El asma en los perros. Síntomas, tratamiento y mejores nebulizadores

Cuidados del Perro
El asma en los perros. Síntomas, tratamiento y mejores nebulizadores

Aunque no sea una enfermedad tan frecuente en los perros como en los humanos, sí aparece en algunos casos. Es importante que acudas al veterinario si crees que tu perro puede sufrirla, ya que podría causar daños permanentes en sus pulmones.

Existen muchos posibles desencadenantes del asma, como el humo, el polvo, los aerosoles o partículas irritantes que transporta el aire. Estos agentes no son la causa de que tu perro tenga asma, pero sí contribuyen a la inflamación de sus vías respiratorias.

Si tu perro tiene asma, tu veterinario te recomendará el tratamiento a seguir y los medicamentos que deberá tomar.

¿Qué es el asma canino?

El asma, también conocido como bronquitis alérgica, asma bronquial o bronquitis crónica, es una enfermedad alérgica caracterizada por la inflamación de las vías respiratorias, que se contraen y dificultan el paso del aire a los pulmones. Esto implica dificultades para respirar, tos persistente y sibilancias.

Aunque no se trata de una enfermedad muy frecuente en los perros, algunos sufren ataques de asma, presentando mayor propensión los perros de raza pequeña y los braquicéfalos. Asimismo, es más frecuente en perros de mediana o avanzada edad que en perros jóvenes.

¿Qué causa el asma en los perros?

Si tu perro tiene una tos persistente que dura más de dos meses, existe la posibilidad de que sufra asma. En la mayoría de los casos, se desconoce la causa de esta enfermedad, pero sí se sabe que la exposición a alérgenos y agentes irritantes pueden contribuir a la inflamación bronquial. Los alérgenos e irritantes más comunes son:

  • Humo de los cigarrillos, pipas y cigarrillos electrónicos
  • Polvo y ácaros del polvo
  • Polvo de arena para gatos
  • Caspa de gato
  • Aire seco
  • Polen
  • Esporas de moho
  • Limpiadores de hogar
  • Contaminación del aire
  • Perfumes
  • Ambientadores
  • Pesticidas y fertilizantes aerotransportados

El esfuerzo físico extremo y los ladridos prolongados también pueden hacer que un perro tosa y respire con dificultad, desencadenando un ataque asmático.

Síntomas del asma canino

Un síntoma muy característico del asma en los perros es la presencia de una tos áspera y seca que puede o no ser productiva. Los accesos de tos se desencadenan con el ejercicio y cuando el perro está nervioso. El episodio de tos puede finalizar con arcadas y secreción de saliva espumosa, que puede confundirse con vómito.

Otros síntomas frecuentes de la bronquitis alérgica en los perros son:

  • Dificultad para respirar
  • Respiración pesada, con la boca abierta
  • Sibilancias
  • Falta de aliento
  • Jadeos
  • Encías pálidas o azuladas, debido a la falta de oxígeno (en caso de asma severo)
  • Acumulación de moco y flema
  • Letargo

Al no poder respirar bien, el perro puede mostrar ansiedad y pánico.

¿Cómo se diagnostica el asma canino?

Es importante prestar atención a los síntomas que presenta tu perro. Así, podrás proporcionar a tu veterinario más información. Por ejemplo, cómo suena la tos o la sibilancia, la frecuencia de los síntomas, cuánto tiempo duraron, posibles desencadenantes (el perro estuvo cerca de alguien fumando, se tumbó en una alfombra con polvo,…).

Puede ser una buena idea grabar un vídeo de la respiración de tu perro para mostrársela al veterinario.

El veterinario realizará un examen físico de tu perro , teniendo en cuenta todos estos síntomas. Escuchará la respiración con un estetoscopio y es posible que tome radiografías de tórax, Si el perro no tiene un ataque de asma en ese momento, las radiografías pueden ser normales, por lo que es posible que tengas que repetirlas más adelante.

También es posible que el veterinario realice una broncoscopia y tome muestras de heces y de orina. La broncoscopia consiste en la extracción de muestras de tejido de las vías respiratorias para analizarlas en el laboratorio. Con estas pruebas, se busca descartar la presencia de gusanos del corazón y otros parásitos.

Como las cardiopatías pueden presentar los mismos síntomas que el asma, tu veterinario puede solicitar alguna prueba para descartar este problema.

Tratamiento y pronóstico del asma en los perros

El tratamiento del asma en los perros depende de la gravedad de la enfermedad, de si tu perro está teniendo un ataque activo o de si tratas de prevenir los ataques.

Si no se trata, el perro puede sufrir bronquiectasia, donde sus conductos respiratorios pueden verse dañados, acumulándose mucosidad y pus en los bronquios y bronquiolos.

La tos crónica también puede producir enfisema, que es un agrandamiento de los alveolos pulmonares.

Tanto la bronquiectasia como el enfisema son irreversibles y van progresando gradualmente hasta convertirse en enfermedad pulmonar crónica e insuficiencia cardíaca congestiva.

El tratamiento depende de si el perro sufre ataques leves de asma o la enfermedad es más severa.

Los mejores nebulizadores para perros

Si tu perro tiene asma, necesitarás un nebulizador para administrarle la medicación que te recete tu veterinario. Hemos seleccionado algunos de ellos:

Uwows Inhalador para perros

Inhalador para perros y gatos, fabricado con PVC y permite administrar la medicación para el asma con facilidad. Es el más asequible de nuestra selección, pero sin renunciar a la calidad.

Free Space Inhalador para perros

Cámara de aerosol para perros, que dispone de válvulas de inhalación y exhalación de baja resistencia, para administrar fácilmente los medicamentos del asma a tu perro. Se limpia con facilidad y dispone de dos tamaños de máscara, para adaptarse a cualquier perro. Es antiestática y no contiene BPA. Puede lavarse en el lavavajillas.

Trudell Medical AeroDawg Aerosol para perros

Cámara de aerosol para perros con asma, bronquitis o tos persistente, que asegura que la medicación se dirija directamente a los pulmones del perro. La marca también fabrica inhaladores para humanos. Dispone de una válvula que permite confirmar que el perro inhala el medicamento. Podrás contar fácilmente las 7-10 inhalaciones que necesita para consumirlo por completo. La cámara es antiestática, para impedir que el medicamento se pegue a las paredes.

Tratamiento de los ataques graves de asma en los perros

Un ataque agudo de asma debe considerarse una emergencia. Es posible que tu veterinario hospitalice al perro y le administre oxígeno para que pueda respirar mejor.

Para administrar medicamentos o fluidos a tu perro, el veterinario le colocará un catéter intravenoso. Los medicamentos intravenosos pueden incluir broncodilatadores o esteroides. En caso de infección, también se le pueden administrar antibióticos por vía intravenosa.

El tratamiento incluye la administración de uno o varios de los siguientes medicamentos:

Un broncodilatador

Los broncodilatadores son medicamentos que relajan los músculos pulmonares y del pecho, dilatando los bronquios de los pulmones. De esta manera, facilitan la entrada de aire a las partes más profundas de los pulmones.

Para administrar estos medicamentos, tu veterinario puede prescribir el uso de un inhalador o un nebulizador. El nebulizador convierte el medicamento líquido que contiene en una especie de niebla que tu perro inhalará, facilitando así su entrada en los pulmones.

Los broncodilatadores podrían incluir aminofilina, terbutalina o teofilina.

Un antihistamínico

La histamina es una amina que se encuentra en el sistema inmunitario y está detrás de las respuestas alérgicas, como goteo nasal, urticaria, moqueo o inflamación de las vías respiratorias. Por ello, los medicamentos que bloquean los efectos de la histamina son efectivos en el tratamiento del asma de tu perro.

Los antihistamínicos que se recomiendan comúnmente incluyen la difenhidramina y la loratadina. El Temaril-P es otro fármaco que suelen recetar los veterinarios y que contiene tanto un antihistamínico como un esteroide.

Un esteroide

Los esteroides pueden utilizarse para reducir la inflamación de las vías respiratorias, con lo que tu perro será menos propenso a los ataques de asma. Con el tiempo, es muy frecuente que el perro presente una reducción significativa de la frecuencia y gravedad de los síntomas.

Los esteroides podrían incluir, entre otros, prednisona, prednisolona o dexametasona.

Inyecciones de epinefrina

En casos extremos, como durante un ataque severo de asma, el perro puede necesitar una inyección de epinefrina, que reduce inmediatamente la hinchazón en los pulmones.

Tanto los medicamentos broncodilatadores como los esteroides requerirán una receta del veterinario.

Foto de un veterinario poniendo una inyección de corticoides a un perro que ha entrado en contacto con la procesionaria

Tratamiento de ataques leves y tratamientos continuos del asma en los perros

Si tu perro tiene ataques leves de asma, los medicamentos principales son los mismos que en el caso de ataques severos, y pueden administrarse por vía oral o mediante un nebulizador. Tu veterinario te recetará los medicamentos más adecuados para tu perro y te indicará cómo administrárselos.

Un nebulizador es un dispositivo que convierte los medicamentos líquidos, como broncodilatadores, antihistamínicos, esteroides o cualquier otro medicamento prescrito por el médico, en una niebla, que luego es inhalada por el perro.

La nebulización constituye una excelente forma de llevar el medicamento a los pulmones inmediatamente. Los nebulizadores tienen el beneficio adicional de humedecer el aire que respira el perro. Esto que puede aflojar las secreciones respiratorias que se producen a causa de la enfermedad.

Además de proporcionar un beneficio inmediato, los nebulizadores pueden ayudar a reducir los efectos secundarios no deseados de los medicamentos porque se inhalan y no se ingieren. Algunos de estos efectos secundarios no deseados pueden incluir aumento de peso, aumento del apetito, exceso de bebida y orina, aumento de la susceptibilidad a las infecciones y pérdida de músculo.

¿Cuál es el pronóstico para los perros asmáticos?

Gracias a la abundancia de opciones de tratamiento disponibles, la mayoría de los perros asmáticos pueden vivir una vida normal y feliz, siempre que sus dueños sigan cuidadosamente los planes de gestión de sus veterinarios.

Además, si tomamos medidas para reducir los desencadenantes del asma, como no fumar y quitar el polvo regularmente, la frecuencia de los síntomas del asma puede reducirse aún más.

Aunque no existe cura para el asma, tu perro puede llevar una buena vida, tomando precauciones para evitar posibles alérgenos e irritantes y siguiendo las pautas que te indique tu veterinario.

¿Qué puedo hacer para minimizar los ataques de asma de mi perro?

Además de administrarle la medicación recomendada por tu veterinario, es importante que trates de evitar la presencia de alérgenos agresivos o agentes irritantes que puedan provocar ataques de asma a tu perro. Entre las medidas preventivas que puedes tomar, se incluyen:

  • No fumar ni vapear cerca del perro
  • Utiliza filtros HEPA en tu aspirador
  • Si tienes gatos, utiliza arena sin polvo
  • Elimina las alfombras de tu casa
  • Lava la ropa de cama de tu perro con regularidad
  • Utiliza fundas de colchón y almohadas a prueba de polvo y ácaros
  • No quemes incienso o velas
  • No utilices la chimenea ni quemes madera cerca de tu perro

Conclusiones

  • El asma se conoce también como asma bronquial, bronquitis alérgica o bronquitis crónica.
  • Se trata de una inflamación de las vías respiratorias.
  • Si tu perro tiene asma, presentará dificultades para respirar, tos persistente y seca y sibilancias.
  • No es una enfermedad muy frecuente en los perros, aunque se da en algunos casos.
  • Son más propensos los perros de raza pequeña, los braquicéfalos y los de mediana o avanzada edad.
  • Se desconoce la causa, pero la exposición a alérgenos e irritantes puede desencadenarlo.
  • El síntoma más característico es una tos persistente seca y áspera.
  • Debes prestar atención a otros posibles síntomas de esta enfermedad.
  • Acude a tu veterinario, pues si no se trata, puede provocar daños permanentes en las vías respiratorias y pulmones de tu perro.
  • El tratamiento consiste en la administración de broncodilatadores, esteroides, antihistamínicos o incluso inyecciones de epinefrina.
  • Si los ataques son graves, la administración de los medicamentos es por vía intravenosa.
  • Los ataques leves implican la medicación por vía oral o mediante un nebulizador.
  • Existen nebulizadores diseñados específicamente para tu perro.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Última actualización el 2021-08-02 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

5 comentarios

  1. rosa hernandez 12 mayo, 2021 a las 13:25 Responder

    Cuidado con esto, son corticoides y orales los efectos secundarios son mayores, además de no poder alargar el tratamiento para siempre. El corticoide inhalado tiene menos efectos secundarios. No automediquéis por favor.

  2. Cecilia 27 noviembre, 2020 a las 10:16 Responder

    La prednisona o prednisolona el mio pesa 7kg le recetan la de 5mg una .los primeros días luego disminuir la dosis a 1/2 y luego 1/4 nunca retirar la medicación de golpe sino que se debe ir disminuyendo gradualmente para evitar el síndrome de abstinencia. Advertencia: el uso prolongado de este medicamento (al ser esteroide) tiene efectos secundarios no deseados. Yo se lo suministro solo los días en que esta muy afectado y se lo retiro gradualmente como me lo han dicho. Espero que sirva la información y deseo buena salud a tu mascota.

    • Cecilia 27 noviembre, 2020 a las 10:21 Responder

      Juan Antonio, me refiero a la prednisona o prednisolona (que es lo mismo) en pastillas. La prednisolona la compro en la veterinaria y la prednisona en la farmacia pero el veterinario me dijo que era lo mismo, la mayoría de veces le doy la prednisona

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo