Cómo evitar y prevenir que mi perro tenga garrapatas

Cuidados del Perro

Los meses de primavera y verano son los de más riesgo para que tu perro contraiga garrapatas. Las garrapatas son unos ácaros que se alimentan de la sangre del animal que utilizan como huésped. Como pasan por tres huéspedes durante su ciclo vital, se convierten en potentes vectores de transferencia de numerosas enfermedades infecciosas, como el tifus o la enfermedad de Lyme.

Antes de que la garrapata infecte a tu perro con las enfermedades de que es portadora, pueden pasar entre 3 y 6 horas. Por ello, se recomienda extraer las garrapatas del perro lo más rápidamente posible. Sin embargo, si cuando las descubres ya tienen la cabeza enterrada en su piel, tendrás que hacerlo con sumo cuidado para evitar que la cabeza quede dentro y los parásitos que porta se introduzcan en la corriente sanguínea del perro.

O’Tom Twister Blister

Última actualización el 2020-10-22 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Pinzas diseñadas para quitar las garrapatas de la piel de tu perro. No comprimen el abdomen de las garrapatas, por lo que se minimiza el riesgo de transmisión de gérmenes (la garrapata no inyectará las bacterias o virus en tu perro). Podrás retirar las garrapatas sin riesgo de dejar su cabeza en el interior del perro. Basta con deslizar el gancho alrededor de la garrapata, girarlo varias veces y tirar de él para eliminar el parásito.

MagicHome Collar antiparasitario

Última actualización el 2020-10-22 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Los principios activos del collar son el imidacloprid y la flumetrina, que van liberándose poco a poco y se extienden por la piel del perro. De este modo, protegen contra infestaciones y mata las garrapatas que pueda tener el perro. El collar es resistente al agua y su efectividad dura unos 6 meses. Tiene 63 cm de largo, para poder ajustarse al cuello de perros de diferentes tamaños. El collar protege al perro de garrapatas, pulgas, piojos y mosquitos.

Prozada Collar antiparasitario

Última actualización el 2020-10-22 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Collar antiparasitario con muy buenas críticas de los usuarios. Es hipoalergénico y sus ingredientes son naturales y no tóxicos. La protección dura hasta 8 meses. Consta de una correa ajustable y es resistente al agua. La marca ofrece garantía de devolución o envío de un nuevo collar si el cliente no está satisfecho.

Seresto Collar antiparasitario

Se trata de un collar antiparasitario que protegerá a tu perro contra pulgas, garrapatas, piojos y mosquitos durante unos 8 meses. Los principios activos son imidacloprid y flumetrina. Es resistente al agua y puede utilizarse a partir de las 7 semanas de edad del perro (consulta a tu veterinario antes de colocárselo a tu cachorro). Correa de 70 cm ajustable al cuello de perros de diferentes tamaños.

Advantix Pipetas antiparasitarias

Última actualización el 2020-08-21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Pipetas de la casa Bayer que eliminarán las pulgas, garrapatas y piojos de tu perro. Además, el producto actúa como repelente contra los parásitos externos, incluidos los flebótomos. Es resistente al agua. El tratamiento, por tanto, está indicado para evitar infestaciones y también para matar los parásitos ya presentes en el perro. Es de acción rápida, actúa a partir de las 24 horas siguientes a la aplicación y su efectividad dura 3-4 semanas. Los principios activos son Imidacloprid (muy eficaz contra las pulgas) y Permetrina (contra garrapatas y mosquitos). Se aplica una única pipeta por mes y puede utilizarse todo el año. Sigue actuando después de bañar a tu perrro, pero un contacto frecuente con el agua reduce su efectividad. En este caso, es aconsejable aplicar nuevamente el tratamiento, pero nunca más de una vez a la semana.

Parasital Pipetas antiparasitarias

Última actualización el 2020-10-22 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Pipetas antiparasitarias que protegen a tu perro contra pulgas, garrapatas y mosquitos, incluido el flebótomo (transmisor de la leishmaniasis). Se recomienda aplicar entre 3 y 4 semanas antes de la aparición de los parásitos para garantizar su eficacia, y una aplicación al mes. Las pipetas protegen al perro de nuevas infestaciones, pero no eliminará las garrapatas que ya tenga. Pueden provocar reacciones alérgicas, por lo que es recomendable que consultes a tu veterinario antes de utilizarlas.

El ciclo vital de las garrapatas

Las garrapatas son unos arácnidos, de la subclase denominada ácaros. Son ectoparásitos hematófagos, es decir, parasitan externamente a otros animales para alimentarse de su sangre. El mayor riesgo de contagio de garrapatas se produce en primavera, en otoño y en verano.

Para comprender mejor cuál es el proceso por el cual las garrapatas transmiten enfermedades, es necesario conocer su ciclo vital.

Las garrapatas tienen un complejo ciclo biológico que implica a tres huéspedes. Durante su vida, las garrapatas pasan por cuatro etapas:

  • Huevo. Las garrapatas hembra suelen poner sus huevos durante la primavera, después de completar su ciclo biológico. A continuación, la garrapata se muere y los huevos comienzan un nuevo ciclo. Como las garrapatas no son físicamente capaces de poner huevos directamente sobre su anfitrión, necesitan desprenderse y separarse de él. Buscan lugares cálidos para depositarlos, como arbustos y zonas de hojarasca, o alfombras y muebles en caso de estar en una casa. Una garrapata puede poner miles de huevos, pero son fáciles de detectar y en esta etapa no son infecciosos. Los huevos son de color marrón-rojizo y de aspecto translúcido. Si los encuentras en casa, la mejor solución consiste en llamar a un exterminador para utilizar un producto pesticida apropiado y eliminarlos por completo.
  • Larva. Al llegar el verano, los huevos se convierten en larvas y se preparan para ocupar su primer huésped. En el momento de la eclosión no son infecciosas, pero a partir de entonces, comienzan a buscar mamíferos pequeños para alimentarse, como los ratones, mapaches o aves. Las larvas no transmiten enfermedades antes de contactar con su primer huésped, pero pueden convertirse en portadoras al chupar la sangre de un mamífero que las tenga. Las larvas continúan creciendo hasta el mes de agosto, aproximadamente. En estos momentos, terminan de alimentarse de su primer huésped y, llenas de sangre, caen al suelo para comenzar su transición a ninfa.
  • Ninfa. Entre el otoño y la primavera, las larvas se transforman en ninfas. Es menos probable que lo hagan en invierno, ya que por debajo de los 7ºC permanecen inactivas. No obstante, debes tomar precauciones en caso de que los días de invierno sean cálidos. Durante la etapa de ninfa, pueden anidar en un huésped sin alimentarse o permanecer inactivas entre los arbustos sin buscar un nuevo huésped. Cuando empieza el clima cálido, generalmente en primavera, las ninfas comienzan a buscar su segundo huésped. Las garrapatas no saltan ni vuelan, por lo que se agarrarán a la piel del nuevo huésped por contacto directo. Por ejemplo, cuando tu perro roza algún arbusto donde esperan el paso del nuevo anfitrión. Aunque la opción más deseable para las garrapatas en estos momentos consiste en otros animales, como los ciervos, no es imposible que se depositen en un perro. Una vez que encuentra su huésped, la ninfa se alimenta de él durante 4 ó 5 días. En esta etapa, podría transmitir la enfermedad de Lyme (u otras enfermedades), ya que puede haberse infectado al alimentarse de su huésped anterior. También podría infectarse de la enfermedad ahora, si no lo hubiera hecho durante su etapa de larva y su segundo huésped porta la bacteria. Cuando se satura de sangre, la ninfa se desprende de su huésped y comienza a transformarse en una garrapata adulta.
  • Adulto. Durante la etapa adulta, la garrapata busca su tercer y último huésped para alimentarse. Los perros (y los humanos) pueden servir de huésped en la etapa de ninfa o adulta, por lo que también pueden transmitirnos a nosotros la enfermedad de Lyme. Dependiendo de la época del año y las condiciones climáticas, cuando las garrapatas adultas se alimentan de su último huésped, pueden aparearse. Los machos normalmente mueren tras el apareamiento con una o dos hembras, y las hembras necesitan desprenderse de su huésped, cayendo al suelo para depositar miles de huevos en la hojarasca, durante los meses de primavera. Una vez puestos los huevos, las garrapatas mueren y finalizan su ciclo vital, que puede tardar entre 2 meses y 2-3 años en completarse.

Examina concienzudamente a tu perro cada vez que regreses de un paseo, sobre todo si te mueves por lugares donde habitan animales salvajes o son posibles focos de infestación por garrapatas.

¿Qué enfermedades pueden transmitir las garrapatas a mi perro?

Al alimentarse de la sangre de tres huéspedes durante su ciclo vital, las garrapatas se convierten en vectores muy potentes de transmisión de diferentes enfermedades infecciosas. Entre ellas, se encuentran las siguientes:

La enfermedad de Lyme, que proviene de las garrapatas del ciervo, puede causar cojera, inflamación de las articulaciones, pérdida de apetito, fiebre o fatiga. Es posible que los síntomas no se manifiesten hasta varios meses después de haberse infectado. También puede afectar al corazón y al sistema nervioso. Se trata con antibióticos.

La anaplasmosis canina o fiebre de garrapata, transmitida también por la garrapata del ciervo, presenta síntomas similares a otras enfermedades transmitidas por las garrapatas, como fiebre, pérdida de apetito, rigidez en las articulaciones y letargo. También aparecen vómitos y diarrea. En casos graves, el perro puede sufrir convulsiones.

La Ehrlichiosis canina es una enfermedad grave transmitida por la garrapata marrón del perro. Sus síntomas pueden no aparecer hasta varios meses después de la transmisión e incluyen fiebre, pérdida de apetito, depresión, lacrimeo y goteo nasal, sangrado nasal y extremidades inflamadas.

La Babesiosis canina es una enfermedad similar a la malaria, transmitida por la garrapata marrón. Causa anemia, debilidad y vómitos.

La Bartonelosis canina es otra enfermedad transmitida por la garrapata marrón del perro. Entre los síntomas, aparece la cojera intermitente y fiebre. Si no se trata, puede derivar en enfermedades cardíacas y hepáticas.

Otra enfermedad transmitida por la garrapata marrón (y otros tipos de garrapatas) es la Hepatozoonosis canina. Sus síntomas son fiebre, goteo nasal, lacrimeo, dolores musculares y diarrea con sangre.

Además, la saliva de las garrapatas puede producir una reacción alérgica y, en el caso de la hembra de la garrapata de la madera, una enfermedad llamada Parálisis por garrapatas. La parálisis debida a la picadura de la garrapata es causada por una neurotoxina que se produce en las glándulas salivares de la garrapata. Sus síntomas aparecen en un plazo de 2 a 7 días y los primeros síntomas son debilidad en las patas posteriores, que va progresando a parálisis en extremidades, tronco y cabeza. Esto puede derivar en insuficiencia respiratoria y muerte.

¿Qué puedo hacer si mi perro tiene garrapatas?

Lo más importante para prevenir las enfermedades transmitidas por las garrapatas, es eliminarlas rápidamente. Por eso debes examinar a tu perro después de un paseo por zonas de riesgo. Si encuentras garrapatas, retíralas.

Ten en cuenta que la sangre de la garrapata puede transmitir enfermedades a las personas. Por tanto, no la aplastes con los dedos y utiliza guantes para retirarlas.

La clave para curar las enfermedades transmitidas por las garrapatas es el diagnóstico y el tratamiento tempranos. Acude al veterinario y sigue sus recomendaciones. Existen varios antibióticos de amplio espectro para tratar las enfermedades transmitidas por las garrapatas. Estos antibióticos son bastante eficaces, especialmente en las primeras etapas de la enfermedad. Combina su administración con probióticos para restaurar su flora intestinal y evitar el desarrollo de molestias gastrointestinales.

Para prevenir la infestación por garrapatas, puedes utilizar collares antiparasitarios y otros productos especialmente desarrollados para eliminarlas.

Si sales a menudo al campo con tu perro, o atraviesas zonas boscosas o con población de corzos, venados, ciervos u otros animales, es probable que tu perro entre en contacto con las garrapatas. Aplica tratamientos tópicos, utiliza un collar antiparasitario y examina minuciosamente a tu perro al final de la excursión.

Si tu hogar se ha infestado de garrapatas, llama a un exterminador profesional para que aplique el tratamiento adecuado.

Durante la temporada de garrapatas (primavera, verano y otoño, o todo el año en climas cálidos), revisa diariamente a tu perro. Generalmente, las garrapatas se encuentran entre las orejas y los párpados, en el cuello, en las patas frontales y entre las extremidades traseras, entre los dedos y alrededor de la cola. Un perro con una infestación grave puede tener cientos de garrapatas por todo el cuerpo. Si al acariciarlo notas algún bulto, separa el pelo para identificarlo. Una garrapata incrustada puede ser del tamaño de una cabeza de alfiler o de una uva. Suelen ser negras o de color marrón oscuro. Según el tamaño y su ubicación, sus patas pueden ser visibles. Las enfermedades se transmiten entre 3 y 6 horas después de la mordedura. Por ello se recomienda retirarlas rápidamente.

Si la garrapata está firmemente agarrada, no tires de ella, ya que podría quedar la cabeza dentro. Acude a tu veterinario para que la extraiga de forma segura y te enseñe a hacerlo.

¿Cómo puedo eliminar las garrapatas de mi perro?

Las garrapatas que aún no han logrado sujetarse a la piel se retiran fácilmente con un par de pinzas. Una vez retirada, introduce la garrapata en un frasco con alcohol de 70º para eliminarla.

Nunca tires de una garrapata que tenga la cabeza enterrada en la piel de tu perro. Si haces esto, podría separarse la cabeza y quedar dentro. Antes de retirar la garrapata, aplica sobre ella, con un bastoncillo o una bola de algodón empapada en acetona (quitaesmalte de uñas), alcohol de 70º o algún producto antigarrapatas. La garrapata comenzará a salir en menos de un minuto. A continuación, sujétala firmemente con unas pinzas y tira de ellas. Deshazte de la garrapata introduciéndola en un frasco con alcohol de 70º para matarla. Una vez que esté muerta, puedes deshacerte de ella echándola al inodoro y tirando de la cadena (nunca hagas esto con una garrapata viva).

Si la cabeza de la garrapata se queda incrustada en la piel, es probable que se presente enrojecimiento e inflamación en el lugar de la picadura. Esta reacción desaparece en dos o tres días. Si no lo hace o si parece empeorar, consulta al veterinario.

Los tratamientos antigarrapatas suelen ser collares, lociones y pipetas que contienen alguna sustancia insecticida.

Asegúrate de eliminar las garrapatas del lugar donde duerme tu perro.

Las garrapatas pueden introducirse en los conductos auditivos. En este caso, debe eliminarlas un veterinario.

¿Puedo hacer algo para prevenir las infecciones provocadas por las garrapatas?

Puedes tomar varias medidas preventivas para evitar las infecciones y enfermedades que las garrapatas pueden provocar a tu perro.

  • Las garrapatas deben estar sujetas a la piel del perro varias horas antes de poder transmitir enfermedades. Por tanto, un análisis exhaustivo de tu perro tras un paseo por campos y zonas boscosas, seguido de una rápida eliminación de cualquier garrapata que encuentres sobre su piel, puede prevenir muchas enfermedades.
  • Los collares antigarrapatas son muy eficaces. Pon uno a tu perro y cámbialo cuando se agote su eficacia (suele ser a los 7-8 meses). Puedes combinar el collar con el uso de alguna loción antigarrapatas cuando vayas a dar un paseo por zonas de riesgo o en temporada de garrapatas.
  • Corta las hierbas altas y maleza de tu finca.
  • Examina a tu perro regularmente.

Conclusiones

  • Las garrapatas son arácnidos de la subclase ácaros.
  • Se alimentan de la sangre de sus anfitriones.
  • Su ciclo vital consta de 4 fases: huevo, larva, ninfa y garrapata adulta.
  • Las larvas se alimentan de mamíferos pequeños, las ninfas y adultas de medianos y grandes.
  • Al utilizar tres huéspedes durante su ciclo biológico, las garrapatas son un potente vector de transmisión de enfermedades.
  • Su actividad depende de la temperatura, por lo que es más probable contraerlas en primavera y verano.
  • No obstante, ten cuidado durante el invierno en caso de días calurosos.
  • Acude a tu veterinario si observas síntomas extraños en tu perro tras haber contraído garrapatas.
  • Extrae las garrapatas de tu perro lo antes posible, para evitar que comiencen a alimentarse de su sangre y puedan transmitirle alguna enfermedad.
  • Utiliza unas pinzas adecuadas y ten cuidado para no dejar su cabeza dentro del perro.
  • Elimina las garrapatas introduciéndolas en un frasco con alcohol de 70º.
  • No las tires directamente al váter o al suelo, ya que podrían contaminar un nuevo huésped.
  • Utiliza collares antiparasitarios y pipetas para proteger a tu perro.
  • Examina a tu perro cuidadosamente al regresar de los paseos y excursiones.
  • Las garrapatas se encuentran principalmente en orejas, cuello, patas y origen de la cola.
  • Un perro gravemente infestado puede tener cientos de garrapatas por todo el cuerpo.

¿Te ha resultado útil este artículo?

Lamentamos que no te guste el artículo

¡Ayudanos a mejorar este artículo!

Cuéntanos como mejorar el artículo

Última actualización el 2020-10-22 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

1 comentario

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

logo