto también era diferente, ya que se trataba de un perro más bajo, más pesado, más robusto y más musculoso, mucho más parecido a los mastines.

Es probable que proceda del cruce de los ancestros del mastín inglés, los loberos irlandeses y los galgos irlandeses.

Se trataba de un cazador valiente y furibundo, capaz de correr a mucha velocidad y con una gran rapidez de ataque. Se utilizaba para cazar jabalíes, por lo que tenía que ser un perro ágil, rápido, fuerte y muy resistente. Por aquel entonces se les denominaba sabuesos de jabalí y sus dueños les cortaban las orejas, para evitar que los colmillos del jabalí las desgarraran.

A partir del siglo XVI comenzaron a llamarse Dogos Ingleses y a finales del XVII se hicieron populares entre los nobles alemanes, que los denominaban Kammerhunde (perros de cámara).

El nombre de Gran Danés surgió en el siglo XVIII, cuando Comte de Buffon, un naturalista francés, viajó a Dinamarca y vio una versión de este perro, de apariencia delgada y parecida a un Galgo. Le llamó Gran Danés y este nombre se mantuvo, a pesar de que la raza no procede de Dinamarca.

Parece ser que el Gran Danés, tal y como hoy lo conocemos, es una raza desarrollada por los alemanes, que poco a poco, fueron perfeccionando la raza hasta convertirla en el perro elegante y equilibrado que conocemos en la actualidad.

No se sabe cuando llegó la raza a los Estados Unidos, pero el Great Dane Club of America se fundó en 1889 y la raza se registró en el American Kennel Club en 1887, ocupando el puesto 34 de su lista.

Características principales del Gran Danés

  • En sus orígenes, el Gran Danés era un perro astuto y de gran ferocidad, criado para cazar jabalíes.
  • Actualmente, su agresividad ha desaparecido y se trata de un perro amable, tranquilo y dulce.
  • El Gran Danés es un perro de raza gigante, que mide entre 66 y 86 centímetros a la cruz y pesa entre 45 y 91 kilos.
  • La esperanza de vida del Gran Danés es de 7 a10 años.
  • Posee un ladrido potente que puede asustar a los extraños, pero no se trata de un perro alborotador ni excesivamente activo.
  • Aunque lleva sangre de mastines, se trata de un perro estilizado y de aspecto elegante, con un cuerpo musculoso y una cabeza larga y estrecha.
  • Es un perro valiente que se conduce habitualmente con tranquilidad, pero que no dudaría en defender a su familia si la considerara en peligro.
  • Es un perro grande y como tal, necesita espacio para poder moverse.
  • Es un perro con muchas ganas de agradar y que exige mucha atención. Cuando quiere que le acaricien, tiende a empujar a la gente con su gran cabeza.

¿Cómo es el pelo del Gran Danés?

El pelo del Gran Danés es corto y brillante y el estándar de la raza admite varios patrones de color:

  • Atigrado. El color base es amarillo y oro, con rayas cruzadas negras. El perro tiene una máscara negra y también aparece el negro en los bordes de los ojos y en las cejas, en las orejas y en la punta de la cola. En el estándar, un atigrado excesivo o insuficiente es indeseable, así como las marchas blancas en el pecho o en los dedos de los pies.
  • Leonado. Color amarillo dorado. Aparece el negro en el borde de los ojos y las cejas, con una máscara negra. También pueden ser negras las orejas y la punta de la cola. Las manchas blancas no son deseables en el estándar.
  • Azul. El color debe ser azul acero puro. No son deseables las marcas blancas en el pecho o en los dedos del pie.
  • Negro. Será un negro brillante, sin manchas blancas en el pecho o en los dedos de los pies.
  • Arlequín. El color base es blanco, con manchas negras rasgadas. Las manchas Merle son normales. Pueden aparecer manchas negras rasgadas bien distribuidas por el cuerpo. El cuello será blanco total o parcialmente. Ninguna mancha debe ser demasiado grande. Los pelos negros que aparecen a través del blanco, con apariencia sal y pimienta, son aceptables, pero no deseables.
  • Blanco y negro. Con una manta negra que se extiende sobre el cuerpo. Cráneo negro con hocico blanco (mancha blanca opcional). Cuello blanco total o parcial. Pecho blanco. El blanco puede aparecer también en las patas y en la punta de la cola. Puede apreciarse el pigmento negro en la piel en las zonas blancas.
  • Merle. De gris pálido a gis oscuro, con manchas negras rasgadas en su interior. Puede ser Merle sólido, extendido por todo el cuerpo; cráneo Merle con hocico blanco, cuello blanco total o parcial, pecho blanco. El blanco puede aparecer también en las patas y en la punta de la cola.

¿Cuál es el estándar de la raza Gran Danés?

El estándar de una raza es el conjunto de directrices que describe las características, temperamento y apariencia de una raza. Los criadores deben seguirlas en todo momento para evitar condiciones que perjudiquen la salud, bienestar o solidez de la raza. Según el American Kennel Club, Las características principales del Gran Danés son las siguientes:

  • Aspecto general. El Gran Danés es un perro de apariencia digna, fuerte y elegante, con un cuerpo bien formado y musculado. Se trata de una raza gigante de trabajo, de aspecto bien equilibrado. Los machos son muy masculinos y las hembras muy femeninas.
  • Tamaño y proporciones. El macho es más macizo que la hembra, con una estructura más grande y huesos más pesados. En la relación entre longitud y altura, se trata de un perro cuadrado, aunque las hembras pueden ser algo más alargadas (pero bien proporcionadas). Es preferible que el macho mida más de 81 centímetros y, en todo caso, nunca menos de 76 centímetros, mientras que la hembra debe medir más de 71 centímetros, siendo preferible que mida 76 centímetros o más.
  • Temperamento. Es enérgico y valiente, amistoso y fiable. Nunca será un perro tímido ni agresivo.
  • Cabeza y cráneo. La cabeza es rectangular, larga, distinguida, expresiva y finamente cincelada, especialmente bajo los ojos. Vista de lado, presenta un stop muy pronunciado. El plano del cráneo y el del hocico son rectos y paralelos entre sí. El cráneo no presenta protuberancias óseas y desciende suavemente hacia la mandíbula. La masculinidad del macho es muy pronunciada en el aspecto de la cabeza, que es más delicada en el caso de la hembra. Visto desde arriba, el cráneo tiene lados paralelos y el puente de la nariz es lo más ancho posible. La cabeza es angular desde todos los lados y proporcionada al tamaño del danés.
  • Ojos. De tamaño medio, profundos y oscuros, con expresión inteligente y viva. Sus párpados son almendrados y relativamente apretados, con cejas bien desarrolladas. En los Arlequines y Merles, los ojos son oscuros, aunque se permiten azules y de diferentes colores.
  • Orejas. De inserción alta, tamaño medio y grosor moderado, dobladas hacia delante cerca de la mejilla. Su línea superior está a nivel del cráneo.
  • Hocico. El hocico es profundo y los labios agitados son indeseables. Los músculos de las mejillas no son prominentes y la longitud desde la punta de la nariz hasta el centro del stop es igual que desde el centro del stop hasta la parte superior del occipucio, que está ligeramente desarrollado. La nariz será negra, excepto en el Gran Danés azul, en el que es de color azul-negro oscuro. Se permite una nariz con manchas negras en los Arlequines y Merles.
  • Boca. Mandíbula cuadrada y completa. Los dientes serán fuertes, bien desarrollados, limpios y con dentición completa. Presenta mordida en tijera.
  • Cuello. Firme, de implantación alta, bien arqueado, largo y musculoso. Se ensancha gradualmente desde la nuca, fluyendo con suavidad hacia la cruz. Su línea inferior es limpia.
  • Cuerpo. La cruz desciende suavemente hacia una espalda corta y nivelada, con un lomo amplio. El pecho será amplio, profundo y bien musculado. El antepecho debe estar bien desarrollado, sin un esternón pronunciado. Costillas bien arqueadas. La línea inferior del cuerpo está bien musculada y la grupa es amplia y ligeramente inclinada.
  • Cola. La cola está colocada alta y se sitúa suavemente dentro de la grupa, pero no completamente al nivel de la espalda. Es ancha en la base y se estrecha uniformemente hasta la articulación del corvejón. En reposo, cae recta. Cuando corre o se excita, puede curvarse ligeramente, pero nunca por encima del nivel de la espalda.
  • Patas. Los cuartos delanteros, vistos de lado, son fuertes y musculosos. Hombros fuertes e inclinados, en ángulo recto con la articulación del brazo. Ligamentos y músculos bien desarrollados. El omóplato y la parte superior del brazo tienen la misma longitud. Los cuartos traseros son fuertes, anchos, musculosos y bien angulados, con corvejones bien descendidos.
  • Pies. Redondos y compactos, con dedos bien arqueados. No se desplazan hacia dentro ni hacia afuera. Uñas cortas, fuertes y lo más oscuras posibles, aunque pueden ser más claras en los arlequines, mantos y merles. Los espolones pueden o no ser retirados..
  • Marcha o movimiento. No puede parecer torpe y debe moverse con un largo alcance y un poderoso impulso. La marcha denota fuerza y potencia, con pasos largos y sin balanceos ni rebotes. Al aumentar la velocidad, hay una tendencia natural a que las patas converjan hacia la línea central de equilibrio, bajo el corvejón. El impulso trasero es potente y debe estar equilibrado con el alcance. No habrá torsión hacia adentro o hacia afuera en las articulaciones del codo o del corvejón.
  • Pelaje. El pelo es corto, grueso y limpio, de apariencia lisa y brillante. Hemos descrito sus patrones y marcas en un apartado anterior.
  • Penalizaciones. Cualquier desviación de los patrones descritos en el estándar será sancionada en la medida de la desviación. Serán descalificados los colores diferentes a los mencionados en el estándar (en un apartado diferente en este artículo). Altura inferior a la mínima. Nariz partida. Cola amputada.

¿El Gran Danés es un perro inteligente?

Según la clasificación del neuropsicólogo Stanley Coren, muy conocido por sus estudios sobre el comportamiento canino y su vínculo con el ser humano, el Gran Danés es una raza con inteligencia funcional y de obediencia media. Esto quiere decir que necesitará entre 25 y 40 repeticiones para comprender bien un ejercicio y tendrá que practicarlo regularmente. El Gran Danés responde a la primera un 50% de las veces y su rapidez de respuesta puede ser lenta. A distancia, es menos predecible.

Esto no quiere decir que el Gran Danés no sea un perro inteligente. En esta clasificación, se habla de inteligencia funcional, que se refiere al grado de obediencia de perro. En esta inteligencia influyen tanto la capacidad de aprendizaje como su disposición para acatar las órdenes.

Es decir, es posible que un perro con elevada inteligencia adaptativa (que es la capacidad del perro para aprender de las situaciones que se le presentan y resolver problemas) presente una inteligencia funcional baja, porque se trata de una raza que tiende a tomar sus propias decisiones y no es amiga de obedecer órdenes. De hecho, el Gran Danés presenta una inteligencia adaptativa elevada, con gran capacidad para resolver problemas y un instinto muy desarrollado.

¿Cómo es la personalidad del Gran Danés?

Un Gran Danés bien educado es un perro dulce, equilibrado y cariñoso. Le encanta jugar y se lleva bien con los niños. Además, tiene grandes deseos de agradar, lo que permite adiestrarlos con cierta facilidad.

Al Gran Danés le gusta la gente. Es amable con todo el mundo, aunque eso no le impide defender fieramente a su familia en caso necesario.

Como todos los perros, es conveniente una socialización temprana para que se convierta en un perro bien educado, acostumbrado a relacionarse con gente y otros animales.

¿Cuáles son los problemas de salud más frecuentes en el Gran Danés?

El Gran Danés es un perro sano, pero al igual que otras razas, presenta propensión a sufrir ciertos problemas de salud, algunos de ellos muy característicos de la raza. No todos los Grandes Daneses padecerán alguna o todas estas enfermedades, pero es importante conocerlas si estás considerando esta raza. Las más frecuentes son las siguientes:

Luxación rotuliana

Es una afección más frecuente en los perros pequeños y gigantes, que se produce cuando las tres partes de la rótula, que son el fémur (hueso del muslo), la rótula (tapa de la rodilla) y la tibia (pantorrilla) no están bien alineadas, provocando cojera al perro. El roce causado por la luxación de rodilla puede degenerar en artritis.

Displasia de cadera

Se produce cuando la cabeza del fémur no encaja adecuadamente en la articulación de la cadera. Puede provocar cojera al perro y con el tiempo, es frecuente que derive en artritis.

Torsión/dilatación (vólvulo gástrico)

Es una afección potencialmente mortal, frecuente en perros grandes y de pecho amplio. Se produce cuando el estómago se distiende con gas o aire (dilatación gástrica) y a continuación se retuerce sobre su eje longitudinal (vólvulo). El bazo se encuentra adherido a la pared del estómago, por lo que rota con él. El estómago puede retorcerse 180º o menos. En este caso, se denomina torsión. Cuando la torsión está entre 180ª y 360º (o más), tenemos el vólvulo propiamente dicho. El perro es incapaz de eructar o vomitar para deshacerse del exceso de aire y se bloquea el retorno normal de la sangre al corazón, por lo que la presión sanguínea cae y el perro entra en shock.

Requiere atención veterinaria inmediata. Entre los síntomas más frecuentes figuran la distensión del abdomen, el exceso de salivación y las arcadas sin vomitar. Tratamos con más detenimiento este tema en nuestro artículo: Mi Perro Tiene La Barriga Hinchada Y Dura. Cuál Es La Causa Y Qué Puedo Hacer

Enfermedades cardíacas

Los grandes daneses son propensos a sufrir enfermedades cardíacas, como la miocardiopatía dilatada, en la que las cámaras del corazón se agrandan y las paredes de los ventrículos reducen su grosor. El corazón se debilita y comienza a fallar.

El Gran Danés también puede sufrir displasia de la válvula tricúspide, estenosis subaórtica u otras enfermedades cardíacas.

Enfermedad de Addison o hipoadrenocorticismo

Consiste en la pérdida parcial o total de las 3 hormonas producidas por las glándulas suprarrenales del perro: los corticoesteroides, el cortisol y la aldosterona. A causa de ello, el sistema inmunitario crea anticuerpos que destruyen las células de las glándulas suprarrenales.

Osteosarcoma

Las razas gigantes, como el Gran Danés, tienen más probabilidad de sufrir este cáncer óseo, que aparece con más frecuencia en los huesos de las patas delanteras, seguidos de los huesos de las patas traseras, los huesos planos de las costillas y la mandíbula. Los primeros síntomas son una cojera sin historial de lesión y la presión sobre el tumor provoca dolor. Se trata de un cáncer agresivo que puede extenderse a los pulmones.

¿Mi Gran Danés necesita cuidados especiales?

  • Necesidad de espacio. El Gran Danés es un perro muy tranquilo y se adapta bien a la vida en un piso, pero necesitará espacio para moverse sin chocar con todo.
  • Ejercicio físico. El Gran Danés necesita al menos un paseo largo al día o un gran patio o jardín donde jugar. No son grandes saltadores, pero si van a estar mucho tiempo en un patio o finca, necesitarán una valla de al menos 2 metros. Los perros adultos requieren entre 30 y 60 minutos de ejercicio diario y los cachorros y perros jóvenes alrededor de 90 minutos. Naturalmente, se trata de medidas estimativas, para establecer las más adecuadas para tu perro, considera su edad, nivel de actividad y estado de salud y consulta a tu veterinario.
  • Salir a correr. Como otros perros de razas grandes y gigantes, es importante que esperes hasta que tenga al menos 18 meses, o tal vez 2 años, para salir a correr o hacer ejercicio intenso con tu Gran Danés, ya que sus huesos están en crecimiento y podría sufrir daños.
  • Cuidado con las temperaturas extremas. Es un perro que no soporta bien el frío, por lo que no debería dormir en el exterior. Aunque, realmente, ningún perro debería hacerlo. Si los inviernos son muy fríos, agradecerá tener un abrigo para mantenerse caliente cuando sale a pasear. Si no puedes tenerlo en casa, asegúrate de que dispone de una buena caseta, adaptada a su tamaño, donde pueda moverse con libertad y se encuentre cómodo. No olvides escoger la mejor calidad, sea ella de madera o de plástico.
  • Alimentación. Alimenta a tu Gran Danés con productos de alta calidad. Un Gran Danés debe comer raciones pequeñas varias veces al día, en lugar de una única ración. Consulta a tu veterinario para saber cuál es la ración adecuada para tu perro, así como para seleccionar el mejor pienso para él.
  • Cuidado del pelo. El Gran Danés presenta mudas frecuentes, pero su pelo es fácil de mantener en buenas condiciones mediante un cepillado regular. Si lo cepillas todos los días, reducirás el número de baños necesarios. (Para bañarlo es posible que no quepa en la bañera, por lo que una piscina o bañera para perros grandes puede ser tu salvación).
  • Higiene dental. Para prevenir las enfermedades periodontales, deberías cepillar los dientes de tu Gran Danés dos o tres veces por semana. De esta manera, podrás eliminar el sarro y evitar infecciones.
  • Uñas. Si tu Gran Danés no desgasta las uñas de manera natural, recórtalas una o dos veces al mes. Si las oyes golpear contra el suelo, quiere decir que están demasiado largas. Acude a tu veterinario para que te enseñe a hacerlo o llévalo para que te lo haga él o un peluquero canino profesional.
  • Descanso. Dado que se trata de un perro que pasa muchas horas del día durmiendo y echado en la cama, es muy importante que prestes atención a la calidad del lugar en el que descansa. Una cama ortopédica aliviará la tensión sobre sus pesados huesos y es una excelente opción para un perro de raza gigante. Si tu perro pasa mucho tiempo en el exterior, también es importante que esté aislado del frío suelo. Por ello una cama elevada es una elección acertada para pequeñas siestas a lo largo del día.
  • Comprueba el estado de salud de tu Gran Danés. Comprueba las patas de tu Gran Danés con frecuencia y mira dentro de su boca y orejas. Si observas algún indicio de problema en general, como llagas, sarpullidos, enrojecimiento o sensibilidad de la piel, inflamaciones, problemas en la nariz, boca y ojos, etc., acude a tu veterinario. Los ojos del Gran Danés deben estar claros, sin enrojecimientos ni secreciones. Asimismo, los oídos deben oler bien y no presentar demasiada cera o suciedad.

¿Cómo se lleva el Gran Danés con los niños y con otros animales?

El Gran Danés se lleva muy bien con los niños y es muy amable con ellos. Sin embargo, se trata de un perro de gran tamaño, por lo que es especialmente importante que enseñes a tus hijos y a sus amigos cómo deben acercarse al perro, cómo tocarlo, y cómo no molestarle.

Normalmente, antes de atacar, un perro envía señales que indican que algo le molesta, y los niños deben aprender a interpretarlas. Supervisa siempre sus interacciones, ya que en los juegos bruscos, los niños pueden salir mal parados, a causa de la fuerza y tamaño del perro.

El Gran Danés también se lleva bien con otros animales domésticos, pero pueden mostrarse agresivos con el ganado. En algunos casos, muestran total indiferencia hacia otros animales domésticos y hay ejemplares que no toleran la presencia de otro animal en la casa, en cuyo caso, tendrás que tomar precauciones.

La cría de la raza Gran Danés

Si has decidido adoptar un Gran Danés, estarás dando una nueva oportunidad a un adorable perrito que necesita un hogar y una familia que le proporciones cuidados y cariño. La adopción siempre es una buena opción para proporcionar a un perro abandonado una nueva vida, feliz y con gente que le quiera.

Si quieres dedicarte a la cría de esta raza, ponte en contacto con asociaciones dedicadas a esta raza o con criadores que te orienten para realizar una cría responsable. Tu veterinario también puede ayudarte a reunir la información que necesitas.

Tendrás que prestar atención a las enfermedades genéticas a las que la raza presenta propensión y realizar los controles necesarios, así como tener en cuenta el estándar de la raza para mantenerla.

La cría del Gran Danés es bastante sencilla, en comparación con las razas pequeñas. Sin embargo, debido al gran tamaño de los cachorros, las camadas grandes pueden requerir una cesárea. Tendrás que planificar también con antelación el momento en que los cachorros cumplan una semana de edad y comiencen a corretear, ya que son perros grandes y necesitan espacio.

Su cría es costosa, por lo que el precio de estos perros suele rondar los 800€.

Si quieres comprar uno, te recomendamos no acudir a una tienda de mascotas y buscar un criador profesional y responsable. Estos criadores se preocupan por mantener el buen estado de la raza y te garantizan el perro ha pasado todas las revisiones necesarias, además de estar en perfectas condiciones sanitarias. También debe proporcionarte la documentación que muestra que sus padres han sido autorizados para la cría, con el fin de prevenir los problemas genéticos asociados a esta raza.

No dudes en informarte acerca del temperamento del perro, su estado de salud y los problemas que puede sufrir. Un criador profesional podrá orientarte y aconsejarte acerca de si se trata del perro adecuado para ti.

Investiga previamente sobre la raza, para tener información acerca de sus características, revisa las instalaciones del criador y verifica que los animales no se encuentran en condiciones insalubres y desconfía de quién no quiera responder a tus preguntas.

Tu veterinario también puede remitirte a un criador de confianza donde adquirir un cachorro sano.

Conclusiones

  • A pesar de su nombre, el Gran Danés tiene origen alemán.
  • Las primeras representaciones de perros parecidos al Gran Danés se remontan al 3000 a.C
  • En los siglos XVI y XVII era un perro agresivo que se utilizaba en la caza del jabalí.
  • La raza fue desarrollada por los alemanes, hasta llegar al perro cariñoso que conocemos actualmente.
  • Es un perro amable y tranquilo, de aspecto elegante y que adora a su familia.
  • Su pelo es corto y brillante, muda con frecuencia y puede tener varios patrones de color.
  • El Gran Danés tiene una inteligencia funcional media y una gran inteligencia adaptativa.
  • Si vas a dedicarte a la cría responsable de esta raza, ponte en contacto con criadores y veterinarios.
  • Ten en cuenta que se trata de una raza de gran tamaño, por lo que su cría puede ser costosa.
  • Aliméntalo con pequeñas raciones varias veces al día, para evitar la torsión/dilatación gástrica.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Posts relacionados:

1 comentario

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo