Cuidados del Perro

¿Qué tipo de comida se le puede dar a un cachorro?

Foto de un cachorro a punto de comer

Los cachorros son extremadamente vulnerables. Durante sus primeras 36 horas de vida, es conveniente que mamen de su madre. Tras el parto, la madre produce un tipo especial de leche denominada calostro, que contiene las vitaminas, minerales, proteínas y anticuerpos que necesita este pequeño ser.

Por tanto, si el cachorro nace en tu casa, deja que mame naturalmente y presta atención a su estado general. Un cachorro sano se ve fuerte y mama vigorosamente, compitiendo por los pezones de su madre. Si lo coges en la mano, intentará succionar de tu dedo. Al alejarlo de la perra, reptará hacia ella para seguir mamando. Se trata de un instinto natural que poseemos todos los mamíferos.

Crianza artificial de los cachorros

Si observas que tu cachorro pierde peso a partir de las 48 horas de vida y no lo recupera, seguramente tendrás que complementar su alimentación. Intenta que consuma el calostro durante sus primeras horas y críalo artificialmente.

A veces, una madre es incapaz de criar a su camada, por diversas razones. También es posible que dicha camada sea mayor que el número de pezones, en cuyo caso los más débiles, inmaduros o enfermos no lograrán acceder a ellos y necesitarán alimentación artificial para sobrevivir.

Un cachorro recién nacido, cuando está enfermo o debilitado, reptará por todos lados buscando a su madre y acabará quedándose dormido lejos de ella y sus hermanos. Su madre lo rechazará, pues su instinto le indica que no va a sobrevivir y necesita sus recursos alimenticios para sacar adelante a sus hermanos más fuertes. Es una cuestión de supervivencia.

Por todo ello, si observas que un cachorro posee menos vitalidad que el resto de la camada y no aumenta de peso o presenta un aspecto débil, es mejor que intervengas. En caso de duda, comienza a suministrarle alimentación artificial, No esperes a que el cachorro esté tan débil que sea demasiado tarde. Es buena idea consultar a tu veterinario para resolver el problema de la mejor manera posible.

Siempre que puedas, permite que el cachorro mame al menos durante sus primeras 36 horas de vida. En caso de que no lo haga, deberás inmunizarlo a partir de las tres semanas de edad, ya que no dispondrá de las defensas naturales que el calostro le suministra.

¿Cuál es la mejor alimentación artificial para un cachorro lactante?

Es evidente que la mejor leche para un cachorro es la de su madre, ya que está biológicamente diseñada para cubrir sus necesidades. Contiene el aporte adecuado de proteína y materia grasa, su contenido en lactosa es bajo y le proporciona las calorías que necesita.

La leche de vaca es perfecta para los terneros, pero contiene la mitad de calorías que el perro necesita. La leche de cabra proporciona más calorías, sin embargo contiene demasiada lactosa para el cachorro, y es pobre en proteína y materia grasa. El perro no podrá metabolizar estas altas cantidades de lactosa y sufrirá diarreas si consume leche de vaca o de cabra, además de no estar adecuadamente alimentado. También puede padecer de cataratas, debido al déficit de los aminoácidos fenilalanina y arginina.

Lo mejor es utilizar leche maternizada, que busca aproximarse a la composición de la leche de perra. Se encuentra en clínicas veterinarias y en muchas tiendas de productos para mascotas. Sigue las instrucciones del fabricante.

¿Cómo le administro el preparado para lactantes a mi cachorro?

Puedes alimentar al pequeño con un biberón. En casos de urgencia, emplea un cuentagotas. Otra opción es el tubo gástrico. La intubación es el único medio para alimentar a cachorros muy inmaduros o enfermos que están demasiado débiles para mamar. No es difícil de realizar y la dominarás en unos minutos. Con este método, lograrás que el cachorro complete las tomas y trague poco aire. Consulta a tu veterinario para que te enseñe a hacerlo en caso necesario.

Una vez preparada la alimentación artificial, comprueba siempre que se encuentra a temperatura ambiente. Al final de la toma, da un masaje a tu cachorro por las áreas anal y genital con una torunda de algodón empapada en agua caliente. Esto previene el estreñimiento y estimula el reflejo de eliminación. Es lo que hace su madre cuando les lame.

¿Cuáles son los problemas más habituales en la alimentación artificial de un cachorro?

Los problemas más habituales en la alimentación artificial de un cachorro son la sobrealimentación y la subalimentación. La sobrealimentación provoca diarrea, mientras que un cachorro subalimentado no ganará peso. Para evitar ambas situaciones, pesa a tu cachorro y calcula la cantidad correcta de preparado que debes proporcionarle.

Está demostrado que tendemos más a sobrealimentar a los cachorros que a alimentarlos deficientemente. Uno de los primeros síntomas de la sobrealimentación es que el perro defeca muchas veces. Debería hacerlo en cuatro o cinco ocasiones (una por toma, aproximadamente). Las heces sueltas y abundantes son uno de los primeros síntomas de sobrealimentación.

En cambio, un cachorro subalimentado se vuelve apático, gime a menudo y gana poco peso. Observarás que se enfría y aletarga. Mide su temperatura y ajusta su protocolo de alimentación. Dos buenos indicadores de que estás haciéndolo bien son que el aumento de peso sea uniforme y las heces consistentes y de color entre amarillo y marrón claro.

Mi cachorro mama adecuadamente. ¿Cuándo debo destetarlo?

Si permitimos que el proceso se produzca naturalmente, los cachorros suelen amamantar durante 10 semanas o más. Así, el momento adecuado para hacerlo se aproxima a esta fecha, si bien dependerá de varios factores, como el tamaño de la camada, el estado de la madre y la cantidad de leche que produzca.

El destete debe ser gradual, ya que un destete precoz puede originar problemas posteriores de adaptación, ya que la pronta separación de su madre y sus hermanos influirá en su aprendizaje natural.

Aproximadamente, para razas grandes el destete comienza a las tres semanas de vida y para las pequeñas, a las cuatro, completándose a las seis u ocho semanas de edad.

¿Cómo introduzco la comida sólida de mi cachorro?

Para estimular la apetencia del cachorro por la comida sólida, retira a la madre dos horas antes de cada toma y dale una comida comercial formulada para satisfacer sus necesidades. Permite que vuelva a mamar tras la comida.

Al principio, mezcla una parte de pienso con tres de agua para hacer una especie de papilla, caliéntala a temperatura ambiente y ofrécesela en un plato de bordes bajos. Introduce los dedos en la mezcla y deja que tu cachorro la chupe hasta que comience a hacerlo solo. Dale esta papilla tres o cuatro veces al día.

Cuando la coma bien, vete reduciendo el contenido de agua hasta que consuma la mezcla seca. Esto suele suceder a partir de las cinco a siete semanas de edad. A estas alturas, el cachorro ya demanda menos leche de la madre, puesto que está cubriendo sus necesidades alimenticias con el pienso.

Si tu cachorro tiene diarrea, reduce temporalmente la cantidad de papilla y déjale mamar durante algo más de tiempo.

Recuerda que antes del destete, el cachorro obtenía el agua que necesitaba de la leche de su madre. Así que ahora deberá tener agua fresca y limpia en todo momento. Tu cachorro necesita mucha agua, ya que se deshidrata con rapidez.

Para fomentar la socialización, alimenta a los cachorros juntos hasta que tengan al menos seis semanas de edad.

¿Cómo alimento a un cachorro en crecimiento?

Si tu cachorro ya pasó la etapa de destete, en tu casa o en otro lugar, puedes estar preguntándote como alimentarle. Es evidente que sus necesidades no son las mismas que las de un perro adulto o anciano, ya que sus requerimientos energéticos y vitales son diferentes. Pero no te preocupes, está todo calculado. De hecho, existen tablas con los requerimientos calóricos diarios para mantener el aumento medio de peso en cachorros jóvenes.

Compara la cantidad de kilos de comida comercial que debes dar a cada cachorro diariamente con el número de calorías por kilo de comida para establecer la cantidad que debes dar a tu cachorro. Recuerda que las tablas se basan en el tamaño medio del perro según sea de raza grande, mediana o pequeña, por lo que deberás ajustar estas cantidades a tu cachorro, basándote en su propio peso, nivel de actividad y temperamento. Una vez más, tu veterinario es el profesional que mejor te guiará en este proceso.

Conclusiones

  • Es importante que un cachorro mame de su madre al nacer.
  • Si es necesario alimentarlo artificialmente, compra una leche maternizada.

  • Usarás un biberón o un cuentagotas para alimentar al pequeño lactante.

  • No sobrealimentes ni subalimentes a tu perro.

  • El destete debe ser gradual.

  • No lo separes totalmente de su madre y hermanos para satisfacer sus necesidades de socialización.

  • La introducción del alimento sólido tendrá lugar de manera gradual.

  • Asegúrate de que tu cachorro tenga siempre agua fresca y limpia.

  • Busca un pienso comercial adaptado para cachorros en crecimiento.

  • Cualquier problema o duda, consulta a tu veterinario.

0 votos

Contestar

Tu email no será publicado. Campos obligatorios marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

logo