Cuidados del Perro

A mi perro le ha picado una avispa

Foto de una abeja cerca de la nariz y los ojos de un perro

Ahora que comienza la primavera, los prados y jardines comienzan a llenarse de abejas, avispas y otros insectos que van de flor en flor. Los perros son curiosos y les encanta perseguir y cazar a estos pequeños seres. Pero ellos se defienden, y puedes encontrarte con que tu perro ha sido picado por una abeja o una avispa, frecuentemente en lengua, la garganta o la boca.

Si tu perro ha sido picado dentro de la boca o en el ojo, puede ser grave. En otro caso, en principio, tu perro únicamente presentará una inflamación algo dolorosa. Pero si ha sido picado por varios de estos insectos o es alérgico a su veneno, también puede sufrir una reacción más peligrosa. En estos casos, llévalo inmediatamente al veterinario.

A mi perro le ha picado un insecto. ¿Qué hago?

Las picaduras de las abejas, avispas y hormigas causan una inflamación dolorosa en el lugar de la picadura, que normalmente es una zona sin pelo, como la trufa o los pies. También son frecuentes las picaduras en la cara y el cuello del perro. En el caso de que tu perro sufra muchas picaduras, puede entrar en shock anafiláctico, por reacción a las toxinas del veneno. Esto también puede suceder cuando ha sido picado otras veces antes.

Las abejas pierden el aguijón al picar, muriendo a continuación, por lo que solamente picarán una vez, dejando el aguijón dentro de la piel de tu perro. Deberás extraerlo con cuidado de no reventar la bolsa de veneno.

En cambio, las avispas no pierden el aguijón, pudiendo picar varias veces y en distintos lugares, causando un gran dolor a tu perro y provocarle cuadros más graves que las abejas.

El tratamiento para la picadura de avispas y abejas en tu perro

  • Identifica al insecto.
  • Si se trata de una abeja, extráele el aguijón. No aprietes ni emplees pinzas, porque podrías hacer que salga más veneno. Intenta arrastrarlo con la uña o un trozo de cartulina.
  • Lava la zona con agua y jabón neutro para que no se infecte.
  • En el caso de las picaduras de abeja, aplica bicarbonato de sodio en la picadura para aliviar las molestias. Su veneno es ácido y el bicarbonato lo neutralizará.
  • Si la picadura fue de una avispa, en lugar de bicarbonato, utiliza vinagre diluido en agua, ya que su veneno es alcalino.
  • Utiliza una bolsa de hielo para bajar la inflamación.
  • Aplica una loción de calamina para aliviar el picor.
  • Llévalo al veterinario. Quizá le administre un antihistamínico.

Si observas que tu perro presenta signos de hipersensibilidad al veneno, llévalo enseguida al veterinario para que le traten de shock anafiláctico. Estos signos de hipersensibilidad pueden ser:

  • babeo
  • vómitos
  • diarrea
  • dificultad respiratoria
  • colapso
  • convulsiones

Peligros si una abeja o avispa pica a tu perro, y qué hacer

Perro mirando a una abeja y con ganas de jugar a morderla

Es muy frecuente que las abejas y avispas piquen a los perros dentro de la boca, ya que éstos se divierten cazándolas a mordiscos. Una vez dentro de la boca, el insecto pica para defenderse. En el caso de las abejas, pican una sola vez, ya que pierden el aguijón. Pero las avispas pueden picar numerosas veces.

El principal problema de una picadura en la lengua o garganta del perro es la obstrucción de las vías respiratorias, con el consiguiente peligro de muerte por asfixia. Por ello, si tu perro es picado dentro de la boca, acude con urgencia al veterinario, que le administrará un corticoide u otros medicamentos, dependiendo del estado del perro.

Una picadura en el ojo también puede ser grave, ocasionando problemas de la vista.

En estos casos, no esperes a ver como evoluciona el perro. Es urgente que le vea el veterinario y actúe cuánto antes.

Si la picadura es fuera de la boca, generalmente no revestirá peligro. Lo más probable es que sufra una simple inflamación. Emplea el tratamiento indicado anteriormente y observa la evolución de la picadura. Lo habitual es que vaya desapareciendo poco a poco. Sin embargo, si observas a tu perro con comportamientos extraños o algún signo de hipersensibilidad como los indicados en el apartado anterior, acude a tu veterinario, ya que probablemente sufra una reacción alérgica que sí puede revestir peligro.

Cómo prevenir las picaduras

Vigila bien a tu perro cuando juegue al aire libre si quieres evitar las picaduras (en la medida de lo posible). Ten en cuenta los siguientes puntos:

  • Las abejas y avispas revolotean a menudo durante la primavera y el verano y en las horas más calurosas. Así, a primera hora de la mañana o al atardecer tendréis menos probabilidades de sufrir sus picaduras.
  • Estos animales se sienten atraídos por los olores dulces y el azúcar. No utilices desodorantes ni perfumes que puedan atraerlos, evita dejar los refrescos o zumos a la vista si comes en el campo, etc. Después de comer, guarda todos los restos en una bolsa bien cerrada y déjala en un lugar a la sombra hasta que te vayas.

Si a pesar de todo, no logras evitar la picadura, sigue los pasos indicados en el artículo. Incluso si la picadura es fuera de la boca y no parece revestir mayor problema, es buena idea comentárselo a tu veterinario.

Foto de un panal de abejas

Conclusiones

  • Es fácil que tu perro sea picado por algún insecto, como abejas y avispas.
  • Si la picadura es dentro de la boca, acude inmediatamente al veterinario.
  • Si tu perro muestra síntomas de hipersensibilidad, acude inmediatamente al veterinario.
  • Las abejas pierden el aguijón al picar. Las avispas no, pudiendo realizar numerosas picaduras, con el consiguiente peligro de reacción alérgica.
  • Aunque haya sido una sola picadura, los perros que han sido picados anteriormente son más propensos a reacciones alérgicas.
  • Lava bien la zona de la picadura.
  • Si la picadura es de abeja, trata de retirar el aguijón con cuidado de no reventar la bolsa de veneno.
  • Utiliza bicarbonato de sodio en el caso de picadura de abeja y vinagre diluido en agua si se trata de una avispa.
  • Las picaduras dentro de la boca son frecuentes y muy peligrosas. Si observas síntomas de hipersensibilidad o comportamiento extraño de tu perro, acude con urgencia al veterinario.
  • Evita las horas más calurosas del día para salir a pasear, ya que es entonces cuando más insectos hay.
  • Las primeras horas de la mañana o el atardecer son más seguras para tratar de evitar las picaduras.
  • No utilices perfumes ni desodorantes y ten cuidado con la comida, zumos y refrescos, que pueden atraer a estos pequeños insectos voladores.
  • Ante una picadura dentro de la boca o en el ojo, acude con urgencia al veterinario, aún cuando no observes ningún efecto. En otros casos, es buena idea que se lo comentes, por si considera necesario visitar a tu perro para prevenir problemas.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Posts relacionados:

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo